Imperio portugués

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Colonias portuguesas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Imperio portugués

Imperio

1415-1975
Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de
Máxima extensión del Imperio portugués (diacrónico)
Capital Lisboa
Idioma principal Portugués
Religión Católica
Gobierno Monarquía: 14151910
República: 19101975
Período histórico MercantilismoImperialismo
 • Batalla de Ceuta 1415

El Imperio portugués es el nombre que recibe el conjunto de Portugal y sus colonias en los siglos XV, XVI y XVII; se formó en la Era de los descubrimientos, durante la cual ocupó un lugar predominante conjuntamente con el Imperio español, siendo una de las más poderosas potencias de la época. Las primeras colonias portuguesas se establecieron primero en la India y en el sur africano. Este imperio, sobre todo durante sus comienzos, estaba conformado por las ciudades propiamente portuguesas (Goa, p.e.); las factorías comerciales, o construcciones en ciudades no portuguesas realizadas exclusivamente para el comercio (Chittagong, p.e.)y las bases comerciales, o zonas de intercambio directo (ciudades no portuguesas sin edificios cuyo mercado lo realizaban desde las propias cargas del barco). El Imperio portugués pasó a pertenecer a la Monarquía Hispánica durante el reinado de Felipe II y se separó en el reinado de Felipe IV (1580-1640). Portugal perdió las colonias que le quedaban cuando se independizaron en el año 1975, siendo ésta la fecha de disolución formal del Imperio portugués, si bien el Imperio fue perdiendo poder paulatinamente con el proceso de decadencia iniciado en el siglo XVI, estando marcado este proceso por la independencia de la que fuera la más importante de las colonias portuguesas, Brasil, en el año 1822.

Imperio o Monarquía Portuguesa[editar]

Características: Edad de Oro portuguesa. Expansión orientada a las Indias Orientales.

Los soldados portugueses capturaron Ceuta en 1415. A lo largo del siglo XV, los barcos portugueses organizados por Enrique el Navegante exploraron la costa oeste de África, haciendo mapas del territorio y buscando comercio, particularmente en especias, oro y esclavos. En 1487, Bartolomeu Dias rodeó el Cabo de Buena Esperanza, y en 1498, Vasco da Gama alcanzó Calicut (actual Kozhikode) en la India y estableció los primeros puestos portugueses en este subcontinente, especialmente en la Costa de Malabar (Kerala) y en el Gujarāt). El descubrimiento de la ruta marítima alrededor de África hacia la India y el resto de Asia abrió enormes oportunidades de comerciar para Portugal, y Portugal se movió agresivamente al establecer puestos de comercio y bases fortificadas para controlar este comercio.

Imperio portugués - 1415-1543.

En África Oriental, pequeños estados islámicos junto a la costa de Mozambique, Malinda, Kilwa, Brava y Mombasa fueron destruidos o se convirtieron en sujetos o aliados de Portugal, del mismo modo las posesiones del sultanato de Zanzíbar quedaban prácticamente subordinadas al naciente imperio portugués. Pedro de Covilhã había alcanzado Abisinia en 1490. En el océano Índico y mar Arábigo, uno de los barcos de Pedro Álvares Cabral descubrió Madagascar, la cual fue parcialmente explorada por Tristán da Cunha (1507); Mauricio fue descubierta en 1507, Socotra ocupada en 1506, y ese mismo año, D. Lourenço d'Almeida visitó Ceilán. La victoria naval portuguesa en la batalla de Diu le abrió paso a la hegemonía marítima absoluta en el Oriente, convirtiendo el Índico en un lago portugués.

Con la conquista de Ormuz, los lusos tenían en su poder el golfo pérsico.Un intento de conquistar Adén en 1510 falla y obliga a los portugueses a retirarse. Sin embargo el segundo intento en 1516 es un éxito, y durante 22 años los portugueses dominaron la ciudad.Esta conquista les posibilitó, junto al castillo de Socotora, dominar el Mar Rojo y controlar al fin la Ruta de las Especias.

El Imperio portugués en el Este fue garantizado por el Tratado de Tordesillas, y Portugal estableció puertos comerciales en puntos lejanos como Goa, Malaca, las islas Molucas, Macao, y Nagasaki. Protegiendo su comercio celosamente de sus competidores europeos y asiáticos, Portugal no solo dominó el comercio entre Asia y Europa, sino también mucho del comercio entre las diferentes regiones de Asia, tales como India, Ceilán, Indonesia, China, y Japón. Misioneros jesuitas siguieron a los portugueses para difundir el cristianismo católico romano por Asia con éxitos mezclados.

