Principio de Hanlon

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El principio de Hanlon, también conocido como la navaja de Hanlon, es un adagio que dice: «Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez».

Origen[editar]

Según Joseph Bigler,[1]​ la cita proviene de Robert J. Hanlon, y apareció por primera vez en un libro que incluye una recopilación de chistes relacionados con las leyes de Murphy, publicado en 1980, titulado Murphy's Law Book Two, More Reasons Why Things Go Wrong.[2]

Un epigrama similar ha sido atribuido a William James, entre otros. Una cita similar también aparece en el cuento de Robert A. Heinlein «Lógica del imperio», publicado en 1941:

«Has atribuido a la villanía condiciones que resultan simplemente de la estupidez».

Debido a esto, hay quien alega que el principio de Hanlon es una corrupción del «principio de Heinlein».

Otras observaciones de la gran influencia del error humano sobre la maldad aparecen en varios trabajos. En el libro de Johann Wolfgang von Goethe llamado Las cuitas del joven Werther (1774), se lee:

Los malentendidos y la negligencia crean más confusión en el mundo que el engaño y la maldad. En todo caso, estos dos últimos son mucho menos frecuentes.

Aunque podemos rastrear la idea hasta Denis Diderot en su libro Pensamientos Filosóficos de 1746. En el pensamiento XXIX el autor nos dice:

Condenar a un hombre por malos razonamientos es olvidar que es un imbécil para tratarle como a un malvado.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Joseph Bigler, The origins of Hanlon’s Razor
  2. Robert J. Hanlon (1980). Murphy's Law Book Two, More Reasons Why Things Go Wrong ISBN 0-417-06450-0
  3. Pensamientos Filosóficos. Denis Diderot. Editorial Sarape, 1984. Trad. Francisco Calvo Serraller. pp. 45.