Funcionario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Funcionario es quien desempeña profesionalmente un empleo público.[1]

Los funcionarios participan en la administración pública o de gobierno; y acceden a su condición a través de elección, nombramiento, selección o empleo.[cita requerida] Funcionario electo es el que accede a su cargo en virtud de una elección (cargo político). Los funcionarios también pueden ser nombrados "de oficio" (en virtud de otra oficina,[cita requerida] a menudo en una capacidad específica, como presidente, asesor, secretario). Algunas posiciones oficiales pueden ser hereditarias;[2]​ y en algunas formaciones históricas, ciertos cargos eran venales, es decir, podían ser objeto de compra.

Los cargos públicos son los que se desempeñan en las Administraciones públicas o en los órganos constitucionales[3]​ y que, a diferencia de los ocupados por funcionarios profesionales, tienen carácter electivo o de confianza.[4]

Max Weber fue el primer autor en respaldar la idea del servicio público como una característica necesaria de la modernidad.[5]​ El sector público emplea actualmente más del 25% de la fuerza laboral en muchos países occidentales.[cita requerida] Y un 20% los países latinoamericanos

Régimen jurídico[editar]

El funcionario, en el ejercicio de sus funciones públicas, está vinculado al aparato estatal mediante un régimen de Derecho público.

La relación laboral entre el funcionario y su organismo público suele tener bastantes diferencias con respecto a los contratos de trabajo del sector privado. Entre otras, estas diferencias suelen ser:

  • Una mayor seguridad, para conferirle independencia (neutralidad funcionarial), y quizás también debido a la mayor fortaleza del organismo público frente a empresas privadas. La Administración neutral requiere la presencia de una serie de elementos estructurantes de la carrera administrativa funcionarial.[6]
  • Respeto de las condiciones laborales legalmente establecidas (horarios, vacaciones, permisos, excedencias, etc.)
  • Presenta conflictos de competencia con muchas actividades aparte de la de funcionario. Existen importantes restricciones para ejercer un segundo empleo.
  • En un Estado de derecho, suele exigirse para una selección por sistemas objetivos. Suelen utilizarse varios sistemas de selección: concurso-oposición y oposición, el que prima es el sistema de la oposición.
  • Una regulación estatutaria o específica.
Estado Número de funcionarios Funcionarios/100 habitantes Funcionarios/100 personas en población activa
EspañaFlag of Spain.svg España 3.088.400 6,56 13,44
FranciaFlag of France.svg Francia 5.200.000[7] 7,94 18,57
AlemaniaFlag of Germany.svg Alemania 4.500.000 5,44 10,34
Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido 5.565.550 6,56 9,18
Estados UnidosFlag of the United States.svg Estados Unidos 24.800.000 8,03 16,03

Por países[editar]

China[editar]

El funcionariado tradicional chino, en cuya cúspide se situaban los mandarines, estaba vinculado al sistema de exámenes imperial.

Reino Unido[editar]

La condición de civil servant ("servidor civil" en el "servicio civil de Su Majestad") se asentó en el siglo XIX como una meritocracia profesional y apartidista, neutral políticamente, que alternativamente servía a los gobiernos de distinto signo político que se turnaban en el poder, con una nítida separación de los cargos elegidos.

Vosotros, los funcionarios, no podéis ser miembros del Parlamento y al mismo tiempo permanecer como servidores desinteresados e imparciales de ese Parlamento. El miembro del Parlamento debe tener la libertad de decir lo que piense del Gobierno y de criticar sus acciones cuando y como él quiera. El funcionario no puede tener esa libertad.

Según los mismos principios un funcionario no debe jugar abiertamente un papel en las luchas políticas, incluso si no tiene intención de presentarse como candidato en las elecciones. Esto no significa que no debéis tener opiniones políticas, que no debéis votar en las elecciones, sino simplemente debéis tener en cuenta que de ejercer cualquier cosa que pudiera hacer dudar a la opinión pública de vuestra imparcialidad en el ejercicio de vuestras funciones. Poco importa, naturalmente, el partido político al que pertenezcáis; el partido que hoy tiene mayoría puede pasar a la oposición al año siguiente, la semana próxima, y si vuestra fidelidad al Gobierno no es ahora puesta en duda, puede serlo entonces.

Manual del Civil Servant, editado por la Tesorería de Su Majestad.[8]

España[editar]

Según el artículo 8 del Real Decreto Legislativo 5/2015, son funcionarios de carrera quienes, en virtud de nombramiento legal, están vinculados a una Administración Pública por una relación estatutaria regulada por el derecho administrativo para el desempeño de servicios profesionales retribuidos de carácter permanente.

Al hablar de Administración Pública y de acuerdo con el sistema que define la actual Constitución Española, la ley se refiere a todas las Administraciones del Estado, de las Comunidades Autónomas, así como la Entidades Locales, las Universidades Públicas y los Organismos Públicos, Agencias y demás Entidades de Derecho Público.

Guatemala[editar]

La regulación legal, se encuentra en el Acuerdo Gubernativo lobas número 18-98, de la Presidencia de la República, de fecha 15 de enero de 1998. Este reglamento desarrolla lo vertido en la ley correspondiente y en su artículo 1, al referirse a los servidores públicos indica que entre los mismos se encuentran los funcionarios públicos e indica que por los mismos se conocen a las personas individuales que ocupan un cargo o puesto en virtud de elección popular o nombramiento conforme a la ley, por el cual ejerce mando, autoridad, competencia legal y representación de carácter oficial de la dependencia o entidad correspondiente.a.

