Polo Químico de Huelva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Polo químico de Huelva»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Polo Químico de Promoción y Desarrollo de Huelva es un grupo de instalaciones e infraestructuras de empresas químicas situadas en la provincia de Huelva (España).

Historia[editar]

Imagen del Polo Químico desde el espacio natural de Marismas del Odiel.
Instalaciones en la Punta del Sebo.

La Provincia de Huelva, en su zona de la Cuenca Minera, ha sido desde siempre un importante foco minero al que se le sumó su natural salida al mar mediante la Ría de Huelva. Por ello desde la prehistoria el tránsito entre ambas zonas, generalmente a través del Río Tinto fue frecuente. Ya en el siglo XIX diferentes empresas mineras, como la Rio Tinto Company Limited o The Tharsis Sulphur and Copper Company Limited, promovieron una primera industrialización en la zona pero no sería hasta el siglo XX cuando fructificaron las propuestas de desarrollar esos terrenos.

Aunque la primera intención para instalar un importante complejo industrial en la zona surgió en 1870 a cargo de José Monasterio Correa,[1]​ no fue hasta el año 1964 cuando el Gobierno de Franco -durante la alcaldía en la capital de Federico Molina- aprobó (por Decreto de 30 de junio de 1964) la construcción de un Polo de Promoción Industrial que cambiaría la geografía, la población y la política de la zona en muchos aspectos. Su instalación en la zona se debió (entre otros aspectos) al alto grado de subdesarrollo y desempleo existente entonces en la zona, y a la necesidad de aprovechar la ingente y cercana producción minera posibilitando que ésta se trabajara y quedara en el país.

Las diferentes instalaciones industriales han terminado abarcando diferentes espacios en la zona:

  • La Punta del Sebo, desembocadura natural del Tinto y la margen derecha de este río. Para unir ambas márgenes del río se construyó un puente para tráfico rodado y vía férrea que en su tiempo fue el de mayor anchura de España.
  • Palos de la Frontera, desde la desembocadura del Tinto hasta el Puerto Exterior. Donde se instaló el grueso de empresas.
  • Antigua carretera de Sevilla, en la localidad de San Juan del Puerto. En la que se instalaron empresas relacionadas con la manufactura de celulosa.

Impacto económico y social[editar]

Desde entonces la ciudad y las poblaciones cercanas están ligadas, desde los años 1960, a la industria química (refinerías de petróleo,[2]​ gas natural[3]​ o centrales térmicas instaladas en el municipio o los municipios adyacentes).

Puerto exterior del polo.

En la actualidad el polo aporta al desarrollo de la provincia cifras que representan el 10% del valor añadido bruto y algo más de 15.000 puestos de trabajo aunque la crisis surgida desde 2008 amenaza con una significativa disminución de oferta. En la actualidad, el polo, de más de 1.500 ha (la mitad en los terrenos de la capital), es uno de los complejos industriales más importantes del país estando instaladas en la actualidad 16 empresas (agrupadas bajo el nombre de AIQB) con una plantilla de más de 6.000 trabajadores. Las empresas son: Air Liquide, Algry, Aragonesas, Atlantic Copper, Cepsa, Enagás, Endesa, Ence, Cepsa Química, Fertiberia, FMC Foret, Repsol YPF, Unión Fenosa, Huntsman Tioxide.[4]

En otro sentido se ha denunciado las graves enfermedades asociadas y el importante retroceso ecológico en la zona. La provincia de Huelva se encuentra en el espacio conocido como “triángulo de la muerte” o “zona cero”. Este espacio lo componen las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla.

Hasta hace pocos años, escasos estudios se conocían sobre la contaminación de estas instalaciones químicas debido al hermetismo que hacían sobre este tema tanto las propias empresas, como el Ayuntamiento de Huelva o la Junta de Andalucía. Ahora, el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Greenpeace o la Universidad Pompeu Fabra gracias a sus estudios han conseguido saltar las alarmas a nivel sanitario al denunciar que el índice de cáncer en esta provincia es el más elevado de España. Estos estudios coinciden en que el riesgo de padecer cáncer en esta provincia es un 50% mayor que en el resto de España. La propia ex-ministra de medio ambiente, Cristina Narbona afirmó: “Cada año tenemos en España 16.000 muertes prematuras sólo por la contaminación atmosférica”.

