Problemas ambientales de Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los principales problemas ambientales de Argentina son la contaminación producida por la mala gestión de residuos; la deforestación y la desertificación, producidas por la mala gestión de tierras agrícolas; y la aplicación indiscriminada de plaguicidas, que afecta tanto la biodiversidad de Argentina como a su población.[1][2]

Contaminación[editar]

Residuos sólidos urbanos[editar]

Los residuos sólidos urbanos en Argentina son el total de residuos, desperdicios o basura que se generan en las zonas urbanas de la República Argentina. Las cifras oficiales estiman que el 64,7% de la basura se destina para disposición final en rellenos sanitarios, y que cada habitante genera alrededor de 1,15kg de basura por día. El 30% de los residuos urbanos en Argentina son envases, lo cual ha llevado a plantear la necesidad de una ley de envases.[3][4]​ Parte de estos envases terminan en los afluentes y se han detectado niveles crecientes de microplásticos de origen secundario, es decir que corresponden a objetos de plástico más grandes, como bolsas, botellas de plástico y telgopor, en distintos ríos de Argentina e incluso en el mar argentino.​​[5][6][7]

Basurales a cielo abierto[editar]

En Argentina existen alrededor 5000 basurales a cielo abierto, con un promedio de dos por municipio. Los vertederos son un área de contaminación del suelo, contaminación del agua y contaminación del aire, debido a que generan gases tóxicos y líquido lixiviado. Las condiciones de los basurales pueden provocar daños a la salud humana de distinta índole y gravedad.[8]

Contaminación del aire[editar]

La Organización Mundial de la Salud calcula que unas 9.756 personas mueren al año en la Argentina por enfermedades relacionadas con la calidad del aire ambiental. La principales causas de la contaminación son el trasporte y la deforestación.[9]​ La deforestación también contribuye a la contaminación del aire. Entre 2002-2013 el promedio de emisiones anuales brutas por deforestación fue de 101.141.848 de toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), y en 2017 se calculaba que la deforestación había aportado, junto con la agricultura, el 44% de las emisiones totales del país.[10][11]

Contaminación del agua[editar]

La contaminación del agua por plástico, el vertido de desechos industriales y pesticidas es uno de los principales problemas que afectan a las poblaciones y al ambiente de Argentina.[12]

Contaminación por plástico[editar]

Se han detectado niveles crecientes de microplásticos de origen secundario, es decir que corresponden a objetos de plástico más grandes, como bolsas, botellas de plástico y telgopor, en distintos ríos de Argentina e incluso en el mar argentino.[13][14][15]

Contaminación en el Río Matanza-Riachuelo[editar]

En la década de 1990 se comienza a debatir en Argentina sobre los problemas ambientales, se crea en 1991 la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Nación y, desde los inicios, la contaminación de este curso de agua aparece como uno de los problemas ambientales de mayor impacto en el país.

Ahora puede verse fauna sobre el río.

En 1993, la Secretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray presentó un proyecto de limpieza del Riachuelo a completarse en solo mil días. Este proyecto jamás llegó a realizarse; la funcionaria fue imputada por enriquecimiento ilícito y malversación de los fondos que debían destinarse a la gestión ambiental del riachuelo. Durante esa gestión el Comité del Riachuelo manejó más de 35 millones de dólares, de los cuales casi 22 fueron para el "servicios técnicos y profesionales", de consultoras cercanas a la ministra Alsogaray.

Atardecer en La Boca
Tras años, el plan de limpieza del Riachuelo estuvo paralizado, Alsogaray fue imputada por desvío de fondos. En 2006 el saneamiento del Riachuelo fue impulsado por una causa judicial[16]​ La Corte Suprema de Justicia recomendó al Defensor del Pueblo de la Nación y a las ONG que actúan en la causa (FARN, CELS, Greenpeace y Asoc. Vecinos de La Boca), crear un Cuerpo Colegiado que tiene a su cargo el control del Plan de Saneamiento, y que permitiría impulsar la participación y el control ciudadano[16]

Contaminación en el Río Uruguay[editar]

En 2018, la CARU realizó una serie de estudios sobre el río, cuyos resultados fueron publicados en 2019. Según estos estudios, el río presentaba "valores superiores a los límites establecidos de concentración" en trece parámetros, incluyendo excrementos, metales y plaguicidas.[17]​ En particular, se encontraron concentraciones de plaguicidas que superan los niveles de toxicidad aguda y crónica, lo que representa un riesgo para el ecosistema del Río Uruguay.[17]​ Este fenómeno de contaminación del río se produce por la escorrentía, la aplicación aérea y la deriva de pesticidas.

Derrame de petróleo en Magdalena[editar]

El mayor derrame de petróleo en agua dulce, se produjo a las 14:30 del 15 de enero de 1999, en Magdalena, provincia de Buenos Aires, Argentina. El barco "Sea Paraná", de bandera alemana, impactó contra el buque “Estrella Pampeana” de la empresa Shell (con bandera liberiana) que transportaba unos 31.500 m³ de petróleo, derramando crudo a 20 km de la costa. Se derramaron más de 5.400.000 litros de petróleo en el agua dulce del Río de la Plata.[18]

En 2002 el municipio de Magdalena demandó por casi 35 millones de dólares a la empresa Shell por daños ecológicos en las costas y aguas del distrito. A cambio del cierre de la causa y desconocer su responsabilidad, Shell ofreció casi 10 millones de dólares y ayuda al desarrollo de Magdalena.[19]​ Este convenio se llevó a un plebiscito el 24 de mayo de 2009, en el que votó el 30% de la población habilitada, aprobándose el convenio con Shell.[20]​ La aprobación del convenio posteriormente ocasionó conflictos entre la empresa y el país.[cita requerida]

