Costa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acantilado de la costa de Mallorca (España).

La costa es la parte de un continente o de una isla que limita con el mar u otro cuerpo acuático de gran extensión. Las costas tienen un paisaje inestable, donde hay sectores de playa cuyo perfil bidimensional puede crecer debido al depósito de sedimentos y en otros casos puede disminuir por los procesos de erosión marina. Pero las costas también son modificadas por otros factores, como el clima, el viento, el oleaje, actividad biológica y las actividades humanas.

Definición[editar]

Se denomina «costa» a la franja de unión de las tierras emergidas con las sumergidas, ya sea de un continente o de una isla. Generalmente se emplea el término al hablar de bordes marinos, aunque se usa también para designar costas lacustres o fluviales,[1] aunque las orillas de los ríos se denominan riberas, y sólo en ríos de enorme anchura se podría hablar de verdaderas costas, por ejemplo en el Río de la Plata.

Por extensión, también se emplea la expresión para referirse a los sectores, tanto terrestres como acuáticos, próximos a la verdadera costa. Es por ello que se habla de «ciudades costeras», diferenciándolas de este modo de las situadas lejos de las costas, o de «peces costeros» como contraposición a los peces de hábitos pelágicos. En estos casos también se emplea el sinónimo de «litoral».

La energía del mar[editar]

Olas rompiendo en la costa.

Las mareas y corrientes aportan a la zona costera parte de la energía del mar, pero las olas son el principal factor en la formación de las costas, al entregar la mayor parte de la energía que erosiona, transporta y deposita los sedimentos. Las olas que recorrieron largas distancias tienen una energía considerable como modeladoras de las costas.

Corriente costera[editar]

En zonas donde predominan los vientos y las olas en un solo sentido, la capacidad del mar para transportar materiales a lo largo de la costa, en un sentido determinado, produce un proceso llamado "corriente de deriva costera" (no confundir con corriente de deriva litoral).

El problema que se va a resolver, es el de encontrar la forma que adopta la superficie libre de una capa de agua que cubre toda la Tierra, cuando consideramos las fuerzas de atracción que ejercen el Sol y principalmente, la Luna.

Playas[editar]

Son el resultado de los depósitos de olas constructivas, en general en zonas costeras de escasa energía, dependiendo en gran medida de la posición relativa de la línea de costa. Las playas pueden ser de sedimentos finos, como limo y arena, o de materiales más gruesos, como cantos rodados o también como combinación de estos tres elementos. El tipo de zona de rompiente, el tipo de sedimento, la energía de las olas, la amplitud de la marea y el efecto del viento determinará la forma de la playa.

Costas erosivas[editar]

Erosión provocada por el mar en la costa de Sitges.

La erosión se produce en las costas que están expuestas a olas que han recorrido una gran distancia, o con vientos marinos que traen mucha energía. Estas costas están dominadas por acantilados, en cuya base se produce una plataforma erosionada por las olas. Sin embargo cuando la dinámica de una zona de rompiente en una playa cambia temporalmente hacia tipos en que predomina la acción erosiva se pueden observar en el paisaje, microacantilados de playa.

La erosión costera es producida a través de la acción hidráulica (la presión de las olas que rompen a los pies del acantilado) y del proceso por el cual los sedimentos del agua son arrojados contra la superficie rocosa.

Formas de costas[editar]

Costas de direcciones estructurales preponderantes[editar]

Costas de tipo Pacífico (longitudinales)[editar]

  • Son paralelas a la línea de costa.
  • Presentan un trazado rectilíneo, particularmente rígido cuando existen fallas (costa de fallas), en las que el bloque hundido está sumergido.
  • El plano de falla forma un falso acantilado que dificulta la acción marina cuando su base está por debajo de la rompiente de las olas.
  • Región tipo: costa americana (California, Chile, Nueva Zelanda).

Costas de tipo Dálmata[editar]

  • entra en contacto con cadenas de plegamiento paralelas a la línea costera.
  • Se caracterizan por la existencia de islas alargadas cuyo origen está en la sucesión de sinclinales, sumergidos, y anticlinales, emergidos (islas) separados por surcos marinos poco profundos llamados “canales”.
  • Las aguas de estas costas suelen ser tranquilas debido a la multitud de obstáculos que encuentran las corrientes y, sobre todo, las olas.
  • Región tipo: Dalmacia (Croacia), Columbia Británica (Canadá) y Chile meridional.

