Reino lombardo-véneto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Reino de Lombardía-Venecia»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Regno Lombardo-Veneto
Lombardo-Venezianisches Königreich

Reino lombardo-véneto o Lombardia-Venecia

Reino del Imperio austríaco

Flag of the Napoleonic Kingdom of Italy.svg

1815-1866

Flag of Italy (1861–1946).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Viribus Unitis
Himno nacional: Gott erhalte Franz den Kaiser (de Austria)
Ubicación de
Capital Milán (1815-1859) Venecia (1859-1866)
Idioma oficial Alemán, italiano
Otros idiomas lombardo, véneto, alemán regional, ladino
Gobierno Monarquía constitucional
Rey
 • 1815-1835 Francisco I de Austria
 • 1835-1848 Fernando I de Austria
 • 1848-1866 Francisco José
Virrey
 • 1818-1848 Raniero de Austria
 • 1848-1857 Joseph Radetzky
 • 1857-1859 Maximiliano I de México
Historia
 • Congreso de Viena 9 de junio, 1815 de 1815
 • Revoluciones de 1848 22 de marzo, 1848
 • Tratado de Zúrich 10 de noviembre, 1859
 • Tratado de Viena 12 de octubre, 1866 de 1866
Superficie
 • 1850 46 991 km²
Población
 • 1850 est. 5 100 000 
     Densidad 108,5 hab./km²
Moneda Florín (Gulden)
Miembro de: Imperio austríaco

El Reino lombardo-véneto (en italiano: Regno Lombardo-Veneto; en alemán: Lombardo-Venezianisches Königreich) o Lombardia-Venecia es el nombre que recibieron las posesiones adjudicadas de acuerdo con las disposiciones del Congreso de Viena (9 de junio de 1815) al Imperio de Austria, después de la derrota de Napoleón y que constaban del Milanesado y de la parte italiana de la República de Venecia. El reino fue anexado en 1866 al Reino de Italia.

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

Busto representando a Napoleón como rey de Italia, con la Corona de Hierro.

Antes de las guerras napoleónicas, los territorios que formarían el reino eran, el Ducado de Milán bajo dominio Habsburgo y la República de Venecia. Durante las guerras napoleónicas se formaron en el área estados títeres de Francia. Surgió así la República Cisalpina (Lombardía), que pasó a llamarse en 1802 República Italiana, en 1805 trasformado en el Reino de Napoleónico de Italia. Veneto ya formaba parte de la monarquía de los Habsburgo desde 1797 hasta 1805, año en que fue incorporado al reino de Italia.

El Reino de Italia, que incluía el centro y el este de Italia y una gran parte del norte y tenía la capital de Milán. Napoleón nombró como virrey a Eugène de Beauharnais hijo de su primera espose Josefina. El órgano central del Reino de Italia fue el Consejo de Estado, constituido con Real Decreto del 9 de mayo de 1805. Así mismo se creo un fuerza militar para proteger el reino y también para las campañas de Napoleón.

El Reino de Italia dejó de existir en 1814 con el fin del período napoleónico: el 6 de abril de 1814 , Napoleón estaba listo para abdicar, un acto que se formalizó el día 11. El 16 Beauharnais concluyo un acuerdo de armisticio con el mariscal de campo austriaco Bellegarde.

Fundación del reino[editar]

El congreso de Viena combinó los territorios de Lombardía (dominado por Austria entre 1713-96) y Venecia (bajo dominio austriaco desde 1797) bajo la monarquía de los Habsburgo. Por medio de la Imperial y Real patente de 7 de abril de 1815 que hacía de los estados austríacos en Italia, el Reino lombardo-véneto.[1]​ Los sucesivos emperadores de Austria fueron dotando al reino de instituciones propias adaptadas a las características del mismo.[1]​ En 1816 se crean las diversas provincias del reino, consolidándose la dicotomía entre Lombardía y el Véneto, al estar cada provincia sujeta a uno de los dos gobiernos.[1][2]​ El 1 de enero de 1816, como parte de esta política, Francisco I crea la Orden imperial de la Corona de Hierro con objeto de premiar de forma especial a los súbditos destacados en el ámbito del reino lombardo-véneto.[3]​ Los idiomas oficiales eran el italiano y el alemán. El reino estaba en unión personal con Austria, por lo tanto el rey titular era el emperador austriaco, que estuvo representado entre 1815-1848 por un virrey y luego por un gobernador general.

