Punta Tombo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Reserva Provincial
Punta Tombo
Categoría UICN IV (área de gestión de hábitat/especies)
PuntaTombo2007c.jpg
Situación
Nombre original Reserva Natural Turística Objetivo Específico Punta Tombo
País Flag of Argentina.svg Argentina
Provincia Bandera de la Provincia del Chubut.svg Chubut
Departamento Florentino Ameghino
Ecorregión Estepa patagónica
Localidad más cercana Trelew
Coordenadas 44°02′28″S 65°12′36″O / -44.041, -65.21Coordenadas: 44°02′28″S 65°12′36″O / -44.041, -65.21
Datos generales
Administración Administración del ANP Península de Valdés
Fecha de creación 1972
Legislación Dto. Provincial 2870/72
Visitantes (2016) 100 000
Superficie 210 ha
Reserva ProvincialPunta Tombo ubicada en Provincia del Chubut
Reserva ProvincialPunta Tombo
Reserva Provincial
Punta Tombo
Reserva Provincial
Punta Tombo (Provincia del Chubut)
Vista de la Punta Tombo

Punta Tombo es una reserva de fauna en la costa atlántica de la provincia del Chubut, en la República Argentina, y una de las principales y más numerosas colonias continentales de cría del pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus). Está ubicada a 100 km al sur del valle inferior del río Chubut, donde se encuentran las ciudades de Rawson y Trelew.

Fue creada por un decreto de 1972 con la categoría de reserva natural turística; en 1985, una nueva ley la designó reserva faunística provincial y reafirmó el objetivo inicial de proteger la colonia de pingüinos de Magallanes, así como la nutrida colonia de aves que forman parte del ecosistema costero.[1]

Interés turístico[editar]

En la década de 1960 se inició el manejo como reserva natural, y a partir de 1979, el gobierno del Chubut la designa "Área natural protegida", controlando su acceso y estableciendo un servicio permanente de guardafaunas. Según datos oficiales, el ingreso de visitantes muestra una importante evolución año a año, desde un promedio anual de 30.000 turistas en la década de 1990 hasta aproximadamente 100 000 registrados en la temporada 2015-2016. De ellos, un número importante y creciente son extranjeros.[2]​ La temporada se extiende de setiembre a abril, época en la que las aves llegan a la costa para nidificar y cuidar sus crías.

Características físicas[editar]

Un guanaco junto a los pingüinos

Punta Tombo es una estrecha franja pedregosa de unos 3 km de largo por 600 m de ancho que se adentra en el Océano Atlántico. El pronunciado accidente geográfico se ha originado en un afloramiento de roca cristalina, de origen prejurásico, que ha resistido la erosión marina. Sobre este sustrato, zonas de canto rodado, y —fundamentalmente— amplias áreas de arena muy fina y compactada, resultan ideales para que los pingüinos excaven sus nidos.[3]

Vastas zonas del suelo están literalmente "minadas" de cuevas de poca profundidad, donde los pingüinos año a año ponen sus huevos y crían a los pichones. La pendiente suave de estas playas, facilita asimismo el desplazamiento terrestre de las aves, que varias veces al día efectúan el trayecto entre los nidos y el mar para alimentarse.

Los pingüinos, si bien alertas a la intromisión humana, no se asustan ni abandonan sus nidos, por lo que la interacción es muy directa. Para evitar accidentes y perjuicios a los animales, desde la conformación de la reserva se han construido pasarelas que permiten circular a los visitantes sin peligro de derrumbar a su paso las cuevas.

Fauna[editar]

La fauna terrestre es propia de la estepa patagónica. Se ha observado la presencia de guanacos (Lama guanicoe), zorros grises (Lycalopex gymnocercus), hurones (Galictis cuja), cuises (Microcavia australis), maras (Dolichotis patagonum) y peludos (Chaetophractus villosus).[4]​ Un islote ubicado en el extremo de la franja rocosa que configura la punta es un apostadero habitual de lobos marinos de un pelo (Otaria flavescens).[5]

Avifauna[editar]

Pingüinera Punta Tombo (prov. de Chubut), situada a 180 km al sur de la ciudad de Puerto Madryn.

Con algunas variaciones según la temporada, se ha contabilizado en Punta Tombo la presencia de más de 1.000.000 de ejemplares de pingüinos de Magallanes, lo que la convierte en la mayor pingüinera continental de esta especie.

