Upupa epops

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Abubilla
Hoopoe with insect.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Coraciiformes
Familia: Upupidae
Género: Upupa
Especie: U. epops
Linnaeus, 1758
Distribución
Upupa distribution.png
     /    Residente todo el año

     /    Zona de anidamiento

     /    Zona de invernada

Otras especies

     /    Upupa africana

     /    Upupa marginata
Subespecies
Véase el texto

La abubilla[2] (Upupa epops) es una especie de ave coraciforme de la familia Upupidae;[3] pertenece al mismo orden que los martines pescadores, los abejarucos, y las carracas[3] No obstante, en la taxonomía de Sibley-Ahlquist, Upupa es separado en un orden propio, los Upupiformes, diferente de los Coraciiformes. Especie diurna, solitaria, territorial y migratoria.

Nombres vulgares[editar]

La abubilla recibe diversos nombres según las regiones.[4] En Aragón se la conoce popularmente con el nombre de gurgute y cuscute. En algunas zonas de Castilla y Aragón se conoce como cucuta o cucut. En Canarias como apupu o tabobo. En la Comunidad Valenciana predomina el término palput. En Galicia recibe el nombre de bubela. En Murcia se le conoce con el nombre de parputa. En Cataluña y Baleares como puput. En la comarca leonesa de La Maragatería se conoce con el nombre de budibilla. En Navarra se le llama gallico de San Martín.

Distribución y hábitat[editar]

Las abubillas son propias de Europa, Asia y África, excepto Madagascar, donde existe una especie propia, Upupa marginata (considerada por algunos autores solo una subespecie más de U. epops).[5] Es una especie migratoria en las regiones septentrionales de su área de distribución y residente o parcialmente migratoria en las otras regiones.[6] La mayor parte de las que migran de Europa probablemente invernan en África al sur del Sahara, en cambio las poblaciones del centro y este de Siberia migran a Asia meridional.[6]

Habitan en regiones secas, encontrándose en bosques claros, zonas de frutales, viñedos y campos cultivados con arboledas.[7]

Características[editar]

Abubilla de espaldas.

Su plumaje puede variar desde un pardo rosado a un canela oscuro o rojizo, con las alas y la cola listadas de blanco y negro.[6] Está dotado en la cabeza de un penacho de plumas eréctiles como un abanico, pero casi siempre lo mantiene cerrado. Miden de 25 a 29 cm de largo, con 44 a 48 cm de envergadura de alas. Son inconfundibles, especialmente por el vuelo errático que es como el de una mariposa gigante.

Historia natural[editar]

Camina por el suelo como un estornino. Su canto es un reclamo hueco y habitualmente trisilábico “up-up-up”, el cual le da origen a su nombre científico. Las hembras mientras están en el nido y los pollos tienen un olor peculiar y desagradable.

Se alimentan introduciendo su largo pico en tierra blanda o en excrementos de animales en busca de insectos y sus larvas,[6] aunque come preferentemente grillos y escarabajos de gran tamaño.[7] Es un depredador natural de la procesionaria del pino.

Suele anidar en huecos de árboles viejos, cavidades de edificios, grietas entre las rocas y montones de piedras.[7] Como en el de su pariente el martín pescador, tiende a contener copiosas cantidades de heces y huelen muy mal, lo que sirve de protección contra depredadores. Las abubillas hembras que anidan, cuando son asustadas por un intruso hacen salir una pequeña gota de una secreción oleosa pestilente que producen en una glándula situada en la base de la cola. Esa secreción tiene esas propiedades a causa de las bacterias simbiontes que crecen en la glándula, y que proporcionan al ave defensas frente a posibles patógenos.[8] [9] [10] Las hembras impregnan su cuerpo con esa secreción oscura con frecuencia, pero además recubren voluntariamente los huevos con ella untándosela con el pico, lo que aumenta su éxito de eclosión.[11]

Reproducción[editar]

Huevos de Upupa epops

Ambos sexos son parecidos, mientras que las crias tienen colores más apagados. Instala su nido en el hueco de los árboles, en muros, en graneros, en tejados etc. Incuba la hembra, que permanece en el nido desde el comienzo de la puesta y es alimentada por el macho. Las cáscaras de los huevos tienen pequeños cráteres que sirven para retener la secreción uropigial de la hembra en su superficie (11) lo que hace que vayan cambiando de color desde azulado a marrón a lo largo de la incubación [12] Los polluelos pueden permanecen en el nido 28 días y son alimentados con insectos, al principio solo con alimento aportado por el macho y luego por ambos padres.

Subespecies[editar]

Ejemplar con el copete de plumas desplegado.

Se conocen nueve subespecies de Upupa epops :[3]

Algunos autores consideran a Upupa marginata, de Madagascar, una subespecies más de Upupa epops.[5]

La abubilla en la cultura[editar]

Por su hermoso aspecto ha interesado al hombre desde el tiempo de los faraones.