Era Metternich en el reino[editar]

Coronación de Fernando I, rey de Lombardía-Veneto,en la Catedral de Milán en 1838.

En 1818, Raniero José de Austria fue nombrado virrey como sucesor de su hermano, el archiduque Antonio Víctor cargo que ocupó hasta la Revolución de 1848. El verdadero poder del gobierno se mantuvo en el sistema de gobierno austriaco-Metternich y los deberes de Raniero a menudo se limitaron a actividades representativas. Sin embargo, su influencia informal evitó los impuestos inflados que llevaron a la población rural a la pobreza y la emigración, a pesar del compromiso de su hermano en 1818 y, después de la hambruna, en 1833 se renovaron las discusiones, solo después de su mandato fueron abolidos por Daniele Manin. Al comienzo de su gobierno, encontró un país económicamente desfavorecido, que mejoró al reavivar el comercio (a Venecia se le otorgó el estatus de puerto libre) y una mejor infraestructura.[4]​ Raniero sentó las bases de tren de Venecia-Milán y mantuvo una pasión botánica en su residencia veraniega de Monza donde tenía un jardín botánico.

En 1837 comienza a formarse la sociedad mercantil que llevará a cabo el proyecto por ferrocarril las dos capitales del reino, Milán y Venecia, operación que será completada en 1857.

Revolución de 1848[editar]

Cinco jornadas de Milán.
Proclamación de la República de San Marco

Después de una revolución popular el 22 de marzo de 1848 (Las cinco jornadas de Milán), los austríacos transfirieron el dominio del reino a la ciudad de Milán, que se convirtió en sede de un gobierno provisional conocido como: Governo Provvisorio della Lombardia (i. e. en it.: Gobierno Lombardo Temporal). El día siguiente Venecia también se alzó contra la dirección austriaca, formando el Governo Provvisorio di Venezia (Gobierno temporal de Venecia). Debido a las revueltas de Milán y Venecia, a partir del 23 de marzo de 1848, los austriacos tuvieron que retirarse a la fortaleza del cuadrilátero, que en lombardo-Veneto constituía el núcleo defensivo del ejército de Habsburgo. Al este, al oeste y al sur de este cuadrilátero, las fuerzas de los voluntarios y estados italianos comenzaron a reunirse, lo que gradualmente decidió la guerra contra Austria. Sólo en el norte, a través de un corredor a lo largo de la costa este del lago de Garda, las fuerzas austriacas lograron mantener vínculos con el imperio.[5]​ Tras el inicio de estas revueltas y después de algunas reconsideraciones, el rey Carlos Alberto de Cerdeña declaro la guerra a Austria. A pesar de la desconfianza de algunos demócratas intransigentes, entre ellos el milanés Carlo Cattaneo, la decisión de Piamonte de ingresar a la guerra despertó una ola de entusiasmo en toda Italia que empujó a miles de voluntarios de toda la península a llegar al Véneto y Lombardía para apoyar la causa italiana.Incluso la solidaridad de los otros estados italianos no tardó en llegar. El Gran Ducado de Toscana, dirigido por un gobierno moderadamente liberal presidido por Cosimo Ridolfi, envió un contingente de alrededor de 7.000 hombres a Lombardía, incluidos muchos voluntarios. Incluso el Estado Pontificio aceptó el reclutamiento de voluntarios y envió un gran contingente al mando del General Giovanni Durando y una segunda división al mando del General Andrea Ferrari . Pero el rey de Nápoles, Fernando de Borbón, habría dado la ayuda más consistente enviando a unos 16.000 hombres al Veneto bajo el mando del General Guglielmo Pepe, además de un equipo naval en defensa de Venecia.

Tras la derrota de los ejércitos Sardo-piamonteses en la batalla de Custoza (24-25 de julio de 1848), las tropas austriacas entraron en Milán (6 de agosto) y después de un gran asedio a Venecia el (24 de agosto de 1849), restaurando el dominio imperial sobre ambos territorios. En 1848 Francisco José I se convertiría en Emperador de Austria y gobernaría el reino hasta su disolución.

