Solar Impulse

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Solar Impulse HB-SIA en Dübendorf durante uno de los primeras pruebas de vuelo el 3 de diciembre de 2009.

El Solar Impulse es un proyecto ubicado principalmente en Suiza para desarrollar un avión alimentado únicamente mediante energía solar fotovoltaica, tanto de día como de noche. El prototipo puede volar durante el día propulsado por las células solares que cubren sus alas, a la vez que carga las baterías que le permiten mantenerse en el aire durante la noche, lo que le da una autonomía casi ilimitada.[1]

El proyecto está dirigido por Bertrand Piccard y André Borschberg, ambos pilotos profesionales,[1] y aspira a conseguir dar la vuelta al mundo en esta aeronave sin escalas por medio de energías renovables y sin combustible fósil.

El proyecto empezó en el año 2005 con un costo previsto aproximado de 90 millones de dólares, y en un primer momento experimentó problemas por falta de financiación. Los primeros vuelos de prueba se realizaron en 2009 con el prototipo denominado Solar Impulse HB-SIA, llevando a cabo posteriormente vuelos de demostración por Europa, Marruecos y Estados Unidos.

El siguiente paso consistió en la construcción de un aeroplano similar al anterior pero dotado de mejoras técnicas y una cabina mayor para que el piloto pueda pasar más horas en mejores condiciones. Este modelo se denominó HB-SIB, y fue presentado oficialmente en abril de 2014, con el objetivo de dar la vuelta al mundo en 2015.

Historia de vuelos[editar]

Detalle del fuselaje y los motores del Solar Impulse HB-SIA.
Detalle de las alas del Solar Impulse HB-SIA.

Se realizaron varios vuelos de prueba: en abril de 2010 voló sobre Payerne, realizando un vuelo de 87 minutos y alcanzando una altura de 1.200 metros.

El jueves 8 de julio de 2010 el Solar Impulse estableció dos nuevos récords mundiales: el primero en número de horas, al volar durante 26 horas 9 minutos, lo que incluye una noche entera sin la ayuda de fuentes de energía externa; el segundo en altura, logrando un nuevo máximo para un avión sostenible, al alcanzar los 8.564 metros sobre el nivel del mar.[2]

El viernes 13 de mayo de 2011 el Solar Impulse completó su primer vuelo internacional, recorriendo en 13 horas la distancia que separa los aeródromos de Dübendorf en Suiza y de Bruselas en Bélgica.[3]

El 24 de mayo de 2011 se presentó en el aeropuerto de Bruselas, siendo una de las principales atracciones de la Semana Verde organizada por las instituciones de la Unión Europea (UE).

El sábado 11 de junio de 2011 tuvo que abandonar el segundo vuelo internacional que pretendía partir de Bruselas y aterrizar en París debido a la mala climatología, al agotarse sus baterías por falta de luz solar[4]

Tres días después, el miércoles 15 de junio de 2011 el Solar Impulse HB-SIA finalizó con éxito su segundo viaje internacional entre Bruselas y París. El prototipo completó el trayecto en más de 16 horas, tras haber despegado de Bruselas a las 05.10 horas (03.10 GMT) y aterrizar en el aeropuerto de Le Bourget a las 21.15 horas (19.15 GMT). El avión llegó a la región parisina hacia las 15.00 hora local (13.00 GMT), pero tuvo que esperar sobrevolando una zona cercana a París por diferentes razones hasta poder tomar tierra (Meteorológicas: por la formación de corrientes ascendentes desde el suelo que podrían generar bolsas de aire que pueden desestabilizar el avión. Técnicas: el tráfico aéreo elevado hasta las 21.00 en la zona del aeropuerto comercial Charles de Gaulle, por el que el prototipo debía pasar camino de Le Bourget). Pese a ello este vuelo no pudo ser homologado dado que, tras fracasar el primer intento únicamente con energía solar tres días antes (el sábado 11 de junio de 2011), el avión recargó el 40 por ciento de sus baterías con carburante convencional.[5]

En septiembre de 2013 realizó un vuelo entre San Francisco y Nueva York atravesando los Estados Unidos de oeste a este.[6]

El último reto propuesto es la culminación de una navegación circunterrestre. Este reto se ha empezado a preparar en el año 2012 con vistas a ser realizado en una fecha prevista inicialmente para el año 2014[7] pero cuyas últimas estimaciones apuntan al año 2015.[6]

Características técnicas[editar]

El Solar Impulse en el aeropuerto de Bruselas, en mayo de 2011.
El Solar Impulse durante una exhibición en el aeropuerto internacional John F. Kennedy, en Nueva York el 14 de julio de 2013.

El diseño del aparato está pensado para minimizar el consumo energético, utilizado materiales ligeros para reducir su peso. Las primeras estimaciones suponían un peso de 1500 kg, con una envergadura de alas de 61 metros, debido a la gran superficie requerida para instalar las 12.000 células fotovoltaicas.[8] Su envergadura es de 64,3 metros; similar a la de un Airbus A340 y posee una superficie alar de 204 metros cuadrados. Mide 21,85 m de longitud y 6,4 m de altura, pesando únicamente 1.600 kilos —peso similar al de un automóvil mediano—. Está dotado de cuatro pequeños electromotores de 7,5 kW (10 CV) cada uno, que mueven una hélice cada uno hasta velocidades de 400 revoluciones por minuto. Los motores se alimentan por medio de 11.628 células fotovoltaicas que almacenan el excedente de energía en baterías de alto rendimiento. La velocidad de crucero del avión es de 70 kilómetros por hora.[9]

Su diseño le permite también volar mediante planeo lo que reduce prácticamente a cero el consumo eléctrico instantáneo. El almacenamiento y la capacidad de planeo permiten al Solar Impulse volar de noche.

Socios[editar]

El proyecto está parcialmente financiado por empresas privadas como Solvay, Omega SA, Deutsche Bank, Altran y Swisscom. La EPFL, la Agencia Espacial Europea (ESA) y Dassault proporcionan también su experiencia técnológica.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]