Arroba (símbolo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «@»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Arroba según la tipografía Arial.

El símbolo arroba, que se representa con el carácter @ (en inglés at [æt], que significa «en» o «junto a»), según el origen supuesto, equivale a un signo para «ad» (del latín ad, en español, también «junto a») es un componente fundamental de las direcciones de correo electrónico, donde aparece como indicador entre el nombre de usuario y el nombre del dominio. Se utiliza también en variadas aplicaciones informáticas, con distintas funciones, como por ejemplo, para denotar una cuenta de usuario en Twitter (@usuario), Instagram, etc. Además se utiliza como símbolo de Internet por antonomasia, incluso como pictograma en la señalética, para indicar la ubicación de un cibercafé o de un lugar con acceso a la red. Dentro del código ASCII, se representa con el número 64.

El término «arroba» proviene del árabe الربع (ar-rubʿ), que significa ‘la cuarta parte’.[1] y se utilizaba en España para representar la unidad de masa llamada arroba. [2]

Forma de escribir el símbolo en el teclado[editar]

En el teclado de una computadora el símbolo no es totalmente accesible, debido principalmente a que cuando se diseñaron los teclados, este símbolo era muy poco usual (al contrario que en la actualidad, que es un símbolo sumamente usual).[3]

La forma de obtener el símbolo depende de la configuración del idioma y del sistema operativo.[3]

Windows[editar]

Idioma del teclado Alternativa
Todos los idiomas Alt - 64 (el 64 con el teclado numérico derecho)
Español en Latinoamérica AltGr - Q Control - Alt - Q
Español en España AltGr - 2 Control - Alt - 2
Inglés Shift - 2
Inglés en Reino unido Shift - '
Italiano AltGr - Q Control - Alt - Q
Francés AltGr - à

MAC[editar]

Idioma del teclado
Español Alt - 2
Inglés Alt - G

Historia[editar]

Origen[editar]

La Taula de Ariza, posiblemente el documento más antiguo en donde aparece el símbolo @.

Su origen no está completamente claro, pero probablemente sea una ligadura, primero caligráfica y luego tipográfica, que representaba en la tradición paleográfica anglosajona a la preposición latina ad o, según otras fuentes, la conjunción at; en las diversas variedades de la escritura gótica cursiva castellana, y especialmente en la llamada escritura procesal representa al dígrafo an.

Existen diferentes teorías acerca de las primeras utilizaciones del símbolo arroba. El diario The Guardian publicó en 2000 que el profesor de historia de la ciencia de la Universidad La Sapienza, Giorgio Stabile, habría dado con la prueba del primer ejemplo escrito de la utilización de este símbolo y que representaría «un ánfora» (antigua medida de capacidad). En la zona del mediterráneo, se utilizaban en el siglo XVI unas vasijas de arcilla para el transporte y comercio de todo tipo de alimentos, sólidos (granos, cereales) y líquidos (vino, por ejemplo). La carta encontrada está firmada por Francesco Lapiun, un mercader italiano, quien la envió en el año 1536, desde Sevilla a Roma. En su carta, importante documento histórico que describe la carga de tres barcos que han llegado con mercancía desde América, Lapiun utiliza el símbolo arroba para referirse a "ánfora" y explica su equivalencia así:

...donde una @ de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados.

El descubrimiento se habría hecho en el marco de la investigación para una entrada enciclopédica[4]

Otros historiadores marcan el inicio del uso del símbolo arroba en épocas más tempranas. Por ejemplo, el periodista español y especialista en historia medieval Jorge Romance lo ha encontrado en la Taula de Ariza (de 1448), en una entrada de trigo en el Reino de Aragón desde Castilla, lo que probaría su utilización ya a mediados del siglo XV. Según indica el autor, debido a que las fuentes primarias medievales son muy fregmentarias, resulta muy difícil relacionarlas adecuadamente para su interpretación. Por esto, de su hallazgo tampoco debería concluirse que se trata de «la primera aparición» del símbolo arroba, sino sencillamente de la aparición más temprana entre las que se han documentado hasta la fecha.[5]

En cualquier caso, puede darse por probada la utilización del signo a partir de los siglos XV o XVI en distintos lugares: en Italia (Florencia), en España (Castilla, Sevilla, Aragón y Cataluña), así como también en Francia.