Brasil fue descubierto en 1500 por Pedro Álvares Cabral. Aunque inicialmente menos importante, Brasil llegaría a ser la colonia más importante del imperio, desde la cual Portugal reunió recursos como oro, piedras preciosas, caña de azúcar, café y otras cosechas.

Unión con España[editar]

Mapa de los territorios de la Corona, bajo el reinado de Carlos I, sin incluir el Imperio alemán y Austria (que luego heredaría Fernando) en 1556, esto es, solo los territorios que heredaría Felipe II - 1550, y que después formarían la unión con Portugal en 1580.

Desde 1580 hasta 1640, el trono de Portugal fue retenido por los reyes Habsburgo de España. Este periodo marcó el fin del I Imperio Portugués al establecerse la Unión Ibérica (o Unión de las Coronas), o según definición de la época "Unión de los reinos españoles", o de España (siendo los reinos españoles la Corona de Aragón, Castilla y Portugal). Lo que benefició a Portugal, el libre derecho de la inmigración de ciudadanos portugueses a territorios españoles, sobre todo a la actual Hispanoamérica a parte de Brasil.

Los enemigos de España, tales como los Países Bajos, Francia e Inglaterra, codiciaron sus riquezas ultramarinas, y en muchos casos encontraron más fácil atacar los puestos portugueses pobremente defendidos que los españoles, principalmente las Provincias Unidas de los Países Bajos; España también ejerció una política de abandono de las capitanías portuguesas que ahora controlaba. Aunque las colonias holandesas en Brasil fueron borradas, en el siglo XVII, los holandeses pudieron ocupar Ceilán, el cabo de Buena Esperanza, y las Indias Orientales y a encargarse del comercio con Japón en Nagasaki. Los territorios del Pacífico de Portugal fueron reducidos a las bases en Macao y Timor Oriental.

La independencia de Portugal de España, el 1 de diciembre de 1640, supuso la pérdida de derechos también por Europa, que se habían establecido durante la Unión Ibérica con su metrópoli. Se perdieron contactos con algunos territorios franceses e italianos, que pertenecían aquel entonces a la soberanía española.

Imperio[editar]

Características: expansión orientada hacia América.

En 1661 los portugueses dieron Bombay a Inglaterra como parte de una dote, y por los próximos cien años, los británicos se convirtieron en la potencia dominante en la India, excluyendo a otras potencias del comercio. Portugal retuvo Goa y varias bases menores a lo largo del período.

El terremoto de Lisboa de 1755 puso en jaque las ambiciones coloniales portuguesas en el siglo XVIII. El seísmo y subsecuente tsunami mataron a más de 100 000 personas en Lisboa (entonces una ciudad de 275 000). Destaca el conflicto con España en la Banda Oriental por la colonia del Sacramento, las Misiones Orientales, Río Grande del Sur, Santa Catarina, La Guayra así como otros territorios fronterizos en Sudamérica. En 1815 quedó establecido el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve.

Imperio portugués - 1810.

Características: última expansión, orientada hacia África.

Brasil siguió siendo un territorio de Portugal por muchos años, y se convirtió en el centro principal de las ambiciones coloniales portuguesas. La inmigración voluntaria desde Europa y el comercio de esclavos de África aumentó la población de Brasil inmensamente (Brasil hoy es el país de habla portuguesa más grande del mundo). Para 1822, tras las guerras Napoleónicas, la estancia de la Monarquía en Brasil y los procesos de independencia de la América Española, Brasil declaró la independencia con un príncipe portugués, Pedro I, como emperador. Ése fue el fin del II Imperio portugués.

A la altura del colonialismo europeo en el siglo XIX, Portugal había perdido su territorio en Sudamérica y conservaba unas cuantas bases comerciales en Asia y África. Durante esta fase, el colonialismo portugués se enfocó en expandir sus posesiones en África (que frecuentemente eran fortificaciones destinadas a servir como puestos comerciales) en territorios de mayor tamaño para competir con otras potencias europeas durante el Reparto de África, comprendiendo que las ambiciones de las grandes potencias como Francia, Gran Bretaña o Alemania forzaban al gobierno portugués a asegurar su dominio sobre todos los territorios que aún pudiera reclamar.

