Troodontidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Troodontidae
Rango temporal: 160 Ma-66 Ma
Jurásico Superior? - Cretácico Superior
Meilong mmartyniuk wiki.png
Recreación de Mei.
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Saurischia
Suborden: Theropoda
(sin clasif.): Deinonychosauria
Superfamilia: Troodontoidea
Familia: Troodontidae
Gilmore, 1924
Géneros

Ver el texto.

Sinonimia

Elopterygidae? Lambrecht, 1933
Saurornithoididae Barsbold, 1974
Archaeornithoididae? Elzanowski & Wellnhofer, 1992

Troodontidae es una familia de dinosaurios terópodos manirraptores, que vivieron, probablemente, desde el Jurásico Superior[1] hasta el Cretácico Superior (hace aproximadamente entre 155 y 66 millones de años, desde el Kimeridgiano hasta el Maastrichtiano), en lo que hoy es Asia, Europa y Norteamérica.

Descripción[editar]

Los trodóntidos fueron un grupo de terópodos de tamaño pequeño a mediano (1–100 kilogramos). El mayor miembro conocido es Troodon, y el más pequeño es Anchiornis, el cual es también el más pequeño dinosaurio no aviano. Tenían patas inusualmente alargadas comparadas con las de otros terópodos, con una gran garra curvada en su segundo dedo del pie, parecida a la garra hiperextendida de los dromeosáuridos. Sin embargo, la garra en forma de hoz de los trodóntidos no era tan grande o recurvada como en sus parientes, y en algunos casos puede no haberse elevado sobre el suelo y "retraerse" en el mismo grado. Por lo menos en un trodóntido, Borogovia, el segundo dedo del pie no se pudo haber elevado en absoluto y su garra era recta, no curvada ni en forma de hoz.

Cráneo del trodóntido Saurornithoides mongoliensis.

Los trodóntidos tenían cerebros inusualmente grandes entre los dinosaurios, comparables a los de las actuales aves no voladoras. Sus ojos eran también inusualmente grandes, y apuntaban hacia adelante, indicando que tenían una poderosa visión binocular. Los oídos de los trodóntidos eran también inusuales entre los terópodos, teniendo cavidades auriculares muy alargadas del oído medio, indicando un agudo sentido auditivo. La disposición de esta cavidad cerca del tímpano puede haber ayudado en la detección de sonidos de baja frecuencia.[2] Los oídos de los trodóntidos además eran asimétricos, con un oído situado más alto en el cráneo que el otro, un rasgo compartido solo con algunos búhos. La especialización extrema de los oídos puede indicar que los trodóntidos cazaban de manera parecida a los búhos, en el sentido de que usaban su audición para localizar a presas pequeñas.[3]

Esqueleto de un trodóntido sin nombrar.

Aunque muchos paleontólogos creen que eran carnívoros depredadores, sus dientes pequeños, con un borde áspero y serrado, con dentículos grandes y la forma en U de las mandíbulas de algunas especies (particularmente en Troodon) sugieren que algunas especies pueden haber sido omnívoras o herbívoras. Los expertos sugieren que el gran tamaño de los dentículos recuerda al de los dientes de las actuales iguanas.[4] [5] En contraste, algunas especies, como Byronosaurus, tenían un mayor número de dientes parecidos a agujas, los cuales parecen estar mejor equipados para apresar presas pequeñas, como aves, lagartos y pequeños mamíferos. Otros rasgos morfológicos de los dientes, como la forma detallada de los dentículos y la presencia de surcos sanguíneos, también parecen indicar consumo de carne.[6] Aunque poco se sabe de manera directa sobre el comportamiento depredatorio de los trodóntidos, Fowler y colaboradores han teorizado que las largas patas y las pequeñas garras en forma de hoz (comparadas con las de los dromeosáuridos) indican un estilo de vida más cursorial, aunque los estudios indican que los trodóntidos probablemente aún eran capaces de usar sus garras unguales para manipular a sus presas. Las proporciones de los metatarsianos, tarsos y unguales de los trodóntidos parecen ser un indicador de que tenían pies más ágiles pero débiles, quizás mejor adaptados a capturar y someter presas pequeñas. Esto sugiere una separación ecológica con los dromeosáuridos, relativamente más lentos y más fuertes.[7]

Paleobiología[editar]

Se han descrito muchos nidos de trodóntidos, incluyendo huevos que contienen embriones fosilizados. Se han desarrollado hipótesis sobre la reproduccón de los trodóntidos con base en esta evidencia (veáse en Troodon la sección "Reproducción").

Algunos fósiles de trodóntidos, incluyendo especímenes de Mei y Sinornithoides, han demostrado que estos animales empollaban como las aves, con sus cabezas arropadas bajo sus brazos.[8] Estos fósiles, así como las numerosas similitudes esqueléticas con las aves y otros dinosaurios emplumados, apoyan la idea de que los trodóntidos probablemente portaban una cobertura de plumas muy parecida a la de las aves modernas. El descubrimiento de varios fósiles de trodóntidos primitivos completamente emplumados (Jinfengopteryx y Anchiornis) le ha dado apoyo adicional a esta idea.

