Cuenca minera de Tharsis-La Zarza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vista de las antiguas explotaciones de Filón Norte, junto a Tharsis.

La cuenca minera de Tharsis-La Zarza es un área minera española ubicada en el centro de la provincia de Huelva (España), y tiene sus principales núcleos en los municipios de Alosno, Villanueva de las Cruces, Calañas, La Zarza, San Bartolomé, Gibraleón y Aljaraque. Históricamente esta zona ha sido explotada intensamente con fines mineros, llegando a articularse un importante complejo de carácter minero-industrial. Aunque hay constancia de actividades mineras ya en la antigüedad, el cénit de la explotación se alcanzó durante los siglos XIX y XX bajo gestión de la británica Tharsis Sulphur and Copper Company.

Desde 2014 numerosos bienes inmuebles de la comarca minera han sido declarados Bien de Interés Cultural.

Características[editar]

La cuenca minera de Tharsis-La Zarza se encuentra situada al este de la provincia de Huelva, dentro de los límites de la histórica comarca del Andévalo, extendiéndose hasta los estuarios de los ríos Odiel y Tinto. Constituye una de la zonas mineras situadas más al Oeste dentro de todo el conjunto de minas de Sierra Morena. La cuenca de Tharsis ha sido considerada uno de los distritos mineros más representativos de la faja pirítica ibérica,[1]​ a la cual pertenece al igual que otros yacimientos de la zona.

A lo largo de su historia la principal actividad minera ha estado dedicada a la extracción, transformación y transporte de la pirita (hierro, cobre y azufre).

En época contemporánea los principales centros mineros de la cuenca fueron «Tharsis» y «La Zarza», situadas junto a Alosno y Calañas, respectivamente. En el caso de la primera, esta abarcaba las explotaciones de Filón Sur, Filón Norte, Filón Centro o Sierra Bullones, mientras que «La Zarza» abarcaba los centros de La Zarza y Perrunal.[2]

Historia[editar]

Existen evidencias arqueológicas que apuntan a que los recursos naturales ya eran explotados por el hombre al menos desde la Edad del Cobre.[3]​ De hecho, el nombre de «Tharsis» se ha llegado a asociar con Tartessos, cuya cultura floreció al final de aquel período. Sería durante la época romana cuando la zona alcanzó una intensa explotación minera,[3]​ especialmente durante el período altoimperial, si bien esta actividad decayó considerablemente durante la etapa musulmana y la Edad Media.

Edad contemporánea[editar]

A mediados del siglo XIX la actividad de la cuenca minera se reactivó de la mano del ingeniero francés Ernest Deligny, que mostró interés por la zona tras una visita a la sierra de Alosno y la Ría de Huelva en febrero de 1853.[4]​ Deligny emprendió diversos trabajos de rehabilitación de las minas a través de la «Compañía investigadora de Tharsis», que sería sucedida en 1855 por la francesa Compagnie des Mines de Coivre de Huelva.[5]​ La sociedad gala consiguió poner en explotación los yacimientos, teniendo en los industriales británicos el principal cliente para la producción minera de azufre, piritas, etc. Sin embargo, diversas dificultades y problemas económicos echaron al traste las actividades. Debido a ello, en 1866 los franceses alquilaron la explotación de las minas a la británica Tharsis Sulphur and Copper Company mediante un acuerdo amistoso.[5]

Durante el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX la explotación de los cotos mineros aumentó considerablemente, introduciéndose métodos modernos. Al poco de iniciar sus actividades en España la compañía también emprendió la construcción de una línea férrea,[6]​ así como un muelle-embarcadero en el río Odiel para dar salida a los minerales extraídos. También se levantaron talleres, silos de mineral, central eléctrica, depósitos y viviendas, etc. A cierta distancia de los yacimientos de Tharsis se encontraba la mina Lagunazo, explotada por la sociedad francesa Minas de Cobre del Alosno. En 1895 esta sería adquirida por la Tharsis Company, que mantuvo la actividad de las instalaciones hasta su cierre en 1902. Paralelamente, por aquellas fechas «Tharsis» vendería la concesión de la mina Perrunal a la Sociedad Francesa de Piritas de Huelva. En la década de 1970 las minas y demás instalaciones pasaron a manos de la Compañía Española de Minas de Tharsis, que en 1995 sería sucedida por la sociedad Nueva Tharsis.[7]​ A finales del siglo XX la crisis que vivía el sector minero acabó contribuyendo al cierre de la mayor parte de los yacimientos de la zona para el año 2000.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Flores Caballero, Manuel (2011). Las fuerzas de la revolución industrial en la fiebre minera del XIX. Editorial Fundación para la investigación Juan Manuel Flores Jimeno. 
  • Giménez, Mar (1999). «La Cuenca Minera del carbón del valle del Alto Guadiato». Demófilo. Revista de cultura tradicional (32) (Sevilla: Fundación Machado). pp. 181-198. 
  • Sáez, Reinaldo; Donaire, Teodosio; Moreno, Carmen (2017). «Geología de la Faja pirítica ibérica: una ventana al infierno paleozoico». En: Reinaldo Sáez, Carmen Moreno, Gabriel R. Almodóvar (eds.). Geología de la provincia de Huelva (Universidad de Huelva): 87-110. 
  • Sánchez, Francisco (2006). «El ferrocarril Tharsis-Río Odiel». En: Emilio Romero Macías (dir.). Los ferrocarriles en la provincia de Huelva: Un recorrido por el pasado (Universidad de Huelva): 207-227. 

Enlaces externos[editar]