Sancho VII de Navarra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sancho VII «el Fuerte»
Rey de Navarra
SanchoVIIelFuerteEstatuta(Tudela)(2010-11-20).JPG
Predecesor Sancho VI «el Sabio»
Sucesor Teobaldo
Información personal
Consorte Constanza de Tolosa
Descendencia Ninguna
Dinastía Dinastía Jimena
Padre Sancho VI
Madre Sancha de Castilla
Nacimiento 17 de abril de 1170
Tudela, Navarra
Fallecimiento 7 de abril de 1234
Tudela, Navarra
Entierro Colegiata de Santa María (Roncesvalles)
Sign of Sancho VII of Navarre.svg
Escudo de Sancho VII «el Fuerte»

Sancho VII el Fuerte fue rey de Navarra entre 1194 y 1234, año en que murió en el castillo de Tudela, Navarra. Era hijo y sucesor de Sancho VI «el Sabio», de la dinastía Jimena y hermano de Berenguela de Navarra, mujer de Ricardo Corazón de León.

Introducción[editar]

Se le apodó el Fuerte debido a su enorme estatura y fortaleza. Según su biógrafo y catedrático médico forense de Pamplona, Luis del Campo Jesús (1912-1995), medía entre 2,22 y 2,31 metros de altura; llegó a tal conclusión extrapolando al resto del cuerpo la medida que de su fémur dio en 1622 el subprior Huarte, que vio sus restos mortales.[1]

Biografía[editar]

Referente a su nacimiento, se ha querido localizarlo en Tudela fundándose en que sus padres residían frecuentemente en esta ciudad, pero no existe ningún dato que avale esta creencia, por más que sea razonable no se halla ninguna base que lo acredite. Sí que es cierto que Tudela la eligió como continua residencia y que acabó su vida encerrado en su castillo.

Sancho se casó con Constanza de Tolosa, hija de Ramón VI, conde de Tolosa, y según Luis del Campo (que aparte de forense, es un biógrafo de este rey), el matrimonio pudo celebrarse sobre el año 1195. Este matrimonio fracasó y Constanza fue repudiada. No hay constancia fehaciente de un segundo matrimonio con Clemencia,[2] hija del emperador Federico I de Alemania, ninguna de las dos mujeres le dio hijos, pero sí tuvo varios hijos bastardos en los que continuaría la estirpe real de Navarra entre nobles navarros y aragoneses.

Continuó con las relaciones que su padre había establecido con Castilla y, sobre todo, con Aragón.

En 1196 se realizó una entrevista auspiciada por la Santa Sede en donde se encontraban los tres reinos de Castilla, Aragón y Navarra, en un punto entre Agreda y Tarazona, para intentar unir a los reinos cristianos.[3]

El Reino de Navarra en la época de Sancho VII el Fuerte:[4]      Reino de Navarra      Territorio perdido ante Castilla (1198–1200)      Territorios conseguidos mediante vasallaje (1196–1203)      Reino de Castilla      Reino de Aragón

Alfonso VIII invadió Álava, con un largo asedio a Vitoria, Guipúzcoa y el Duranguesado en 1199. Sancho VII acudió a negociar con los almohades para que atacaran a Castilla y con un segundo frente tuvieran que levantar el asedio, sin lograrlo. Tras la importante pérdida territorial del reino de Navarra, años después firmaría con Castilla una tregua por cinco años el 29 de octubre de 1207 en Guadalajara, en la que Navarra no reconocía la pérdida de los territorios vascongados. Sin embargo, el tiempo fue consolidando las posiciones castellanas.[3]

Desde entonces sus relaciones fueron tensas con Alfonso VIII, aunque de buena gana colaboró con él en la batalla de Las Navas de Tolosa (1212), donde obtuvo prestigio y mejoró en su posición respecto a los otros reyes cristianos, con la recuperación de algunas plazas.[3] En esta batalla, las tropas de Sancho el Fuerte llegaron hasta la tienda de Muhammad An-Nasir conocido por el sobrenombre de Miramamolín, califa almohade, cortando las cadenas que la protegían. Se dice que en recuerdo de esta gesta, el rey Sancho hizo sustituir el antiguo escudo del reino navarro (de gules con águila de sable), el arrano beltza por el actual escudo (de gules con cadenas de oro). Se ha demostrado la falsedad de dicha afirmación, por encontrarse el escudo con algo parecido a las famosas cadenas en fecha anterior a esa batalla. Así, según Tomás Urzainki se pueden apreciar en la iglesia de San Miguel de Estella (1160), en un relieve de la catedral de Chartres (1164) y en miniaturas de la Biblia de Pamplona (1189).

Fueron mejores sus relaciones con los territorios ultrapirenaicos, donde varios señores se declararon sus vasallos, e incluso firmó un tratado en favor de Juan Sin Tierra (1202), y con los reyes aragoneses Pedro II y Jaime I.

Sancho VII y Jaime I firmaron en Tudela (1231) un tratado de prohijamiento (que no llegó a cumplirse), por el que acordaban que aquél de los dos que sobreviviese al otro, ocuparía el reino sin obstáculos.

A la muerte sin descendencia de Sancho VII, subió al trono en Tudela el 7 de abril de 1234 su sobrino Teobaldo, con lo que comenzó a reinar en Navarra la dinastía de Champaña. Esto supuso el fin de la dinastía Jimena.

La enfermedad que acabó con la vida de este monarca, fue una úlcera varicosa de la pierna, según su biógrafo.

A causa de esta larga y dolorosa enfermedad, Sancho estuvo recluido en su castillo de Tudela, por ello el sobrenombre de Sancho «el Encerrado».

Tuvo un hijo, según la llamada Crónica del Príncipe de Viana, que a los 15 años sufrió un accidente mortal, consecuencia de una caída de caballo, Sancho se quedó sin hijo legítimo que le sucediese y Navarra sin futuro rey. A pesar de tener varios hijos ilegítimos, su hermana, que le representaba oficialmente llevando una cierta regencia durante su enfermedad, retirado en el fortín de Tudela, llamó a su sobrino Teobaldo de Champaña para heredarle y mantener el poder real en la familia.

El viernes 7 de abril de 1234 falleció Sancho en su castillo tudelano, recibiendo sepultura en la parroquia de San Nicolás; años después sus restos fueron trasladados a la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles.

Matrimonios[editar]

Sello de Sancho el Fuerte con el Arrano Beltza.

Sancho estuvo casado dos veces. La identidad de su segunda esposa es disputada. Su primera esposa era Constanza, hija de Raymond VI de Toulouse, quien se casó aproximadamente en 1195. Éste más tarde la rechazó y se divorció (1200). Su segunda esposa fue, según algunas fuentes, Clemence, hija de Federico I, el Emperador Santo Romano. Otras fuentes, sin embargo, nombran a una hija de Abu Yaqub Yasuf II Al--Mustansir, Emir de Marruecos. Algunos escritores modernos han alegado esto, ya que los matrimonios fracasados eran resultado de homosexualidad. Sin embargo, la crónica de Carlos de Viana reconoce a un hijo que falleció no solo con quince años en un accidente, sino que el padre tenía varios bastardos conocidos: Ferdinand, Guillermo, y Roderick. La maternidad de éstos es desconocida.

Ancestros[editar]