En 2004, Mark Norell y colaboradores describieron dos cráneos parciales de trodóntidos (con números de espécimen IGM 100/972 y IGM 100/974) hallados en un nido de huevos de un ovirraptórido en la Formación Djadochta de Mongolia. Se sabe con certeza que el nido es de un ovirraptorosaurio, dado que un embrión de ovirráptorido está aún preservado dentro de uno de los huevos. Los dos cráneos de trodóntidos fueron descritos inicialmente por Norell et al. (1994) como de dromeosáuridos, pero luego fueron reasignados al trodóntido Byronosaurus tras nuevos estudios.[9] [4] Los trodóntidos eran embriones o recién nacidos, y tienen fragmentos de cáscara de huevo adheridos a ellos aunque parece que las cáscaras son de ovirraptórido. La presencia de pequeños trodóntidos en un nido de otro tipo de dinosaurio es un enigma. Las hipótesis que explican como llegaron allí incluyen el que hayan sido presas de un ovirraptórido adulto, que fuesen presa de los ovirraptóridos recién nacidos, o que los trodóntidos hayan desarrollado el parasitismo de puesta.[10]

Troodontidae y la evolución de las aves[editar]

El trodóntido Jinfengopteryx elegans fue clasificado originalmente como un ave emparentada con Archaeopteryx.

Los trodóntidos son importants en la investigación sobre el origen de las aves porque comparten muchas similitudes anatómicas con las aves primitivas. De manera crucial, el en general muy completo fósil identificado como WDC DML 001 ("Lori") es un trodóntido del Jurásico Superior hallado en la Formación de Morrison en Estados Unidos, cercana temporalmente a la época de Archaeopteryx y varios especímenes de trodóntidos de la Formación Tiaojishan de China (Anchiornis) son aún más antiguos. El descubrimiento de estos trodóntidos jurásicos es evidencia física postivia de que los deinonicosaurios avanzados ya estaban presentes antes de que las aves se originaran, y que los paravianos basales deben haber evolucionado mucho antes. Este hecho invalida por completo la "paradoja temporal" citada por los pocos oponentes a la idea de que las aves están cercanamente relacionadas con los dinosaurios.[11]

Sistemática[editar]

Troodontidae se define como el clado más inclusivo que contiene a Troodon formosus (Leidy, 1856) pero no a Dromaeosaurus albertensis (Matthew & Brown, 1922), a Ornithomimus edmontonicus (Parks, 1933) y a Passer domesticus (Linneo, 1758).

Los fósiles de trodóntido estuvieron entre los primeros restos dinosaurios descritos. Inicialmente, Leidy (1856) asumió que eran de lacertilios (lagartos), pero en 1924 estos fueron referidos a Dinosauria por Gilmore, quien sugirió que eran de ornitisquios. No fue sino hasta 1945 que C.M. Sternberg reconoció a Troodontidae como una familia de terópodos. Desde 1969, Troodontidae ha sido relacionado generalmente con Dromaeosauridae, en un clado (agrupación natural) conocida como Deinonychosauria, pero esto no ha sido un consenso. Holtz (en 1994) erigió el clado Bullatosauria, uniendo a Ornithomimosauria (los "dinosaurios avestruz") con Troodontidae, basándose en alguans características que incluyen, entre otras, un neurocráneo expandido (parabasiesfenoides) y una alargada abertura inferior en el maxilar (la fenestra maxilar). Los rasgos de la pelvis también sugieren qye eran menos avanzados que los dromeosáuridos. Nuevos descubrimientos de trodóntidos primitivos de China (como Sinovenator y Mei), sin embargo, muestran fuertes similitudes entre Troodontidae, Dromaeosauridae y el ave primitiva Archaeopteryx, y muchos paleontólogos, incluyendo al propio Holtz, consideran a los trodóntidos como mucho más cercanamaente relacionados con las aves de lo que lo están con los ornitomimosaurios, causando que el clado Bullatosauria haya caído en desuso.

Un estudio de la sistemática de los terópodos realizado por miembros del Theropod Working Group ha encontrado fuertes similitudes entre los trodóntidos y dromeosáuridos más basales y Archaeopteryx. A este grupo se le dio el nombre de Paraves por Novas y Pol.[12] El cladograma publicado por Hwang et al. encontró que Archaeopteryx representa una rama muy primitiva de los Paraves, y sitúa a los dromeosáuridos ay trodóntidos como más derivados. Esto suscita la posibilidad de que los comportamientos aerodinámicos pudieran ser ancestrales para todos los Deinonychosauria.[13] El extenso análisis cladístico llevado a cabo por Turner et al. (2012) apoya la monofilia de Troodontidae.[14]

Taxonomía[editar]

Filogenia[editar]

