Alamosaurus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Alamosaurus
Rango temporal: 70 Ma-66 Ma
Cretácico Superior
AlamosaurusDB.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Superorden: Dinosauria
Orden: Saurischia
Suborden: Sauropodomorpha
Infraorden: Sauropoda
(sin rango): Titanosauria
Familia: Saltasauridae
Subfamilia: Opisthocoelicaudiinae
Género: Alamosaurus
Especie tipo
Alamosaurus sanjuanensis
Gilmore, 1922
[editar datos en Wikidata]

Alamosaurus ("lagarto de álamo") es un género representado por una única especie de dinosaurio saurópodo saltasáurido, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 70 y 66 millones de años, a fines del Maastrichtiense, en lo que hoy es Norteamérica. Es el único titanosauriano norteamericano descrito de finales del Cretácico, pero uno de lo mejor conocidos. Pudiendo ser uno de los mayores dinosaurios del mundo y probablemente el más grande conocido hasta el momento en América del Norte. Sus restos han sido hallados en formaciones rocosas muy cercanas al Límite K/T, por lo que fue uno de los últimos titanosaurios registrados hasta el suceso de la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, evento que erradicó a los dinosaurios no aviares de la faz de la Tierra.[1]

Descripción[editar]

Comparación de tamaño, que muestra la escala de varios especímenes conocidos de Alamosaurus en relación a un ser humano. Restos fragmentarios sugieren que podría ser aún mayor.

Alamosaurus es conocido por restos de varios especímenes en diferentes estados de preservación, situación no muy común en titanosaurios de mediano y gran tamaño. Como saurópodo, tenía una cabeza pequeña, sostenida por un largo y robusto cuello, con un torso amplio y corpulento, patas cilíndricas para soportar su peso y una cola, relativamente esbelta, para ayudarle en el equilibrio y coordinación locomotora. Su aspecto general llegaría a recordar más a Brachiosaurus que a Diplodocus.

Varias muestras adultas, conocidas por esqueletos parciales, se estiman que midieron entre 20 y 24 metros de longitud, 12,6 m de altura hasta la cabeza y entre 32,7 y 50 toneladas de peso.[1] [2] [3] Ejemplares juveniles casi completos, calculados con poco más de 1.100 kg de peso también han sido estudiados y han ayudado a comprender el patrón de crecimiento en esta especie.[4] También se han hallado restos fragmentarios, de tamaños excepcionales, en México, que se atribuyen al género Alamosaurus, los vestigios corresponderían a una tibia rota estimada en 165 cm de largo. Al extrapolar sus dimensiones, a partir de las calculadas en ejemplares mejor preservados, se sugiere que los mayores ejemplares de Alamosaurus pudieron alcanzar longitudes de entre 28 y 30 metros y hasta 74 toneladas de peso, lo que lo haría el dinosaurio de mayor tamaño conocido de América del Norte y comparable en tamaño a los mayores titanosaurios conocidos en el globo, como Argentinosaurus y Puertasaurus.[5] [6]

Las vértebras desde la parte medía de su cola tenían centros alargados.[7] Alamosaurus tenía fosas laterales en las vértebras que se parecen a depresiones poco profundas.[7] Otras fosas similares son conocidas de Saltasaurus, Malawisaurus, Aeolosaurus y Gondwanatitan.[7] Venenosaurus tenía también estas fosas similares a depresiones, pero sus "depresiones" se adentraban más en las vértebras, estando divididas en dos cámaras, y se extendían mucho más en la columna vertebral.[7] Y osteodermos fueron confirmados en este género recientemente, estructura orgánica distribuida a lo largo y ancho del dorso del animal, muy útil como armadura defensiva ante el ataque de depredadores.[8] Alamosaurus tenía radios más robustos que los de Venenosaurus.[7] No se conoce material del cráneo, excepto por algunos dientes delgados.