A diferencia de la catástrofe del Prestige, en 2002 frente a las costas de Galicia, los damnificados de Magdalena no tuvieron el amparo que en España dio el Real Decreto que disponía el pago de compensaciones de los daños ocasionados por el accidente. Tampoco se creó un Fondo de recomposición. Mucho menos algo parecido al fondo de garantía de U$S 20.000.000.000 que constituyera la British Petroleum, para indemnizar los daños que causó la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en el golfo de México. Esos ejemplos son posteriores al derrame, pero hubo otros fondos anteriores para indemnizar los daños ambientales que podían haberse imitado si el Estado nacional y la Provincia de Buenos Aires no hubieran estado ausentes.

Agroindustria[editar]

La agroindustria y el proceso de sojización experimentado desde finales de la década de los '90 es uno de los principales conflictos ambientales en Argentina. El cultivo de soja toma las características de monocultivo, exige la limpieza de grandes hectáreas de bosque nativo de Argentina y requiere de grandes cantidades de agroquímicos (plaguicidas y fertilizantes), los cuales se aplican de manera indiscriminada y en muchas ocasiones sin cumplir las regulaciones vigentes.

Agroquímicos[editar]

Uso de plaguicidas en Argentina en el período 1990-2017 medido en toneladas.[21]

Los agroquímicos en Argentina se refiere a la regulación, producción, comercialización, uso y aplicación de agroquímicos en Argentina, es decir, todos aquellos productos químicos utilizados en la agricultura, como plaguicidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes. Quienes se oponen a la aplicación de estos productos suelen llamarlos "agrotóxicos", pero la palabra contiene una fuerte carga subjetiva y carece de una definición técnica precisa.[22]

Los agroquímicos en Argentina tienen diferentes usos agrícolas, domésticos, de salud pública y de mantenimiento de parques, jardines y cursos de agua.[23]​ Sin embargo, el grueso de los agroquímicos se utilizan en la producción agrícola, incluyendo los cultivos de frutas y hortalizas para el consumo en el mercado interno y de exportación,[23]​ pero también en cultivos propios de la agroindustria como la soja.

La aceleración del proceso de sojización llevó a un incremento en las áreas dedicadas al cultivo de soja en Argentina, con el consecuente incremento en el uso de agroquímicos, particularmente de herbicidas como el glifosato y la atrazina.[24]​ El uso de glifosato está por encima de los valores permitidos en otros países del mundo.[25]​ El cultivo de soja también llevó a un incremento en la utilización de otros herbicidas como el 2,4-D e insecticidas como el endosulfán (prohibido desde el 2013),[26]clorpirifós y piretroides.[24]​ Todos estos plaguicidas son conocidos por tener efectos en la salud humana y en el ambiente.[27]​ En el 2018, Argentina gastó más de USD 229 millones de dólares en la compra de plaguicidas, de los cuales el 47% correspondía a plaguicidas altamente peligrosos[28]​ (clase I a y I b según la OMS).[29]​ Argentina además es uno de los países con una de las mayores tasas de aplicación de plaguicidas a nivel mundial, con 10 litros de plaguicidas aplicados por habitante por año.[30][31]

Argentina es parte de cuatro convenios internacionales que regulan la producción, comercialización, producción y uso de sustancias tóxicas, incluyendo agroquímicos.[23]​ Sin embargo, la regulación de plaguicidas en Argentina está dispersa en diferentes leyes nacionales y provinciales y decretos de diferentes órganos administrativos y municipios, pero no existe una ley unificada que establezca presupuestos mínimos ambientales para la aplicación de agroquímicos.[32][33]

El proceso de sojización y el incremento en la aplicación de agroquímicos es uno de los principales conflictos ambientales de Argentina.[34]​ Esto ha ocasionado que en numerosas oportunidades se presentaran causas judiciales para obtener medidas cautelares contra la aplicación de agroquímicos o condenar penalmente a quienes los aplican incorrectamente.[35][36]

Pérdida de biodiversidad[editar]

Especies amenazadas[editar]

Según un informe de 2006 emitido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), las especies amenazadas incluían 32 tipos de mamíferos, 55 especies de aves, 5 tipos de reptiles, 30 especies de anfibios, 12 especies de peces y 42 especies de plantas. Las especies en peligro de extinción en Argentina incluyen el canquén colorado, el ciervo de los pantanos, el huemul, el yaguareté, el guacamayo glauco (funcionalmente extinto), el caimán de nariz ancha, el guacamayo verde y el cocodrilo americano.

Deforestación[editar]

Los ecosistemas boscosos en los trópicos y subtrópicos están siendo rápidamente reemplazados por monocultivos. En Argentina, la región chaqueña está siendo deforestada a una velocidad de las más aceleradas del mundo para dar lugar a las plantaciones de soja transgénica .[37]

La deforestación (o "desmontes") en Argentina es una de las principales causas de degradación de ambientes, aumento de inundaciones y de pérdida de biodiversidad. Según estimaciones de la FAO, la tasa de deforestación en Argentina es de un 0,8% de deforestación anual, una de las más altas de América del Sur.[38]​ Se estima que se ha perdido un 66% de los bosques en el lapso de 75 años (1930-2005), debido a las actividades de la industria maderera, la producción de celulosa para el papel, y fundamentalmente de la agricultura.[39][40][41]​ Las prácticas de estos sectores no incluyen técnicas de conservación y regeneración, por lo que su estrategia es talar y deforestar hasta agotar el recurso. [42][43][44][45][46]