Otras especies de aves observadas en el lugar incluyen a las gaviotas cocinera (Larus dominicanus) y gris o austral, (Leucophaeus scoresbii): los gaviotines sudamericano (Sterna hirundinacea), pico amarillo (Thalasseus sandvicensis) y real (Thalasseus maximus); los cormoranes cuello negro (Phalacrocorax magellanicus) e imperial (Phalacrocorax atriceps); los ostreros negro (Haematopus ater) y común (Haematopus palliatus); los petreles gigantes oscuro (Macronectes halli) y común (Macronectes giganteus): los patos overo (Anas sibilatrix) y crestón (Lophonetta specularioides); y las garzas blanca (Ardea alba) y bruja (Nycticorax nycticorax).[4]

Por sus características, la reserva está catalogada como una de las áreas importantes para la conservación de las aves en Argentina.[6]

Temporada de cría[editar]

Los pingüinos machos llegan a las playas a fines de agosto, y reacondicionan el mismo nido (pozo o cueva) que utilizó la familia año tras año. A principios del mes de octubre, las hembras hacen una puesta de dos huevos, que empollan durante cuarenta días. En ese lapso la pareja se turna para alimentarse y cuidar el nido. Cualquier descuido es aprovechado por gaviotas y otras aves para alimentarse a costa de los huevos. Para fines de abril, los pichones han aprendido a nadar y alimentarse por sí mismos, y emprenden con sus padres su periplo anual por el Atlántico.

Flora[editar]

La vegetación es típica de la ecorregión: escasa, con grandes áreas sin presencia de especies, debido a las características de arenosas del suelo con escasa o nula presencia de materia orgánica y a la escasez de agua, las bajas temperaturas y el viento propios de la región. Entre las escasas especies presentes se destacan el quilimbai (Chuquiraga avellanedae), el Colapiche (Nassauvia glomerulosa) y el coirón amargo (Stipa speciosa).[3]

Referencia antropológica[editar]

En las colinas que dominan el lugar se han encontrado restos de un cementerio tehuelche. Estos pueblos originarios conocían el lugar desde al antigüedad, y lo utilizaban como hábitat estacional en sus habituales recorridos a través de la estepa patagónica.[7]

Estudios internacionales[editar]

Desde 1982, junto con técnicos locales, el funcionamiento y sustentabilidad de la reserva es estudiada, entre otros, por la Sociedad Zoológica de Nueva York,[8]​ y la Wildlife Consevation Society.[9]

Amenazas[editar]

La principal amenaza de la reserva, como colonia permanente de pingüinos es la cercanía de explotaciones petrolíferas y la navegación cercana a la costa de buques petroleros. Un derrame accidental podría significar la desaparición de la colonia en un breve plazo y la imposibilidad de su recreación. La pesca no autorizada en aguas del golfo, que incide desequilibrando el número de individuos de las distintas especies y la presencia de cazadores furtivos son algunas de las amenazas accesorias a la conservación del área.[5]

Referencias[editar]

  1. «Res. Nat. Tur. Objetivo Específico Punta Tombo». Sistema de Información de Biodiversidad. Administración de Parques Nacionales. 
  2. «Punta Tombo tuvo 100 mil visitas durante la temporada de Pingüinos». Subsecretaría de Información Pública. Gobierno de Chubut. 29 de abril de 2016. 
  3. a b «Reserva Provincial Punta Tombo». Proyecto Geo. 16 de diciembre de 2015. 
  4. a b «Especies de Área Natural Protegida Punta Tombo - Listado Sistemático». EcoRegistros. Registros ecológicos de la comunidad. 
  5. a b Gabriel Omar Rodríguez. «Reserva Provincial Punta Tombo - Problemas de Conservación». Patrimonio Natural. 
  6. «Complejo Punta Tombo». Áreas importantes para la conservación de las aves de CHUBUT. Aves Argentinas. 2007. p. 110. 
  7. «Reserva Provincial Punta Tombo». Lugares para visitar. 3 de enero de 2018. 
  8. «Pingüino de Magallanes». Revista Turística Argentina. 
  9. «Wildlife Penguins». WCS Argentina (en inglés). Wildlife Conservation Society. 

Enlaces externos[editar]