Solsticio de verano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diagrama de las temporadas de la Tierra como se ve desde el norte. Extremo izquierdo: solsticio de verano del hemisferio norte. Delantero derecho: solsticio de verano del hemisferio sur.

El solsticio de verano ocurre cuando la inclinación del semieje de un planeta, ya sea en el hemisferio norte o en el sur, está más inclinado hacia su estrella que su órbita. La inclinación del eje máxima de la Tierra hacia el sol es de 23 ° 26 '. Esto ocurre dos veces al año; momentos en que el Sol alcanza su posición más alta en el cielo, como se ve desde el polo norte o sur.

Definición[editar]

Solsticio deriva de las palabras del idioma latin sol (sol) y sistere (permanecer quieto). El solsticio de verano ocurre durante el verano del hemisferio: El solsticio boreal en el hemisferio norte y el solsticio austral en el hemisferio sur. Dependiendo del cambio del calendario, el solsticio de verano se produce en un tiempo de entre el 20 y 23 de diciembre de cada año en el hemisferio sur[1] y entre el 20 y 22 de junio en el hemisferio norte. .[2] [3]

Cuando en un polo geográfico el sol alcanza su mayor altitud (momento del solsticio) puede ser mediodía solo en la longitud que mira al sur desde el polo; para otras longitudes no es mediodía (aún no ha llegado o ya pasó). De aquí que la noción de solsticio sea útil pese a que el término coloquialmente más usado es "pleno verano" para referirse a cuando ocurre dicho solsticio.

El día del solsticio de verano tiene el mayor período de luz del día; excepto en las regiones polares, donde la luz del día es continua desde unos pocos días hasta seis meses en torno al solsticio de verano.

Aspectos históricos[editar]

A nivel mundial, la interpretación de este evento ha variado entre las distintas culturas, pero la mayor parte lo celebró o celebra de alguna forma con vacaciones, fiestas y rituales en torno a ese momento con temas de religión o fertilidad.[4]

Prehistoria[editar]

En tiempos prehistóricos, el verano era una época alegre del año para aquellas personas aborígenes que vivían en latitudes septentrionales. La nieve había desaparecido, y el suelo se había descongelado; las temperaturas cálidas habían regresado; las flores florecían; las hojas habían vuelto a los árboles de hoja caduca. Algunas hierbas podían ser cosechadas para usos medicinales y otros. La comida era más fácil de encontrar. Los cultivos que ya se habían plantado y se cosecha en los meses venideros. Aunque muchos meses de clima cálido / caliente se mantenían antes de volver a caer el periodo de luz, se daban cuenta de que los días empezaban a acortar, por lo que el retorno de la temporada de frío era inevitable.[4] La primera (o única) Luna llena en junio (boreal) se llama la Luna de miel. La tradición sostiene que este es el mejor momento para cosechar la miel de las colmenas de abejas. En esta época del año, entre la siembra y la cosecha de los cultivos, ha sido el mes tradicional para las bodas. Esto se debe a que muchos pueblos antiguos creían que la gran unión [sexual] de la Diosa y Dios se producía a principios de mayo en Beltaine. Ya que era mala suerte de competir con las deidades, muchas parejas retrasaban sus bodas hasta junio (hemisferio norte). Junio sigue siendo un mes preferido para casarse hoy en el norte. En algunas tradiciones, las parejas de recién casados eran alimentados con platos y bebidas con miel para el primer mes de su vida matrimonial para fomentar el amor y la fertilidad. El vestigio superviviente de esta tradición sigue viva en el nombre dado a las vacaciones inmediatamente después de la ceremonia.: La luna de miel.[4]

Antigua China[editar]

Su ceremonia de solsticio de verano celebraba la tierra, lo femenino, y las fuerzas del yin. Se complementaba con el solsticio de invierno, que celebraba el cielo, la masculinidad y las fuerzas yang.[4]

Palestina[editar]

Los arqueólogos han descubierto que la habitación más grande de las ruinas de Qumrán[nota 1] parece ser un templo del sol. La habitación había sido considerado como un comedor por investigadores anteriores, a pesar de la presencia de dos altares en su extremo oriental. En el momento del solsticio de verano, los rayos del sol poniente brilla en 286 grados a lo largo del eje longitudinal del edificio, e iluminan la pared oriental. La habitación está orientada exactamente en el mismo ángulo que los santuarios egipcios dedicados al sol. El historiador Flavio Josefo y el filósofo Filón de Alejandría escribieron que los esenios eran adoradores del sol.[4]

Norte de Europa[editar]

Las antiguas tribus germánicas, eslavas y celtas en Europa celebraban el solsticio de verano con hogueras.Era la noche de festivales del fuego y de la magia de amor, de oráculos para el amor y la adivinación. Tenía que ver con los amantes y predicciones.[4] Las parejas de amantes saltaban a través de las llamas ya que se creía que los cultivos crecerían tan alto como lo que las parejas fuesen capaces de saltar. A través del poder del fuego, al calor de la fogata las doncellas (supuestamente) se enteraban acerca de su futuro marido, con lo que espíritus y demonios serían expulsados de la relación.[4] Otra de las funciones de las hogueras era generar magia simpática: Dando un impulso a la energía del sol para que se mantuviera potente en el resto de la temporada de crecimiento y así garantizar una cosecha abundante.[4] En la antigua Suecia, un árbol en el solsticio de verano era creado y decorado en cada ciudad. Era el árbol solsticial, generalmente un pino. Los aldeanos bailaban a su alrededor. Las mujeres y las niñas acostumbraban bañarse en el río local. Este era un ritual mágico, destinado a traer la lluvia para los cultivos.Este es la base del rito actual del Árbol de Pascua.[4]

Noche de San Juan[editar]

La Noche de San Juan es una festividad de origen pagano, no muy antiguo que suele ir ligada a encender hogueras o fuegos, ligada con las celebraciones en la que se festejaba la llegada del solsticio de verano, pese a que éste es el 21 de junio, en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad de este rito era "dar más fuerza al sol", que a partir de esos días, iba haciéndose más "débil" —los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno—. Simbólicamente el fuego también tiene una función "purificadora" en las personas que lo contemplaban. Se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal (Fogueiras de São João), Noruega (Jonsok), Dinamarca (Sankthans), Suecia (Midsommar), Finlandia (Juhannus), Estonia (Jaanipäev) y Reino Unido (Midsummer). En América Latina, Brasil tiene Festas Juninas, en Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Venezuela y Puerto Rico, la noche de San Juan. La noche de San Juan está, así mismo, relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como la Leyenda de la Encantada.

Estados Unidos[editar]

El desfile del solsticio de verano más grande de América del Norte se llevó a cabo en 1974, Santa Barbara, California.[5]

Celebraciones[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Qumrán fue donde se encontraron los Rollos del Mar Muerto)

Referencias[editar]

  1. «December Solstice». Time and Date AS. Consultado el 30 de enero de 2012.
  2. «The June Solstice». Time and Date AS. Consultado el 30 de enero de 2012.
  3. «Solstice (astronomy)». Britannica Online Encyclopedia. Consultado el 20 de junio de 2011.
  4. a b c d e f g h i «Summer solstice celebrations of Christianity, Judaism, Neopaganism, etc». Religioustolerance.org. Consultado el 20 de junio de 2011.
  5. «History - Santa Barbara Summer Solstice Celebration». Solsticeparade.com. Consultado el 6 de julio de 2013.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]