La tasa de deforestación es actualmente de un promedio de 1,1 millones de hectáreas anuales.[47]​ El 80% de la deforestación en Argentina se concentra en cuatro provincias: Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco.[48]​ La región chaqueña es la más afectada por la deforestación y Santiago del Estero es la provincia argentina donde más se ha deforestado.[49]​ Durante 2020, a pesar de la pandemia por el coronavirus, la tasa de deforestación aumentó con respecto al 2019.[50]

La deforestación también contribuye a la contaminación del aire. Entre 2002-2013 el promedio de emisiones anuales brutas por deforestación fue de 101.141.848 de toneladas de CO2 equivalente (tCO2e), y en 2017 se calculaba que la deforestación había aportado, junto con la agricultura, el 44% de las emisiones totales del país.[51][52]

Incendios intencionales[editar]

Anualmente en Argentina se producen numerosos incendios forestales como consecuencia de factores múltiples como el aumento de temperatura por el cambio climático, fenómenos cíclicos como la Niña y la intervención humana accidental o intencional. En el caso de los incendios intencionales, la mayor parte de ellos se debe a quemas de monte para aumentar las pasturas para el ganado y la obtención de terrenos para el comercio inmobiliario.[53][54]

Incendios forestales[editar]

Anualmente en Argentina se producen numerosos incendios forestales como consecuencia de factores múltiples como el aumento de temperatura por el cambio climático, fenómenos cíclicos como la Niña y la intervención humana accidental o intencional. En el caso de los incendios intencionales, la mayor parte de ellos se debe a quemas de monte para aumentar las pasturas para el ganado y la obtención de terrenos para el comercio inmobiliario.[55][56]

Proyecto de Ley de Humedales[editar]

El proyecto de ley de Humedales es una propuesta de legislación nacional de Argentina para la regulación, protección y conservación de los humedales. Desde el año 2013 se han presentado diferentes proyectos de ley,[57]​ pero todos perdieron estado parlamentario.

En 2020, la ola de incendios en Argentina, muchos de ellos motivados por cambios en el uso del suelo para la agricultura y el desarrollo inmobiliario,[58][59][60]​ generó una movilización ciudadana para exigir una Ley de Humedales.[61][62]​ Esto impulsó el debate en el Congreso de la Nación Argentina, donde se presentaron quince proyectos de ley diferentes. El 5 de agosto comenzó en la Cámara de Diputados el debate sobre la Ley de Humedales, en la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, presidida por Leonardo Grosso.[63][64][65]​ Los diez proyectos presentados en Diputados fueron consolidados en un dictamen unificado,[66][67]​ que contaba en su momento con la aprobación del Frente de Todos y de Unidad Federal para el Desarrollo.[68][69]​ El Proyecto con dictamen unificado fue girado a cuatro comisiones: Agricultura y Ganadería, Asuntos Marítimos Fluviales, Portuarios y Pesqueros y Presupuesto.

Sin embargo, el Poder Ejecutivo finalmente excluyó en diciembre el tratamiento de la Ley de Humedales de la agenda de las sesiones extraordinarias del Congreso.[70][71]​ El proyecto de ley perdió estado parlamentario a fines de 2021.[72][73]

La ola de incendios forestales de Argentina de 2022, particularmente los incendios en Corrientes donde se quemaron más de 600.000 ha, reavivaron el debate sobre la necesidad de una ley de humedales. El diputado Leonardo Grosso presentó el mismo proyecto de ley en 2022 que había sido presentado anteriormente, enfatizando el largo proceso de redacción y consenso que siguió la propuesta parlamentaria.[73]

Argentina tiene 23 Sitios Ramsar de importancia internacional, y se estima que los humedales cubren aproximadamente el 20% del territorio nacional.[74]

Minería[editar]

La minería a cielo abierto es uno de los principales conflictos ambientales de Argentina.

Minería a cielo abierto en Veladero[editar]

La mina es objeto de una controversia en la opinión pública de la región y del país. El proyecto ha sido criticado en varias ocasiones por la contaminación del medio ambiente, pero también por el excesivo consumo de agua y la gran cantidad de espacio utilizado para su desarrollo.[75]

Su emplazamiento de alta montaña y con afectación de glaciares implica un riesgo potencial innegable por cuanto esa ubicación coincide con las fuentes de agua potable del valle inferior.[76]

Un fuerte argumento en contra del proyecto se basa en que se encuentra incluido en su totalidad en la Reserva de la biosfera San Guillermo. En septiembre de 2013, el entonces responsable de comunicación de la empresa ratificó tal información. Sin embargo, afirmó la compatibilidad de la legislación que rige a la reserva con las actividades mineras.[77]​ La organización Greenpeace inició una campaña de concientización,[78]​ a fin de dar a conocer los riesgos derivados de la continuidad de la explotación minera.[79]

Minería a cielo abierto en Bajo de la Alumbrera[editar]

La etapa de explotación del yacimiento se inició en el año 1997. En el año 1999 un investigador del Instituto Miguel Lillo de Tucumán denunció "la presunta contaminación detectada en la localidad de Ranchillos, ubicada en el este tucumano, como consecuencia del vertido de efluentes provenientes de la planta de secado de la empresa."[80]​ Las dificultades en la recolección de pruebas y realización de estudios demoraron las acciones legales. En el año 2003, el máximo responsable de la empresa minera fue indagado por la justicia luego de la incorporación a la causa de un informe donde se confirmaba la "contaminación con cobre y cromo cien y diez veces por sobre lo autorizado por la ley nacional" en las muestras de agua analizadas.[81]

