Aqueronte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Río Aqueronte.

El río Aqueronte o Aquerón (en griego antiguo Ἀχέρων "Achérōn", ‘doloroso’) está situado en el Epiro, región noroccidental de Grecia. Nace cerca de la ciudad de Zotiko,[1] en el suroeste de la unidad regional de Ioánina y desemboca en el Mar Jónico en Ammoudia,[2] cerca de Parga.[3]

Aqueronte puede traducirse como ‘río del dolor’ ὁ ἄχεα ῥέων y debido a esto se creía que era una bifurcación del río del inframundo Aqueronte, descrito como un pantano insalubre dentro de un paisaje desolado, por el que en la mitología griega, Caronte llevaba las almas de los recién fallecidos hasta el Hades. Aqueronte era uno de los cinco ríos del Inframundo. Se cuenta que en sus aguas todo se hundía salvo la barca de Caronte, que accedía a pasar las almas de los difuntos a cambio del óbolo o de monedas de ceniza que se ponían a los muertos en los ojos para pagarle la travesía.

Una tradición hace de él un hijo de la Tierra (Gea), condenado a permanecer bajo el suelo en castigo de una antigua falta: durante el combate entre los Olímpicos y los Gigantes, Aqueronte se había avenido a dar de beber a éstos, sedientos por el esfuerzo de la batalla. Con Orfne, la ninfa de las tinieblas, o tal vez con Gorgira, Aqueronte había engendrado a Ascáfalo, el joven a quien Deméter transformó en lechuza. [4]

El lago llamado Αχερουσία Acherousia y el río aún llamado Aquerón con las cercanas ruinas del Necromanteion se encuentran cerca de Parga en el continente frente a Corfú.

Se creía que otra bifurcación del Aqueronte emergía en el cabo Acherusian (hoy llamado Eregli, en Turquía) y fue avistado por los Argonautas según Apolonio de Rodas.

Los griegos asentados en Italia identificaban el lago en el que desembocaba el Aqueronte con el lago Averno.

Platón en su Fedón identificaba al Aqueronte como el segundo mayor río del mundo, sobrepasado sólo por el Océano. Afirmaba que el Aqueronte corría en dirección opuesta desde el Océano por debajo de la tierra bajo lugares desérticos.

En el Aqueronte del inframundo desembocaban los ríos Flegetonte y Cocito, considerado éste como una derivación de la misma laguna Estigia, es un río casi estancado; sus orillas son fangosas y están recubiertas de cañaverales.

La palabra se usa también ocasionalmente como una metáfora del propio Hades, el cual además es el dios de la feca porque los griegos relacionaban el mal olor de las fecas con el de los muertos.

En el Infierno de La divina comedia de Dante, el río Aquerón constituye el borde del infierno, en el Ante-Inferno.

Referencias[editar]

  1. en:Zotiko
  2. en:Ammoudia, Preveza
  3. en:Parga
  4. Pierre Grimal, Diccionario de Mitología Griega y Romana, Ediciones Paidós, pág.39

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 39°14′10″N 20°28′34″E / 39.23611, 20.47611