Álvaro de Bazán (F-101)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «F-101 Álvaro de Bazán»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Álvaro de Bazán (F-101)
Alvaro de bazan.jpg
SH-60 Seahawk apontando sobre la F-101 Álvaro de Bazán.
Banderas
Bandera de Proa Armada Española
Historial
Astillero Izar en Ferrol
Clase Clase Álvaro de Bazán
Tipo Fragata
Autorizado 31 de enero de 1997
Botado 31 de octubre de 2000
Asignado 19 de septiembre de 2002
Destino Activo
Características generales
Desplazamiento 5800 t
Eslora 146,72 m
Manga 18,6 m
Calado 4,75 m
Sensores ver Sensores
Armamento ver Armamento
Propulsión CODOG
ver Propulsión
Potencia • Gas: 46 648 CV
• Diésel:12 000 CV
Velocidad 28,5 nudos
Autonomía 5000 millas náuticas a 18 nudos
Tripulación 216 personas
Aeronaves 1 Seahawk SH-60B Lamps III
Indicativo de llamada Echo.svg Bravo.svg Delta.svg Alpha.svg

La fragata Álvaro de Bazán (F-101) es una fragata de la Armada Española, cabeza de su clase a la cual da nombre. Fue botada en los astilleros de Izar (actualmente Navantia) en Ferrol el 31 de octubre de 2000 y está en activo desde el 19 de septiembre de 2002. Fue nombrada así en recuerdo del almirante español del siglo XVI Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real).

El buque[editar]

Entrando en la Base Naval de Cartagena.

Como el resto de su clase, fue desarrollada en los astilleros Izar (Ferrol) con un coste 600 millones de .

Al igual que las demás fragatas F-100 clase Álvaro de Bazán, son los primeros buques de guerra europeos que cuentan con el sistema de combate Aegis, de origen estadounidense, y un radar capaz de detectar movimientos de aeronaves en un radio de 600 kilómetros, que les permite actuar en igualdad de condiciones con las más modernas unidades de la Marina de Estados Unidos. Tiene capacidad para detectar y seguir hasta 90 blancos móviles y dirigir los proyectiles antiaéreos y de superficie.

Son los primeros buques españoles con casco de protección balística de acero de alta resistencia. Completa su protección con motores montados sobre piezas elásticas, que no transmiten ruido al casco, por lo que son más difícilmente detectables por submarinos. Durante la fase de desarrollo, se puso especial énfasis en el diseño de las formas del buque con el objetivo de minimizar su "eco" de radar. Las F-100 están equipadas también con sistemas de contramedidas y guerra electrónica Indra Aldebarán, de diseño y fabricación española, y un sistema acústico antitorpedos AN/SLQ-25A Nixie.

Dispone de dos lanzadores cuádruples de misiles antibuque AGM-84 Harpoon; dos lanzadores dobles de torpedos Mk-46; un cañón tipo Mk-45 de cinco pulgadas con capacidad de disparo de 20 proyectiles por minuto y 23 km de alcance; y un lanzador vertical Mk-41 con 48 celdas; cuatro lanzachaff que emiten señuelos para confundir a los misiles enemigos, y un helicóptero SH-60B Seahawk, preparado para la lucha antisubmarina y antisuperficie.

Las capacidades de la fragata se verían colmadas con la instalación de un sónar remolcado ATAS y la integración de los cohetes guiados ASROC en los VLS Mk41 para completar sus capacidades ASW. Para este fin, la fragata posee la correspondiente reserva de peso y espacio y se espera a disponer de fondos para su instalación.

Historial[editar]

La fragata Álvaro de Bazán abandona el grupo de combate del Roosevelt tras finalizar su misión.

