Reserva de Bosawás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reserva de la Biosfera Bosawás
PenasBlancas, part of the Bosawas Reserve, Jinotega Department, Nicaragua.jpg
Peñas Blancas, parte de la Reserva de Biosfera Bosawás
Situación
País Bandera de Nicaragua Nicaragua
División RAAN (Región Autónoma del Atlántico Norte), Jinotega, Nueva Segovia.
Datos generales
Grado de protección Reserva
Fecha de creación 1979, 1997
Superficie ± 20 000 km²
[editar datos en Wikidata]

La Reserva de Bosawás se encuentra en el departamento de Jinotega, compartida por la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) y en una pequeña parte por el departamento de Nueva Segovia en Nicaragua. Fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1997. Su nombre deriva de los nombres «río Bocay, cerro Saslaya, y río Waspuk. La primera reserva fue fundada en 1954.

Peñas Blancas, parte de la Reserva de Biosfera Bosawás es la segunda selva más grande del hemisferio occidental, después de la selva amazónica en Brasil. Situada al noreste de la ciudad de Jinotega, en el noreste de Nicaragua

.

Constituye la mayor reserva forestal de Centroamérica y la tercera mayor a nivel mundial y es uno de los mejores ejemplos de bosque tropical húmedo y de bosques de nubes de la región, englobando también áreas de media altitud hasta los 1650 m que alcanza en su punto más alto, el cerro Saslaya, cuyo entorno a su vez ha sido declarado parque nacional. Por la reserva transcurren innumerables ríos tributarios del río Coco, destacando el río Bocay y el río Waspuk.

Forma junto a la Reserva de la Biosfera de Río Plátano (8000 km²) y otras áreas boscosas en Honduras un bloque continuo de selva tropical. Unos 50 000 km² (30 000 en Honduras y 20 000 de la reserva Bosawás en Nicaragua), que suponen la segunda mayor selva de todo el continente.

La zona núcleo está compuesta de los territorios ubicados en la parte sur del curso medio del río Coco, con un área aproximada de 7441 km², comprenden principalmente la región dentro del río Bocay, Cerro Saslaya y río Waspuk.

La Zona de Amortiguamiento (más de 12,000 km²) está delimitada por los límites administrativos de los seis municipios adyacentes (Bonanza, Siuna, Waspam, Waslala, Wiwilí y Cuá-Bocay, los cuales comparten fronteras comunes con la Zona Núcleo designada de la Reserva.

Historia[editar]

La reserva fue declarada como tal en 1979, pero debido a la guerra de intervención norteamericana no se le dio seguimiento. En 1991, ya finalizada la guerra, se comenzó a indagar en la reserva. En 1997 fue declarada Reserva de la Biosfera. Desde el año 2000, muchos colonos se han asentado y están talando el bosque. En 2003, el gobierno declaró 6 territorios indígenas en la zona núcleo para evitar la tala de más árboles. En ese momento 21,000 indígenas recibieron el título de posesión del 7% del territorio nicaragüense. No obstante la deforestación ilegal continúa.

Flora y Fauna[editar]

El clima de la región meridional de Honduras y de la parte septentrional de Nicaragua es propicio para el desarrollo de selvas umbrófilas de montaña y de selvas tropicales en las tierras bajas. Así se desarrolla esta gran masa forestal extremadamente rica en especies de plantas y animales. En Bosawás la mayor zona forestal se encuentra en la zona núcleo y está formada por selvas ecuatoriales y selvas de montaña; sin embargo, en la zona de amortiguamiento la selva ha sido talada y quemada de tal forma que disminuyó la cobertura vegetal de 12 000 km² a unos 3000 km² (incluyendo bosques de pino), a los que se le deben de sumar los 7800 km² de selva virgen de la zona núcleo. En total las selvas y bosques de pinos de la reserva abarcaban unos 14 000 km², sin embargo el pasado Huracán Félix destruyó parte del bosque y la superficie forestal se ha reducido a unos 10 500 km².

Se han identificado 270 especies de plantas; muchas de las cuales tienen atributos alimenticios, ornamentales y medicinales.

Bosawás es un punto de convergencia de fauna de Norte y Sudamérica y posee una enorme riqueza en organismos tanto invertebrados como vertebrados. La selva tropical es el bioma más rico del planeta y se estima que en Bosawás se encuentra el 13% de las especies conocidas. Se tiene un escaso conocimiento de las especies que habitan en Bosawás. No obstante desde que se comenzaron las investigaciones en zonas vírgenes de la reserva, se han encontrado 200 especies de animales vertebrados e invertebrados. La reserva posee colonias de quetzales significativas numéricamente en Mesoamérica. En referencia a la avifauna se encuentra presente una de las águilas más grandes del mundo, el águila harpía (Harpya harpija); así mismo hay una población definida de guacamayas escarlata (Ara macao). También están los principales depredadores (puma y jaguar) y el herbívoro más grande de Mesoamérica, el tapir o danto. La entomofauna está todavía bastante inexplorada. Se calcula grosso modo la existencia de 100.000 a 200.000 especies de insectos.

Muchas especies de mamíferos sirven de alimentos para los indígenas.

Población[editar]

La población humana, aparte de la mestiza, está compuesta por indios rama, mayangnas y miskitos, de los cuales sólo los dos últimos pueblos han conservado su lengua y se han organizado en seis territorios indígenas:

  • Miskito Indian Tasbaika Kum (683,4 km²).
  • Kipla Sait Tasbaika (1.073,7 km²).
  • Li Lamni Tasbaika Kum
  • Mayangna Sauni As (1.668 km²).
  • Mayangna Sauni Bu (1.024,5 km²).
  • Mayangna Sauni Bas (40,1 km²).

La población mestiza, unas 200.000 personas, se encuentra asentada en los municipios de la zona de amortiguamiento de la reserva. No obstante, una población de 12.000 personas de este grupo habitan en la zona núcleo de la reserva llevando a cabo una actividad agrícola y ganadera que tiene su impacto en el ecosistema de la misma.

Amenazas[editar]

Bosawás es una reserva amenazada. Dado a que es la segunda mayor selva tropical de América cuenta con múltiples amenazas por parte de la gente. Muchos mestizos empujados por la pobreza y el hambre se afincan en Bosawás y talan la selva. La deforestación es la principal amenaza; ya han sido desforestadas unos 2500 km², esto sin lugar a dudas ha llevado a la extinción a muchas especies que eran nuevas para la ciencia. La población circundante a la reserva continúa talando a pesar de la oposición de los nativos mayagnas.[1]

Junto a la deforestación están las secuelas del Huracán Félix el cual destruyó una gran parte de la selva tropical de Bosawás. Unos 200 km² desaparecieron completamente y los otros 12 000 km² que componen la zona de amortiguamiento han sido afectados en diversos grados. Afortunadamente la zona núcleo (la de mayor biodiversidad) no fue afectada.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]