Gobierno provisional de Milán - Bandera
Bandera de la República de San Marco.

Restauración y pérdida de Lombardía[editar]

Entrada de Víctor Manuel II a Milán en 1859.

En reemplazo del viejo mariscal de campo Radetzky , quien durante nueve años fue gobernador general, asumió como virrey de Lombardía-Veneto Fernando Maximiliano, hermano del emperador. Dominó, como un verdadero autócrata, el reino. Después de la transferencia, el 10 de marzo de 1857, el hermano del emperador llegó a Milán en el mes de septiembre siguiente. Como comandante general del reino fue nombrado Ferenc Gyulay.

Maximiliano fue el portador de una nueva amnistía, del regreso a la administración civil y, sobre todo, ofreció un rostro menos despreciado que el de su antecesor. Pero Maximiliano, ciertamente bien intencionado, no trajo ni autonomía ni libertad, por lo que Austria perdió la oportunidad de una paz duradera.

El archiduque intentó reanudar la iniciativa política, a través de renovadas inversiones públicas o con el establecimiento de comisiones consultivas que participaron parte de la intelectualidad del reino (Cantù, Pasini, Jacini y otros) que anunciaron una mayor autonomía administrativa. Por lo que se enfrentó (y perdió) contra la voluntad de Viena y de su hermano Francisco José.

En 1859, el ejército austriaco, mandado por Ferenc Gyulay, se enfrentó en una guerra contra el Reino de Cerdeña, asistida, esta vez, por un nuevo y gran aliado, la Francia de Napoleón III, guerra en la cual el imperio fue derrotado. Tras esta derrota el imperio cedió Lombardia a Francia quien la cedió al Piamonte.

Fin del Reino[editar]

Víctor Manuel II en la plaza San Marco de Venecia en 1866.

Después de 1859 el reino como tal ya no existía, solo Venecia quedaba en manos austriacas. En 1866 el imperio se vio involucrado en la guerra austro-prusiana, en la que el recién formado Reino de Italia se uniría como aliado de Prusia. Después de cruzar la frontera, una parte del ejército italiano comandado por Alfonso La Marmora fue derrotado en la batalla de Custoza . Ninguno de estos fracasos fue equilibrado por los eventos posteriores, ya que las victorias de Giuseppe Garibaldi y su avance hacia Trento siguieron a otra derrota en la batalla naval de Lissa.

A pesar de esto, gracias a los acuerdos alcanzados anteriormente y la victoria de Prusia en el frente norte, así como a la intervención diplomática de Francia , al final de la guerra, Austria cedió formalmente a Francia el Veneto (así como Mantua y parte de Friuli) quien lo cedió a Italia. Un plebiscito confirmó la anexión al Reino de Italia. Italia no pudo anexar los territorios conquistados en el sur del Tirol.

Así se puso fin a lo que quedaba del Reino Lombardo- Veneto.

Gobierno[editar]

Reyes[editar]

Reyes de Lombardía-Venecia
Imagen Nombre Reinado Notas
Ignaz Rungaldier Kaiser Franz I von Österreich 1843.jpg Francisco I 1815-1835 En 1815 tras el congreso de Viena, el emperador austriaco recibiría los territorios de Lombardía y Venecia, que se convirtieron en reino bajo soberanía austriaca.
Francesco Hayez 047.jpg Fernando I 1835-1848 Hijo del anterior, padeció de debilidad mental. Durante las revoluciones de 1848 se le obligó a abdicar.
Joseph Matthäus Aigner - Kaiser Franz Joseph I. von Österreich.jpg Francisco José I de Austria 1848-1866 Sobrino del anterior. Durante su reinado se enfrentara a la guerra contra Cerdeña y Francia en 1859 en la que se perderá Lombardía y en 1866 a una guerra contra Italia y Prusia en la que se perdería Venecia y con esto se dio fin al Reino Lombardo-Veneto.

Virreyes y gobernadores generales[editar]

La cuestión de la capital[editar]

Palacio Real de Milán residencia formal del Virrey austriaco en el Reino de Lombardo-Veneto desde 1815 hasta 1859.
Villa real de Monza utilizado como residencia de campo.

