Garam masala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Especias típicas incluidas en el Garam Masala (empezando desde arriba a la izquierda en el sentido de las agujas del reloj): pimienta negra, macis, canela, clavos, cardamomo negro, nuez moscada y cardamomo verde. Se pueden usar también otros ingredientes.
Garam masala espolvoreado.

El garam masala (Hindi: गरम मसाला, Punjabi: ਗਰਮ ਮਸਾਲਾ,Urdu: گرم مصالحہ‎, Bengali: গরম মসলা garam ("caliente") y masala (mezcla de especias)) es una mezcla de especias muy empleada en la cocina india, paquistaní y en otras gastronomías del sureste asiático. Se puede usar sola o con otros condimentos. La palabra garam se usa en el sentido de "calentar el cuerpo", ya que este era el uso que se le daba en la medicina ayurvédica. Garam podría tener un sentido similar al inglés «hot». Aunque no se trata de una mezcla especialmente picante (en el sentido del chile), tiene una cierta agudeza.

Composición de la mezcla[editar]

Existen algunas variantes que dependen bastante de la zona de la India, dependiendo de los gustos regionales y personales. Los ingredientes se tuestan y después se muelen juntos. La mezcla más tradicional emplea:

Versiones[editar]

Algunas recetas usan las especias molidas con hierbas, mientras que otras las muelen con agua, vinagre y otros liquido para hacer una pasta. Los sazones pueden ser mezclados delicadamente para conseguir un efecto equilibrado, o también se puede enfatizar un sabor por encima de otros. La Masala se puede tostar antes de usarla para que suelte todos sus sabores y aromas.

Existen muchas mezclas de origen comercial que incluyen más o menos especias caras, tales como chile rojo, ajo seco, polvo de jengibre, sésamo, semillas de mostaza, cúrcuma, cilantro, clavo, pimienta negra, cardamomo, canela, hojas de laurel, comino, nuez moscada, e hinojo.

Hay que saber que las mezclas comerciales de garam masala, si no se han conservado bien o los recipientes no son los adecuados, pueden perder todo su aroma, el verdadero valor de la mezcla. Por ello, es mejor tener las especias enteras por separado y hacer la mezcla cuando se vaya a cocinar, empleando para ello un molinillo o mortero con la intención de hacer la mezcla in situ.

Véase también[editar]