La F-101 Álvaro de Bazán, que entró en servicio el 19 de septiembre de 2002,[1] pasó dos meses en distintos puertos de los Estados Unidos en el verano de 2003[2] realizando durante ese periplo pruebas de lanzamiento de misiles junto con el USS Mason durante 15 días.[3]

La unidad integró el ejercicio combinado UNITAS en Argentina durante el año 2003.[4]

Fue el primer buque español que ha colaborado junto a la marina estadounidense como parte de un grupo de combate naval en el que escoltó al portaaviones USS Theodore Roosevelt entre septiembre de 2005 y marzo de 2006,[5] para lo cual tuvo que realizar una fase de adiestramiento en la costa este de los Estados Unidos entre mayo y julio de 2005.[5]

En marzo de 2007, y como parte de su viaje de circunnavegación, estuvo en Australia,[6] estimándose este hecho como fundamental para la consecución del contrato de tres unidades de Clase Hobart, basadas en el diseño de las F-100 para Australia. En este viaje, se convirtió en el primer buque de guerra español que realiza una circunnavegación 142 años después de la fragata blindada Numancia.

Junto a las fragatas Méndez Núñez de su misma clase y la Navarra de clase Santa María, con sus respectivas unidades aéreas embarcadas, realizaron el 11 de septiembre varios ejercicios en los que participaron los alumnos de la Escuela Naval en la ría de Pontevedra[7]

El 3 de enero de 2010, zarpó de su base de Ferrol con rumbo a San Diego para realizar pruebas de calificación del Sistema de Combate,[8] en las cuales se lanzaron con éxito 5 misiles de defensa antiaérea Evolved Sea Sparrow. Junto a la Álvaro de Bazán, participaron los destructores de clase Arleigh Burke USS Dewey y USS Wayne E. Meyer.[9] En su retorno a España, hizo escala en Petit Goave, donde se encontraba el buque de asalto anfibio Castilla en misión humanitaria tras el terremoto de Haití de 2010.[10] Finalmente, arribó a Ferrol el 31 de marzo de 2010.

El 29 de septiembre de 2011, zarpó desde su base en Ferrol para unirse a la vigilancia marítima de la operación Unified Protector de la OTAN, retornando a la base naval de Rota el 2 de noviembre tras la caída del régimen de Muamar el Gadafi,[11] arribando finalmente a su base en el arsenal militar de Ferrol el 5 de noviembre[12]

El 10 de marzo de 2012, zarpó desde la base de Rota con destino al Mediterráneo oriental para unirse a la SNMG-1[Nota 1] en el seno de la operación Active Endeavour, cuya misión es la detección, disuasión y protección contra buques sospechosos de actividades terroristas.[13] En el transcurso de este despliegue, realizó ejercicios en el Mediterráneo con el grupo de combate del USS Enterprise[14]

Entre el 2 y el 5 de julio de 2012, participó junto a las fragatas Almirante Juan de Borbón y Méndez Núñez, el buque de aprovisionamiento logístico Cantabria, el submarino Galerna y aeronaves AV-8B de la 9ª escuadrilla de aeronaves de la Armada en el ejercicio MAR-22 en la costa atlántica de Galicia.[15]

El 4 de octubre de 2013, zarpó desde su base en Ferrol con rumbo a Barcelona para relevar a la Blas de Lezo como buque de mando de la agrupación permanente de escoltas de la OTAN (SNMG-2).[16] Tras producirse el relevo en Barcelona el 13 de octubre,[17] auxilió a 15 inmigrantes que pretendían cruzar en una embarcación neumática de juguete desde África a la Península en el mar de Alboran, mientras llegaba la embarcación de salvamento civil Denébola y la patrullera de la Guardia Civil Río Almanzora[18] A comienzos de diciembre de 2013 recibió en el Golfo de Adén abastecimiento de combustible desde el  Cantabria (A-15) que retornaba tras su cesión de un año a Australia.[19] A comienzos de marzo de 2014, auxilió a un dwon yemení que se encontraba a la deriba y sin combustible en aguas del golfo de Adem.[20] Tras ser relevada por la Cristóbal Colón, retornó a su base en Ferrol el 31 de marzo de 2014.[21]
Error en la cita: Existen referencias en esta página, pero no pueden ser mostradas porque no se ha detectado la plantilla {{listaref}}. Por favor, añádela o cierra correctamente la última referencia, según el caso.
Error en la cita: Existen etiquetas <ref> para un grupo llamado «Nota», pero no se encontró la etiqueta <references group="Nota"/> correspondiente, o falta la etiqueta </ref> de cierre