En el año 2002 fue denunciado el gobernador catamarqueño por la UCR Oscar Castillo por avalar un convenio para que la minera no pagase regalías mineras adeudadas por 3.5 millones de pesos/dólares.[82]

En el año 2004, un grupo de pobladores de la cuenca del río Vis-Vis, a 2 km de la mina, demandaron a Minera Alumbrera por contaminación, por haber derramado desechos tóxicos a dicho río, sin filtración adecuada, y por lo tanto se vieron perjudicados en su actividad de tal manera que tuvieron que dejar el lugar, razón por la que exigieron el pago de una indemnización.[83]​ En 2017 la justicia falló en contra de la empresa minera por considerarla responsable del daño ambiental y de las consecuencias sociales derivadas.[84]

En 2006 hubo otra denuncia debido a defectos en el mineraloducto que provocaban contaminación en ríos cerca de la localidad de Aconquija. Esto fue comprobado por la Secretaría de Ambiente de la Nación Argentina en marzo del 2007.[85]​ A principios de octubre de 2007 la compañía finalmente respondió a las demandas y construyó piletones con el fin de evitar nuevas contaminaciones.[86]

A fines del año 2009, el Dr. Raúl A. Montenegro remitió a los rectores de universidades nacionales y otras autoridades de las casas de altos estudios el trabajo de su autoría titulado "El impacto ambiental y social de minera Alumbrera sobre cinco provincias de Argentina. Antecedentes de violación a normativa vigente y derechos humanos por parte de Alumbrera Limited y sus gerenciadoras (Xstrata Copper, Goldcorp Inc y Yamana Gold). Pedido de rechazo de los fondos procedentes de YMAD destinados a universidades nacionales. Documento para las universidades públicas", con el objetivo de impulsar la discusión académica sobre la problemática de la megaminería y promover que las casas de altos estudios declinaran la aceptación de fondos en carácter de donación provenientes de las empresas mineras.[87]

En mayo del año 2012 se produjeron una serie de incidentes cuando grupos de pobladores y otras personas preocupadas por cuestiones ambientales realizaban cortes de ruta, en el intento de impedir el ingreso de suministros mineros.[88]

En agosto de 2013, el Instituto de Ecología Genética y Evolución de Buenos Aires (IEGEBA) –dependiente del CONICET y la Universidad de Buenos Aires— publicó un trabajo en el que se informaba sobre la contaminación con cobre encontrada en las muestras de agua del canal DP2, en Tucumán, que desemboca en la cuenca del río Salí o Dulce. Los expertos señalaron que “Los efectos negativos del cobre para la salud pública (gastrointestinales) son probables a largo plazo dado la capacidad de este metal de bioacumularse tanto en peces como humanos que consumen la fauna acuática”. En cuanto a las acciones llevadas a cabo por la empresa, el informe afirma que “denotan una gran negligencia en el tratamiento de efluentes”.[89]

En 2016 la minera se vio beneficiada por las medidas adoptadas por el entonces presidente Mauricio Macri que favorecieron a las empresas del sector, al eliminarse las retenciones a las exportaciones.[90]​ El mismo año, Alumbrera obtuvo subsidios estatales en su tarifa de energía eléctrica, un beneficio cuestionado en el marco del incremento de tarifas que afectó a los usuarios domiciliarios en general.[91]

Yacimiento petrolífero Vaca Muerta[editar]

Vaca Muerta ha recibido críticas debido a la contaminación producida por la técnica de fracking. Según el periodista Matías del Pozzi, del diario Río Negro, se producen más de dos derrames por día en la cuenca neuquina, lo que en cuatro años asciende a un total de 3368 derrames.[92]​ La Secretaría de Ambiente de Neuquén, por su parte, ha contabilizado un total de 934 hechos de contaminación en los primeros 10 meses de 2018, 703 en 2017, 868 en 2016 y 863 en 2015.[93]​ En octubre de 2018 se produjo uno de los mayores derrames de petróleo de la breve historia de Vaca Muerta en un área de entre 40 y 80 hectáreas cerca de Añelo, en un pozo propiedad de YPF y Schlumberger.[93]

Un relevamiento del Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (integrado por Opsur y Taller Ecologista) mostró que entre marzo de 2014 y enero de 2018 hubo al menos catorce episodios de contaminación o problemas de seguridad: explosión de pozos, incendios con llamas de hasta 15 metros de altura, derrames en zonas de producción de peras, roturas de canales de riego y 240 mil litros de agua tóxica derramada sobre chacras, entre otros.[94]

La Confederación Mapuche de Neuquén, organismos de derechos humanos y la Asociación de Abogados Ambientalistas presentaron una denuncia penal contra las empresas por violar la Ley de Residuos Peligrosos y por “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público” contra las autoridades ambientales de la provincia.[95]​ El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de las Naciones Unidas emitió en octubre su “Cuarto Informe Periódico de Argentina”, donde remarcó los impactos negativos de Vaca Muerta y resaltó su preocupación sobre su incidencia en el clima mundial. “La explotación total de todas las reservas de gas de esquisto (de Vaca Muerta) consumiría un porcentaje significativo del presupuesto mundial de carbono para alcanzar el objetivo de un calentamiento de 1,5 grados, estipulado en el Acuerdo de París”, según el informe. Y además recomendó “reconsiderar la explotación a gran escala de combustibles fósiles no convencionales mediante el fracking en la región de Vaca Muerta” para garantizar el cumplimiento de los compromisos climáticos asumidos por el Estado argentino.[cita requerida]

Cambio climático[editar]

Temperaturas máximas absolutas registradas en Argentina durante la ola de calor de diciembre de 2013. Esta ola de calor fue la más larga e intensa de Argentina.[96]

El cambio climático en Argentina se refiere a las causas, efectos y políticas para la mitigación y adaptación al cambio climático en Argentina. Según los científicos, se predice que el calentamiento global tendrá efectos significativos en el clima de Argentina.[97]​ Aunque las temperaturas han aumentado a un ritmo más lento que el promedio mundial, estos impactos se han producido en muchas áreas. Si estas tendencias continúan, se predice que el cambio climático exacerbará los desastres naturales existentes, como el aumento de la intensidad y la frecuencia de las inundaciones o creará nuevas áreas de inundación.

