Feria de Abril

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Feria de Abril
19495423168 c324d53029 o feria abril 2013.jpg 19060879124 a5eac59dea o feria abril sevilla 2013.jpg
Feria abril 2010 48bw.jpg
17401536242 8583de996d o feria de abril 2012.jpg 17092091657 9c4fae482d o feria de abril.jpg
8713078917 2a3dde204c o feria abril.jpg

Nombre oficial Feria de Abril
Otros nombres Feria de Sevilla
Origen de la celebración 25 de agosto de 1846
Día de celebración Abril durante una semana. La fecha de comienzo depende de cuando se celebra la Semana Santa.
Lugar de celebración Real de la Feria, Los Remedios
Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla
Flag of Andalucía.svg Andalucía
Bandera de España España
[editar datos en Wikidata]

La Feria de Abril o Feria de Sevilla es una fiesta de primavera que se celebra anualmente en la ciudad de Sevilla, (Comunidad autónoma de Andalucía, España) en la que el público se reúne en un gran recinto denominado Real de la Feria, con calles con casetas efímeras, engalanadas con farolillos, por las que circulan jinetes y coches de caballo y por las que pasan diariamente unos 500.000 visitantes.[1]​ Se celebra una o dos semanas después[2]​ de la Semana Santa y coincide con los toros en la plaza de la Maestranza. Tiene un gran impacto económico y social en la ciudad y está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.[3]

Etimología[editar]

La palabra "feria" es latina feria, feriae, era usada en plural feriae, feriarum. Los romanos la citaban para señalar fiestas y días de descanso, pero no era descanso referente del trabajo, sino de todo acto civil para dedicarse al culto religioso (vacare diis) y festejos que se celebraban.[4]

Historia de los primeros mercados y ferias[editar]

En Baja Edad Media europea se hicieron numerosos los mercados y, con el fin de que estos pudiesen desarrollarse debidamente, hubo de hacerse un código de respeto conocido como paz de mercado,[5]​ otro de paz de la feria[6]​ y del camino[7]​ y un tercero de franquicias o privilegios.[7]

Una de las primeras ferias documentalmente conocida es la de Valladolid de 1152, creada por Alfonso VII,[8]​ así como unas cuantas más iniciadas en el mismo siglo (Sahagún, Palencia, Madrid, Cuenca, Cáceres, etc.).

Como las ferias eran frecuentadas por mercaderes del exterior trayendo sus propias mercancías, se vieron en la situación de poner puertos de control estratégicos para transporte de mercancía y cobro de impuestos (aduanas). En Andalucía fueron los de Huelva, Cádiz, Vejer, Sevilla y Jerez los que se crearon.[9]

Alfonso X constituyó en Sevilla el 18 de marzo de 1254 dos ferias mercantiles al año,[10]​ una en abril y otra por la fecha de San Miguel (en septiembre).[11]​ En 1263, Sancho IV confirmó este derecho.[12]

En septiembre de 2001 y 2002 se recuperó la Feria de San Miguel, con una duración de un par de días, en parte de la extensión del Real de la feria. En 2003 se celebró en el palacio de congresos Fibes de Sevilla.[13]​ y en la actualidad está muy ligada a la plaza de toros.[14]

Juan II instituyó la Feria de Mairena del Alcor, provincia de Sevilla, por concesión a Pedro Ponce de León, señor de Mairena. Se celebró por primera vez en 1441. Esta feria ha subsistido a lo largo de los siglos.[15]

Historia[editar]

La Feria de Sevilla. Andrés Cortés y Aguilar. 1856.
Vista de la antigua feria de ganado en el Prado San Sebastián, en el año 1895.
Cartel anunciador de las Fiestas de Primavera de Sevilla de 1912. Autor: José García Ramos.
Paquita Escribano en la Feria de Abril de 1912.
La Pasarela, que fue la portada de la feria desde 1896 a 1921.

Los orígenes de la Feria de Abril se encuentran en el 25 de agosto de 1846 cuando dos concejales, Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), empresarios asentados en la ciudad, redactaron una propuesta que llevaron al Ayuntamiento pidiendo la celebración de una feria agrícola y ganadera.[16]​ El 15 de septiembre de 1846, el Ayuntamiento de Sevilla, siendo alcalde Alejandro Aguado, conde de Montelirios,[16]​ fijó la feria los días 18, 19 y 20 de abril, con el objetivo de que fuese un día posterior a la Feria de Carmona[17]​ y que fuese sucedida por la Feria de Mairena del Alcor.[18]​ La feria fue autorizada el 5 de marzo de 1847 con un decreto de Isabel II.[19]​ La primera Feria se inauguró el domingo 18 de abril de 1847 en el Prado de San Sebastián, con 19 casetas y supuso un éxito de público. Ya al siguiente año los comerciantes solicitaban al ayuntamiento una mayor presencia policial porque “los sevillanos y sevillanas, con sus cantes y bailes, dificultaban la realización de los tratos”[20]

Desde su creación, la feria tuvo un marcado carácter mercantil ganadero y agrícola.[21]​ Los comerciantes llegaban al evento con su ganado y lo dejaba en distintas zonas según el año: la dehesa de Tabada, la finca de la Isabela o el prado de Santa Justa.[22]​ La feria-mercado se celebraba en el Prado de San Sebastián.[23][24]