Historia[editar]

Los restos de alamosaurios se han descubierto por todo el sudoeste norteamericano. El holotipo fue descubierto en la Formación Kirtland de Nuevo México y a partir de ese momento, Alamosaurus ha sido encontrado por toda la parte superior de la Fm. Kirtland, que se depositara durante el Maastrichtiano durante el Cretácico superior conocido como la "Pizarra de Kirtland".[9] Huesos del alamosaurio ha sido encontrado en otras formaciones del Maastrichtiano, como en la Formación North Horn de Utah y en la Formación El Picacho y Formación Javelina de Texas. Estas formaciones de hace aproximadamente 74 millones hasta el final del Cretácico hace 66 millones de años. Usualmente se ha considerado que estas formaciones fueron depositadas inmediatamente antes del final del Cretácico, hace 66 millones de años.

El holotipo consistente en una escápula y el isquion paratipo

Gilmore originamente describió una escápula y un isquion en 1922. En 1946, encontró un esqueleto más completo en Utah, consistiendo en una cola completa, un miembro anterior derecho completo excepto por el extremo del pie y ambos ísquiones.[10] Desde entonces, muchos otros restos encontrados en Texas, Nuevo México, y Utah han sido referidos a Alamosaurus, a menudo sin mucha descripción. El espécimen más completo conocido es un esqueleto juvenil recientemente descubierto en Texas, que permitió estimaciones correctas de la longitud y masa.[4]

Un espécimen de Alamosaurus, "USNM 15660", fue descubierto originalmente en 1937. Aunque fue hallado por Gilmore, fue reconocido como perteneciente a este género por Michael Brett-Surman. Había sido catalogado bajo el mismo número que el más completo y mejor conocido espécimen de Alamosaurus, el cual fue hallado muy cercanamente basándose en las impresiones de huesos. En 2015 se mostró que este espécimen, el cual ya había sido descrito, también incluía osteodermos, la primera confirmación de que estos estaban presentes en Alamosaurus.[8]

Cuello y cráneo reconstruidos

Significado del nombre[editar]

Contrario a lo que se cree popularmente, este dinosaurio no es llamado así por El Álamo en San Antonio, Texas, o por la batalla que allí ha sucedido. El espécimen tipo fue encontrado en Nuevo México y fue nombrado antes de haber sido encontrado también en Texas. El nombre de Alamosaurus proviene de Ojo Álamo, el nombre anterior para la formación geológica en la cual fue encontrado (esa parte de la Formación Ojo Álamo se ha reasignado desde entonces a la “Pizarra de Kirtland”) que, alternadamente, fue nombrada por del puesto de operaciones próximo de Ojo Álamo.[9] El término Álamo en sí mismo hace referencia al árbol de crecimiento rápido, común en la zona y el término saurus se deriva del saura (σαυρα), griego para " lagarto" y es el sufijo más común usado en nombres de dinosaurios. Hay solo una especies nombrada Alamosaurus sanjuanensis, que es nombrada por el Condado de San Juan, en Nuevo México, en donde los primeros restos fueron encontrados. El género y la especie fueron nombrados por el paleontólogo del Smithsoniano, Charles W. Gilmore en 1922.

Clasificación[editar]

Reconstrucción del cráneo y el cuello, en el Museo Perot de la Naturaleza y la Ciencia.

Pertenece al grupo Macronaria de Sauropoda, clasificación taxonómica que explica su anatomía robusta, extremidades delanteras más altas que las traseras y una cola ligeramente más pequeña en relación al resto del cuerpo. Fue uno de los últimos y mayores dinosaurios de este clado, antes de su eventual extinción hace 66 millones de años.

Alamosaurus es indudablemente un miembro derivado de Titanosauria, pero las relaciones dentro de ese grupo está lejos conocerse bien. Un análisis importante une a Alamosaurus con Opisthocoelicaudia en una subfamilia Opisthocoelicaudiinae de la familia Saltasauridae[11] Un análisis encuentra Alamosaurus como taxón hermano de Pellegrinisaurus, con ambos géneros apenas por afuera de Saltasauridae[12] Otros científicos también han observado semejanzas particulares con el saltasáurido Neuquensaurus y el brasilero Trigonosaurus los cuales son utilizados en muchos análisis cladisticos y morfológicos de los titanosaurianos.[4]

Filogenia

Cladograma de Titanosauria, basado en el análisis de Gonzales et al., en 2016. Mostrando la posición sistemática de Alamosaurus.[13]