En diciembre de 2013 se registró la ola de calor más prolongada en Argentina desde que se comenzaron las mediciones en 1906,[98][99]​ afectando por lo menos 52 ciudades de todo el país.[100]​ Por primera vez desde la creación del sistema de alarma por calor, rigió una alerta en nivel rojo.[101]

El Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) señaló a fines de noviembre de 2014 que desde 1964 aumentaron un 10 % (casi 200 mm) las precipitaciones en casi todo el país, pero disminuyeron las lluvias en las regiones de Cuyo y de los Andes patagónicos. Por otra parte en toda la Patagonia argentina la temperatura promedio ascendió 1 °C lo cual ha hecho retroceder glaciares y ascender el nivel inferior de las nieves eternas montanas.[102]

Según un informe dado a conocer a fines de marzo de 2014 por el Grupo Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU si se continúan con los niveles actuales de emisión de GEI habrá más lluvias y posibles inundaciones en el centro y norte de la Argentina continental americana, y más sequías en el oeste y sur de la Argentina continental americana.[103]

En el 2016, Argentina presentó su primera Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), que fue considerada "altamente insuficiente" por el sitio web Climate Action Tracker[104]​ para alcanzar la meta de 1,5°C de calentamiento propuesta por el Acuerdo de París. En diciembre de 2020, se presentó una nueva NDC, con objetivos más ambiciosos, mayor claridad en los mecanismos de transparencia y un plan de seguimiento de las estrategias de mitigación y adaptación. Esto le valió un cambio en la categoría de "altamente insuficiente" a "insuficiente" en la calificación del Climate Action Tracker.[104]

Referencias[editar]