En 1849 se pusieron caminos en el recinto del mercado.[22]​ Al principio la feria mostraba un ambiente campestre, pero con el crecimiento de la ciudad fue adquiriendo un cariz más urbano por parte de sus visitantes.[25]​ En 1850 se expidieron licencias para decenas de puestos que servirían de tabernas y quioscos de aperitivos.[26]​ En 1858 la feria ya contaba con 119 casetas desde la calle San Fernando hasta la Enramadilla y desde la puerta de San Fernando hasta la puerta de la Carne había puestos de aperitivos y juguetes.[27]​ En 1859 la feria ya destinaba más espacio a la fiesta que al mercado.[28]​ Durante la segunda mitad del siglo XIX hubo diversas exposiciones y ferias comerciales locales que le restaron exclusividad mercantil a la Feria de Abril.[29]​ Por ello, a partir de comienzos del siglo XX la feria pasó a centrarse en el festejo.[30]​ A mediados del siglo XX tuvo más afluencia de ganaderos una exposición con un concurso de ganado selecto.[31]​ Entre 1947 y 1956 la feria pasó a ser un festejo sin componente mercantil.[31]

Al norte del Prado de San Sebastián se encontraba la puerta de San Fernando de la antigua muralla. En 1859 se engalanó durante el festejo.[28]​ Fue derribada en 1869.[32]

En 1890 el pintor García Ramos realizó el primer cartel de la feria, que donó al Ayuntamiento para el festejo.[33]

En 1896 se colocó la Pasarela. Esta estructura de hierro estaba situada al final de la calle San Fernando, al comienzo de la avenida de casetas que terminaba en la Enramadilla.[34]​ En 1906 se instalaron en ella focos eléctricos.[34]​ Fue desmontada en 1921.[35]​ A partir de entonces comenzó a instalarse anualmente una portada de entrada a la feria.[36]​ En 1949 se colocó la primera portada de gran envergadura.[37]​ Desde entonces, ha sido una costumbre realizar una gran portada con diversos temas que es iluminada por la noche.[38]

En 1973 el recinto ferial se trasladó a una parcela de 64.000 metros cuadrados del barrio de Los Remedios. Este traslado posibilitó pasar de medio centenar de casetas a 630. En la actualidad, el terreno ha sido ampliado hasta los 275.000 metros cuadrados y alberga más de mil casetas.[39]

Se especuló con trasladar la feria a la zona de la Vega de Triana, pero el espacio disponible no lo permite.[40]

Fecha de celebración[editar]

La feria se celebró desde 1847 con una duración de tres días.[17]​ En 1913 el Ayuntamiento aumentó la duración a cuatro días[41]​ y, en 1952, se estableció en seis.[42]

Tradicionalmente, ha habido al menos una semana de separación entre la Semana Santa y la Feria de Sevilla, provocando en algunos casos excepcionales que se celebrase total o parcialmente en mayo. En 1943, la feria empezó el 29 de abril y terminó el 2 de mayo. En 1962 se celebró del 1 al 6 de mayo. En 1973 el alumbrao tuvo lugar a las 9 de la noche del 30 de abril para que pudiera coincidir la feria unas horas con ese mes. En 1984 la feria comenzó el 29 de abril.[43]

La Ordenanza Municipal de la Feria de Abril, aprobada por el Ayuntamiento de Sevilla el 25 de noviembre de 2011 y modificada en sesión plenaria de 28 de octubre de 2016, en su Título I, artículo 1. De la fecha de celebración de la Feria, establece:[2][44]

«Artículo 1.Fecha de celebración de la Feria.

1. La Feria de Abril de Sevilla se celebra cada año desde el segundo domingo posterior a la Semana Santa hasta el sábado siguiente, ambos inclusive.

2. En aquellos casos en los que el cumplimiento de esta norma obligara a celebrar la Feria de Abril íntegramente en el mes de mayo, se adelantará su celebración una semana, comenzando, por tanto, el primer domingo posterior a la Semana Santa.

3. En los supuestos en que fuera imposible el cumplimiento de lo dispuesto en los preceptos anteriores, se faculta a la Junta de Gobierno de la Ciudad de Sevilla para que acuerde la fecha de celebración de la Feria de Sevilla en el caso concreto.»


Es decir, se procura que haya dos semanas de separación con Semana Santa, salvo si esto provoca que la feria empiece en mayo, en cuyo caso solo habría una semana de separación. En octubre de 2016, se aprobó por el pleno ordinario del Ayuntamiento de Sevilla, una modificación de la ordenanza municipal que regula esta celebración para ampliar su duración un día por lo que a partir de 2017 comenzará el domingo, con el alumbrado a las cero horas de ese día, y concluirá el sábado siguiente. Con esa modificación, el calendario de la fiesta gana dos días en su inicio y pierde uno en su final.[45]

Las casetas[editar]

Interior de una caseta de Feria a primeras horas de la mañana.

En los primeros tiempos de la feria, al estar relacionada con la venta de ganado, lo que se calificaba de caseta era el equivalente a un establo. En la correspondiente al año 1849 el Ayuntamiento montó la primera caseta tal como se entiende el término ahora. Su estilo era el de una tienda de campaña, con la intención de vigilar y mantener el orden público, que cambió al poco tiempo debido al ambiente festivo[46]​ que allí existía. En 1850 se colocaron otras casetas con diversos elementos de ocio, alimenticios y otras utilidades.

