Vedas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Hinduismo

Aum

Niaiá • Vaisesika
Sankhia • Yoga
Mimansá • Vedanta
Ágama • Tantra • Sutra
Stotra • Aduaita

Vedas

Rig • Iáyur
Sama • Átharva

Aitareia-upanishad • Brijad-araniaka
Chandoguia • Gopalá-tapani
Isha • Kali-santarana
Katha • Kena
Mandukia  • Mukhia
Muktika  • Yoga-tattua

Épica

Majabhárata • Ramaiana

Otras escrituras

Smriti • Sruti
Bhagavad-guita • Purana
Sutras • Pancha-ratra
Divia-prabandha • Dharma-sastra

Se denomina Veda (literalmente ‘conocimiento’, en sánscrito) a los cuatro textos más antiguos de la literatura india, base de la desaparecida religión védica (que fue previa a la religión hinduista).

La palabra sánscrita vedá proviene de un término indoeuropeo *weid, que significa ‘ver’. Está relacionado con el latín video ‘ver’ y el griego εἶδος /eidos/ o ϝεἶδος /feidos/ (‘aspecto’) y οἶδα /oida/ o (ϝ)οἶδα /foida/ (‘saber’).

Los textos védicos se desarrollaron dentro de lo que se denomina la cultura védica, basada en castas (varna o ‘color’) y ásramas (etapas de vida religiosa).

Varios autores[editar]

En la actualidad, en la India se considera que el mítico sabio Viasa escribió los cuatro Vedas. Incluso su nombre completo, Veda-Viasa, significaría que él bifurcó (vi: ‘dividió en dos’, o en cuatro) el Veda único (el Rig-veda, de mediados del II milenio a. C.). En efecto, la mayor parte del Sama y el Iáyur-veda (los dos Vedas siguientes, con unos pocos siglos de diferencia) contienen texto del Rig-veda. El Átharva-veda en cambio parece ser parte de otra tradición.

Cada himno de los Vedas provee el nombre de su autor (Anguiras, Kanua, Vásishtha, Vishuámitra, etc.). Probablemente se trata de clanes más que de autores individuales.

Sruti y smriti[editar]

En conjunto, los cuatro Vedas, las decenas de Upanishads y el Vedanta-sutra se llaman sruti (‘lo escuchado’), la revelación comunicada oralmente por Dios a algunos sabios en el pasado.

Se usa este término śruti en contraposición al de smriti (‘lo recordado’) que es el resto de la literatura hinduista: los Puranas, los Itijasa (historias, como el Majabhárata y el Ramaiana), etc., que se consideran explicaciones escritas por el mismo Viasa para ayudar a los humanos a entender los crípticos Vedas.

Los tres primeros Vedas fueron la división principal original, también llamada traí (trayī: ‘[la] triple’), esto es:

Esta triplicidad se introduce en los textos bráhmanas (en el Shatapatha-bráhmana, Aitareia-bráhmana y otros), pero el Rig-veda es el único trabajo original de los tres, que junto a los otros dos desarrollan el concepto.

Partes de los «Vedas»[editar]

Cada Veda se subdivide en dos partes claramente identificables:

  1. Mantras, esto es, las palabras de oración y adoración dirigidas al fuego, a alguna forma del Sol o a alguna forma del aire, cielo, viento, etc. con pedidos de riqueza, salud, longevidad, ganado, hijos, victoria, e incluso perdón de los pecados (Ver el «himno Gáiatri», la oración secreta que cantan los bráhmanas tres veces al día).
  2. Bráhmana, consistente en vidhi y artha-vada (es decir, explicaciones detalladas para llevar a cabo ceremonias en las que se podían utilizar con provecho los mantras).

Así como los Vedas eran solo tres, los mantras son también tres:

  1. Rich (Rig), los cuales son versos en alabanza, con métrica, compuestos para ser recitados en voz alta, y plegarias litúrgicas para recitar en los sacrificios (homa).
  2. Iáyus (Iáyur), que están escritos en prosa, y se supone que solo pueden ser murmurados durante un sacrificio de fuego.
  3. Sāman (Sāma), versos métricos para ser recitados durante las ceremonias de la planta soma (droga psicotrópica que solo los sacerdotes bráhmanas podían utilizar).

Se debe tener en cuenta que tanto el Iáshur-veda como el Sama-veda contienen muchísimos textos del Rig-veda original.