México[editar]

En México existe una Ley Federal de responsabilidades de los funcionarios, que regula el funcionamiento de los también denominados “servidores públicos”. El organismo central de nivel federal, encargado de observar y controlar el desempeño de estos servidores públicos es la Secretaría de la Función Pública cuyo titular es nombrado por el presidente de la República.

A nivel federal se expidió en el año 2002, mientras que en el caso concreto del Estado de Colima, se cuenta con la Ley Estatal de responsabilidades de los servidores públicos (ley publicada en el periódico oficial “El Estado de Colima” el 8 de diciembre de 1984.[9][10]

Brasil[editar]

Los funcionarios en Brasil, Servidor Público en portugués, son los que trabajan en los Poderes ejecutivo, legislativo y judicial del gobierno federal, los gobiernos de los estados, los gobiernos municipales y el Gobierno de Brasilia, incluidos diputados, senadores, alcaldes, ministros, el presidente de la República, y los trabajadores de empresas de propiedad estatal. Los funcionarios públicos son contratados sobre la base de los exámenes de ingreso conocido como Concurso Público en portugués. Hay varias empresas con un mandato del gobierno para llevar a cabo las pruebas, las más conocidas son CESPE, que pertenece a la Universidad de Brasilia, la Fundación Getulio Vargas, el ESAF, y la Fundación Cesgranrio, que forma parte de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Se llenan las posiciones de acuerdo a calificación en el examen y el número de vacantes. En Brasil, los funcionarios públicos son privilegiados en comparación con el sector privado.

  • Cultura Ajuda.
  • Permiso de maternidad. La licencia de maternidad en Brasil es de 120 días. Para las funcionarias públicas son 180 días.
  • Empleo para por toda la vida. Se prohíbe despedir los funcionarios públicos en Brasil, excepto si existe alguna ocurrencia o una violación muy grave.
  • Salario. Los funcionarios se encuentran entre los más ricos de clase trabajadora en Brasil, dependiendo de la carrera.


Argentina[editar]

Los funcionarios públicos tienen prohibido recibir regalos por sus funciones y recibir servicios o cesiones de uso.[1]  Por ejemplo, no pueden aceptar que alguien les pague el alquiler de la vivienda, los invite un día de spa o que les haga un descuento en la cuota del club.

Existen regalos de cortesía o de costumbre diplomática que pueden aceptar, regalos por costumbre diplomática son los que hacen otros gobiernos, organismos internacionales o entidades sin fines de lucro por formalidad y los regalos por cortesía son los que en ciertas ocasiones se hacen para demostrar atención, respeto o afecto. Se pueden recibir salvo cuando esos regalos vienen de personas que realizan actividades reguladas o controladas por el órgano en el que trabaja el funcionario público, explotan concesiones, autorizaciones, privilegios o franquicias otorgados por el órgano donde trabaja el funcionario público, son contratistas o proveedores de obras, bienes o servicios del órgano donde trabaja el funcionario público, buscan una decisión o acción del órgano o entidad donde trabaja el funcionario público o tienen intereses que pueden verse afectados por una decisión, acción, retardo u omisión del órgano donde trabaja el funcionario público. Cuando el funcionario público recibe los regalos de cortesía o por costumbre diplomática debe registrarlos a través del Sistema de Gestión Electrónica Documental (GEDO) en el Registro de Obsequios a Funcionarios Públicos a cargo de la Oficina Anticorrupción del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Si el valor de los bienes es igual o mayor al valor establecido en la reglamentación (4.000 pesos), el regalo debe además ingresar al patrimonio del Estado Nacional.

Cuando el regalo ingresa al patrimonio del Estado Nacional ese regalo es de propiedad del Estado, la máxima autoridad del órgano donde trabaja el funcionario que recibió el regalo debe decidir si el regalo que ingresa al patrimonio del Estado será destinado para fines de salud, acción social, educación o para el patrimonio histórico cultural y esta decisión sobre el destino del regalo depende del tipo de regalo. Si el Presidente de la Nación recibe un regalo, el Secretario General de la Presidencia es el funcionario que debe decidir si el regalo se destinará a salud, educación, acción social o al patrimonio histórico cultural.

Si un funcionario no cumple con estas normas sobre regalos debe ser sancionado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «funcionario». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  2. En el Bajo Imperio Romano, las reformas de Diocleciano establecieron el principio de la heredabilidad de los cargos. Para la conformación del feudalismo en Europa Occidental fue esencial la heredabilidad de los oficios de Corte y las dignidades provinciales (conde, duque, marqués). Muchos gobiernos municipales, inicialmente electivos, pasaron a ser hereditarios en el Antiguo Régimen (estableciéndose un patriciado urbano, como ocurrió con algunos regidores de los concejos en España). Aunque existen otros tipos (monarquía electiva), la jefatura del Estado es hereditaria en las monarquías.
  3. Corona, Congreso, Senado, Gobierno, Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder Judicial (Órganos constitucionales en congreso.es)
  4. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «cargo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  5. Stewart R. Clegg, Martin Harris, Harro Höpfl, ed. (2011). Managing Modernity: Beyond Bureaucracy?. Oxford University Press. 
  6. La carrera administrativa de los funcionarios públicos, Luis Miguel Arroyo Yanes. Tirant Monografías, Tirant Lo Blanc, Valencia, 1994.
  7. - Noticia en la Expansión.com
  8. Citado en José Ramón Parada, La neutralidad política de los funcionarios
  9. http://www.ordenjuridico.gob.mx/Estatal/COLIMA/Leyes/COLLEY057.pdf
  10. http://www.congresocol.gob.mx/legislacion.html

Enlaces externos[editar]

España