Myrmecophaga tridactyla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Oso hormiguero gigante
Myresluger2.jpg
Estado de conservación
Vulnerable (VU)
Vulnerable (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Superorden: Xenarthra
Orden: Pilosa
Suborden: Vermilingua
Familia: Myrmecophagidae
Género: Myrmecophaga
Linnaeus, 1758
Especie: M. tridactyla
Linnaeus, 1758
Distribución
Distribución de Myrmecophaga tridactyla.
Distribución de Myrmecophaga tridactyla.

Myrmecophaga tridactyla, denominado comúnmente oso hormiguero gigante, oso bandera, o yurumí —a veces escrito erróneamente en español jurumí[n. 1] es la mayor especie de oso hormiguero. Se encuentra en América Central y Sudamérica. Es el único representante del género Myrmecophaga.

Esqueleto de un yurumí.
Un ejemplar mostrando su lengua.
Un yurumí alimentándose.
Hembra con su cría en el dorso.
Un ejemplar de yurumí.

Otros nombres comunes[editar]

Hormiguero, oso hormiguero, yurumí ('boca pequeña' en guaraní), tamandúa guazú, yautare, y kuarevachú.

Características[editar]

Su cuerpo mide entre 100 y 120 cm de longitud y su cola de 60 a 90 cm; pesa de 25 a 39 kg.[2] El hocico es muy alargado y cónico. La lengua tiene 60 cm de largo y está recubierta por una substancia adherente para capturar los insectos de los que se alimenta. Carece de dientes. El pelo del tronco, de color castaño o grisáceo, con una V negruzca y líneas blancas, es corto, excepto en el lomo, en el que se observa una crin, que se une con el muy abundante pelambre de la cola, que presenta bandas plateadas y tonos castaños, negros y grisáceos.

M. Tridactyla es fácilmente reconocible por su largo hocico cilíndrico y cola espesa, con cerdas largas y gruesas que mantiene erguidas, de ahí el nombre de oso bandera en Argentina y Brasil. Sus extremidades son fuertes, en las delanteras se apoya sobre los nudillos y terminan en 5 dedos, de los cuales 4 son visibles, de los que solo tres tienen garras características muy fuertes, especialmente la garra de su tercer dedo que se encuentra curvado hacia atrás cuando el animal camina sobre sus muñecas. También presenta 5 dedos con uñas menores en las patas traseras en las que apoya la planta entera. El macho es mayor que la hembra.

Ecología y comportamiento[editar]

Se lo encuentra en gran variedad de hábitats, en sabanas, pastizales, áreas pantanosas, bosques húmedos, bosques secos, siendo más frecuentes en áreas abiertas con abundancia de hormigas y termitas, que componen esencialmente su dieta (mirmecofagia).

Parece ser diurno en áreas deshabitadas, en invierno y días lluviosos. En áreas densamente pobladas se torna nocturno. Vive en solitario o por parejas, moviéndose continuamente y recorriendo grandes extensiones con el hocico dirigido hacia el suelo en busca de insectos. A veces galopa para encontrar alimento o huir de los depredadores, a los que, si es el caso, se enfrenta con sus garras. Incluso un jaguar evita luchar con un hormiguero gigante, que es un adversario temible. Como no tiene buena vista se guía por su olfato que es muy agudo y con él localiza los hormigueros y termiteros y luego los excava. Su territorio varía desde 9 hasta 25 km2.

Sus señales dejadas sobre los tacurúes por haber cavado en busca de hormigas o termes son muy particulares. Posee un método de ingesta muy particular, siendo buen ejemplo de cosecha racional.

Es buen nadador, penetrando en el agua a menudo e incluso es capaz de atravesar a nado ríos de notable anchura.[3] Aunque está capacitado para excavar, no se construye madrigueras y prefiere refugiarse en un hoyo o cualquier cavidad, donde se dispone para el reposos arrollándose sobre sí mismo con el hocico entre las patas y la gran cola sobre el cuerpo.

Son animales solitarios que dejan de ignorarse uno a otro en época de apareamiento. El período de gestación es de 190 días, tras los cuales nace una cría de aproximadamente 1,3 kg. Es destetada a las 4 a 6 semanas y luego llevada sobre el lomo de la madre hasta alrededor del año, época en que está crecido casi completamente y en que llega un nuevo período de apareamiento. La madurez sexual se alcanza entre los 2,5 a 4 años.

Distribución[editar]

El oso hormiguero se distribuye en América Central y en América del Sur. Originalmente se lo podía encontrar desde Belice hasta Uruguay. En la actualidad es una especie amenazada, se encuentra extinto en Guatemala, en El Salvador y en Uruguay y se desconoce su situación en Belice. Sin embargo hay datos de junio de 2008 de su presencia en la Reserva de Bosawás en Nicaragua[cita requerida], justo al sur de la frontera con Honduras. En Centroamérica ya es un animal muy raro; su situación en Costa Rica es crítica.