Costas de tipo Atlántico (transversales)[editar]

  • Las estructuras geológicas son perpendiculares a la línea de costa.
  • Su trazado presenta entrantes y salientes continuos y muy definidos.
  • Hay pues multitud de cabos y golfos profundos consecuencia de la inundación de las estructuras (plegadas, apalachenses o falladas) en las que se inunda el graben o fosa y emerge el horst.
  • Las debidas a la sumersión de cadenas de plegamiento presentan bahías en forma de hoz separadas por promontorios disimétricos (costa de Argelia).
  • Región tipo:

Costas volcánicas[editar]

  • Suelen ser muy recientes o incluso activas.
  • Son costas con accidentes geográficos que apenas han sido destruidas
  • Aparecen en volcanes aislados o en archipiélagos alineados a lo largo de las grandes fracturas tectónicas terrestres (Kuriles, Aleutianas, Indonesia), o sobre las dorsales oceánicas (Canarias, Azores, Islandia).
  • Cuando se abre una brecha en el cono, el mar invade la caldera formando una bahía y una isla con forma de herradura o múltiples islas que rodean la caldera (Santorini, Nisida, Galápagos).
  • La multiplicación de los volcanes a lo largo de las costas da lugar a un trazado lobulado cuyos cabos son las lenguas de lava más o menos recientes (Campos Flégreos en Nápoles, Italia).

Costas de modelado subaéreo (con erosión)[editar]

Costas de rías[editar]

Término gallego que indica un valle fluvial invadido por el mar. Costa muy accidentada resultado de la inmersión de una masa de tierra muy erosionada por la acción de los ríos (las desembocaduras son inundadas). Suele darse sobre rocas metamórficas y cristalinas. Su localización depende de la red de fallas o la existencia local de rocas menos resistentes. El tipo clásico es el de ría abierta, con forma de embudo orientado hacia el mar. También se da la ría en botella, cuya salida está cerrada por un paso estrecho. Ante la salida de las rías suele haber islas, residuos de rocas resistentes.

Costas de fiordos[editar]

Fiordo de Sognefjord en Noruega.
  • Está fuertemente indentada por las paredes abruptas de los fiordos (término noruego), que son valles glaciares sumergidos con forma de artesa.
  • La desaparición de la lengua glaciar conlleva la liberación del peso del hielo y el consiguiente ascenso isostático del continente, produciendo un contacto muy variable entre la tierra y el mar que ha dificultado la erosión marina.
  • El fiordo presenta una entalladura muy profunda modelada sobre rocas resistentes.
  • Normalmente están ramificados.
  • Su localización depende de la red de fallas o la existencia local de rocas menos resistentes.
  • Sus paredes son abruptas, casi verticales, con valles colgados que vierten sus aguas en forma de cascadas.
  • La sedimentación es pobre y además la profundidad de los valles (de hasta 1.200 m) dificulta la emersión de depósitos.
  • Región tipo: bordes occidentales de los continentes (Noruega, Alaska, Canadá, Chile, Nueva Zelanda). En Escocia se les llama “loch” (valle de sobreexcavación glaciar).

Costas cubiertas por un inlandsis[editar]

Costa cubierta por inlandsis en Antártida.
  • Están cubiertas por grandes glaciares.
  • Las formas dependen de los modelados locales, ya sean de excavación o de sedimentación.
  • Suelen presenta múltiples entalladuras y estar precedidas de islas bajas.
  • Son muy característicos los amplios lóbulos fan bahías abiertas poco profundas.
  • Región tipo: Vatnajökull (Islandia), Groenlandia, Canadá y Antártida.

Costas de calas[editar]

  • Se puede considerar como un caso particular de costas de rías, pero presenta entrantes que terminan en fondo de saco y la litología suele ser caliza.
  • Son resultado de la sumersión de cañones, dolinas o poljés. También de antiguas grutas cuyo techo se ha hundido.
  • En regiones kársticas muy evolucionadas aparecen delante de la línea de costa islotes escarpados, torres y pitones.
  • En estas zonas la acción del mar es muy reducida debido a lo intrincado de la costa. Además, la ausencia de cursos de agua superficiales no contribuye a regularizar el perfil longitudinal de los valles.
  • Región tipo: Mar Mediterráneo (Islas Baleares, Costa Brava, Provenza, Córcega)

Costas con skiar[editar]

  • Las costas con skiar (escollos en las lenguas escandinavas) se deben a la inundación de una llanura de erosión glaciar en la que emergen las rocas aborregadas.
  • Presentan múltiples y minúsculos archipiélagos rocosos, bajos y prácticamente desnudos.
  • Los escollos rocosos también forman skiargaard delante de las costas de fiordos y de inlandsis.
  • Costas bajas erosionadas por los glaciares que dejaron gran cantidad de pequeñas islas.
  • Región tipo: Finlandia (Islas Aland) y Suecia y en el suroeste de Namibia.

Costas de abrasión[editar]

Costas acantiladas[editar]

  • Bordean mares agitados por fuertes oleajes.
  • Aparecen normalmente en regiones montañosas o de macizos antiguos o escudos.
  • También aparecen en rocas sedimentarias compactadas como las calizas.
  • Los acantilados más verticales se presentan sobre las rocas más sensibles a la acción mecánica y lo suficientemente coherentes como para mantener la verticalidad (calizas y cuarcitas).
  • Región tipo: Caux (Francia), Gales, Escocia y Sureste de Inglaterra, Irlanda, Asturias, litoral de Granada, Argelia, Nueva Zelanda, costa pacífica de América, etc.

