Paramilitar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Organización paramilitar»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Paramilitar o paramilitarismo se refiere a organizaciones particulares que tienen una estructura, entrenamiento, subcultura y, a menudo, una función igual a las de un ejército, pero no forman parte de manera formal a las fuerzas militares de un Estado. Son grupos de poder en el enquistados, y generalmente están fuera de la ley. Dentro de sus miembros pueden estar fuerzas policiales, militares, guerrilleros, mercenarios e integrantes de escuadrones de asalto o grupos de seguridad privados y políticos.

Estos grupos generalmente tienen un carácter de tropa irregular por lo que combaten sin obedecer las convenciones nacionales e internacionales para el ejercicio de la guerra, lo cual les permite excesos de violencia que serían inadmisibles en las fuerzas del Estado.

Legalidad[editar]

Según el derecho de la guerra, un estado puede incorporar una organización paramilitar o una agencia armada (como una policía nacional, una milicia voluntaria privada) en sus fuerzas Armadas combatientes. Las otras partes en un conflicto deben ser notificadas al respecto.[1]

Aunque un paramilitar no es una fuerza militar, generalmente es equivalente a la fuerza de infantería ligera de un militar en términos de intensidad, potencia de fuego y estructura organizativa. Un paramilitar también puede estar comúnmente bajo el mando de un ejército, incluso a pesar de no ser parte del ejército o desempeñar un papel de asistencia para los militares en tiempos de guerra. Las fuerzas paramilitares también pueden incluir misiones privadas de contratación militar.

Variaciones del término[editar]

Alemania[editar]

Colombia[editar]

El término paramilitar varía dependiendo del contexto en que se presente, por ejemplo en el caso del conflicto en Irlanda del Norte, el término paramilitar se refiere a cualquier grupo armado, mientras que en el contexto del conflicto armado en Colombia, se considera organización paramilitar a aquellos grupos armados ilegales de derecha o extrema derecha[2]​alzados en armas durante el conflicto colombiano.[3]​ El grupo paramilitar más conocido en Colombia se denominó Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), un grupo armado bajo el mando del paramilitar Carlos Castaño. Después del inacabado proceso de desmovilización de este grupo y sus aliados, se está dando el rearme y activación de varias facciones de éstos, conocidos de manera genérica como las Águilas Negras.[4][5]

Costa Rica[editar]

Este grupo paramilitar está conformado por pobladores de Isla Calero perteneciente a la provincia de Limón son guerrilleros listos para defender en caso de una invasión de Nicaragua, ya que el país no tiene armada. En Costa Rica se conoce con el nombre de Patrulla 1856.

Sin Embargo también se encontró por la DIS y OIJ en 2017 una red de paramilitares xenófoba y de derecha de veteranos de Fuerza Pública llamada Frente Patriótico para la Defensa Nacional (FPDN) que utilizan venta de narcóticos para pagar sus compras de armas ilegales.[6]

España[editar]

En España, en la década de los 80 surgieron los GAL, un grupo paramilitar que tenía como fin acabar con el grupo terrorista ETA. Sus víctimas se cifran en una treintena de muertos, de los cuales seis eran militantes de ETA o de los GRAPO. Entre los atentados destaca el del bar Batxoki, donde murieron cinco personas sin relación alguna con ETA. Ciertas informaciones hablaban de una conexión con el Gobierno del entonces presidente Felipe González, gobierno del cual fueron procesados su Ministro de Interior y su Secretario de Estado por dirigir los GAL.[7]

Italia[editar]

Otro grupo considerado como paramilitar es el que se conoció como Camisas Negras, que era una organización que apoyaba el régimen fascista de Benito Mussolini en Italia.