  1. «Cuáles son los planes de la Argentina para enfrentar sus cinco desafíos ambientales más urgentes | RED/ACCIÓN». 23 de octubre de 2018. Consultado el 2 de abril de 2022. 
  2. «Las deudas ambientales de la Argentina para 2022». LA NACION. 28 de febrero de 2022. Consultado el 2 de abril de 2022. 
  3. «El sector de residuos sólidos en la Argentina». Argentina.gob.ar. 23 de febrero de 2018. Consultado el 17 de mayo de 2020. 
  4. «Las deudas ambientales de la Argentina para 2022». LA NACION. 28 de febrero de 2022. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  5. «Lo que se ve y lo que no: la contaminación de ríos por residuos plásticos». Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  6. «Una ola de microplásticos – Agencia TSS». Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  7. «Microplásticos en el Mar Argentino: avances sobre el estudio de esta problemática». Argentina.gob.ar. 17 de abril de 2019. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  8. «Basurales a cielo abierto: situación socioambiental y propuestas de solución integral». Argentina.gob.ar. 15 de septiembre de 2020. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  9. «85 chicos mueren cada año en Argentina por la contaminación del aire». Asociación Toxicológica Argentina. 27 de octubre de 2016. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  10. «Los 13 datos más destacados sobre el estado del medio ambiente en Argentina». Infobae. Consultado el 27 de marzo de 2020. 
  11. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la República Argentina. «Anexo Técnico. Resultados alcanzados por la República Argentina por la Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por deforestación para las regiones forestales Parque Chaqueño, Selva Tucumano Boliviana, Selva Misionera y Espinal, parapagos basados en resultados de REDD+ (2014-2016)». unfccc.int. Consultado el 23 de marzo de 2020. 
  12. «Lo que se ve y lo que no: la contaminación de ríos por residuos plásticos». Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  13. «Microplásticos en el Mar Argentino: avances sobre el estudio de esta problemática». Argentina.gob.ar. 17 de abril de 2019. Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  14. «Una ola de microplásticos – Agencia TSS». Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  15. «Lo que se ve y lo que no: la contaminación de ríos por residuos plásticos». Consultado el 26 de marzo de 2022. 
  16. a b Causa Mendoza
  17. a b «El río Uruguay presenta excesos de metales, aceites, excremento y plaguicidas». www.telam.com.ar. Consultado el 21 de febrero de 2020. 
  18. «Cronologia del Derrame de Shell en Magdalena». Archivado desde el original el 16 de octubre de 2014. Consultado el 12 de febrero de 2013. 
  19. Derrame de crudo en el Río de la Plata Informe de Situación 1999 http://www.alaplastica.org.ar/informe99.pdf (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última). Informe “SEGUIMIENTO DEL IMPACTO DEL DERRAME DE PETROLEO PROPIEDAD DE LA EMPRESA SHELL EN LA VEGETACIÓN DE LA FAJA COSTERA DE MAGDALENA A PARTIR DE TRABAJO DE CAMPO Y UTILIZACION DE SENSORES REMOTOS Y SIG” http://www.alaplastica.org.ar/informe09.pdf Archivado el 19 de octubre de 2013 en Wayback Machine. Argentina: a diez años del derrame de petróleo en Magdalena: frustración, degradación y traición http://www.biodiversidadla.org/content/view/full/49231 A diez años del derrame de petróleo en el Río de la Plata, La esperanza a fojas cero (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., Por Margarita Torres, De la Redacción de APM (Agencia periodística del Mercosur), 10/05/2009, Consultado el 14/09/2010.
  20. Shell compró a Magdalena por un plato de lentejas (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última). El Mirador 24, 25 de mayo 2009, Consultado=14/09/10
  21. Roser, Max (13 de octubre de 2019). «Pesticides». Our World in Data. Consultado el 19 de marzo de 2021. 
  22. «La mala palabra: cuando los agroquímicos se transforman en “agrotóxicos” y las pulverizaciones aéreas son “fumigaciones”». Infocampo. 8 de abril de 2019. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  23. a b c Pórfido, Osvaldo Daniel (2013). Los plaguicidas en la República Argentina. Buenos Aires: Ministerio de Salud de la Nación. ISBN 978-950-38-0160-4. 
  24. a b Lepori, Edda C. Villaamil; Mitre, Graciela Bovi; Nassetta, Mirtha (2013). «Situación actual de la contaminación por plaguicidas en Argentina». Revista Internacional de Contaminación Ambiental 29 (0): 25-43. Consultado el 10 de diciembre de 2020. 
  25. Longhi, Fernando; Bianchi, Sebastian (2020-12). «Soja, glifosato y salud humana. Algunas evidencias en el Chaco Seco Argentino (1990 - 2012)». Revista Geográfica de América Central (65): 145-174. ISSN 2215-2563. doi:10.15359/rgac.65-2.6. Consultado el 10 de diciembre de 2020. 
  26. Sarandón, S. J.; Flores, C.; Abbona, E. (2015). «Uso de agroquímicos en la Provincia de Buenos Aires, Argentina: las consecuencias de un modelo agropecuario». Memorias del V Congreso Latinoamericano de Agroecología - SOCLA. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales (UNLP). ISBN 978-950-34-1265-7. Consultado el 28 de marzo de 2021. 
  27. Souza Casadinho, Javier (2009). «La problemática del uso de plaguicidas en Argentina. Modelos productivos e impacto en el ambiente.». XXVII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología. VIII Jornadas de Sociología de la Universidad de Buenos Aires. Asociación Latinoamericana de Sociología. 
  28. «Las empresas que ganan millones vendiendo pesticidas peligrosos al mundo en desarrollo (y qué país de América Latina es líder mundial en su uso)». BBC News Mundo. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  29. «OMS | Plaguicidas altamente peligrosos». WHO. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  30. «Científicos de la UNLP advierten que el glifosato está en todos lados». investiga.unlp.edu.ar. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  31. «Agroquímicos y desechos industriales enturbian el destino del Gran Chaco argentino». Noticias ambientales. 21 de julio de 2020. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  32. Paz Belada, Alejandro (2017). Regulación de los agroquímicos en Argentina: hacia una ley general de presupuestos mínimos regulatorios. 
