Jerónimo de Alderete

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jerónimo de Alderete
Geronimo de Alderete.jpg
Gerónimo de Alderete, según ilustración idealizada de la obra de Alonso de Ovalle.

Gobernador de Chile
nombrado en 01555-03 marzo de 1555 aunque nunca tomó el mando-01556-04 abril de 1556
Monarca Felipe II de España
Predecesor Pedro de Valdivia
Sucesor García Hurtado de Mendoza

Información personal
Nacimiento 1516
Olmedo, Corona de Castilla
Fallecimiento 7 de abril de 1556
Panamá, Castilla de Oro, Perú
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Católico
Información profesional
Ocupación explorador, adelantado, conquistador, militar, gobernador de Chile
[editar datos en Wikidata]
Pedro de Valdivia, Francisco de Villagra y Gerónimo de Alderete, según ilustración idealizada de la obra de Alonso de Ovalle.

Jerónimo o Gerónimo de Alderete y Mercado (Olmedo, (Corona de Castilla) en 1516 - † Panamá, Castilla de Oro, 7 de abril de 1556), Adelantado, fue un conquistador español nombrado gobernador de Chile por el Rey de España, el primero designado por la Corona, aunque murió en camino a asumir el cargo. Y también fue caballero de la Orden de Santiago.

Biografía[editar]

Hijo de Francisco de Mercado e Isabel de Alderete de Tordesillas, llegó a América, concretamente a Perú en 1535 bajo las órdenes de Diego de Rojas. En 1539 fórmo parte de la fracasada expedición al Gran Chaco que buscaba facilitar el acceso a Asunción (Paraguay). La expedición tuvo varias dificultades, alcanzando a llegar hasta el río Pilcomayo. Alderete se estableció en Tarija (Act. en Bolivia). En aquel trayecto se les unió Francisco de Aguirre, y en 1540 ambos se sumaron a la hueste de Pedro de Valdivia para la Conquista de Chile.

En Chile[editar]

Se incorporó a la expedición de Pedro de Valdivia en Tarapacá, llegando al valle del río Mapocho a fines de 1540. Ocupó el cargo de regidor en el primer cabildo de Santiago. En 1544 participó en la travesía que debía reconocer toda la costa del país al sur de la bahía de Valparaíso, tomar posesión de los territorios descubiertos, y procurar alcanzar el Estrecho de Magallanes, junto a Juan Bautista Pastene, en los navíos San Pedro y Santiaguillo. Durante trece días el cielo cubierto no permitió a los pilotos reconocer la latitud, hasta que el 18 de septiembre llegaron a una amplia ensenada y pudieron constatar que se encontraban en los 41º 15' de latitud sur, aproximadamente a la altura de la actual ciudad de Osorno. Desembarcaron y Alderente tomó "la tenencia y posesión de toda esta tierra por S.M. y en su nombre por el gobernador Pedro de Valdivia". La bahía recibió el nombre de San Pedro en honor a Valdivia y al buque, conservándolo hasta hoy. Es seguida dieron vuelta hacia el norte, hasta hallarse frente a un río y puerto aproximadamente a 39º 40'. Era la bahía y desembocadura del río Ainilebo, a los que Alderete denominó puerto de Valdivia y río Valdivia, al tomar "posesión" desde la cubierta del barco, el 22 de septiembre. El 30 de septiembre ya estaban de vuelta en Valparaíso. Luego acompañó a Pedro de Valdivia al Perú para sofocar la sublevación de los hermanos Pizarro, combatiendo en la Batalla de Xaquixahuana en 1548.

En 1550 durante la campaña que concluyó con la fundación de la ciudad de la Concepción, lideró la carga de la caballería que rompió a división principal de los araucanos en la Batalla de Penco. En 1552 Valdivia le encomendó la búsqueda de un emplazamiento donde fundar una ciudad cercana a la cordillera, para usarla de base de conquista de los territorios al este de las cumbres. Alderete llegó al lago donde nace el río Toltén, que desde entonces se llamó lago Villarrica. Fundó la Villa Rica en el mismo sitio que al presente ocupa esta ciudad, y le dio ese nombre por la presencia de oro en las arenas de los arroyos que llegaban al lago.

El testamento de Valdivia[editar]

Muy cercano al Gobernador ("el lo tiene como por padre el dicho Pedro de Valdivia" dice un documento de la época), éste le había designado en su testamento como su sucesor en la Gobernación de Chile. Alderete se encontraba en España cuando se enteró de la desastrosa muerte de Valdivia en Tucapel. Había llegado a fines de 1553, llevando la primera remesa de oro que allá se recibió de Chile, setenta y seis mil docientos pesos. Portaba además una extensa relación en que Valdivia enumeraba sus servicios al Rey en la conquista del país, y solicitaba diversos títulos y recompensas que estimaba le correspondían. Alderete tenía además el cometido de persuadir a Marina Ortiz de Gaete, la mujer de Valdivia, de partir a radicarse con éste en Chile.

El Rey le nombró Gobernador el 29 de marzo de 1555, en reemplazo del fallecido Valdivia, ordenándole además caballero de la Orden de Santiago. El 15 de octubre de 1555, Alderete se embarcó de regreso para asumir el cargo, en la misma flota que conducía al nuevo virrey del Perú Andrés Hurtado de Mendoza; venía también allí el soldado poeta Alonso de Ercilla. En una escala en Panamá Alderete cayó gravemente enfermo de fiebre amarilla, y murió en la isla de Taboga el 7 de abril de 1556.

Mientras tanto y sin conocer del nombramiento en España de Alderete, en Chile Francisco de Aguirre y Francisco de Villagra se disputaban el gobierno. El testamento de Valdivia prescribía que en ausencia de Alderete debía sucederle Aguirre, y aunque éste se encontraba en la conquista de la región de Tucumán a la muerte del Gobernador, apenas supo la noticia volvió con sus tropas a exigir para sí la sucesión. Los cabildos de las ciudades del sur, amenazadas por el alzamiento indígena posterior a Tucapel, habían designado Gobernador a Villagra, quien estaba al frente de las fuerzas españolas en la guerra de Arauco. Por su parte, el cabildo de Santiago había preferido designar a un vecino de esta ciudad, Rodrigo de Quiroga. Esta confusión, nefasta para los españoles pues tenía lugar junto a los estragos que les provocaba el líder mapuche Lautaro, fue resumida con maestría por Alonso de Ercilla:

Jerónimo Alderete, Adelantado,
a quien era el gobierno cometido,
hombre en estas provincias señalado,
y en gran figura y crédito tenido,
donde como animoso y buen soldado
había grandes trabajos padecido;
(no pongo su proceso en esta historia,
que dél la general hará memoria).
Fue su llorada muerte asaz sentida,
y más el sentimiento acrecentaba,
ver el gobierno y tierra tan perdida,
que cada uno por sí se gobernaba:
andaba la discordia ya encendida,
la ambición del mandar se desmandaba;
al fin, es imposible que acaezca,
que un cuerpo sin cabeza permanezca.
Alonso de Ercilla y Zúñiga, La Araucana, Canto XIII

Enterado de la muerte de Alderete y de las pugnas provocadas por los apetitos de poder, el virrey Hurtado de Mendoza dispuso que le sucediese en la gobernación de Chile su hijo, don García Hurtado de Mendoza. Su primera medida en el país fue prender a Villagra y Aguirre y mandarlos presos a Lima.

Cargos[editar]

  • Cabildo de Santiago 1541 - 1547
  • Tesorero Real 1544
  • Teniente General de las Armas 1550
  • Gobernador de Chile y Capitán General 1555 - Sin asumir en América.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]