Esto no siempre fue posible: el poderío de las expediciones francesas en el Golfo de Guinea obligó a Portugal a abandonar sus ambiciones coloniales en dichas zonas, mientras que la creación del Estado Libre del Congo patrocinado por el rey Leopoldo II de Bélgica con respaldo británico y francés significó que la cuenca del río Congo quedara definitivamente fuera del alcance portugués.

Portugal, tras la expedición de Serpa Pinto en 1877-1879 (quien con su expedición atravesó África de Angola hasta Mozambique), trató de reiniciar su expansión reclamando la ocupación de un territorio colonial continuo del Atlántico al Índico (el llamado "mapa color de rosa"). De esa pretensión sólo fueron reconocidos en favor de Portugal los actuales territorios de Angola y Mozambique debido a la fuerte presión política y militar de Gran Bretaña pues el reclamo portugués abarcaba a la posesión británica de Rodesia; esta presión quedó plasmada en el Ultimátum británico de 1890 que forzó a Portugal a abandonar todo plan de "expansión continua" en África.

Los territorios portugueses en África desde 1890 eventualmente incluían las modernas naciones de Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Guinea-Bisáu, Angola, y Mozambique.

Imperio portugués siglo XX.

Durante la Primera Guerra Mundial, Portugal entró en guerra con Alemania, y tras la derrota germana ocupó y anexionó mediante el Tratado de Versalles el "triángulo de Kionga", redefiniendo así la frontera mozambiqueña.

En el ocaso de la Segunda Guerra Mundial, otras naciones europeas comenzaron a abandonar sus colonias, ya sea mediante un proceso organizado de forma voluntaria o de manera involuntaria a causa de revueltas. Portugal, bajo el régimen político de António de Oliveira Salazar desde 1930 (el denominado Estado Novo) se rehusó a entrar en este proceso voluntariamente, y fue la última nación europea en retener sus mayores colonias en suelo africano, apelando al uso de la fuerza militar en caso necesario.

Descolonización[editar]

En diciembre de 1961, el enclave de Goa y el resto de la India Portuguesa fueron ocupadas militarmente y anexadas por la India, mientras que una guerra de muchos años fue desatada en el África Portuguesa poco después por varios grupos de resistencia anticolonial que deseaban suprimir el dominio portugués, lo cual significó que el gobierno de Portugal debiese invertir gran cantidad de recursos en sostener campañas bélicas en África, abarcando cuatro frentes simultáneos en Angola, Mozambique, Cabo Verde y Guinea Bissau.

Finalmente, el costo de la guerra causó problemas al régimen de Salazar, quien debió salir del poder en 1968 por mala salud, dejando el gobierno en manos de Marcelo Caetano, quien mantuvo la política de preservar las colonias africanas a toda costa. El régimen del Estado Novo acabó en 1974 al triunfar en Portugal la Revolución de los Claveles, y uno de los primeros actos del nuevo gobierno fue dar término a la guerra colonial y negociar la entrega de todas las posesiones africanas a los rebeldes indígenas, lo cual fue culminado en 1975 aunque de manera bastante desordenada en todos los casos. En Mozambique y Angola, los grupos rebeldes entraron prontamente a una guerra civil después de la retirada portuguesa, con gobiernos comunistas entrantes respaldados por la Unión Soviética, Cuba, y otros países comunistas y grupos de insurgentes apoyados por naciones como Zaire, Sudáfrica, y los Estados Unidos.

Timor Oriental también se hizo independiente en 1975 aprovechando el cambio de gobierno en Portugal por la Revolución de los Claveles, pero tras la retirada portuguesa fue inmediatamente invadido por su vecina Indonesia, la cual ocupó el país hasta 1999 cuando se proclamó la república de Timor Oriental.

Por su parte, el enclave colonial de Macao quedó bajo mandato portugués pese a la extinción del resto del imperio colonial, pero prontamente el nuevo gobierno democrático de Portugal inició negociaciones diplomáticas con China para asegurar una transferencia ordenada y pacífica de Macao. Como resultado este enclave fue entregado oficialmente a China el 20 de diciembre de 1999, bajo los términos de un acuerdo negociado luso-chino bastante similar al pactado por China con el Reino Unido cuandó éste entregó Hong Kong en 1997.

El III Imperio Portugués (y con ello, todo el imperio colonial) terminó para todo efecto práctico en 1975 con la independencia de las últimas posesiones en África que abarcaban la principal masa de colonias, siendo que la entrega de Macao a China en 1999, aparte la independencia definitiva de Timor en 2002 (bajo la soberanía observadora Portuguesa durante la ocupación indonesia), significó liquidar el último vestigio de colonialismo aún existente en la historia portuguesa. Las siete ex colonias de Portugal, que ahora son naciones independientes, junto con Portugal, son actualmente miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

Territorios históricos del Imperio portugués[editar]

El Imperio portugués poseyó territorios en:

Mapa diacrónico que muestra las áreas que han pertenecido en algún momento al Imperio portugués.