Con el transcurso de los años, familias y algunas instituciones quisieron disfrutar más tiempo de ese espacio que se aventuraba anual, eso hizo que el número de casetas fuese en aumento, cada cual la adornaba a su antojo quedando todo muy pintoresco, adquiriendo formas morunas, circulares, militares... Fue en el año 1919 cuando se consiguió cierta uniformidad en el estilo, basándose en un diseño realizado por el pintor Gustavo Bacarisas.[47]​ La uniformidad total se consiguió en el año 1983 cuando se establecieron normas para el montaje.

La estructura y montaje de las casetas está regulada por el Título IV de la Ordenanza Municipal de la Feria de Abril. El módulo tiene una anchura de 4 metros y una profundidad de entre 6 y 8. El frontón de la caseta recibe el nombre de pañoleta y debe estar hecho de madera. La mayoría de las casetas solo tienen un módulo aunque, si hubiera más de uno, podrían colocarse varias pañoletas o una que abarcara a todos. Las lonas de la caseta deben ser listadas de rojo y blanco o verde y blanco.

Los toldos empleados en la cubrición deben ser de lona o cualquier otro material con grado máximo de reacción al fuego M2 certificado recogida por la Norma Básica de la Edificiación CPI/96. La parte exterior debe contar con una barandilla de metal o madera de color verde y que no supere la altura de 1,50 metros y que deje una anchura mínima de paso de 1,20 metros.

Detalle de la decoración de una caseta, en la Feria de 2012.

El Servicio de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de la ciudad celebra un Concurso de Exorno de Casetas para premiar a la mejor decorada.[48]​ En la actualidad el número de casetas que conforman la Feria asciende a 1040.[49]​ Las casetas suelen tener un tablao para los que bailan sevillanas.

La titularidad de la caseta se rige por el Título II de la Normativa, y se hace mediante licencia municipal. Las casetas suelen ser otorgadas a particulares que las comparten con sus grupos de pares, a entidades públicas y a entidades privadas, como empresas (Carrefour, Dragados y otras) o asociaciones (hermandades, asociaciones de amigos, asociaciones culturales, peñas, etcétera).

Casetas públicas y privadas[editar]

Las casetas de particulares o de entidades privadas no suelen, por costumbre, permitir el acceso a la caseta si no es con invitación o acompañado de algún socio. Sin embargo, las casetas de entidades públicas (como la del Ayuntamiento de Sevilla y los distritos) o las entidades privadas con fines sociales y políticos (como partidos, sindicatos, etcétera) suelen permitir la entrada libre.

Calles[editar]

Plano-callejero Feria de Abril de Sevilla.

Las calles del Real de la Feria de Abril reciben su denominación de toreros ilustres de la provincia de Sevilla:

Comer en la feria[editar]

Vista de la calle Juan Belmonte.

La denominada noche del pescaito se celebra la madrugada del sábado al domingo, en la que es costumbre servir una selección de frituras de pescado.[45]​ El resto de los días las casetas suelen servir una oferta de las tapas tradicionales de la ciudad de Sevilla, como pueden ser jamón ibérico, queso y chacinas, marisco, tortilla de patatas. Para el almuerzo es costumbre que en cada caseta se prepare un “guiso” del día como las papas con chocos, los garbanzos con bacalao, la caldereta, y otras comidas típicas de Andalucía.

Los buñuelos o los churros, llamados en Sevilla "calentitos", acompañados de chocolate caliente son también típicos en la feria.

Manzanilla o vino fino[editar]

En la feria, además de comida, también se sirven refrescos y bebidas alcohólicas. Normalmente las casetas tienen grifo y barriles de cerveza, aunque suelen primar los vinos blancos, como el fino de Jerez de la Frontera o la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda. Desde los años 2000 se ha popularizado mucho el rebujito.[50]

El rebujito es manzanilla con mucho hielo y Seven Up,[51]​ o Sprite, que son gaseosas con un cierto sabor a lima-limón,[52][53]​ o con gaseosas de otras marcas. Se sirve en jarras de 1 litro acompañada con unos vasos de chupito y normalmente se piden para compartir.

Traje tradicional[editar]

2403590167 feria sevilla.jpg

El traje de flamenca es un traje típico andaluz.[54]​ En la actualidad su uso es habitual en ferias, romerías y cruces de mayo.[55][56]​ Proviene del traje típico de la maja andaluza, que aparece asociado al costumbrismo andaluz desde finales del siglo XVIII.[54][57]​ En el siglo XIX se conservan testimonios pictóricos del uso de este traje en las ferias de Mairena del Alcor, Santiponce y Jerez de la Frontera.[58]​ Aunque el traje de maja era un vestido rústico,[59]​ desde los comienzos de la Feria de Sevilla, entre 1847 y 1869, algunas muchachas de la urbe desdeñaban la moda de los antiguos miriñaques y acudían vestidas esta indumentaria: vestidos frescos, claros, con mantones, peineta y flores.[60]​ En la segunda mitad del siglo XIX la clase burguesa fue aprendiendo también el baile que aprendían los gitanos en los corrales y patios de vecinos.[57]​ En una etapa de consolidación de esta fiesta, entre 1870 y 1909, el traje de maja fue evolucionando hacia el traje de flamenca actual.[61]

El nombre del traje proviene del flamenco, que es un tipo de música folclórica con influencias gitanas.[55]

