Escrófula

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escrófula
Henri IV touche les escrouelles.jpg
Enrique IV de Francia tocando a escrofulosos durante la ceremonia del "Toque Real".
Clasificación y recursos externos
CIE-10 A18.4
CIE-9 017.2
CIAP-2 A70
DiseasesDB 31259
MedlinePlus 001354
eMedicine ent/524
MeSH D014388
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Se denomina escrófula a un proceso infeccioso que afecta a los ganglios linfáticos (con frecuencia los del cuello), causado por el Mycobacterium tuberculosis (aunque en niños también puede deberse a Mycobacterium scrofulaceum o Mycobacterium avium.)

Fisiopatología[editar]

La infección se contrae al contacto con pacientes propagadores del Mycobacterium, a través de las vías aéreas. Es la forma más frecuente de infección extrapulmonar de la tuberculosis. Se disemina por vía linfática al resto del organismo y cuando coloniza los ganglios cervicales provoca unas úlceras características («escrófulas») que pueden drenar material purulento. Viene posteriormente a un ganglio satélite que puede drenar en forma de escrófula; el paciente aparecerá con tos, fiebre, bajada de peso y cansancio.

Cuadro clínico[editar]

Los síntomas son inflamación, no suele ser doloroso, de los ganglios del cuello, en ocasiones fiebre, y en algunos casos, la ulceración y drenaje de los ganglios.

Diagnóstico[editar]

El diagnóstico se realiza mediante la confirmación mediante cultivo, histología, etc, del agente infeccioso.

Tratamiento[editar]

El tratamiento consiste en la eliminación de la infección mediante el uso de antibióticos específicos: rifampicina, isoniacida, etambutol y pirazinamida si se tratase de una Tuberculosis sensible (no TB-MDR).

Historia[editar]

Un ejemplo de investigación, de la historia de las mentalidades, fue el estudio pionero de Marc Bloch, Los reyes taumaturgos. …Bloch, escribió la historia de la creencia de que los reyes de Francia e Inglaterra tenían el poder milagroso de curar a las víctimas de una enfermedad de la piel, las escrófulas, con su mero tacto. Esta creencia duro en Francia hasta la revolución y Carlos X la reinstauró en 1825. Bloch partió del supuesto de que los reyes y las reinas de Inglaterra y Francia no tenían realmente el poder de curar esa enfermedad de la piel, y sobre esa base se propuso estudiar por qué esa “ilusión colectiva”, como la calificaba, había podido perdurar tanto tiempo. Destacó entonces el hecho de que la gente esperaba un milagro. Por ende, si los síntomas de la enfermedad desaparecían eso solo mostraba que era necesario volver a imponerle las manos al enfermo. Bloch también advirtió que la propensión a creer en algo que la experiencia desmentía es “un rasgo esencial de la llamada mentalidad “primitiva” analizada por Lévy Bruhl.[1]

Referencias[editar]

  1. Peter Burke. Historia y teoría social. (Buenos Aires: Amorrortu, 2007) pp.141-142