Nicaragua[editar]

En Nicaragua, en el contexto de las Protestas antigubernamentales en 2018-2019, grupos y manifestantes opositores al gobierno nicaragüense usaron el término paramilitar, acusando al gobierno de conformar estos grupos irregulares que trabajaban en conjunto con la Policía Nacional de Nicaragua para la represión y asesinato de manifestantes pacíficos en protestas cívicas, organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales como la CIDH y la ONU, en numerosas ocasiones denunciaron el uso indebido de armamento letal por parte de la Policia Nacional para reprimir protestas y desmantelar tranques, violando así protocolos internacionales sobre la contención de protestas,[8]​ esto quedó evidenciado por ejemplo en la Masacre del 30 de mayo, cuando paramilitares vestidos de civil y encapuchados atacaron con fusiles de asalto una manifestación opositora en Managua, el día 30 de mayo de 2018, dejando un saldo de 8 muertos en la capital y 11 muertos en marchas en el resto del país; por su parte el gobierno de Nicaragua argumenta que fue víctima de un golpe de estado, y que el levantamiento de barricadas y las protestas constituían un plan para para estrangular la economía del país y presionar para desmoralizar a la población civil y simpatizantes del Frente Sandinista, por lo que el gobierno afirma que el uso de armamento letal estaba fundamentado, pues se defendían de un golpe de estado.

Venezuela[editar]

Los colectivos han sido señalados de atacar al personal de las empresas privadas de televisión venezolana, de enviar de amenazas de muerte a periodistas, y de lanzar bombas de gas lacrimógeno a la nunciatura apostólica del Vaticano en 2009 después de que Hugo Chávez los acusó de intervenir con su gobierno.[9]​ Hay entre 20 y 100 diferentes colectivos en Venezuela, siendo los grupos más destacados los Tupamaros, el Frente Francisco de Miranda, Alexis Vive, La Piedrita y Ciudad Socialista Frente 5 de Marzo.[10][11][12][9]Fermín Mármol León, criminólogo venezolano y autor de Cuatro crímenes cuatro poderes, declaró que «si la revolución pierde la presidencia mañana, los colectivos inmediatamente se convertirán en una guerrilla urbana».[13]Human Rights Watch, que los describen como «bandas armadas que utilizan la violencia con impunidad» y acosan a los opositores políticos del gobierno venezolano.[14][15]

Referencias[editar]

  1. b «DIH consuetudinario - Sección B. Incorporación de agencias de aplicación de la ley paramilitares o armadas a las fuerzas armadas». Icrc.org. Consultado el 27 de julio de 2013. 
  2. Velazques rivera. «historia del paramilitarismo en Colombia». historia. Consultado el 31 de agosto de 2015. 
  3. http://confines.mty.itesm.mx/articulos7/RivasP.pdf
  4. http://www.semana.com/nacion/aguilas-negras/105663-3.aspx
  5. http://www.observatoriodereintegracion.org/attachments/026_El%20nuevo%20escenario%20paramilitar.pdf
  6. http://www.nacion.com/m/sucesos/narcotrafico/Fiscalia-preventiva-paramilitares-reclutados-custodiar_0_1644435590.html
  7. Barrionuevo y Vera, procesados por dirigir los GAL, El País, 25 de enero de 1996.
  8. . 6 de septiembre de 2019 https://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/500645-informe-onu-nicaragua-derechos-humanos/.  Falta el |título= (ayuda)
  9. a b Wallis, Dan (13 de febrero de 2014). «Venezuela violence puts focus on militant 'colectivo' groups» (en inglés). Consultado el 20 de marzo de 2014. 
  10. «Colectivos en Venezuela: ¿Organizaciones sociales o criminales?». NTN24. 8 de octubre de 2014. Archivado desde el original el 10 de octubre de 2014. Consultado el 9 de octubre de 2014. 
  11. «Dangerous Uncertainty ahead of Venezuela’s Elections Crisis Group Latin America Report N°42, 26 June 2012». Report (en inglés). International Crisis Group. Archivado desde el original el 18 de junio de 2013. Consultado el 20 de marzo de 2014. 
  12. «COLECTIVOS: Los Tupamaros, el brazo armado del chavismo». Reportero 24. 13 de febrero de 2014. Consultado el 22 de marzo de 2014. 
  13. Casey, Por Patricia Torres Y. Nicholas (22 de abril de 2017). «Los colectivos venezolanos, las bandas de civiles armados que atacan a los manifestantes y defienden a Maduro». The New York Times. ISSN 0362-4331. Consultado el 26 de abril de 2017. 
  14. Wallis, Dan (13 de febrero de 2014). «Venezuela violence puts focus on militant 'colectivo' groups» (en inglés). Consultado el 20 de marzo de 2014. 
  15. Tapia Reynolds, Gioconda. «Venezuela marcada por la violencia». Voice of America. Consultado el 28 de octubre de 2014. 

Enlaces externos[editar]