El traje típico del majo andaluz tenía una abundante decoración. No obstante, en las décadas de 1860 y 1870 los varones fueron abandonado los trajes decorados para ir con trajes de campo más austeros.[62]​ Este traje campero o traje corto era el usado por los ganaderos.[63]​ El traje corto también es utilizado en algunas ocasiones por los artistas del flamenco y es frecuente en los grupos rocieros de sevillanas.[63]

Las sevillanas[editar]

La sevillana es un género musical bailable originario de Sevilla. Proviene del contacto de la seguidilla castellano-manchega con la soleá, los fandagos y otros estilos.[64][65]​ Desde el siglo XVIII se consideraron un estilo diferente de las seguidillas.[64]​ En el siglo XIX fue influenciado por los boleros.[64]​ Desde mediados del siglo XX se han considerado como un estilo del flamenco.[64]​ Las primeras seguidillas sevillanas se acompañaban de panderos y sonajas, aunque las sevillanas son acompañadas por palmas y castañuelas.[65]

Paseo de caballos (de carruajes y caballos)[editar]

Carro de caballos en la Feria de Sevilla.jpg

El carruaje es el vehículo de transporte permitido en el Real de la Feria, exceptuando los coches oficiales, los vehículos de sanidad, auxilio y seguridad pública que si van motorizados. La ordenanza municipal de 2012 establece en 700 el número de vehículos que pueden transitar, y 1.400 matrículas, de modo que los carros de caballos tengan asegurado el acceso tres de los seis días.

Carruaje de época transitando por la feria.

Desde el principio de su existencia el público se trasladaba a la Feria en calesas y jardineras para negociar con el ganado. Los cocheros van cada uno ataviado con sus correspondientes galas, el traje corto y sombrero denominado también de ala ancha, así como los caballos con sus borlas, campanillas y cascabeles. El recorrido de los carros está establecido por varias manzanas de la parte oriental del Real de 12 de la mañana a 8 de la tarde. También acceden al real caballeros y amazonas[66]​ con sus caballos.

El presente no hace distinción entre unos y otros, siendo arrastrados los carruajes tanto por mulos como por caballos indistintamente, durante la década de 1970 se produjo un descenso del número de coches por diferentes razones, esto influyó en los distintos gremios del sector (guarnicioneros, herradores, carroceros, carpinteros, etc.), quedando muy pocos en activo en estos momentos.

Paralelamente a esta exhibición diaria por el recorrido del Real, también se producen otros en días previstos en la Maestranza de Caballería, gracias a que un grupo formado por personas como Antonio Sánchez Bedoya, Luis Millán y Luis Rivero Merry, que eran grandes aficionados al "arte del enganche" y se preocuparon por recuperar y salvaguardar los coches de caballos, fundaron en 1983 el Real Club de Enganches de Andalucía, por donde pasaron cientos de coches de toda Andalucía con gran valor artístico y económico. En la Plaza de Toros de la Maestranza se celebra una Exhibición de Enganches organizada por el Real Club de Engaches de Andalucía desde 1984[67]​ a donde se exhiben carruajes de todos los tiempos, de la aristocracia y burguesía andaluza.

La "calle del Infierno"[editar]

Atracción en la calle Infierno de la feria, al atardecer.

Con el nombre de "calle del Infierno", o simplemente "calle Infierno",[68]​ se conoce en Sevilla al parque de atracciones que se instala anexo al Real de la Feria y coincidiendo con su celebración. Las atracciones ambulantes que en otros lugares llaman barracas o calesas son tradicionalmente conocidas en Sevilla como cacharritos, y llegan a la ciudad desde diversos puntos de España en número superior a cien, lo que convierte a la Calle del Infierno en el mayor parque de atracciones provisional del país.

Los toros[editar]

Los toros han estado unidos a la celebración de la feria desde el comienzo. El día 17 de abril de 1847, un día antes del comienzo de la feria, se programó una corrida de toros.[18]​ A partir del Domingo de Resurrección, dos semanas antes de la feria, comienza la temporada taurina en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería. Los carteles (de anuncio) de la temporada taurina son realizados por artistas de reconocido prestigio.

La agrupación musical encargada de la Maestranza es la Banda Maestro Tejera. La Agrupación Musical data del siglo XIX, aunque que en 1910 la funda de manera más estable y sólida el músico Don Manuel Pérez de Tejera. La Banda se consolida en la Semana Santa y en la plaza de toros Monumental de Sevilla. En 1942 pasan a ser la banda titular de la plaza de toros de la Maestranza. En los carteles (o programas) figuran algunos de los mejores matadores del momento, dado el reconocido prestigio de la Plaza,[69]​ y también se dan cita las mejores ganaderías españolas. El primer festejo asociado a la Feria de Abril se celebró el 18 de abril de 1847.[70]

La noche[editar]

Iluminación por el centro de una de las calles.
Portada de 2014, al atardecer. La portada de 2014 tuvo un diseño inspirado en los quioscos o puestos del agua que estaban distribuidos por la ciudad a finales del siglo XIX.[71]

Cuando anochece, las calles del Real se iluminan con los farolillos venecianos y con los adornos de bombillas. También las atracciones de feria tienen su propia iluminación. Por la noche no transitan caballos ni carruajes. Las casetas también sirven comida y es habitual cenar, tapear y beber hasta avanzada al noche. También permanecen abiertos los puestos de comida, que además suelen vender churros con chocolate al amanecer.