Dentro de todas las formas de administración del gobierno de Lombardo-Veneto, las divisiones tradicionales entre Lombardía y Veneto se mantuvieron formalmente, a su vez unidas por el Imperio austríaco.

Sin embargo, también es cierto que el Emperador nombró a su representante administrativo y legal en sus territorios italianos, que tomó el nombre de Virrey. Muchos de los Virreyes del Reino, incluso si aceptaron formalmente la asignación, nunca residieron dentro de los límites de Lombardía-Veneto, prefiriéndose con mucho la corte austriaca y la administración imperial. En cualquier caso, los Virreyes tenían su residencia formal en el Palacio Real de Milán, que albergaba los apartamentos del Virrey, que también fueron utilizados como residencia oficial por el Emperador cuando visitaba el Reino. La residencia de campo estaba representada por la Villa real de Monza, siendo el archiduque Maximiliano el último en ocupar esta estancia.[6]

La preferencia de Milán sobre Venecia para la elección de una residencia se debió a dos factores fundamentales: en primer lugar, era una ciudad de importancia estratégica para toda el área del norte de Italia y, sobre todo, la aristocracia de Milán estaba mucho más dispuesta a ver una Soberano que residía directamente dentro de sus propias fronteras que los republicanos venecianos. Además, esta tradición de residencia milanesa siguió los pasos de lo que ya había hecho María Teresa de Austria, con el antiguo Ducado de Milán. Este territorio había sido tradicionalmente austriaco durante mucho más tiempo que el Veneto, que en cambio había pertenecido a las posesiones de la casa real austriaca tras el colapso de la República de Venecia y que solo se había consolidado realmente desde el Congreso de Viena.

Símbolos[editar]

El gobierno austriaco hizo todo lo posible para revaluar el pasado glorioso de las tradiciones del área de Lombardía-Veneto y así fue como se mantuvo la Corona de Hierro (siguiendo el ejemplo ya iniciado por Napoleón Bonaparte en su Reino de Italia) como símbolo de la realeza de Lombardía-Veneto y elegida como la corona oficial para las coronaciones de cada nuevo soberano, coronaciones que tuvieron lugar en la Catedral de Milán. Para conmemorar la importancia de estas glorias, también se instituyó la Orden de la Corona de Hierro basada en la anterior napoleónica, que fue otorgada principalmente a los italianos para recompensarlos por sus méritos hacia la administración austriaca.[7]​ También se creo una indumentaria para la coronación en este reino. El manto es el objeto más destacado de la indumentaria, fue diseñado por Philipp von Stubenrauch y realizado por Johann Fritz en Viena en 1838. Es muy semejante al manto del Imperio Austríaco pero está confeccionado con terciopelo azul y naranja, piel de armiño, seda blanca, bordados de oro y plata y encajes. El borde del manto está adornado por una hilera de medallones que contienen una representación de la Corona de Hierro. Estos medallones están rodeados por bordados con forma de ramilletes de palmas, hojas de encina y de laurel. Se tuvo que realizar este manto porque sólo se contaba con la Corona de Hierro cuando se decidió coronar en Milán al emperador Fernando I como rey de Lombardía y Venecia.

Heráldica[editar]

En heráldica, el escudo del reino usaría en su simbología la herencia de los escudos de armas del ducado de Milán y la república de Venecia, incorporándose al águila bicéfala austriaca.

Administración territorial[editar]

El Reino de Lombardía-Venecia comprendía dos gobiernos independientes (Gubernien) en sus dos partes, que oficialmente fueron declaradas tierras de la corona separadas en 1851. Cada parte se subdividió en varias provincias, aproximadamente correspondientes con los departamentos del Reino Napoleónico de Italia.

Lombardía incluía las provincias de Milán, Como, Bérgamo, Brescia, Pavía, Cremona, Mantova, Lodi-Crema y Sondrio. Venecia incluía las provincias de Venecia, Verona, Padua, Vicenza, Treviso, Rovigo, Belluno y Udine.[8]

Provincias de Lombardía-Venecia.
Mapa del reino de 1832.
Mapa del reino de 1853.
Mapa del Imperio austriaco de 1864, en ese momento del reino Lombardo-Veneciano solo se conservaba Venecia.