A consecuencia de las actividades de Fertiberia, y en menor medida de FMC Foret, otras 1.200 ha son ocupadas de manera indirecta por el Polo Químico. Son las balsas de fosfoyesos, que están situadas a unos 300 metros de la barriada de Pérez Cubillas de Huelva, a un kilómetro del centro urbano de la capital. Las balsas de fosfoyesos del Polo Químico de Huelva están formadas por 100 millones de toneladas de esta materia, a la que también se le suman compuestos radioactivos como uranio 235 y 238, radón 222, polonio 210, radio 226 y plomo 210. Además, las balsas abarcan 1.200 hectáreas y constituyen uno de los vertederos de residuos industriales más extensos del mundo y pese a que la Audiencia Nacional y Tribunal Supremo resolvieron su limpieza hace más de tres años, sigue ahí.[5]​ Los fosfoyesos son el residuo de la producción de fertilizantes agrícolas químicos en las plantas de Fertiberia y FMC Foret, que deshacen roca fosfórica importada de Marruecos, Togo o Senegal con ácido sulfúrico. Todos los elementos contaminantes, incluido el uranio, han estado fluyendo libremente al agua de la ría desde 1967 hasta 1994, siendo asimilados por los seres vivos. Un estudio del CSIC indican que en Huelva hay un exceso de mortalidad por cáncer del orden del 10% para los hombres y del 6% para las mujeres, en comparación con la media andaluza. Además, en esta ciudad se producen un 40% más de casos de cáncer de estómago en mujeres. Otros excesos de mortalidad en mujeres son de cáncer de riñón (27%); de tráquea, bronquios y pulmón (16%), y de colon (20%). Por su parte, los hombres sufren un exceso de cáncer de riñón (27%); de hígado (19%); de tráquea, bronquios y pulmón (11%); de vejiga (2%); de estómago (18%), y de próstata (14%).Greenpeace establece que el índice de cáncer en Huelva es el más elevado de España[6]​ y recientemente denunció que las balsas de fosfoyesos emiten radiación 27 veces por encima de lo permitido.[7]​ Entre los propios habitantes de la zona se crea una gran disyuntiva: son muchos los puestos de trabajo que estas instalaciones ofrecen a los ciudadanos (el 6,74% del trabajo provincial) pero también son muchas las enfermedades que se corre el riesgo de padecer. Las opiniones se dividen así entre los que definen al Polo Químico como motor económico de la ciudad y los que lo definen como motor de enfermedades. Para equilibrar esta dicotomía y vigilar que se cumpla la legislación vigente, se creó la organización Mesa de la Ría,[8]​ Esta plataforma hace patente su preocupación por los efectos negativos del Polo Químico, tanto en el medio ambiente, como en la salud de los onubenses. Dicha plataforma ha realizado reivindicaciones tanto al ayuntamiento como a diferentes instituciones públicas; con visitas a la zona de europarlamentarios incluidas. Así, la Audiencia Nacional estableció el final de los vertidos por parte de Fertiberia en 2010.[9]

La reacción de la población[editar]

Nace como institución a finales de 2002, y como resultado del fracaso de la mesa para la recuperación de la avenida Francisco Montenegro. Esta avenida es donde se encuentran situadas la mayoría de las empresas contaminantes del polo. La mesa fue un acto firmado por políticos, grupos empresariales y ecologistas en 1991 para que no se instalaran más empresas en la zona, pero fracasó con el intento y posterior creación de la nueva planta de ciclo combinado de Endesa. Esta planta en un principio tuvo muchas trabas para construirse, ya que no encontraba sitio dentro del PGOU de la ciudad. Pero finalmente, y tras varios pleitos con el Ayuntamiento que acabaron en varias ocasiones en los tribunales, fue construida. Por todo ello surge esta plataforma ciudadana, que se desvincula totalmente de la política desde sus inicios y que engloba a organizaciones de todos los sectores de la sociedad, desde colegios oficiales como el de arquitectos o economistas, asociaciones de vecinos, empresas de la comunicación como Odiel Radio, partidos como Izquierda Unida o Partido Andalucista, etcétera.