  • Su dieta y su fetidez deben haber sido de las razones por las que la abubilla se incluye en el Antiguo Testamento en la lista de aves no limpias (ver Levítico 11:19 y Deuteronomio 14:18).
  • En una Hagadá del Judaísmo, se refiere a la abubilla como custodio por órden del ángel Rahab (demonio) de una criatura que se trataría de un gusano Shamir[13] , que tendria la habilidad de perforar las mas duras piedras y habría sido utilizado por el rey Salomón para construir el Templo de Jerusalén.
  • La abubilla aparece en la mitología romana. De acuerdo con Ovidio, Tereo transformado en una abubilla persigue a su mujer Procne para vengar la muerte de Itis, su hijo en común que ella ha asesinado por despecho. En la mitología griega la abubilla aparece como personaje principal en la comedia “Aves” de Aristófanes.
  • En el Islam, la abubilla se asocia con el Rey Salomón (el Profeta Suleyman para los musulmanes), quien habla con los animales; ella le cuenta sobre la Reina de Saba y su magnífico reino (Corán 27:20-28).
  • En la poesía clásica china, la abubilla se describe como un mensajero celestial que a menudo trae noticias sobre el advenimiento de la primavera. La abubilla es considerada auspiciosa en China gracias a su belleza única.
  • Por otra parte, la palabra dupe, que en francés y en inglés significa “aquel que es fácilmente engañable”, o “engañar”, proviene del nombre de la abubilla en un dialecto del francés. Se aplica a las personas poco inteligentes, tal como se consideraba a esta ave.
  • La abubilla es figura central en La Conferencia de las Aves, una de las obras principales de la literatura Sufí.
  • Los habitantes de Lanciego-Lantziego en Álava, reciben el sobrenombre de "bubillos" por una antigua leyenda.
  • Los habitantes de Palazuelos reciben el sobrenombre de "bubillos" por la abundancia de esta ave en su término.
  • Los habitantes de Useras en Castellón, reciben el sobrenombre de "paputs" por una antigua leyenda.
  • En el Diálogo inicial del De umbris idearum de Giordano Bruno, uno de los personajes recomienda usar una lengua de abubilla para obtener una memoria portentosa.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. BirdLife International (2009). «Upupa epops». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2011.1. Consultado el 6 de agosto de 2011.
  2. Bernis,F.; De Juana, E.; Del Hoyo, J.; Fernández-Cruz, M.; Ferrer, X.; Sáez-Royuela, R. y Sargatal, J. (2001). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Sexta parte: Coliiformes, Trogoniformes y Coraciiformes)». Ardeola 48 (1):  pp. 107-110. http://www.seo.org/wp-content/uploads/tmp/docs/vol_48_1_sexto.pdf.  Consultado el 6 de agosto de 2011.
  3. a b c Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, B.L. Sullivan y C. L. Wood. (2010). «The Clements checklist of birds of the world: Version 6.5». Consultado el 6 de agosto de 2011.
  4. Vid. Carmen Achútegui, Paloma Albalá & Rafael Rodríguez-Ponga Salamanca, "Los nombres de la abubilla en los Atlas lingüísticos españoles", en Archivo de Filología Aragonesa, XXXII-XXXIII, 1984, pgs. 205-255, http://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/10/86/06achuteguietal.pdf
  5. a b Zoonomen. «Birds of the World -- current valid scientific avian names.» (en inglés). Consultado el 3 de Junio de 2009.
  6. a b c d Forshaw, J. y Kemp, A. (2002). «Kingfishers and their allies». En Gould, E. Encyclopedia of animals: mammals, birds, reptiles, amphibians (en inglés). Barnes & Noble. p. 687. ISBN 9780760735527. 
  7. a b c Dierschke, V. (2008). Aves de Europa. Barcelona, España: Ediciones Omega. p. 256. ISBN 978-84-282-1476-6. 
  8. Soler, J.J., Martín-Vivaldi, M., Ruiz-Rodríguez, M., Valdivia, E., Martín-Platero, A.M., Martínez-Bueno, M., Peralta-Sánchez, J.M. & Méndez, M. (2008) Symbiotic association between hoopoes and antibiotic-producing bacteria that live in their uropygial gland. Functional Ecology, 22, 864-871
  9. Martín-Vivaldi, M., Ruiz-Rodriguez, M., Soler, J.J., Peralta-Sanchez, J.M., Mendez, M., Valdivia, E., Martin-Platero, A.M. & Martínez-Bueno, M. (2009) Seasonal, sexual and developmental differences in hoopoe Upupa epops preen gland morphology and secretions: evidence for a role of bacteria. Journal of Avian Biology, 40, 191-205
  10. Martín-Vivaldi, M., Peña, A., Peralta-Sánchez, J.M., Sánchez, L., Ananou, S., Ruiz-Rodríguez, M. & Soler, J.J. (2010) Antimicrobial chemicals in hoopoe preen secretions are produced by symbiotic bacteria. Proceedings of the Royal Society of London B, Biological Sciences, 277, 123-130.
  11. Martín-Vivaldi, M., Soler, J. J., Peralta-Sánchez, J. M., Arco, L., Martín-Platero, A. M., Martínez-Bueno, M., Ruiz-Rodríguez, M. and Valdivia, E. (2014) Special structures of hoopoe eggshells enhance the adhesion of symbiont-carrying uropygial secretion that increase hatching success. Journal of Animal Ecology DOI: 10.1111/1365-2656.12243
  12. Soler, J. J., Martín-Vivaldi, M., Peralta-Sánchez, J. M., Arco, L., & Juárez-García-Pelayo, N. (2014) Hoopoes color their eggs with antimicrobial uropygial secretions. Naturwissenschaften DOI 10.1007/s00114-014-1201-3
  13. Comentario Biblico Histórico, Alfred Edersheim, Cap.7: Dedicación al Templo. http://books.google.com.ar/books?id=jzC8xUC_jKUC&pg=PA378&lpg=PA378&dq=el+gusano+shamir&source=bl&ots=UA9BSGmRCh&sig=n_wZ3mkgO6oghKWVtLLec0sDIdg&hl=es-419&sa=X&ei=DAo2VNL2DfeHsQSi_4GYDA&redir_esc=y#v=onepage&q=el%20gusano%20shamir&f=true

Enlaces externos[editar]