«Rig-veda»[editar]

El principal y más antiguo de los cuatro Vedas es el Rig-veda, una colección de 1028 himnos compuestos (no escritos aún, ya que en la India no se había descubierto la escritura) entre el 1500 y el 1000 a. C. con la misión de invitar a los dioses a los sacrificios, especialmente a Indra y a Agní.

En esa época primitiva, Indra era considerado el dios principal. Luego fue identificado con Paryania (dios de la lluvia) y terminó siendo un semidiós secundario, dios de la atmósfera, de las tempestades y los vientos (aunque ya los vientos tenían otro regente: el dios Vaiu).

Agní, dios del fuego (tiene el mismo origen que la palabra latina ignis (‘fuego’) de donde viene el prefijo español igni, como en ígneo o ignífugo).

En realidad el Rig-veda es el único trabajo original, y mucho más antiguo que los otros. El más antiguo de sus himnos podría ser previo al 1500 a. C., cuando los arios apenas se estaban estableciendo en el Panyab (noroeste de la India), antes de entrar en el valle del Ganges.

Más tarde a estos tres Vedas se les agregó el Átharva-veda, el cual no debe de haber sido aceptado hasta bastante después de Manu, ya que él en su Mánava sastra dharma (las ‘escrituras religiosas de Manu’, las Leyes de Manu) solo habla de tres Vedas (llamándolos traiam brahma sanátanam, ‘el Veda triple y eterno’). Solo una vez (en Manu 11.33) menciona las revelaciones que había tenido el sabio Átharva y Anguira aunque no los nombra con el nombre más moderno de Átharva-veda.

Iáyur-veda[editar]

El Iáyur-veda (‘conocimiento sobre sacrificio’) contiene dos divisiones: el Taittiriya samhita y el Vajasaneyi samhita.

Sama-veda[editar]

El Sama-veda contiene un agregado de canciones para ejecutar con ritmos (tala) y melodías tradicionales (raga); exorcismos y encantamientos; creencias y por fin plegarias devocionales.

Átharva-veda[editar]

El Átharva-veda es —como el Rig-veda— una verdadera colección de himnos originales mezclados con encantamientos, con muy pocos préstamos del Rig y sin ninguna relación directa con los sacrificios de fuego.

Los hindúes creen que su recitación produce una larga vida, cura enfermedades, genera la ruina de los enemigos, etc.

Otras partes de los «Vedas»[editar]

Los libros sagrados del hinduismo son más numerosos que los de cualquier otra religión. Además poseen la particularidad de que su seguimiento no es obligatorio. Se añaden otros escritos:

  • los Bráhmanas, comentarios sobre los Vedas,
  • los Upavedas (o Vedas secundarios),
  • los Vedangas, trabajos que funcionan como miembros (angas) del cuerpo védico, y
  • los Araniakas, conocimiento para ser aprendido como anacoreta en el bosque (arania).

Upanishads y Puranas[editar]

Unos cinco siglos después de los Vedas se empezaron a componer escrituras, llamadas Upanishads, que ―a diferencia de los Vedas, cuyos himnos épicos sin demasiado interés por la espiritualidad― explicaban el aspecto místico de la realidad, la naturaleza de Dios y la relación entre el alma y la materia. Estos tratados se volvieron los verdaderos Vedas de los religiosos hindúes, y fueron los que generaron los seis dárshanas o sistemas principales de pensamiento del hinduismo.

También se incorporaron un gran número de obras (como los Puranas) tenidas en gran estima y que, hoy en día, son mejor conocidas y ejercen mayor influencia sobre los hindúes que los Vedas propiamente dichos.

Upavedas[editar]

El término Upaveda ("conocimiento aplicado") es usado para designar materias de utilidad técnica.[2] [3] como son:

  • Medicina (Āyurveda), asociado al Rigveda
  • Arquería (Dhanurveda), asociado al Yajurveda
  • Música y Danza (Gāndharvaveda), asociado al Samaveda
  • Estrategia Militar (Shastrashastra), asociado al Atharvaveda
  • Arquitectura (Sthapatyaveda)
  • Artes (Shilpa Shastras)

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. MacDonell, 2004, p. 29-39, Witzel, 1997, p. 257-348
  2. Monier-Williams, 2006, p. 207. [1] Accessed 5 April 2007.
  3. Apte, 1965, p. 293.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]