Esta organización lleva a cabo actos con el objetivo de concienciar a la población de la necesidad de recuperar la ría, algunos tan destacables como una enorme manifestación que congregó a más de 12.000 ciudadanos en 2003. También entregas de firmas en el propio Ayuntamiento de Huelva para convocar un referéndum, o en el Congreso de los Diputados para que se ordenara el inmediato cese de los vertidos de fosfoyesos llevados a cabo por la empresa Fertiberia, finalmente paralizados en el año 2010. Pretenden en definitiva que se mantengan las industrias que hay en la actualidad y se mejoren los niveles de seguridad y se reduzca el impacto sobre la ciudad y el entorno, pero que conforme vayan acabando su ciclo se vayan marchando, sin que se instalen otras nuevas, para así en un medio o largo plazo poder recuperar definitivamente la avenida Francisco Montenegro y acabar así con la contaminación que estas fábricas producen.

En marzo de 2012, bajo el nombre de Mesa de la Ría, se presentaba una agrupación que concurriría a las elecciones municipales.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. FLORES CABALLERO, Manuel. El desenlace de la economía onubense. Artículo en "Huelva y su provincia 3", ISBN 84-7663-003-4
  2. www.cepsa.es. [/refinerias/huelva/pages/refhu_1.htm «REFINERÍA "LA RÁBIDA".»] |url= incorrecta (ayuda). Consultado el consultado el 25 de febrero de 2008.. 
  3. www.enagas.es. [/cs/Satellite?cid=1142417697959&language=es&pagename=ENAGAS%252FPage%252FENAG_pintarContenidoFinal «Infraestructuras; Plantas de Regasificación; Planta de Huelva.»] |url= incorrecta (ayuda). Consultado el consultado el 25 de febrero de 2008.. 
  4. AIQB Web, Nuestras empresas. [/home.php?seccion=f_empresas «Mapa de empresas.»] |url= incorrecta (ayuda). Consultado el consultado el 20 de diciembre de 2007. 
  5. La montaña ácida resiste
  6. Greenpeace España. (2008). [/hemeroteca/histórico-04-03-2005/Sevilla/Andalucia/el-indice-de-cáncer-en-Huelva-es-el-mas-alto-de-espa%C3%B1a-segun-greenpeace_20973110514.html «El índice de cáncer en Huelva es el más alto de España.»] |url= incorrecta (ayuda). Sevilla: ABC. Consultado el consultado el 30 de agosto de 2008. 
  7. Diario El Mundo. (2008). [/elmundo/2007/03/19/ciencia/1174315257.html «Fosfoyesos de Huelva.»] |url= incorrecta (ayuda). El Mundo. Consultado el consultado el 30 de agosto de 2008. 
  8. Mesa de la Ría. Esta plataforma se define como movimiento social que lucha por la no proliferación de las empresas de este tipo en el entorno onubense, por la defensa medioambiental de la ría de Huelva, la demolición de la nueva central térmica de Endesa construida sin licencia, la inmediata paralización de los vertidos contaminantes de fosfoyesos a la marisma y la regeneración ambiental del estuario y las marismas del Tinto y del Odiel. La Mesa de la Ría está formada por más de treinta colectivos de todo tipo (sindicatos, Colegios Oficiales, Asociaciones de Vecinos, ONG’s, etc.) que se definen como independientes de cualquier ideología ni partido político y responsable de las 20.037 firmas de ciudadanos que están a favor de que realicen los distintos trabajos a favor de la recuperación de esta zona de Huelva.
  9. La Audiencia Nacional rechaza las alegaciones de la empresa Fertiberia OdielInformación, 24/02/2010
  10. Web de la Asociación Mesa de la Ría de Huelva (19 de marzo de 2012). [/index.php?option=com_content&task=view&id=288&Itemid=39 «La Mesa de la Ría entra en la campaña»] |url= incorrecta (ayuda). 

Enlaces externos[editar]