El Correo Catalán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Correo Catalán
El Correo Catalán.jpg
País España
Sede Barcelona
Fundación 16 de diciembre de 1876
Fundador/a Manuel Milá de la Roca, Félix Sardá y Salvany
Fin de publicación 16 de noviembre de 1985
Idioma castellano
Circulación diario
[editar datos en Wikidata]

El Correo Catalán fue un diario de Barcelona fundado el 16 de diciembre de 1876 por el periodista Manuel Milá de la Roca y el sacerdote Félix Sardá y Salvany, que en sus orígenes sirvió a la causa carlista y católica española.

Historia[editar]

Periódico carlista[editar]

En diciembre de 1876, diez meses después de la derrota legitimista en la Tercera Guerra Carlista, nacía El Correo Catalán, subtitulado Diario popular, defensor de los intereses morales y materiales del país, tras levantarse la prohibición de editar prensa carlista. El periódico nacía en Barcelona recogiendo la herencia del diario carlista La Convicción e inspirándose en una hoja clandestina llamada El Correo Carlista. El Correo Catalán se convertiría en el órgano de la Comunión Tradicionalista.

Enfrentado a los diarios republicanos y dinásticos, fue suspendido por las autoridades en varias ocasiones aunque volvió a aparecer bajo distintos nombres como El Eco del Milanesado,[1] El Noticiero[2] y El Fénix.[3]

En 1903 se fundó la empresa Fomento de la Prensa Tradicionalista para la gestión del periódico. Luis María de Llauder, Salvador Morales y Miguel Junyent fueron sus primeros directores. Junyent le dio una orientación más regionalista, adhiriéndose en 1906 a la Solidaridad Catalana y publicando algunos textos en catalán.

También se crearon secciones sobre literatura, agricultura y deportes, siendo uno de los primeros diarios con sección deportiva. Al estallar la Primera Guerra Mundial, adoptó una postura germanófila. Mantuvo su tendencia carlista y ultraconservadora hasta finales de los años 50, con abundantes escritos en catalán. Se crearon nuevas secciones sobre literatura, agricultura y deportes, convirtiéndose en el primer periódico barcelonés que incluyó una página deportiva.

El 15 de marzo de 1936, con el golpe de Estado que dio lugar a la Guerra Civil española, los talleres y redacción fueron asaltados y quemados. Tres años más tarde pudieron volver a publicar periódicos, desde el 14 de febrero de 1939 al 16 de noviembre de 1985.

El cambio[editar]

Con la entrada de Andreu Roselló y Manuel Ibáñez Escofet, el diario dio un rumbo hacia el catalanismo moderado y democrático entre los años 1958 y 1963. El cambio también llegó al formato del diario, tipografía e incluso empezó a ser repartido en otras comarcas catalanas convirtiéndose en 1965 en uno de los diarios predilectos de la oposición franquista y llegando a ser el segundo más importante de Cataluña, detrás de La Vanguardia y por delante de El Noticiero Universal.

Ibáñez Escofet dejó el diario en 1968. Dos años después, publicó la original serie Ésta es su tira de Ángel Casas y Enrique J. Abad.[4]

Decadencia[editar]

En 1974 el consejo de administración cambió. Según datos de la Oficina de Justificación y Difusión en sólo tres años bajaron los ejemplares de 67 000 a 38 000, entrando en una profunda crisis económica en 1982. Tres años más tarde dejó de publicarse.

Notas y referencias[editar]

  1. El Eco del Milanesado, del 24 de abril de 1880 al 1 de mayo de 1880
  2. El Noticiero, del 14 de octubre de 1880 al 27 de octubre de ese mismo año.
  3. El Fénix, del 6 de diciembre de 1900 al 12 de marzo de 1901.
  4. Cuadrado (2000), p. 1.

Enlaces externos[editar]

Elogio de la historia de El Correo Catalán en El Siglo Futuro (22/4/1935)

Bibliografía[editar]