América[editar]

Asia y Oceanía[editar]

Golfo Pérsico[editar]

África Colonial[editar]

África (Protectorados)[editar]

Norte de África[editar]

Archipiélagos Atlánticos[editar]

Europa (algunos territorios durante su anexión con España)[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Andrada (undated). The Life of Dom John de Castro: The Fourth Vice Roy of India. Jacinto Freire de Andrada. Translated into English by Peter Wyche. (1664) Henry Herrington, New Exchange, London. Facsimile edition (1994) AES Reprint, New Delhi. ISBN 81-206-0900-X.
  • Abeyasinghe, Tikiri (1986). Jaffna Under the Portuguese. Lake House Investments. ISBN 978-9555520003.
  • Brockey, Liam Matthew (2008). Portuguese colonial cities in the early modern world. Ashgate Publishing, Ltd. ISBN 978-0-7546-6313-3.
  • Page, Sonnenburg, Melvin Eugene, Penny M. (2003). Colonialism: an international, social, cultural, and political encyclopedia, Volume 2. ABC-CLIO. ISBN 1-57607-335-1.
  • Abernethy, David (2000). The Dynamics of Global Dominance, European Overseas Empires 1415–1980. Yale University Press. ISBN 0-300-09314-4.
  • Anderson, James Maxwell (2000). The History of Portugal. Greenwood Publishing Group. ISBN 0-313-31106-4.
  • Bakewell, Peter (2009). A History of Latin America to 1825. Wiley-Blackwell. ISBN 978-1405183680.
  • Bethencourt, Francisco; Curto, Diogo Ramada (2007). Portuguese Overseas Expansion, 1400–1800. Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-84644-8.
  • Boxer, Charles Ralph (1969). The Portuguese Seaborne Empire 1415–1825. Hutchinson. ISBN 0-09-131071-7.
  • Boyajian, James (2008). Portuguese Trade in Asia Under the Habsburgs, 1580–1640. JHU Press. ISBN 0-8018-8754-2.
  • Coates, Timothy Joel (2002). Convicts and Orphans: Forced and State-Sponsored Colonization in the Portuguese Empire, 1550–1755. Stanford University Press. ISBN 9780804733595.
  • Corrado, Jacopo (2008). The Creole Elite and the Rise of Angolan Protonationalism: 1870–1920. Cambria Press. ISBN 9781604975291.
  • Davies, Kenneth Gordon (1974). The North Atlantic World in the Seventeenth Century. University of Minnesota Press. ISBN 0-8166-0713-3.
  • Davis, David Brion (2006). Inhuman Bondage: The Rise And Fall of Slavery in the New World. Oxford University Press. ISBN 9780195140736.
  • Daus, Ronald (1983). Die Erfindung des Kolonialismus. Wuppertal/Germany: Peter Hammer Verlag. p. 33. ISBN 3-87294-202-6.
  • Diffie, Bailey (1977). Foundations of the Portuguese Empire, 1415–1580. University of Minnesota Press. ISBN 0-8166-0782-6.
  • Disney, A.R. (2009). History of Portugal and the Portuguese Empire Volume 1, Portugal : From Beginnings to 1807. Cambridge University Press. ISBN 978-0521843188.
  • Dodge, Ernest Stanley (1976). Islands and Empires: Western Impact on the Pacific and East Asia. University of Minnesota Press. ISBN 978-0816607884.
  • Gallagher, Tom (1982). Portugal: A Twentieth Century Interpretation. St. Martin's Press. ISBN 9780719008764.
  • Gann, Louis Henry; Duignan, Peter (1972). Africa and the World: An Introduction to the History of Sub-Saharan Africa from Antiquity to 1840. University Press of America. ISBN 978-0-7618-1520-4.
  • Herring, Hubert Clinton; Herring, Helen Baldwin (1968). A history of Latin America, from the beginnings to the present. Knopf. ISBN 0-224-60284-5.
  • Jesus, Carlos Augusto Montalto (1902). Historic Macao. Kelly & Walsh, ltd. ISBN 9781143225352.