Cladograma según un análisis de Turner, Makovicky y Norell (2012):[14]

Troodontidae


Anchiornis



Xiaotingia




Jinfengopteryginae

IGM 100/1323




IGM 100/1126



Jinfengopteryx







Mei




Sinovenator



Xixiasaurus






IGM 100/44




Byronosaurus




Sinornithoides




Troodon




Saurornithoides



Zanabazar










Cladograma según un análisis de Godefroit y colaboradores de 2013:[15]

Troodontidae

Xiaotingia





Anchiornis



Eosinopteryx





Jinfengopteryx




Sinovenator




Mei




Byronosaurus




Sinornithoides




Troodon



Saurornithoides



Zanabazar










Referencias[editar]

  1. Chure, D. J. (1994). "Koparion douglassi, a new dinosaur from the Morrison Formation (Upper Jurassic) of Dinosaur National Monument; the oldest troodontid (Theropoda: Maniraptora)." Brigham Young University Geology Studies, 40: 11-15.
  2. Currie, P. J. (1985). «Cranial anatomy of Stenonychosaurus inequalis (Saurischia, Theropoda) and its bearing on the origin of birds». Canadian Journal of Earth Sciences 22:  pp. 1643–1658. 
  3. Castanhinha, R.; Mateus, O. (2006). «On the left-right asymmetry in dinosaurs». Journal of Vertebrate Paleontology 26 (Supp. 3):  p. 48A. 
  4. a b Mackovicky, Peter J.; and Norell, Mark A. (2004). «Troodontidae». En Weishampel, David B.; Dodson, Peter; and Osmólska, Halszka (eds.). The Dinosauria (2nd edición). Berkeley: University of California Press. pp. 184–195. ISBN 0-520-24209-2. 
  5. Holtz, T.R. Jr.; Brinkman, D.L.; Chandler, C.L. (1998). «Denticle morphometrics and a possibly omnivorous feeding habit for the theropod dinosaur Troodon». Gaia 15:  pp. 159–166. http://www.geol.umd.edu/~tholtz/gaiatroo.pdf. 
  6. Currie, PJ; Dong, Z (2001). «New information on Cretaceous troodontids (Dinosauria, Theropoda) from the People's Republic of China». Canadian Journal of Earth Sciences 38:  pp. 1753–1766. 
  7. Fowler, D.W.; Freedman, E.A.; Scannella, J.B.; Kambic, R.E. (2011). «The Predatory Ecology of Deinonychus and the Origin of Flapping in Birds». PLoS ONE 6 (12):  p. e28964. doi:10.1371/journal.pone.0028964. PMID 22194962. PMC 3237572. http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0028964. 
  8. Xu; Norell (2004). «A new troodontid dinosaur from China with avian-like sleeping posture». Nature 431:  pp. 838–841. doi:10.1038/nature02898. PMID 15483610. 
  9. Bever, G.S. and Norell, M.A. (2009). "The perinate skull of Byronosaurus (Troodontidae) with observations on the cranial ontogeny of paravian theropods." American Museum Novitates, 3657: 51 pp.
  10. Norell, Mark A.; Clark, James M.; Dashzeveg, Demberelyin; Barsbold, Rhinchen; Chiappe, Luis M.; Davidson, Amy R.; McKenna, Malcolm C.; Perle, Altangerel; and Novacek, Michael J. (November 4, 1994). «A theropod dinosaur embryo and the affinities of the Flaming Cliffs dinosaur eggs». Science 266 (5186):  pp. 779–782. doi:10.1126/science.266.5186.779. PMID 17730398. 
  11. Hu, D., Hou, L., Zhang, L. and Xu, X. (2009) "A pre-Archaeopteryx troodontid theropod from China with long feathers on the metatarsus." Nature, 461, 1 October 2009: 640-643. doi 10.1038/nature08322 PMID 19794491.
  12. Novas, F. E.; Pol, D. (2005). «New evidence on deinonychosaurian dinosaurs from the Late Cretaceous of Patagonia». Nature 3285:  pp. 858–861. 
  13. Hwang, S.H.; Norell, M.A.; Ji, Q.; Gao, K.-Q. (2002). «New specimens of Microraptor zhaoianus (Theropoda: Dromaeosauridae) from Northeastern China». American Museum Novitates 3381:  pp. 1–44. 
  14. a b Alan Hamilton Turner, Peter J. Makovicky and Mark Norell (2012). «A review of dromaeosaurid systematics and paravian phylogeny». Bulletin of the American Museum of Natural History 371:  pp. 1–206. http://hdl.handle.net/2246/6352. 
  15. Pascal Godefroit, Helena Demuynck, Gareth Dyke, Dongyu Hu, François Escuillié and Philippe Claeys (2013). «Reduced plumage and flight ability of a new Jurassic paravian theropod from China». Nature Communications 4:  pp. Article number 1394. doi:10.1038/ncomms2389. 

Enlaces externos[editar]