  33. Albanese, Regina; López, Juan Bautista; Pérez Alsina, María (2018). Documento de trabajo: Ley de presupuestos mínimos sobre agroquímicos. Una cuenta pendiente. Córdoba: Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  34. Schmidt, Mariana Andrea; López, Virginia Toledo (2018). «Agronegocio, impactos ambientales y conflictos por el uso de agroquímicos en el norte argentino». Kavilando 10 (1): 162-179. ISSN 2027-2391. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  35. «Agroquímicos, un debate nacional pendiente». FARN. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  36. Zovak, Darío (2016). Documento de trabajo. Sumarios de jurisprudencia sobre agroquímicos. Córdoba: Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  37. Díaz, Sandra; Fargione, Joseph; Iii, F. Stuart Chapin; Tilman, David (15-ago-2006). «Biodiversity Loss Threatens Human Well-Being». PLOS Biology (en inglés) 4 (8): e277. ISSN 1545-7885. PMID 16895442. doi:10.1371/journal.pbio.0040277. Consultado el 27 de marzo de 2020. 
  38. Marcelo Zak y Marcelo Cabido. «El avance de la agricultura es la mayor causa de deforestación». Argentina Investiga. Consultado el 3 de abril de 2020. 
  39. «Regiones forestales de Argentina - ECyT-ar». cyt-ar.com.ar. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  40. Dirección de Bosques (Diciembre de 2005). «Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos. Informe nacional. Proyecto Bosques Nativos y Áreas protegidas BIRF 4085-AR, 1998-2005.». Argentina.gob.ar. Consultado el 22 de marzo de 2020. 
  41. «El avance de la agricultura es la mayor causa de deforestación». Argentina Investiga. Consultado el 3 de abril de 2020. 
  42. Leake, Andrés; de Ecónomo, María (2008). La deforestación de Salta. 2004-2007. Salta: Fundación ASOCIANA. ISBN 978-987-24283-0-3. 
  43. Cacace, Graciela P.; Morina, Jorge Osvaldo (2019). «Expansión de la soja transgénica y deforestación en la Argentina, 1990-2018». XXI Jornadas de Geografía de la UNLP, 9 al 11 de octubre de 2019. Consultado el 3 de abril de 2020. 
  44. «¿Cuál es el problema? | Fundación Vida Silvestre Argentina». www.vidasilvestre.org.ar. Consultado el 3 de abril de 2020. 
  45. Cagnolo, Luciano; Valladares, Graciela; Salvo, Adriana; Cabido, Marcelo; Zak, Marcelo (2009). «Habitat Fragmentation and Species Loss across Three Interacting Trophic Levels: Effects of Life-History and Food-Web Traits». Conservation Biology (en inglés) 23 (5): 1167-1175. ISSN 1523-1739. doi:10.1111/j.1523-1739.2009.01214.x. Consultado el 3 de abril de 2020. 
  46. Schmidt, Mariana Andrea (2015-11). «Política Ambiental, Avance de la Frontera Agropecuaria y Deforestación en Argentina: el caso de la ley “De Bosques”». GeoPantanal 10 (18): 121-139. ISSN 1517-4999. Consultado el 3 de mayo de 2020. 
  47. Fernández Mainardi, Patricia (2020-15-02). «Arrasar para cultivar: una radiografía de la deforestación en Argentina». Infobae. Consultado el 2020-21-03. 
  48. «Deforestación en el norte de Argentina. Informe anual 2019». Greenpeace. Enero de 2020. Consultado el 21 de marzo de 2020. 
  49. «Una provincia argentina en el ranking mundial de desmontes». Consultado el 3 de abril de 2020. 
  50. Clarín.com. «Coronavirus en Argentina: durante la cuarentena, los desmontes no pararon y superan a los de 2019». www.clarin.com. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  51. «Los 13 datos más destacados sobre el estado del medio ambiente en Argentina». Infobae. Consultado el 27 de marzo de 2020. 
  52. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la República Argentina. «Anexo Técnico. Resultados alcanzados por la República Argentina por la Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por deforestación para las regiones forestales Parque Chaqueño, Selva Tucumano Boliviana, Selva Misionera y Espinal, parapagos basados en resultados de REDD+ (2014-2016)». unfccc.int. Consultado el 23 de marzo de 2020. 
  53. «Datos Argentina». Datos Argentina. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  54. «¿Qué es un incendio forestal?». Argentina.gob.ar. 6 de diciembre de 2018. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  55. «Datos Argentina». Datos Argentina. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  56. «¿Qué es un incendio forestal?». Argentina.gob.ar. 6 de diciembre de 2018. Consultado el 29 de septiembre de 2021. 
  57. «Ley de Humedales YA! Por una Ley que proteja a los humedales del territorio argentino». www.leydehumedalesya.org. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  58. Martínez, Lucía. «Cuáles son los principales factores que influyen en los incendios forestales». Chequeado. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  59. «Argentina está en el segundo lugar en el mundo por los incendios forestales». Diario Río Negro. 6 de septiembre de 2020. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  60. Platía, Marta (1599505141). «Incendios en Córdoba: Paisaje después de los fuegos | La Fundación Mil Aves difundió un video sobre las quemas intencionales». PAGINA12. Consultado el 13 de septiembre de 2020. 
  61. «Activistas Demandan por una Ley para Proteger los Humedales en Argentina». NACLA (en inglés). Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  62. Página12. «Corte y acampe en el puente | Reclamo por una ley de humedales». Página/12. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  63. «Reunión informativa sobre “Hacia una Ley Nacional de Humedales”, se contará con la participación de profesionales, científicos y referentes ambientales. - COMISION: RECURSOS NATURALES Y CONSERVACION DEL AMBIENTE HUMANO» (video). Cámara de Diputados de la Nación Argentina. 5 de agosto de 2020. Consultado el 12 de agosto de 2020. 
  64. «"Proteger los humedales es proteger la salud de las personas", explicaron especialistas». Télam. 5 de agosto de 2020. Consultado el 12 de agosto de 2020. 
  65. Grasso, Agustina (10 de agosto de 2020). «Ley de humedales: especialistas expusieron sus puntos de vista en el Senado». Perfil (Buenos Aires). Consultado el 12 de agosto de 2020. 
  66. «AVAL EN LA COMISIÓN DE RECURSOS NATURALES A LA LEY DE PROTECCIÓN DE HUMEDALES». www.diputados.gov.ar. Consultado el 25 de noviembre de 2020. 