Desde el 2005 las luces se apagan a las 3 de la mañana,[72]​ exceptuando el sábado, cuando se mantienen hasta las 6, y el domingo, cuando se pagan a las doce de la noche, coincidiendo con el espectáculo de fuegos artificiales.

El servicio municipal de limpieza, Lipasam, pone en marcha, al igual que en Semana Santa, un plan especial de limpieza. Lipasam se asegura de la limpieza del Real, tanto antes como después de la celebración del evento. En este plan se incluye una limpieza que empieza a realizarse tras la hora habitual del apagado.[72]

Cronología[editar]

  • 1847-1972. La Feria de Abril se celebraba en el Prado de San Sebastián.
  • 1848. Se celebró el lunes, martes y miércoles santos.[73]​ En esos días apenas procesionaban cofradías.[74]
  • 1850. Fue el año con más ganado caballar.[26]​ Se instalaron 15 puestos de buñueños en la plaza Maese Rodrigo, 91 puestos para tabernas y puestos de buñuelos en el Real, 2 puestos de tabernas para una calle cercana y 34 puestos de turrón y avellanas en el entorno.[26]
  • 1856. Se estudió trasladarla a la zona de plaza de Armas por la posibilidad una riada aunque la mejora del tiempo hizo que, finalmente, se celebrase en el mismo lugar.[75]
  • 1863. Se instaló en la zona de las atracciones, por primera vez, el circo Price.[76]
  • 1864. Es el primero en el que se cierra la feria con fuegos artificiales.[77]
  • 1866. Se cambió la iluminación con petróleo por la iluminación con un sistema de gas.[78]
  • 1870. Se le añadieron dos días más de duración, para que los comerciantes pudieran resarcirse de la menor afluencia por la lluvia de los primeros días.[79]
  • 1871. Enrique Bonnett propuso al Ayuntamiento un ensayo de alumbrado eléctrico con baterías.[80]
  • 1873. La Compañía de Gas no quiso dar sus servicios por impago del Ayuntamiento durante varios años aunque, finalmente, la deuda se solventó.[74]
  • 1874. Se colocó una bombilla eléctrica sobre un arco, colocado donde había estado la puerta de San Fernando.[81]
  • 1875. Se instaló la primera caseta con armazón de hierro, la del Casino Sevillano.[82]
  • 1877. Las lámparas de varias calles fueron cubiertas con farolillos de papel (de estilo veneciano) por vez primera.[83]​ La feria fue visitada por Isabel II.[84]
  • 1883. La reina madre, Isabel II, hizo su segunda visita a la feria.[85]
  • 1884. La feria fue visitada por tercera vez por Isabel II.[86][87]
  • 1885. Se organizó un desfile militar.[88]​ Los miembros de caballería llevaron en la punta de las lanzas globos de cristal con una luz y los de infantería llevaban hachones de viento.[89]​ Se instalaron en la calle San Fernando 34 arcos con globos de cristal con una luz de gas.[90]
  • 1886. La feria se retrasó y pasó a celebrarse los días 28, 29 y 30 de abril.[90]
  • 1888. Por petición de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación,[91]​ la feria aumentó su duración a cinco días.[92]
  • 1893. El Círculo Mercantil de Sevilla, presidido por el alcalde, construyó una caseta más grande y con más ornato. También se construyeron 39 casetas familiares de un tamaño mayor del habitual y mejor decoradas.[93]
  • 1894. Se organizó el primer concurso para escoger un cartel anunciador. Se llevó el primer premio, de una cuantía de 500 pesetas, Francisco Candela.[94]
  • 1900. Se cambió el sistema de elección del cartel de la feria. En lugar de convocar un concurso, se le encargaría a un autor de reconocido prestigio. Ese año el Ayuntamiento se lo encargó al pintor regionalista Gonzalo Bilbao.[95]
  • 1904. El Círculo Mercantil levantó una caseta de estilo japonés, diseñada por Francisco Anaya.[96]​ Fue levantada una caseta al estilo de un cortijo andaluz por hermanos Álvarez Quintero y un grupo de socios del Ateneo de Sevilla.[97]
  • 1913. Se creó la primera caseta popular, abierta a todo el público.[98]​ Se hizo un proyecto para nombrar una "Reina de la Feria" que presidiera diversos actos, aunque el proyecto fue rechazado.[98]​ La dehesa de Tablada, que era el lugar de exposición de ganado bravo para las corridas feriales, dejó de serlo para pasar a la huerta de Tabladilla, junto al paseo de la Palmera.[99]
  • 1914. El primer día de feria se inauguró el parque de María Luisa.[100]
  • 1916. El rey Alfonso XII y la reina consorte Victoria Eugenia, que estaban pasando una temporada en la localidad cordobesa de Moratalla, visitaron la feria.[101]
  • 1919. El pintor Gustavo Bacarisas realizó el diseño de las nuevas casetas, similares a las que se usan actualmente.[47]
  • 1921. Se desmontó la Pasarela.[35]
