Gracia Montes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gracia Montes
Datos generales
Nombre real Gracia Cabrera Gómez
Nacimiento Lora del Río, Sevilla,
Flag of Spain.svg España
1 de marzo de 1936 (80 años)
Nacionalidad Española
Ocupación Cantante
Información artística
Género(s) Copla
Instrumento(s) Voz
Período de actividad 1953
Artistas relacionados Pepe Pinto
Web
Sitio web http://www.graciamontes.es
Ficha Gracia Montes en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Gracia Montes es el nombre artístico de Gracia Cabrera Gómez (Lora del Río, Sevilla, 1 de marzo de 1936), cantante española de copla.

Biografía[editar]

Hija primogénita del matrimonio formado por José Cabrera Sánchez y Adela Gómez Mendoza, quienes también tuvieron tres hijos más: Encarnación, Juan y Manuel.[1]

Trayectoria artística[editar]

Su primer debut teatral fue en 1953 con el espectáculo "La copla por bandera", en Madrid. Sin demora, gracias a su voz privilegiada, se presentó, con sólo 17 años, a las Galas Juveniles realizadas cada mañana de los Domingos en el sevillano Teatro Cervantes, donde el público aplaudió y admiró sus florecientes cualidades artísticas, incorporándose muy pronto a los espectáculos de diversas compañías, como la del cantaor Pepe Pinto y Pastora Pavón y en la de variedades de Mercedes Vecino y Los Gaditanos. Pastora Pavón fue una mujer a la que Gracia Montes siempre admiraría, uno de sus ídolos junto a Fernanda de Utrera y Bernarda de Utrera. Pastora, maestra indiscutible del cante hondo, fue la primera artista que Gracia escuchó. Por esta razón, algunos críticos de la época decían que la velocidad de su voz recordaba a la más grande cantaora nacida en la Alameda de Hércules, así como la dolencia en su pellizco flamenco que tanto caracterizó su emblemática discografía.

A mediados de los años cincuenta, Gracita Montes realiza su primera grabación con el sello discográfico Columbia. Era un disco de dos caras, de los llamados 'de pizarra'. En él se incluían las bulerías "La luna y el río" y "¿Será una rosa?", ambas escritas por Francisco de Val. Esta última fue, sin lugar a dudas, la canción que definitivamente la colocaría en el cenit de la Copla, en ese lugar privilegiado que sólo ocupaban las más grandes.

Siguiendo la tónica del momento, intervino en programas radiofónicos de los años cincuenta, como Conozca usted a sus vecinos de Rafael Santisteban o Cabalgata Fin de Semana, que dirigía Bobby Deglané. Gracia interpretaba su éxito "¿Será una rosa?", unos fandangos 'architarareados': "Amor, ¿por qué no viniste amor?" y "Camino del cielo". La grabación editada por Columbia de esta última, difiere de la letra original escrita por el aragonés Francisco de Val.

El director Juan Antonio Bardem la contrata para su intervención en un largometraje que forma ya parte de la filmografía española, Muerte de un ciclista (1955), en el que interpretaba los citados fandangos "Amor, ¿por qué no viniste amor?", diferente versión a la recogida en disco y grabados en directo para el rodaje de la escena. Más tarde, el director José Luis Sáenz de Heredia la llama para su película Historias de la radio (1955). El director le propuso a Gracia Montes interpretar "¿Será una rosa?" pero su autor pidió a la productora una cantidad que ésta no vio oportuna. Por ello finalmente, Gracia interpreta unos cantos de Almonte que también habían sido acogidos con gran aceptación: "La Romera", escritos por un trío que se había interesado por la voz de Gracia: Ochaíta, Valerio y Solano. Este trío de compositores también escribirían para ellas las granadinas "Coplas del chapinero", "Una rosa colorá", "¡Habla con los ojos..!" o el pasodoble marinero "Cariá, la Sanluqueña". Títulos que no tardarían en convertirse en éxitos rotundos gracias a la difusión masiva que la radio hacía de sus discos en aquellos programas de canciones dedicadas.

Desde las ondas fue descubierta por el cazatalentos José Brageli, que lo era de figuras tan importantes del espectáculo como Paquita Rico, Curro Romero o Mikaela. Lanzada al estrellato con el nombre artístico de Gracia Montes se presentó ante el público andaluz con el espectáculo La Rosa de Andalucía, con libreto de Ochaíta, Valerio y Solano. Como espectadores de excepción estaban en el abarrotado Teatro San Fernando Rafael Gómez "El Gallo", Juan Belmonte, La Malena o Pastora Pavón y su esposo Pepe Pinto. Todos coincidían en que Gracia tenía una voz distinta. Después llegó el espectáculo Coplas al viento, con el que se consagró como gran estrella de la copla y con el que recorrió toda España. Allí compartía escenario con la recitadora Gabriela Ortega, con creaciones de Ochaíta, Valerio y Solano.