Costas de acumulación[editar]

Costas de isla barrera[editar]

  • Se caracterizan por la existencia de un largo cordón litoral arenoso paralelo a la línea de costa inicial.
  • La longitud de estos cordones puede llegar a ser de varias decenas de kilómetros, viéndose interrumpido por pasos denominados graos que permiten la renovación del agua somera del lago.
  • Cuando el cordón está aislado a varios kilómetros se habla de costas con islas barrera y delimitan un ancho canal marino.
  • Algunos brazos del cordón pueden estar enlazados con la costa y aislar lagunas formando costas de lidos.
  • Son propias de mares con escasa amplitud de marea y golfos extensos donde las corrientes de deriva disponen de volúmenes sedimentarios importantes (Mediterráneo, Mar Negro, Mar Báltico, Golfo de México).
  • Región tipo:

Costas pantanosas con marismas y manglares[editar]

  • Aparecen en el dominio fluviomarino.
  • Son costas muy bajas, llanas y monótonas.
  • Se localizan en mares con plataformas continentales poco profundas capaces de acoger los derrubios finos que aportan los grandes ríos.
  • La vegetación juega un destacado papel en su desarrollo y diversificación. Cuando en las zonas pantanosas hay manglares se denomina costa con manglares.
  • Región tipo:

Costas deltaicas[editar]

  • Su configuración se debe más a la acción de los cursos de agua que a los agentes marinos.
  • Aparecen en mares con mareas y corrientes débiles y siempre que la plataforma continental tenga poca profundidad.
  • Existen varios tipos fundamentales: arqueado, digitado y triangular.
  • Los deltas coalescentes forman llanuras deltaicas.
  • Región tipo:

Costas dunares[editar]

  • La formación de dunas determina la línea de costa.
  • Presencia de un ancho cordón de dunas que puede extenderse durante cientos de kilómetros y elevarse decenas de metros.
  • Hacia el interior suelen presentarse diversos niveles de dunas (primarias, secundarias y terciarias).
  • El agua de arroyada puede quedar atrapada en el interior del cordón dunar formando rosarios de lagos de agua dulce colgados ligeramente por encima del nivel del mar.
  • Se localizan en zonas de amplios esteros barridos por la brisa del mar o en desiertos costeros.
  • Regiones tipo: Gascuña (Francia), Doñana, Sureste del Mar Báltico, Desierto de Namibia, Provincia de Bs. As. Argentina, Sureste de Uruguay, Sur de Brasil.

Costas de arrecifes coralinos[editar]

  • Su crecimiento se debe a la acción de una serie de organismos: corales y [algas].
  • Cuando se desarrollan forman depósitos de carbonato cálcico denominados arrecifes coralinos.
  • A medida que los corales mueren otros nacen sobre sus esqueletos calcáreos depositados.
  • Cuando el coral se rompe debido a la acción de las olas, los fragmentos pulverizados se acumulan en playas de arena blanca.
  • Las costas coralinas se originan en las caldeadas aguas tropicales, entre los 30º lat. N y los 25º lat. S.
  • Requieren una tª superior a 20 °C, poca profundidad, aguas limpias y bien aireadas (expuestas).
  • Región tipo: Gran Barrera de Coral de Australia, Polinesia, Maldivas, Colombia, Mar Rojo, Mar Caribe.

Costas de estuarios[editar]

  • Presenta caracteres ligados a la inundación del curso fluvial.
  • Su forma depende de la dinámica de las aguas corrientes y su interacción con las mareas.
  • Está muy asociada a las costas de marismas y de islas barrera.
  • Región tipo: estuarios de los ríos Garona, Sena, Tajo en Europa y el Río de la Plata en América del Sur.

Costas de acumulación glaciar[editar]

  • Las costas son bajas y verdes, con bruscos ensanchamientos y contrapendientes.
  • La erosión marina, fácil en los materiales morrénicos, y la acumulación rápida en esas aguas poco profundas, regularizan rápidamente este tipo de costa.
  • Región tipo: Jutlandia (Dinamarca), costa de Maine (Noreste de Estados Unidos).

Paisajes costeros[editar]

Playa de Kata Noi, Phuket, Tailandia

Entre los accidentes geográficos que alteran la continuidad de la costa y determinan el paisaje de ésta, los hay salientes: cabo, promontorio, puntas, deltas, etc. Otros son entrantes: golfo, estuario, fiordo, ría, bahía, ensenada, etc.

Además de depender de los procesos de sedimentación y de la erosión, los paisajes costeros dependen también de la posición relativa de la línea de costa.

Los seres humanos también afectan el paisaje. Entre las acciones más importantes está la construcción de defensas costeras, tanto para reducir el peligro de las inundaciones en las zonas bajas y también para controlar la erosión. Las tierras ganadas al mar (pólders) como en el caso de los Países Bajos, constituyen 2227 km².

Los paisajes costeros y su dinámica natural que las afecta, son el objeto de estudio de la Geografía litoral

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fernando Calzadilla Valdés. Por los llanos de Apure. Caracas: Ediciones del Ministerio de Educación, Biblioteca popular venezolana, N° 25, 1948

Enlaces externos[editar]

,