  • 1928. La feria fue visitada por los reyes de España, Alfonso XIII y Victoria Eugenia, por segunda vez.[35]
  • 1930. Coincide con la Exposición Iberoamericana, teniendo que trasladarse fuera de su asentamiento habitual pues parte de éste iba a ser ocupado por dicha exposición. En este año se ubicó en el Sector Sur. Los reyes de España vuelven a visitar la feria al mismo tiempo que visitan la exposición.[41]
  • 1931. se proclama la Segunda República, el día 14 de abril, a falta de tres días para la celebración de la fiesta. El Ayuntamiento cambió las banderas del recinto por la tricolor, gastándose 13250 pesetas.[41]
  • 1934. Se critica en los periódicos del elevado número de casetas comerciales en comparación con las familiares.[41]
  • 1937-1939. Durante la Guerra Civil Española la feria es suspendida, celebrándose únicamente el mercado ganadero.[41]
  • 1940. Continúa con su emplazamiento en el Prado de San Sebastián. Manuel Bermudo, delegado de Feria y Festejos, aumenta el carácter mercantil y, al mismo tiempo, fomenta la recuperación de la caseta familiar tradicional.[102]
  • 1944. La escasez de gasolina, hizo que volviesen a ser habituales los carruajes de tracción animal.[103]
  • 1945. Los niños acogidos en el hospital de San Juan de Dios acudieron de manera colectiva al recinto ferial en camiones del Regimiento de Automovilismo. El Domingo de Resurrección será el 25 de abril, la feria empezó el día 29 y terminó el 2 de mayo.[103]
  • 1949. Se instaló por primera una gran portada de la feria.[104]
  • 1952. El Ayuntamiento aumentó la duración la fiesta a seis días.[42]
  • 1953. Francisco Franco y su esposa, Carmen Polo, visitaron la feria por primera vez.[42]
  • 1954. El Real Círculo de Labradores montó su caseta de manera permanente.[42]
  • 1956. Francisco Franco y Carmen Polo visitaron por segunda vez la feria .[42]
  • 1961. Francisco Franco y Carmen Polo, con su hija y sus nietas, visitaron la feria por tercera vez.[105]
  • 1962. La feria se inicia por primera vez los primeros días del mes de mayo, del 1 al 6. Los de la peña "Er 77" propusieron la broma de que que el calendario oficial marcase los "días 31, 32, 33, y 34 de abril".[106]
  • 1964. Ocurrió el más triste suceso de la feria: se incendia, destruyéndose 64 casetas y contándose un gran número de heridos y el fallecimiento de un anciano. La solidaridad llega a todos los sevillanos, pues se reconstruyó con la ayuda de todos lo que quedó destruido.[107]
  • 1966. El príncipe de Mónaco y su esposa, Grace Kelly, visitan la feria. Este año también visitó la feria Jacqueline Kennedy, viuda del presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy.[106]
  • 1967. Francisco Franco y Carmen Polo visitaron la feria por cuarta vez.[106]
  • 1968. El entonces príncipe Juan Carlos (actual rey emérito, Juan Carlos I) y su esposa Sofía visitaron la feria por primera vez.[108]
  • 1973. Primer año de la feria en el barrio de Los Remedios. Este año se celebra en el mes de mayo, entre los días 1 y 6, y para que siguiera la tradición de ser la "Feria de Abril", se inauguró a las 21 horas del día 30 de abril.[109]
  • 1984. Para que la feria pueda comenzar en abril, se adelanta y se inicia el domingo 29 de abril.[43]
  • 1990. La Junta de Andalucía prohibió los caballos este año en la Feria de Abril, debido a la peste equina.[110]
  • 2000. El inicio de la feria se adelantó al domingo 30 de abril a las 23 horas, para que concidiese (al menos durante una hora) con el mes de abril. Por tanto, la feria ese año tuvo 25 horas más.[111]
  • 2008. Por primera vez se habilita un espacio donde los feriantes pueden llevar sus trajes de flamenca y de corto para hacer arreglos a algún descosido de forma gratuita. También por primera vez se reparten unas 10.000 pulseras identificativas para localizar a los niños en caso de pérdida.
  • 2011. El Domingo de Resurrección cayó el 24 de abril y se dejó pasar 1 semana antes de la feria. La noche del pescaíto fue el lunes 2 de mayo[112]​ y la feria terminó el domingo 8 de mayo.[113]​ Por segunda vez en su historia la feria se celebró íntegramente en mayo.
  • 2014. El Domingo de Resurrección fue el 20 de abril. El 1º de mayo, festivo, fue jueves. El gobierno municipal consultó al sector de la hostelería, que estuvo de acuerdo con situar la feria el 5 de mayo para así aprovechar el puente del 1º de mayo aparte.[114]
  • 2017. Después de una consulta popular, el Ayuntamiento decidió aumentar la duración de la feria en un día y adelantar su inicio en dos días.[45]