  • Juang, Morrissette, Richard M., Noelle Anne (2008). Africa and the Americas: culture, politics, and history : a multidisciplinary encyclopedia, Volume 2. ABC-CLIO. ISBN 978-1-85109-441-7.
  • Kamen, Henry (1999). Philip of Spain. Yale University Press. ISBN 9780300078008.
  • Kozák, Jan; Cermák, Vladimir (2007). The Illustrated History of Natural Disasters. Springer. ISBN 9789048133246.
  • Kup, Alexander Peter (1961). A History of Sierra Leone: 1400–1787. Cambridge University Press.
  • Lach, Donald F. (1994). Asia in the Making of Europe, Volume I: The Century of Discovery. University of Chicago Press. ISBN 9780226467085.
  • Ladle, Jane (2000). Brazil. American Map. ISBN 9780887291302.
  • Lisboa, Maria Manuel (2008). Paula Rego's Map of Memory: National and Sexual Politics. Ashgate Publishing. ISBN 978-0-7546-0720-5.
  • Lockhart, James (1983). Early Latin America: A History of Colonial Spanish America and Brazil. Cambridge University Press. ISBN 0-521-29929-2.
  • Newitt, Malyn D.D. (2005). A History of Portuguese Overseas Expansion, 1400–1668. Routledge. ISBN 0-415-23979-6.
  • Newitt, Malyn D.D. (1995). A History of Mozambique. Indiana University Press. ISBN 978-0-253-34006-1.
  • O'Flanagan, Patrick (2008). Port Cities of Atlantic Iberia, c. 1500–1900. Ashgate Publishing. ISBN 978-0-7546-6109-2.
  • de Oliveira Marques, A.H. (1972). History of Portugal: From Lusitania to Empire; Vol. 1. Columbia University Press. ISBN 978-05218431889 Check |isbn= value (help).
  • Ooi, Keat Gin (2009). Historical Dictionary of Malaysia. Rowman & Littlefield Publishers, Inc. ISBN 9780810859555.
  • Ooi, Keat Gin (2004). Southeast Asia: A Historical Encyclopedia, from Angkor Wat to East Timor: Volume 1. ABC_CLIO. ISBN 978-1-57607-771-9.
  • Pearson, Michael (1987). The Portuguese in India. Cambridge University Press. ISBN 0-521-25713-1.
  • Pickett, Dwayne W.; Pickett, Margaret F. (2011). The European Struggle to Settle North America: Colonizing Attempts by England, France and Spain, 1521–1608. McFarland. ISBN 9780786459322.
  • do Rosario Pimente, Maria (1995). Viagem ao fundo das consciências: a escravatura na época moderna. Edições Colibri. ISBN 972-8047-75-4.
  • Russell-Wood, A.J.R. (1998). The Portuguese Empire 1415–1808. Johns Hopkins University Press. ISBN 0-8018-5955-7.
  • Russell-Wood, A.J.R. (1968). Fidalgos and philanthropists: the Santa Casa da Misericórdia of Bahia, 1550–1755. University of California Press. ASIN B0006BWO3O.
  • Scammell, Geoffrey Vaughn (1997). The First Imperial Age, European Overseas Expansion c. 1400–1715. Routledge. ISBN 0-415-09085-7.
  • Scarano, Julita (2009). MIGRAÇÃO SOB CONTRATO: A OPINIÃO DE EÇA DE QUEIROZ. Unesp- Ceru.
  • De Souza, Teotonio R. (1990). Goa Through the Ages:an economic History, Issue 6 of Goa University publication series Volume 2. Concept Publishing Company. ISBN 81-7022-259-1.
  • Subrahmanyam, Sanjay (2012). The Portuguese Empire in Asia, 1500–1700: A Political and Economic Historyd. Wiley-Blackwell, 2nd ed. ISBN 978-1-1182-7402-6.
  • Treece, Dave (2000). Exiles, Allies, Rebels: Brazil's Indianist Movement, Indigenist Politics, and the Imperial Nation-State. Praeger. ISBN 978-1-85109-549-0.
  • White, Paula; Maurice Isserman; John Stewart Bowman (2005). Exploration in the World of the Middle Ages, 500–1500. Facts on File, Inc. ISBN 3-87294-202-6.
  • Whiteway, Richard Stephen (1899). The Rise of Portuguese Power in India, 1497–1550. A. Constable. ISBN 8120605004.
  • Yamashiro, José (1991). Choque Luso No Japão Dos Séculos XVI e XVII. Ibrasa. ISBN 1-74059-421-5.

Enlaces externos[editar]