Etnografía[editar]

De acuerdo con el mapa etnográfico de Karl von Czoernig-Czernhausen, emitido por la Administración de estadísticas en 1855, el Reino de Lombardía-Venecia tenía una población de 5.024.117 personas, que consta de los siguientes grupos étnicos: 4.625.746 italianos; 351.805 friulanos; 12.084 alemanes (Cimbrios en Venecia); 26.676 eslovenos y 7.806 judíos.

Mapa etnográfico del Imperio austriaco (1855) de Karl Freiherrn von Czoernig.

Economía[editar]

La economía del Reino de Lombardo-Véneto desde su fundación se había centrado en torno a la agricultura, que siempre ha desempeñado un papel fundamental, especialmente en Lombardía del Oltrepò. Los cultivos esenciales, que permitieron el sustento del estado y las exportaciones, consistieron en trigo, cebada, centeno y sobre todo arroz.

Además, en la ciudad de Milán, el comercio vinculado a las grandes industrias manufactureras, fábricas de calzado y fundiciones de metales, era muy activo. En Venecia, la pesca y las actividades de construcción de barcos estaban bastante extendidas, ya que la ciudad, junto con Trieste, representaba el principal puerto del Imperio austríaco y la única salida importante al Mar Mediterráneo.

Transporte y comunicaciones[editar]

Darsena de Milán a principios del siglo XIX.
Red ferroviaria del reino lombardo-véneto en 1856.

De los estudios realizados en ese momento[9]​, se informaba de que el Reino Lombardo-Véneto también estaba a la vanguardia en el campo del transporte y las líneas de comunicación, en particular en comparación con otros estados de la península en ese momento.

La línea ferroviaria Novara-Milán se inauguró en mayo de 1859 tras el resultado de largas negociaciones de cooperación entre el Reino de Cerdeña y Lombardía, aunque menos de un mes después, los milaneses serán conquistados por Víctor Manuel II tras la batalla de Magenta que involucrará directamente a este ferrocarril en la invasión del territorio austriaco por parte del Piamonte.

Otro medio de transporte ampliamente utilizado en el reino fue el transporte en barco (debido a la presencia de grandes ríos). Los mensajeros operaban regularmente a lo largo del canal navegable Naviglio Grande y otros canales más pequeños en Lombardía, conectando la mayoría de los suburbios con la Darsena de Milán, mientras que en Venecia los ferries conectaban las islas de la laguna entre ellas y la costa de Iliria.

Moneda[editar]

La acuñación austro-milanesa consistía en una acuñación en los tres metales clásicos (oro, plata, cobre), que se diferenciaron y perfeccionaron bajo los diferentes gobernantes que reinaron. En el momento de su fundación, en el Reino Lombardo-Véneto todavía circulaban las monedas francesas, ya que las grandes deudas contraídas durante la guerra no permitieron una acuñación inmediata. Fue solo desde 1822 que se propusieron nuevas monedas.

Paralelamente a esta circulación de monedas, las del Imperio austríaco (austriacas y húngaras) se utilizaron como monedas de libre comercio, que seguían un tipo de moneda diferente: el valor en estos casos estaba constituido por el peso efectivo del metal de la moneda.

Defensa[editar]

El ejército del Reino de Lombardo-Veneto consistía en nueve regimientos que formaban parte del ejército imperial austriaco. Indudablemente, un punto a favor del gobierno austriaco fue el aflojamiento de la conscripción militar obligatoria (introducida en el Reino Napoleónico de Italia) que llevó a una drástica reducción en el número de deserciones. En el Reino Lombardo-Véneto, de hecho, alrededor de 6.300 hombres fueron llamados para la conscripción (mucho más bajo que los bohemios o austriacos) por cada millón de habitantes seleccionados y para los cuales fue posible eximirse del servicio militar según ciertos criterios. A pesar de esto, los italianos que se encontraban estacionados en el Reino de Lombardía-Veneto bajo el mando de Radetzky en la víspera de las revueltas y guerras de 1848 eran el 33% del ejército, formando así el grupo étnico dominante.[10]

Tropas Lombardo-Venecianas
Lomb. Venet. Gensd'armes (NYPL b14896507-90401).tiff
Lomb. Militair-Polizey-Wach-Corps (NYPL b14896507-90402).tiff
Lomb. Militair-Polizey-Wach-Corps (NYPL b14896507-90403).tiff
Lombar Venet Gensdarmes (NYPL b14896507-90400).tiff
Lombar (...) Freiwilligen Husar (...) (NYPL b14896507-90645).tiff
Gendarmería
1837-1848.
Policía militar
1837-1848.
Policía militar
1837-1848.
Gendarme
1837-1848.
Húsares
1859.