Referencias[editar]

  1. Palma Martos, Luis; Palma Martos, María Luisa; Martín Navarro, José Luis (2014). «La integración entre cultura y economía. El caso de las Fiestas de Primavera de Sevilla». Estudios de Economía Aplicada (32). ISSN 1133-3197. Consultado el 7 de junio de 2017. 
  2. a b Ayuntamiento de Sevilla. «Ordenanza Reguladora de la Feria de Sevilla. En lo que respecta al Título I, Artículo 1, puntos 1, 2 y 3». Archivado desde el original el 12 de mayo de 2014. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  3. BOE. «BOE nº41 de 16 de febrero de 1980». 
  4. [1] - Monográfico sobre la Feria de Abril de Sevilla
  5. González García, Manuel (1982). Salamanca en la Baja Edad Media. Ediciones Universidad de Salamanca. 
  6. Gloria Lora Serrano (1986). «La feria de Béjar en el siglo XV». Anales de la Universidad de Alicante. Historia medieval (4-5). pp. 271-286.  ISSN 0212-2480
  7. a b FranciscoVega Agredano. «Breve estudio del ámbito legal de los caminos. Referencia especial a los de Andalucía y a los de ámbito local». 
  8. Cronología Histórica. «Año 1152». 
  9. Antonio Collantes de Terán Sánchez (2008). «Papel del Atlántico en la configuración de Andalucía». Historia. Instituciones. Documentos (35). pp. 85-105. 
  10. Salas, 1974, p. 23.
  11. Web sobre la Feria de Abril de Sevilla. «Historia de la Feria de Abril de Sevilla». 
  12. Salas, 1974, p. 24.
  13. Web sobre el barrio Santa Cruz de Sevilla. «Feria de San Miguel». 
  14. Moreno, Miguel Ángel (25 septiembre, 2013). «San Miguel, la feria decana». Oclisé. Revista Digital Sevillana. 
  15. Manuel Navarro Domínguez. La Feria de Mairena del Alcor. Ayuntamiento de Mairena del Alcor. Consultado el 11 de marzo de 2017. 
  16. a b Salas, 1974, p. 26.
  17. a b Salas, 1974, p. 29.
  18. a b Collantes de Terán, 1981, p. 11.
  19. EFE (8 de abril de 2008). «La Feria de Abril más ecológica». El País. 
  20. Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla (ed.). Feria 2016. Guía Práctica. Consultado el 13 de abril de 2017. 
  21. Salas, 1974, p. 159.
  22. a b Collantes de Terán, 1981, p. 20.
  23. Salas, 1974, p. 137.
  24. Andalunet. «Evolución Histórica de la Feria de Abril». 
  25. Salas, 1974, p. 52.
  26. a b c Collantes de Terán, 1981, p. 26.
  27. Salas, 1974, p. 139.
  28. a b Salas, 1974, p. 60.
  29. Salas, 1974, p. 161.
  30. Salas, 1974, p. 162.
  31. a b Collantes de Terán, 1982, p. 93.
  32. Salas, 1974, p. 63.
  33. Collantes de Terán, 1981, p. 118.
  34. a b Salas, 1974, p. 70.
  35. a b c Salas, 1974, p. 72.
  36. Diego A. Cardoso Bueno: Sevilla. El Casco Antiguo. Historia, Arte y Urbanismo. Ediciones Guadalquivir (2006). ISBN 84-8093-154-X. Consultado el 24-3-2010
  37. Collantes de Terán, 1981, p. 76.
  38. «Portadas de la Feria de Abril». Sevilla. Feria de Abril. Consultado el 11 de marzo de 2017. 
  39. «Cuarenta años no son nada». ABC de Sevilla. 14 de abril de 2013. 
  40. García Reyes, Alberto (11 de diciembre de 2010). «La Feria nunca irá al Charco de la Pava tras las actuales obras en la zona». ABC. 
  41. a b c d e Salas, 1974, p. 73.
  42. a b c d e Salas, 1974, p. 77.
  43. a b «Feria-84. Hoy, prueba del alumbrado». ABC de Sevilla. 29 de abril de 1984. «Adelantada para ser "de abril"». 
  44. Boletín Oficial de la provincia de Sevilla nº 290 de 16 de diciembre de 2016. Página 11
  45. a b c «El Ayuntamiento Sevilla hace oficial el calendario y la ampliación por un día de la Feria de Abril de Sevilla». ABC. 28 de octubre de 2016. Consultado el 23 de febrero de 2017. 
  46. Andalunet. «Historia de la caseta». 
  47. a b Salas, 1974, p. 71.
  48. Ayuntamiento de Sevilla. «Concurso de Exorno de Casetas». 
  49. Feriadesevilla.andalunet.net. «Listado de Casetas». Archivado desde el original el 27 de abril de 2013. 
  50. Benítez, Mercedes (8 de mayo de 2014). «Feria de Sevilla 2014: Guía del buen beber». ABC de Sevilla. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  51. lainformación.com. «Cómo hacer rebujito». Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  52. Web de 7 UP. «7 Up Historia». Archivado desde el original el 6 de mayo de 2014. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  53. «Científicos hallan cura para resaca en una gaseosa: Sprite». Noticias Terra. 10 de octubre de 2013. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  54. a b Martínez, 2009, p. 133.
  55. a b Martínez, 2009, p. 128.
  56. Martínez, 2009, p. 390.
  57. a b Martínez, 2009, p. 135.
  58. Martínez, 2009, p. 147.
  59. Martínez, 2009, p. 139.
  60. Martínez, 2009, p. 148.
  61. Martínez, 2009, p. 151.
  62. Martínez, 2009, p. 152.
  63. a b Gamboa y Núñez, 2007, p. 100.
  64. a b c d Gamboa y Núñez, 2007, p. 517.
  65. a b Gamboa y Núñez, 2007, p. 518.
  66. Machuca, Félix J. (24 de abril de 2012). «Alejandra Peña: «En Sevilla se ven amazonas muy bien vestidas en muy buenos caballos»». ABC. 
  67. Andalunet. «Exhibición de Enganches». 
  68. Díaz, Ana (8 de mayo de 2014). «Vivir a un paso de la Feria». ABC de Sevilla. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  69. Web del Barrio Santa Cruz. «Programa de toreo de la plaza de la Maestranza de 2013». 
  70. Martínez, Fernando (19 de junio de 2014). «Primer festejo de la Feria de Abril». 
  71. «La portada de la Feria de abril de 2014, inspirada en los antiguos kioscos de agua». 23 de julio de 2014. Consultado el 8 de mayo de 2014. 
  72. a b Gloria Gamito (9 de abril de 2005). «El alumbrado y las casetas de los distritos se apagarán a las 3 de la mañana». ABC de Sevilla. 
  73. Collantes de Terán, 1981, p. 16.
  74. a b Collantes de Terán, 1981, p. 17.
  75. Collantes de Terán, 1981, p. 33.
  76. Collantes de Terán, 1981, p. 53.
  77. Collantes de Terán, 1981, p. 54.
  78. Collantes de Terán, 1981, p. 56.
  79. Collantes de Terán, 1981, p. 67.
  80. Collantes de Terán, 1981, p. 69.
  81. Salas, 1974, p. 64.
  82. Collantes de Terán, 1981, p. 72.
  83. Collantes de Terán, 1981, p. 85.
  84. Collantes de Terán, 1981, p. 83.
  85. Collantes de Terán, 1981, p. 94.
  86. Collantes de Terán, 1981, p. 96.
  87. Collantes de Terán, 1981, p. 97.
  88. Collantes de Terán, 1981, p. 98.
  89. Collantes de Terán, 1981, p. 99.
  90. a b Collantes de Terán, 1981, p. 100.
  91. Collantes de Terán, 1981, p. 104.
  92. Collantes de Terán, 1981, p. 114.
  93. Collantes de Terán, 1981, p. 124.
  94. Collantes de Terán, 1981, p. 127.
  95. Collantes de Terán, 1981, p. 149.
  96. Collantes de Terán, 1981, p. 162.
  97. Collantes de Terán, 1981, p. 163.
  98. a b Collantes de Terán, 1981, p. 193.
  99. Collantes de Terán, 1981, p. 194.
  100. Collantes de Terán, 1981, p. 196.
  101. Collantes de Terán, 1981, p. 202.
  102. Salas, 1974, p. 74.
  103. a b Salas, 1974, p. 75.
  104. Salas, 1974, p. 76.
  105. Salas, 1974, p. 78.
  106. a b c Salas, 1974, p. 79.
  107. Moguer, M. (8 de mayo de 2014). «La Feria de abril de 1964, la más trágica de Sevilla: un muerto y 67 casetas en llamas». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  108. Salas, 1974, p. 80.
  109. Aguilar, José María (3 de mayo de 2011). «Los Remedios se estrenó en mayo». ABC. 
  110. Pablo Ordaz (22 de abril de 1990). «Una feria sin caballos». El País. 
  111. R. Ponce de León (24 de septiembre de 1999). «25 horas más de Feria de Abril». El País. 
  112. «Cómo es el calendario para la Feria de Abril 2011». La Información.es. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  113. Benot, Stella (21 de mayo de 2013). «Cinco ferias de Sevilla en mayo desde 1943». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 
  114. Benot, Stella (18 de mayo de 2013). «La mayoría prefiere la feria de 2014 en mayo». ABC de Sevilla. Consultado el 9 de mayo de 2014. 