Titanosauria


Andesaurus



Phuwiangosaurus





Argentinosaurus




Epachthosaurus



Lithostrotia

Malawisaurus






Notocolossus



Dreadnoughtus





Tapuiasaurus



Lognkosauria

Futalognkosaurus



Mendozasaurus









Isisaurus



Rapetosaurus



Saltasauridae

Alamosaurus





Diamantinasaurus



Opisthocoelicaudia





Trigonosaurus


Saltasaurinae

Saltasaurus



Neuquensaurus













Edad[editar]

Los fósiles de Alamosaurus han sido hallados generalmente en el miembro Naashoibito de la Formación Ojo Alamo (datada entre hace 69-68 millones de años) y en la Formación Javelina, aunque el rango preciso de edad de esta última ha sido difícil de determinar.[14] Un espécimen juvenil de Alamosaurus ha sido reportado de la Formación Black Peaks, que se superpone a la fm. Javelina en Big Bend, Texas, y que se extiende hasta el límite K-T. Se reportó que el espécimen de Alamosaurus proviene de unos cuantos metros por debajo del límite, datado en 66.0 millones de años, aunque la posición del límite en esta región es incierta.[15] Solo se ha podido datar a un sitio geológico de la Formación Javelina con los tipos de roca correctos para la datación radiométrica. El afloramiento, situado en los estratos medios de la formación cerca de 90 metros bajo el límite K-T y dentro del rango local de los fósiles de Alamosaurus, fue datado en 69.0 más o menos 0.9 millones de años en 2010.[16]

Paleobiogeografía[editar]

Esqueletos restaurados de Alamosaurus y Tyrannosaurus rex en Museo Perot.

Los elementos del esqueleto de Alamosaurus están entre los fósiles de dinosaurio más comunes en el Cretácico Superior en el suroeste de Estados Unidos y ahora son usados para definir la fauna de ese tiempo y lugar. En el sur de Norteamérica a fines del Cretácico, la transición de la fauna del Edmontoniano al Lanciano es incluso más dramática de lo que fue en el norte. Thomas M. Lehman la describe como "la abrupta reaparición de una fauna con un aspecto superficialmente "jurásico"."[17] Estas faunas son dominadas por Alamosaurus y disponen de abundantes restos de Quetzalcoatlus en Texas.[17] La asociación Alamosaurus-Quetzalcoatlus probablemente representa planicies semiáridas de tierra adentro.[17]

La aparición de Alamosaurus puede haber representado un evento de inmigración desde Suramérica.[17] Algunos de los taxones presentes en ambos continentes incluyen a hadrosáuridos y al ave Avisaurus.[17] Alamosaurus aparece y logra la dominación de su entorno muy rápidamente, lo cual apoyaría la idea de que se originó siguiendo a un evento de migración.[17] Otros científicos especulan que Alamosaurus era un inmigrante de Asia.[17] Sin embargo, los críticos de la hipótesis de la inmigración han señalado que los habitantes de ambientes de tierras altas como Alamosaurus son más probablemente especies endémicas que de zonas costeras, y tienden a tener menos habilidad para cruzar cuerpos de agua.[17] Más aún, ya se conocen titanosaurios de principios del Cretácico, por lo que pueden haber entre ellos ancestros potenciales norteamericanos para el Alamosaurus.[17] Otros dinosaurios contemporáneos de esta parte del mundo incluyen tiranosaurios, pequeños terópodos, el hadrosaurio Edmontosaurus sp., el anquilosaurio Glyptodontopelta, y los ceratópsidos Torosaurus utahensis y Ojoceratops fowleri. Tyrannosaurus rex convivió con Alamosaurus y probablemente fue su depredador principal. Los pequeños terópodos como Troodon, que también vivieron en el mismo tiempo y lugar que Alamosaurus pudieron haber cazado a sus crías.