Venecia fue la principal base de la armada imperial austriaca hasta las revoluciones de 1848 durante la cual la región se unió a la revuelta. A este levantamiento también se unieron soldados y marineros austríacos de ascendencia veneciana, por lo que la marina de guerra, perdió una gran parte de sus barcos en Venecia.[11]​ Tras la victoria del imperio sobre los rebeldes, Venecia perdería su estatus de primer puerto militar austriaco reemplazado por Pola y Trieste.

Religión[editar]

Catedral de Milán 1819. Pintura de Giovanni Migliara.
Basílica de San Marcos, Venecia entre 1840 y 1850. Pintura de Carlo Grubacs.

La religión fue quizás el tema que más que ningún otro unía al Reino de Lombardía-Veneto en si mismo y también con el Imperio austriaco, ya que ambas naciones tenían en su base una profunda fe cristiana y, como tal, el catolicismo había sido declarado religión del estado.

En Venecia, quedaba un núcleo judío copioso basado en el gueto de Cannaregio. En Milán, sin embargo, el catolicismo había sufrido mucho por las reformas hechas por José II a fines del siglo XVIII, que había suprimido muchos conventos y monasterios en un intento de secularizar los bienes de la iglesia en las arcas estatales del entonces ducado de Milán. Por lo tanto, la nueva política austriaca consistió en una reconciliación parcial y formal con la iglesia milanesa, a la que se otorgaron nuevos honores y privilegios, como por ejemplo la presidencia espiritual de la orden lombardo-veneciana de la Corona de Hierro. Sin embargo no faltaron tensiones en el área eclesiástica por ejemplo con el nombramiento de Carlo Gaetano von Gaisruck como arzobispo de Milán, elegido por Francisco I sin el acuerdo previo del papa Pío VII. Tardo más o menos dos años de negociaciones con el papa de Roma para resolver la cuestión, y la designación de Gaisruck fue confirmada el 16 de marzo de 1818.[12]

Referencias[editar]

  1. a b c LE ISTITUZIONI STORICHE DEL TERRITORIO LOMBARDO. enero de 2007. 
  2. Bottin, Marco (2014). «Cause economiche dell’emigrazione veneta nell’Ottocento». Universitá Ca' Foscari Venezia. Consultado el 2 de febrero de 2018. 
  3. Romanin, Franco (2013). Il Regno lombardo-veneto. Stato e Chiesa La Diocesi di Concordia. 
  4. Arne Karsten: Kleine Geschichte Venedigs. C. H. Beck, München 2008, S. 235.
  5. Scardigli

    p. 126
  6. Monica Torri e Paolo Patanè, La Villa Reale di Monza, pag.31-35
  7. Storia della Corona Ferrea dei Re d'Italia Pel cavaliere Bombelli: Pel cavaliere Rocco Bombelli (en italiano). Tipogr. Cavour. 1870. Consultado el 18 de enero de 2018. 
  8. Rosita Rindler Schjerve (2003) "Diglossia and Power: Language Policies and Practice in the 19th Century Habsburg Empire", ISBN 3-11-017653-X, pp. 199-200
  9. Almanacco Imperiale Regio per la Lombardia, Milano, 1837
  10. http://rassegnastampa.unipi.it/rassegna/archivio/2010/12/08SID3079.PDF.  Parámetro desconocido |autore= ignorado (se sugiere |autor=) (ayuda); Falta el |título= (ayuda)
  11. Pierre Iltis, La Marine austro-hongroise dans le bimestriel Champs de Bataille n°55 de mai 2014, p. 62-83
  12. Majo, Angelo (1995). Storia della Chiesa ambrosiana : dalle origini ai nostri giorni (en italiano). Milán: NED. pp. 479–494. ISBN 88-7023-214-X. 

Véase también[editar]