En Sudamérica su refugio más extenso es el Chaco de Paraguay y Bolivia.

Países en los cuales aún habita[editar]

Argentina, zona norte; Bolivia, en el Chaco, las Yungas y la Amazonía; Brasil, en grandes áreas del Amazonas, el Chaco y la Mata Atlántica; Colombia, en áreas fragmentadas de la Amazonía; Costa Rica, reportado en el Parque Nacional Corcovado durante los años 80s, posiblemente extinto; Ecuador; Guyana, Guyana Francesa, en la selva de transición de la frontera con Brasil; Honduras, reportado en la Reserva de la Biosfera de Río Plátano por una expedición en 2008; Nicaragua, reportado en la Reserva de Bosawás; Panamá, Habita los bosques de la vertiente caribeña de las provincias de Bocas del Toro y Colón, también se ha avistado en el Darién; Paraguay, tanto en la región Oriental como en la Región Occidental o Chaco paraguayo; Perú, en la Amazonía; Surinam; Uruguay, posiblemente extinto; Venezuela, en los Llanos y la Amazonía.

Países en los cuales se encuentra extinto[editar]

Guatemala, según la IUCN.

Relación con el Hombre[editar]

Es inofensivo; si es atacado se defiende con mucha peligrosidad por sus potentes y puntiagudas garras. Actualmente compone la dieta de los campesinos e indígenas, no así en algunas etnias como la de los Chamacocos en Alto Paraguay por creencias religiosas. Sus huesos son utilizados para medicina alternativa (tratamiento de reuma), el humo de su cerda se utiliza en inhalaciones para curar bronquitis, además la ceniza del pelo de la cola se utiliza para heridas hemorrágicas y como anticonceptivo. Su sebo es utilizado como pomada para prevenir las estrías en el embarazo.

Factores de riesgo[editar]

Muerte o captura como mascota o trofeo, incendios, destrucción del hábitat. Es perseguido ya que se supone que puede matar los perros de las estancias o de las comunidades rurales. Aunque su carne es muy dura algunos pobladores nativos y campesinos la consumen. Por su extraño aspecto es capturado como presa viva para colecciones y zoológicos privados. La destrucción de su hábitat, su bajo potencial reproductivo y su alta vulnerabilidad ante el hombre, son los factores de riesgo que más sufren.

Estado de conservación en Paraguay[editar]

Se encuentra amenazado en la Región Oriental, sus poblaciones están decreciendo en algunos Departamentos donde se observan extinciones locales. En la Región Occidental aún es común en las sabanas de palmares.

Datos históricos[editar]

Don Félix de Azara escribió ya en 1802 sobre este animal:

… lejos de perjudicar son benéficos: sin embargo desaparecerán del mundo luego de que esto se pueble un poco más, porque estas gentes matan todos los que encuentran, sin utilidad, ni más motivo por la suma facilidad de hacerlo

En tiempos más recientes, en algunas comunidades rurales del Chaco se utilizaba su larga lengua para bocados (del freno) de potros y redomones, ya que una vez secada, estaqueada y sobada queda muy suave y no lastima la boca de las cabalgaduras.

Referencias[editar]

  1. Miranda, F. & Medri, I. (2008). «Myrmecophaga tridactyla». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN versión 2010.3. Consultada: 12 de noviembre de 2010.
  2. Neris, N; F. Colman; E. Ovelar; N. Sukigara y N. Ishii. 2002. Guía de mamíferos medianos y grandes del Paraguay. Secretaria del Ambiente (SEAM), Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). Asunción. Paraguay. 165 pp.
  3. Salvat, M. (director). Enciclopedia Salvat de las Ciencias. Tomo 6, Animales Vertebrados. Ed. Salvat, Pamplona.
  • Neris, N (ED). 2005. Guía ilustrada de anfibios, reptiles, aves y mamíferos del Paraguay. Natura Vita, Artes gráficas Zamphiropolos S.A. Asunción, Paraguay. 200pp.
  • Villalba, R y A. Yanosky. 2000. Guía de huellas y señales: fauna paraguaya. Fundación Moisés Bertoni, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Asunción Paraguay. 112pp.

Notas[editar]

  1. La pronunciación más aproximada de este nombre guaraní es yurumí pero se ha divulgado mucho la escritura portuguesa brasileña e incluso en la forma actual de escritura del guaraní las palabras que en español se escriben con "y" suelen aparecer escritas con "j".

Enlaces externos[editar]