Como unidad de medida en España, sin que conste el inicio de la utilización del símbolo, está claro también que una arroba equivalía a la cuarta parte de un quintal, es decir:

Probablemente por estas razones se haya considerado muy útil incluir el símbolo tempranamente en los teclados de las máquinas de escribir que a fines del siglo XIX se distribuyeron profusamente en los lugares más desarrollados del mundo. En el momento de la comercialización de las primeras máquinas, en inglés ya se utilizaba como reemplazo de la preposición at en construcciones como «100 psi @ 2000 rpm» (‘cien libras por pulgada cuadrada «a» 2000 revoluciones por minuto’) y, principalmente, también en documentos contables con el significado de «a razón de» (at the rate of)[6]

Desarrollo y utilización[editar]

Informática[editar]

En la actualidad la utilización más conocida por los usuarios de informática es la de las direcciones de correo electrónico y otros servicios en línea que usan el formato usuario@dominio. También esta relación deriva de que, en inglés, el símbolo @ se lee at («a», «junto a» o «en») y por tanto indica que el usuario está hospedado «en» el servidor, en vez de ser un mensaje local.[7]

En 1971 Ray Tomlinson, el programador informático estadounidense que implementó el primer sistema de correo electrónico, buscaba un símbolo para separar el nombre de la persona del lugar donde estaba. Debido a su uso comercial, algunas de las primeras máquinas de escribir, desarrolladas a partir de 1885 ya incluían este signo (es el caso de la Underwood, 1885[6] o la Lambert, 1902,[8] ambas de fabricación estadounidense). El signo arroba estaba también en el teclado del teletipo ASR-33 (Model-33 de Teletype Corporation). Su idea era utilizar un símbolo que estuviese en todos los teclados pero que no apareciera en los nombres propios de las personas o empresas ni de los servidores. La @ estaba en los teclados pero no tenía utilidad alguna, por lo que no entraba en conflicto con nada estipulado anteriormente. Tomlinson se envió a sí mismo el primer mensaje de correo electrónico, a modo de prueba, desde su computadora PDP-10 a otra máquina que físicamente se encontraba inmediatamente al lado de la suya. Utilizó el símbolo de arroba, porque fue la manera que discurrió para diferenciar los mensajes locales de los remotos. De este modo, entre la identificación del usuario (remitente o destinatario) y el host servidor se necesitaba un signo que los separara. También Tomlinson eligió arroba porque ya se usaba en inglés con el significado de at, aunque más bien con la acepción de a o por (como en el caso de los precios: «10 unidades @ $1.95».[7]

Esta fue la primera dirección electrónica de la historia tal como las conocemos ahora:

tomlinson@bbn-tenexa

El símbolo @ también es usado en muchos lenguajes de programación, aunque con diversas funciones:

  • En ALGOL 68 el símbolo @ es una forma abreviada de la palabra clave at, cuya función es la de cambiar el límite inferior de una matriz. Por ejemplo, arrayx[@88] se refiere a una matriz que comienza en el índice 88.
  • En ActionScript es usado en el análisis de XML como un prefijo de cadena de texto para identificar atributos en contraste a elementos hijos.
  • En C# señala «cadenas literales» en las que no se usaron caracteres de escape y en las que dos comillas dobles seguidas representan una comilla doble.[9] Como prefijo también permite que se usen palabras clave como identificadores.[10]

Otros usos en informática han sido:

  • Indicar la posición de la pantalla en que se va a escribir (en algunos dialectos de BASIC, PRINT @línea,columna; en Clipper, @línea,columna SAY[11] ).
  • En Lotus 1-2-3, la arroba era el prefijo de las funciones matemáticas (por ejemplo, "@MOD" era el equivalente del "MOD" de Excel).[12]
  • En DOS y en la consola de comandos de Windows, las instrucciones prefijadas con una arroba (típicamente, "@ECHO OFF") no se muestran en pantalla).[13]
  • En bash, el carácter @ es tratado como un comodín que se expande de manera especial.
  • En Twitter y en otras redes sociales, la arroba es el prefijo (en lugar del sufijo) del nombre de un usuario.

Construcción y dibujo técnico[editar]

También se utiliza en la construcción [14] y en algunos sistemas de diseño y dibujo técnico muy conocidos, como AutoCAD, donde denota coordenadas cartesianas relativas.[15]

Indicación de ambos géneros[editar]

En los últimos años, debido al auge del uso de un lenguaje no sexista, se está extendiendo la costumbre —innecesaria, según la Real Academia Española[16] — de hacer explícita la alusión a ambos sexos cuando se utilizan sustantivos o adjetivos animados:

Los alumnos y las alumnas de esta clase ganaron el concurso de belleza.

Con el objetivo de economizar dicho uso del lenguaje, ha comenzado a extenderse el uso del símbolo de la arroba (@) como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo, ya que este signo incluiría en su trazo las vocales a y o:

L@s alumn@s de esta clase ganaron el concurso de belleza.