En pleno triunfo, cuando sólo habían transcurrido meses de sus tempranos éxitos y el público acababa de descubrir a una joven y rutilante estrella, Gracia Montes inició un retiro del mundo del espectáculo, permaneciendo nueve años fuera de su carrera profesional por motivos sentimentales. El año 1965 marca un hito en su vida personal y artística. Rompe la relación con el hombre que no había colmado sus expectativas como mujer y resurge en la escena con su espectáculo La rosa de las marismas, original de Ochaíta, Valerio y Solano, que dirigía la orquesta, alcanzando un gran éxito en el Teatro San Fernando de Sevilla. A esta época pertenecen temas inolvidables como los himnos "Sevilla lleva el compás" o "La niña de Punta Umbría", "La lumbre de tu cigarro", "Palabritas en el viento", "Los tientos míos" o las sevillanas rocieras que daban nombre al espectáculo.

Para Gracia Montes fueron ideadas por estos mismos autores la rumba flamenca "No me des guerra" y la popular zambra "Tengo miedo". Pero por diferentes motivos desconocidos, Gracia no llegó a grabarlas en disco, ni tan siquiera las incluyó en el repertorio que formaba parte del espectáculo con el que regresó en 1965. Ambas creaciones fueron registradas por la chipionera Rocío Jurado. Pertenecía al citado espectáculo una zambra titulada: "A otra cosa, compañero", sus versos deshojaban su propia vida, también cantaba "Tú eres un hombre bueno", un tema andaluz de corte clásico, o fandangos de Huelva y verdiales de remate "Era un pecado de amor" o la magistral rumba "Sin pensarlo".

Gracia Montes grababa en 1966 dos discos de 45 r.p.m, ambos escritos por Ochaíta y el maestro Solano. En uno de ellos incluyó temas como "¡Ese día..!" y "Tus brazos me han detenido". El otro disco recogía cuatro saetas dedicadas a hermandades de su Sevilla natal, interpretadas con maestría, con un quejío flamenco y un toque justo para este palo que roza la perfección en su frágil garganta.

En 1967 vuelve a grabar el tema que la elevó al estrellato: "¿Será una rosa?", esta vez cambiaba la orquestación por una guitarra, palmas y jaleos. En este mismo disco se incluye otro de sus más importantes éxitos: "¡Viajera..! escrita por Francisco de Val. Un año más tarde Gracia Montes lleva al disco otro de sus más conocidos temas "Maruja Limón", una rumba flamenca escrita por Quintero, León y Quiroga. También incluyó unas bulerías dedicadas a su Lora del Río, se titularon "De Lora, ¡y olé!" de los mismos autores.

Siguiendo la línea más clásica de la canción andaluza, en 1968, graba un disco escrito por Rafael de León y el maestro Quiroga. Un disco en el que Gracia muestra su garganta privilegiada para la pureza de la Copla. Interpreta un romance andaluz que con anterioridad habían grabado Concha Piquer, Estrella Castro o Miguel de Molina. Su título: "Me da miedo de la luna".

Seguidamente, graba otro disco con cuatro rumbas flamencas. Una de ellas logró una gran aceptación: "Moscatel", dedicada a Chipiona, localidad gaditana en la que veraneaba. Por estas fechas, cuando aún vivía entre la Madrid y Barcelona, la cantante realiza para TVE un programa que se tituló Luces en la noche. En él, interpreta los más célebres éxitos cosechados por la artista: "Maruja Limón", "La lumbre de tu cigarro", "Moscatel".

A principios de la década de los setenta, para ser exactos, en 1972, graba un LP que llevaba por título su nombre artístico "Gracia Montes" (Columbia). Incluye un poema de Rafael de León al que puso música el maestro Solano "Poema de mi soledad", una canción andaluza escrita por los mismos autores "Romero", una canción bolero titulada "Pídele a Dios" escrita por Armando Manzanero y varios temas de Manuel Alejandro. Destacar también la canción de amor "Primavera en otoño" y un tema que dedicó a su madre, tan querida por Gracia Montes, "Esa mujercita".

En 1974 edita un LP íntegro de sevillanas: "Lo mejor de Sevilla". Le canta al torero Diego Puerta y al boxeador Pedro Carrasco. Asimismo recorre Málaga y Sevilla, paseando por la cuna de los Quintero para quedarse en Lora del Río. Seguidamente lanza bajo el mismo sello discográfico un álbum que incluye una rumba flamenca escrita por Rafael de León y Juan Solano que se convirtió en un himno de su carrera artística: "Soy una feria", que da título al LP. Pero hay que destacar un soneto de Benítez Carrasco al que puso música Juan Solano: "Puente de olvido" y un tema dedicado a Málaga, además de una canción escrita para Gracia por Julio Iglesias: "¡Vete ya!"

Bajo el título de "Claveles en mayo" en 1976, temas escritos por Rafael de León y musicados por Juan Solano. Hay que destacar en este LP la exquisita orquestación que embellece cada letra del poeta sevillano. "Tormento", "Hace tiempo yo sabía..." o "¡José María" son temas que forman parte del álbum, además del tema que da título al vinilo.