  67. «Dictamen unificado para la ley de humedales: un avance gracias a la movilización». La Izquierda Diario - Red internacional. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  68. «La Comisión de Recursos Naturales emitió dictamen sobre el proyecto de ley de Humedales». www.telam.com.ar. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  69. «Avanza la Ley de Humedales en Diputados | Dictamen para el proyecto que busca penalizar los incendios intencionales». Página/12. 21 de noviembre de 2020. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  70. «Cajonean la Ley de Humedales y la prohibición de la deforestación». Prensa Obrera - Noticias del movimiento obrero y analisis politico. 3 de diciembre de 2020. Consultado el 24 de diciembre de 2020. 
  71. «Cajonearon la Ley de Humedales: “Cuando los incendios dejaron de ser noticia primó el poder de lobby”». Info Blanco Sobre Negro. 15 de diciembre de 2020. Consultado el 24 de diciembre de 2020. 
  72. «Ley de Humedales: "No hay una voluntad política de estudiar con seriedad su protección"». Perfil. 19 de agosto de 2021. Consultado el 10 de septiembre de 2021. 
  73. a b Yaccar, María Daniela. «Cuarto intento para la sanción de una Ley de Humedales | Habla el diputado nacional Leonardo Grosso, uno de los que la impulsaron en el Congreso». PAGINA12. Consultado el 27 de febrero de 2022. 
  74. «La Cámara Alta dio media sanción al proyecto de ley que preserva y protege los humedales». metropolitana.org.ar. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  75. «Diario Libre - Viva el oro y el barro». 
  76. «Centro de Derechos Humanos y Ambiente - Proyecto Minero Veladero». 
  77. Etiennot, Federico (Septiembre de 2013). «San Guillermo: la verdad sobre la reserva». Somos Barrick. Archivado desde el original el 2 de marzo de 2016. Consultado el 18 de febrero de 2016. «Veladero y Pascua‐Lama se encuentran ubicados en la zona de transición de la Biosfera de San Guillermo, donde está permitida la actividad minera. Dicho de otra manera: las tareas de Barrick, donde se llevan a cabo, no se contraponen a las funciones y fines que la Unesco ha determinado para las Reservas de la Biosfera. Del mismo modo, no existe ninguna norma o ley nacional o provincial vigente, ni estatuto internacional ni plan de manejo alguno de la reserva que prohíba la actividad minera en el área donde se construye Pascua-Lama y opera la mina Veladero.» 
  78. «San Juan: Reserva de Biosfera de San Guillermo en peligro». Greenpeace. 19 de marzo de 2013. 
  79. «Especies en peligro: enterate cómo la mina Veladero opera dentro de la Reserva Provincial San Guillermo». Greenpeace Argentina. 18 de mayo de 2016. 
  80. «Procesan a un gerente de la minera Alumbrera por no respetar la ley ambiental». Télam - Agencia Nacional de Noticias. 2 de agosto de 2016. 
  81. Lucas Livchits (26 de agosto de 2006). «Un empresario minero, con pedido de procesamiento por contaminación». Página/12. 
  82. «Denuncian defraudación con regalías mineras». Mining Press. 1 de octubre de 2004. Archivado desde el original el 1 de abril de 2017. 
  83. «Demandan a Minera Alumbrera por contaminación». Oro Sucio. Basado en un artículo del diario El Ancasti. 8 de julio de 2004. 
  84. «Argentina. Fin de la espera: la Justicia condenó a la minera La Alumbrera por contaminación ambiental». Resumen Latinoamericano. 28 de marzo de 2017. 
  85. «La Secretaría de Medio Ambiente de la Nación admite que Minera Alumbrera contamina y se complica su situación judicial». Ecoportal. Archivado desde el original el 19 de septiembre de 2007. 
  86. «Finalmente Minera Alumbrera respondió al pueblo de Aconquija». Diario C. 9 de octubre de 2007. 
  87. Dr. Raúl A. Montenegro (2 de diciembre de 2009). «El impacto ambiental y social de minera Alumbrera sobre cinco provincias de Argentina». 
  88. «Así funciona La Alumbrera, la polémica mina a cielo abierto en Catamarca». Infobae. 20 de mayo de 2012. 
  89. Esteban Stanich (4 de julio de 2014). «Caso Canal DP2: otro fallo sobre peritajes a Alumbrera». Mining Press. Archivado desde el original el 11 de septiembre de 2016. Consultado el 6 de septiembre de 2016. 
  90. «La eliminación de retenciones beneficia a La Alumbrera». CBA24 - Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba. Archivado desde el original el 12 de agosto de 2016. Consultado el 9 de julio de 2016. 
  91. «La Alumbrera, beneficiada por Macri, consume la misma energía que TODO Tucumán y paga a precio subsidiado». Contexto Tucumán. 19 de agosto de 2016. 
  92. «Hay más de dos derrames por día en la Cuenca Neuquina». Diario Río Negro. 10 de noviembre de 2018. Consultado el 11 de julio de 2019. 
  93. a b Página12 (1542591609). «Los derrames de Vaca Muerta | En 2018 hubo unos mil incidentes ambientales». PAGINA12. Consultado el 11 de julio de 2019. 
  94. «Ejes enlace por la justicia energética y socioambiental». OPSUR. 
  95. «Asociación de Abogados Ambientalistas». jurisprudencia.mpd.gov.ar. 
  96. Barros, Vicente; Boninsegna, José; Camilloni, Inés; Chidiak, Martina; Magrín, Graciela; Rusticucci, Matilde (2014). «Climate change in Argentina: trends, projections, impacts and adaptation». Wiley Interdisciplinary Reviews: Climate Change (John Wiley & Sons) 6 (2): 151-169. doi:10.1002/wcc.316. Consultado el 28 de agosto de 2015. 
  97. «El Cambio Climatico en Argentina». Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 20 de agosto de 2015. 
  98. «Advierten que la ola de calor es "la más extensa" registrada hasta el momento» (html). Infobae. 30 de diciembre de 2013. pp. 2 en total. Consultado el 4 de enero de 2014. 
  99. Alejandro Rebossio (27 de diciembre de 2013). «Tres muertos y cortes de luz en Argentina por la ola de calor más larga en cien años». Buenos Aires: El País. Archivado desde el original el 28 de diciembre de 2013. Consultado el 28 de diciembre de 2013. 
  100. Mauricio Giambartolomei (27 de diciembre de 2013). «La segunda ola de calor más larga desde 1906». Buenos Aires: La Nación. Archivado desde el original el 27 de diciembre de 2013. Consultado el 27 de diciembre de 2013. 
  101. «Rige una alerta roja por la ola de calor en Buenos Aires». La Nación. 24 de diciembre de 2013. Consultado el 28 de diciembre de 2013. 
  102. Olas de calor, lluvias fuertes y sequías: los cambios climáticos en medio siglo.
  103. «Por el cambio climático, habrá más inundaciones y sequías». www.lanacion.com.ar. 1 de abril de 2014. Consultado el 17 de marzo de 2021. 
  104. a b «Argentina | Climate Action Tracker». climateactiontracker.org. Consultado el 1 de abril de 2021.