Sara la Negra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sara la Negra
Saintes-Maries-de-la-Mer Sainte Sara.jpg
Imagen de Sara la Negra en Saintes-Maries-de-la-Mer, Camarga, Provenza
Nombre Sara e Kali
Nacimiento Siglo I.
Egipto
Fallecimiento Siglo I.
Camarga, Provenza
Venerado en Iglesia católica
Canonización No está canonizada oficialmente.
Patronazgo Gitanos

Sara la Negra es una santa legendaria patrona de los gitanos, aunque no está canonizada oficialmente su culto es tolerado por la Iglesia católica.

Leyenda[editar]

A lo largo de la Edad Media, se desarrolló, en el sur de Francia, una tradición en torno a un presunto viaje de María Magdalena, Marta y Lázaro de Betania a la región de Aix en Provence en la cual se establecerían.

Según esta tradición, Sara era la sirvienta egipcia, de raza negra, de María Salomé y María de Cleofás, que acompañaron a los hermanos de Betania. Tras la muerte de Cristo se vieron amenazados y huyeron de Palestina los tres hermanos, las dos Marías, Sara, el intendente Maximino, la sirvienta Marcela, Celidonia, José de Arimatea que llevaba el Santo Grial, Trófimo de Arlés y otros discípulos de Cristo. Embarcaron en un barco milagroso que, sin timón ni velas, atravesó el Mediterráneo hasta llegar al lugar llamado Oppidum-Ra, o Nuestra Señora de Ratios (Ratios significa barca), que se convirtió en Nuestra Señora dela Mar y, desde 1838, en Saintes-Maries-de-la-Mer, (Provenza), cerca de Arlés, donde se detuvo.

Era el año 48, mientras Lázaro fue a predicar a Marsella, Marta y Marcela fueron a Tarascón, Trófimo a Arles y María se hizo eremita, retirándose a una cueva de las montañas de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume y Maximino se dirigió a Aix en Provence.

La figura de Sara se incorpora más tarde a la leyenda medieval, y comienza a encontrarse en los escritos a partir de 1521. Sara pedía limosna para sus señoras, por lo que se pensó que era gitana. El pueblo gitano, por tanto, la tomó como su santa patrona.

Leyendas alternativas[editar]

Una tradición diferente dice que Sara vivía en la Galia, en la ribera del Ródano. Era hija del jefe de una tribu de gitanos y conocía los secretos de la magia de su pueblo, por aquel entonces pagano. Una vez al año llevaba en procesión la figura de Astarté y entraba con ella en el mar para recibir la bendición divina. Un año tuvo visiones que le dijeron que estaba a punto de llegar un grupo de santos que habían presenciado la muerte del Salvador y que los tenía que ayudar.

Sara vio como llegaba la barca con María Magdalena y sus compañeros, Sara intentó ayudarles a llegar a la playa, como el mar era bravo y las olas no dejaban que se acercaran a la costa, María Salomé lanzó su capa al agua y Sara se subió, utilizándola como balsa y, llegando a la barca, les ayudó a desembarcar.

Otra tradición dice que Sara era la hija de María Magdalena y de Jesucristo, y que hacía de sirvienta para proteger su identidad de quien la quisiera perseguir.

Veneración[editar]

La tradición de las Marías en Francia es antigua, pero Sara sólo aparece en las leyendas a partir del siglo XV, poco antes de 1521, cuando es mencionada en La légende des Saintes-Maries' de Vincent Philippon.

Hacia 1447 Renato de Anjou pidió a Nicolás V bula para buscar los cuerpos santos que secularmente se veneraban en la región, y tras hallarlos los restos mortales de María Magdalena y sus compañeras se colocaron en ricos relicarios. Como Sara no tenía la misma categoría sus reliquias se pusieron en un relicario sencillo, en una capilla diferente, así lo registró Jean de Labrune.

Sin embargo no se conoce ningún culto a Sara antes de 1800. Fernand Benoit, historiador y folclorista, describe una procesión en el mar que hacen los gitanos (sólo desde el año 1936), un día antes de que la procesión de las Marías (María Salomé y María Cleofás), que se hacía desde mediados del siglo XV el 25 de mayo y que también era en el mar y en la que la estatua de Sara estaba inmersa en el agua hasta la mitad. La inmersión ritual recuerda la llegada de las santas a la playa, y los peregrinos de Camarga, después de ir a la iglesia de las Santas a venerar a las Marías acudían a la playa a arrodillarse dentro del mar.

Algunos antropólogos han visto similitudes entre el culto de Sara y Kali con algunas procesiones de la India (lugar de procedencia de los gitanos) dedicadas a la diosa Durga, también llamada Kali, donde sumergen en agua o en vino (dependiendo del día) la estatua de la diosa. Además, Kali es habitualmente representada como una mujer negra. Según esta teoría, Sara la Negra sería una cristianización de un culto secular de los gitanos traído desde la India.

Enlaces externos[editar]