Referencias[editar]

  1. a b Fowler, Denver W.; Sullivan, Robert M. (2011). «The First Giant Titanosaurian Sauropod from the Upper Cretaceous of North America». Acta Palaeontologica Polonica 56 (4): 685-690. Consultado el 8 de julio de 2016. 
  2. Wedel, Matt (2 de septiembre de 2009). «How big was Alamosaurus?». Sauropod Vertebra Picture of the Week. Consultado el 8 de julio de 2016. 
  3. Lacovara, Kenneth J.; Ibiricu, L.M.; Lamanna, M.C.; Poole, J.C.; Schroeter, E.R.; Ullmann, P.V.; Voegele, K.K.; Boles, Z.M.; Egerton, V.M.; Harris, J.D.; Martínez, R.D.; Novas, F.E. (4 de septiembre de 2014). «A Gigantic, Exceptionally Complete Titanosaurian Sauropod Dinosaur from Southern Patagonia, Argentina». Scientific Reports. doi:10.1038/srep06196. 
  4. a b c Lehman, T.M. & Coulson, A.B. 2002. A juvenile specimen of the sauropod Alamosaurus sanjuanensis from the Upper Cretaceous of Big Bend National Park, Texas. Journal of Palaeontology. 76(1): 156-172.
  5. Hartman, Scott (21 de junio de 2013). «Assessing Alamosaurus». Scott Hartman's Skeletal drawing.com. Consultado el 8 de julio de 2016. 
  6. Hartman, Scott (14 de junio de 2013). «The biggest of the big». Scott Hartman's Skeletal drawing.com. Consultado el 8 de julio de 2016. 
  7. a b c d e Tidwell, V., Carpenter, K. & Meyer, S. 2001. New Titanosauriform (Sauropoda) from the Poison Strip Member of the Cedar Mountain Formation (Lower Cretaceous), Utah. In: Mesozoic Vertebrate Life. D. H. Tanke & K. Carpenter (eds.). Indiana University Press, Eds. D.H. Tanke & K. Carpenter. Indiana University Press. 139-165.
  8. a b Carrano, M.T.; D'Emic, M.D. (2015). «Osteoderms of the titanosaur sauropod dinosaur Alamosaurus sanjuanensis Gilmore, 1922». Journal of Vertebrate Paleontology 35 (1): e901334. doi:10.1080/02724634.2014.901334. 
  9. a b Gilmore, C.W. 1922. A new sauropod dinosaur from the Ojo Alamo Formation of New Mexico. Smithsonian Miscellaneous Collections. 72(14): 1-9.
  10. Gilmore, C.W. 1946. Reptilian fauna of the North Horn Formation of central Utah. U.S. Geological Survey Professional Paper. 210-C:29-51.
  11. Wilson, J.A. 2002. Sauropod dinosaur phylogeny: critique and cladistic analysis. Zoological Journal of the Linnean Society. 136: 217-276.
  12. Upchurch, P., Barrett, P.M. & Dodson, P. 2004. Sauropoda. In: Weishampel, D.B., Dodson, P., & Osmolska, H. (Eds.) The Dinosauria (2nd Edition). Berkeley: University of California Press. Pp. 259–322.
  13. González Riga, Bernardo J.; Lamanna, Matthew C.; Ortiz David, Leonardo D.; Calvo, Jorge O.; Coria, Juan P. (18 de enero de 2016). «A gigantic new dinosaur from Argentina and the evolution of the sauropod hind foot». Scientific reports 6 (19165). doi:10.1038/srep19165. Consultado el 13 de julio de 2016. 
  14. Sullivan, R.M., and Lucas, S.G. 2006. "The Kirtlandian land-vertebrate "age" – faunal composition, temporal position and biostratigraphic correlation in the nonmarine Upper Cretaceous of western North America." New Mexico Museum of Natural History and Science, Bulletin 35:7-29.
  15. Coulson, A. B. (2011). Sedimentology and taphonomy of a juvenile Alamosaurus site in the Javelina Formation (Upper Cretaceous), Big Bend National Park, Texas.
  16. Lehman, T. M., Mcdowell, F. W., & Connelly, J. N. (2006). First isotopic (U-Pb) age for the Late Cretaceous Alamosaurus vertebrate fauna of West Texas, and its significance as a link between two faunal provinces. Journal of Vertebrate Paleontology, 26(4), 922-928.
  17. a b c d e f g h i Lehman, T. M., 2001, Late Cretaceous dinosaur provinciality: In: Mesozoic Vertebrate Life, edited by Tanke, D. H., and Carpenter, K., Indiana University Press, pp. 310-328.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]