El empleo de la arroba para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo es muy frecuente en las publicaciones de organizaciones comprometidas con la igualdad de derechos entre varones y mujeres (partidos políticos de izquierdas, movimientos asociativos, prensa joven) e incluso ha sido empleado en algunas campañas institucionales. Su extensión por parte de los partidos políticos está implicado también por querer tomar un aire de modernidad y de progresismo.[17] Asimismo, se ha comenzado a utilizar la letra x en lugar de la @, pues se considera que la sexualidad humana no incluye únicamente las opciones masculino y femenino, sino una gran variedad de opciones (véanse, por ejemplo, los artículos transexualidad y transgénero).[cita requerida]

La Real Academia Española no admite ninguna de estas opciones por varios motivos:[16]

  • En los sustantivos que designan seres animados, el masculino gramatical no se emplea solamente para referirse a los individuos de sexo masculino, sino también para designar a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexo. Tal uso del género gramatical masculino no denota intención discriminatoria alguna, sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva.
  • Únicamente se precisa del uso de los dos géneros cuando la oposición de sexos es un factor relevante en el contexto:

La proporción de alumnos y alumnas en las universidades se ha invertido en los últimos años.

Diccionario panhispánico de dudas[18]
  • Tampoco se admiten las expresiones forzadas y antinaturales como 'las y los ciudadanos'.[18]
  • Igualmente, la utilización de "@" (como de "x") impide la correcta lectura en lectores de pantallas para personas con deficiencias visuales.

Otros usos[editar]

Durante buena parte del comienzo y mitad del siglo XX, fue un símbolo usado en los libros de texto como representación del área, especialmente en libros de matemática e ingeniería.[cita requerida]

En la literatura científica y técnica, sobre todo en inglés, "@" se utiliza para describir las condiciones en que los datos son válidos o una medición se ha realizado. P.ej.: la densidad del agua salada puede leer d= 1,050 g/cm3 @ 15 °C (léase "a" para "@"), la densidad de un gas d= 0,150 g/l @ 20 °C, 1bar, o el ruido de un coche de 81 dB @ 80 km/h (velocidad).

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española (2014). «arroba». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. 
  2. a b Diccionario enciclopédico Salvat 2. Estella (España): Salvat. 1978. p. 291. ISBN 84-345-3883-0. 
  3. a b «Cómo poner arroba». www.hazlofacilmente.com. Consultado el 16 de marzo de 2016. 
  4. William, Philipp (31 de julio de 2000). «merchant@florence wrote it first 500 years ago». The Guardian. Consultado el 10 de febrero de 2016. 
  5. Romance Burgos, Jorge (30 de junio de 2009). «La arroba no es de Sevilla (ni de Italia)». Purnas. Consultado el 15 de febrero de 2016. 
  6. a b Rawsthorn, Alice (21 de marzo de 2010). «Why @ Is Held in Such High Design Esteem». The New York Times. Consultado el 9 de febrero de 2016. 
  7. a b Tomlinson, Ray. «The First Network Email» (en inglés). Consultado el 9 de agosto de 2011. 
  8. «Collection: Lambert». The Virtual Typewriter Museum (en inglés). Consultado el 9 de febrero de 2016. 
  9. 2.4.4.5 String literals,
  10. 2.4.2 Identifiers
  11. Suárez Jiménez, Antonio. Manual de clipper. 
  12. Universidad Autónoma de Nuevo León, UANL FACPYA LOTUS 1-2-3 Manual de Referencia, s.f. (manuscrito Hf5548.4.L67.L6, registro 1007827 de la Biblioteca de la Universidad Autónoma de Nuevo León) Versión en línea, página 53 (consulta 23/9/2013).
  13. Microsoft, ed. (2013). «"echo"». Windows XP Professional Product Documentation. Consultado el 23 de septiembre de 2013. 
  14. García Barreno, Pedro R. (2013). ««a»». Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español. Madrid: Real Academia Española. pp. 32-37. Consultado el 9 de febrero de 2016. 
  15. Gallardo Maya, Cipriano. «Introducción a AutoCAD (Coordenadas)». Consultado el 9 de febrero de 2016. 
  16. a b «género», párrafo 2.2. Diccionario panhispánico de dudas. Consultado el 11 de junio de 2014.
  17. Gené Gil, María: «La arroba: ¿Un símbolo no sexista de género?», artículo de 2007 en el sitio web El Castellano.org (Observatorio de Neología de la Universidad Pompeu Fabra).
  18. a b «Género» (párrafo 2.1), artículo en el Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia Española.

Enlaces externos[editar]