Bibliografía[editar]

  • Ortiz Nuevo, José Luis (1990). La Feria de Sevilla: Guía de lo oscuro y resplandeciente (1ª edición). Castillejo. ISBN 84-87041-27-2.  D.L. SE-594-1990
  • Ortiz, Federico (1996). Portadas de la Feria. 1954-1989. Caja de Ahorros San Fernando de Sevilla y Jerez.  D.L. SE 655-1996
  • Garrido García-Bustamante, José Luis (1995). De la Feria que se fue (2ª edición). Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-86810-65-5.  D.L. SE 755-1995
  • Serrano, Sánchez del Pando y Gelán (1996). La Feria de Sevilla: testimonio de su historia. Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-87062-70-9.  D.L. SE 469-1996
  • Bécquer, Gustavo Adolfo (1994). La Feria de Sevilla. Lautaro. ISBN 84-87074-12-X.  D.L. SE 594-1994
  • Braojos Garrido, Alfonso (1999). Coches y enganches en la Feria de Sevilla. Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-95020-33-5.  D.L. SE 228-1999
  • Collantes de Terán Delorme, Francisco (1981). Crónicas de la Feria (1847-1916) I. Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-500-4462-6.  D.L. SE 177-1981
  • Collantes de Terán Delorme, Francisco (1982). Crónicas de la Feria (1917-1956) II. Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-500-5425-7.  D.L. SE 191-1982
  • Nicolás Salas (1974). Las ferias de Sevilla. Ayuntamiento de Sevilla. ISBN 84-500-1092-6.  D.L. SE-585-1974
  • Rosa María Martínez Moreno (2009). El traje de flamenca. Signatura Ediciones. ISBN 978-84-96210-86-8.  D.L. SE-5389-09
  • José Manuel Gamboa y Faustino Núñez (2007). Flamenco de la A a la Z. Espasa. ISBN 978-84-670-2591-0.  D.L. 40971-2007

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 37°22′16.38″N 5°59′50.75″O / 37.3712167, -5.9974306