Un año más tarde, la artista regresa a sus raíces más andaluzas con un LP que se titula "Nos parió Andalucía" con temas flamencos escritos por José María Jiménez, Bazán y García Tejero entre otros. Interpreta cantes por soleá con cantiña de remate, tangos, varios fandangos, verdiales, alegrías y una serrana, todos ellos acompañados a la guitarra por el genuino Paco Cepero. Gracia Montes demuestra una vez más que su arte y su voz no tienen límites.

En agosto de ese mismo año, Gracia interviene en el programa de coplas de TVE Cantares, popular programa televisivo que triunfaba en España, presentado por Lauren Postigo y grabado en el madrileño Corral de la Pacheca. En él interpretó la rumba "Soy una feria", el pasodoble "Cariá, la Sanluqueña", un extraordinario popurrí a guitarra, el bellísimo "Poema de mi soledad" y su himno personal "Sevilla lleva el compás". El vestuario fue diseñado por el gran Manuel Pertegaz.

En 1979, debido a un no entendimiento entre Gracia y la casa discográfica Columbia, lanza un nuevo LP, "Sueño y Pasión", con el sello discográfico Ámbar con temas acordes a los nuevos tiempos y aires más modernos sin dejar atrás su sello andaluz. Bazán, García Tejero, José Miguel Évoras, Ruiz Venegas y José Feliciano son los autores de los temas incluidos en este álbum. Destacan unas cantiñas de Cádiz: "Flor de papel"; la habanera "Niña colombina" y "Tú me hueles a flores". Otros títulos son "Madre de un sueño" o "Acaso no fui yo". Pero a pesar de la madurez de su voz, este disco no recibió ningún tipo de promoción y pasó inadvertido para el gran público.

Un año más tarde, la misma casa discográfica lanza un nuevo LP de sevillanas, esta vez, rocieras. En él hay que resaltar "Amores locos", "Te mira la niña" y sobre todo "Viene Triana" y "Farolillos encendidos". Estas últimas cantan una historia de amor ambientada en la Feria de Abril de Sevilla, este LP sí gozó de gran popularidad. En la actualidad aún se escuchan "A la Virgen del Rocío le gustan las sevillanas..." interpretadas por Coros Rocieros, aunque fueron escritas por José Feliciano para Gracia Montes.

Tras una ausencia de tres años, regresa a la discográfica Columbia con un nuevo disco, incluye poemas de Manuel Alejandro: "Cuando un amor se termina" o "Cuando digo tu nombre"; rumbas como "Naranja y limón y "Si supieras..." y unas bulerías del genial escritor que firmaba como De la Oliva: "Agua de paso", autor de las célebres "Carceleras del Puerto". En este álbum, Gracia Montes interpreta con su excepcional voz y su afianzada personalidad un vals peruano de Chabuca Granda: "Caballo de paso", lo presentó en el programa presentado por el periodista José María Iñigo en La 2 de TVE: Estudio abierto.

Tras unos años, cuando la televisión autonómica andaluza comenzaba su emisión (1988-1989), el periodista Carlos Herrera presenta el programa Las coplas, con una orquestación dirigida por el maestro Eduardo Leyva. Gracia Montes interpreta: "Cariá la Sanluqueña", "Poema de mi soledad", "Claveles en mayo" y "Palabritas en el viento". Al piano, hace un repaso de sus clásicos: "Soy una feria", "La lumbre de tu cigarro" y "Romero" todas ellas escritas para ella por el maestro Juan Solano, quién interviene en el programa en el final de la primera parte del programa.

Dos años más tarde, Gracia vuelve al estudio para preparar un nuevo LP. Esta vez con la discográfica sevillana Senador, con temas escritos para ella por Rafael Rabay, Bazán, Moradiellos y Pineda Novo. Además incluye una versión de la zambra escrita para Gracia de Triana en 1945: "No me quieras tanto", por Quintero, León y Quiroga. Este álbum incluye pasodobles como: "La copla sigue adelante" o "Pastora Pavón" dedicado a la maestra del cante flamenco. Aparece una rumba de temática sevillana: "Niña mía"; canciones de amor como "A rienda suelta" o "El amor somos tú y yo" además de "Una barca llamada España" con aires de bulería, con este disco interviene en el programa: ¡Querida Concha! presentado por Concha Velasco o Sabor a Lolas junto a Lola Flores y su hija Lolita Flores.

Su último trabajo, "A ti, madre", editado por la citada discográfica sevillana en el 2002, contiene revisiones de temas de su discografía como "Cariá, la Sanluqueña" o "Palitos de Ron", así como versiones de "Puerto Camaronero", "La Falsa Moneda" o "España Canta", clásicos inmortales de sus muy admiradas Estrellita Castro e Imperio Argentina.

En el año 2006 es hospitalizada de urgencia, debido a un aneurisma cerebral, del que se recuperó total y satisfactoriamente.

Distinciones honoríficas[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]