Jimena Díaz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Donación de Jimena Díaz del diezmo de todos sus bienes a la catedral de Valencia el 21 de mayo de 1101. Se conserva en Archivo de la Catedral de Salamanca, caja 43, leg. 2, n.º 71.[1]

Jimena Díaz (antes del 24 de julio de 1046[a] - probablemente en 1116[b] fue la esposa de Rodrigo Díaz el Campeador, con quien contrajo matrimonio entre julio de 1074 y el 12 de mayo de 1076,[5] a la muerte del Cid, señora de Valencia entre 1099 y 1102.

Biografía[editar]

Tras casarse con Rodrigo Díaz, en la iglesia de San Miguel de Palencia, acompañó a su marido, aunque no se ha podido determinar si residió con él en la taifa de Zaragoza durante el primer destierro del Campeador (entre 1080 y 1086) como caudillo del ejército del reino andalusí al servicio de Al-Muqtadir, Al-Mu'taman y Al-Musta'in II. Tampoco hay seguridad de que marchara en este periodo a Asturias, pues en el documento en el que se basaba esta hipótesis (un pleito de Tol de 1083) ella intervino en ausencia.[c]

Al inicio del segundo destierro del Cid, en 1089, Jimena fue puesta en prisión con sus hijos Cristina, Diego y María por mandato de Alfonso VI. No se sabe nada más de Jimena hasta fines de 1094, cuando Rodrigo Díaz vence el 21 de octubre en la batalla de Cuarte, asegura su dominio sobre Valencia (que había conquistado el 17 de junio de ese año) y se reúne definitivamente con su marido hasta su muerte en verano de 1099.

Desde ese momento fue señora de Valencia plenipotenciaria hasta 1102 cuando Alfonso VI, su primo, decide abandonar la ciudad a los almorávides, no sin antes incendiarla, ante las nulas posibilidades de mantener esta plaza, escoltando a Jimena en su regreso a Castilla. De este periodo se conserva una donación hecha por Jimena Díaz a la catedral de Valencia en 1101, donde consta su firma autógrafa.

En 1103 firma en San Pedro de Cardeña un documento por el que vende un monasterio de su propiedad a dos canónigos de Burgos, aunque tal hecho no significa que Jimena viviera recluida en la abadía cardeñense durante toda su viudedad, como sostiene la tradición legendaria difundida por el cenobio a partir del siglo XIII en los materiales de cariz hagiográfico conocidos como Leyenda de Cardeña. Más probable es que viviera sus últimos años en Burgos o en alguna localidad próxima a dicha ciudad. Murió entre el 29 de agosto de 1113 y 1116, probablemente en este último año.[7]

Familia[editar]

Ancestros[editar]

Gigantes del Cid y Jimena en las fiestas de Burgos.

Jimena Díaz, según la genealogía propuesta por la profesora Margarita Torres Sevilla-Quiñones de León, basada en fuentes narrativas y documentales, fue hija del conde Diego Fernández, fallecido antes del 24 de julio de 1046, y de una dama de apellido Fernández, probablemente llamada Cristina. El conde Diego Fernández, hijo del conde Fernando Flaínez (de la Casa de Cea) y de Elvira Peláez, casó dos veces; en primeras nupcias con Elvira Ovéquiz y en segundas con Cristina Fernández.

Según la Historia Roderici, doña Jimena fue nepta (sobrina) del emperador Alfonso VI de León. La autora, Margarita Torres, reconstruye el esquema genealógico de los Flaínez y la dinastía reinante para esclarecer el parentesco entre doña Jimena y el monarca que viene por el lado paterno (los Flaínez) ya que el rey Alfonso VI y Jimena comparten como ancestros al conde Bermudo Núñez y su esposa Argilo. Partiendo de esta relación, doña Jimena sería prima tercera del emperador.

Ramón Menéndez Pidal (La España del Cid, II, pp. 722-723) sugería que la madre de Jimena Díaz era de sangre real y que quizás la esposa de Fernando Gundemáriz, quien sería el abuelo materno de Jimena Díaz, fuera Jimena Alfonso, hija del rey Alfonso V de León. Esto se debe a que Jimena aparece confirmando la donación de Muniadona y su hijo Fernando Gundemáriz en 1036 a su media hermana, la monja Gontrodo Gundemáriz, aunque en el documento no se especifica si había alguna relación familiar entre la infanta y Fernando.[8] También se ha propuesto como esposa de Fernando Gundemáriz a una Sancha Ordóñez, supuesta hija de Ordoño Ramírez el Ciego y de Cristina Bermúdez aunque Sancha no está documentada como hija de estos infantes.[8] [9]

El nombre documentado de la esposa de Fernando Gundemáriz fue Muniadona Ordóñez, dato confirmado por el historiador Manuel Rubén García Álvarez en la documentación portuguesa (véase Portugaliae Monumenta Histórica, Documenta et Chartae, obra citada en la bibliografía, pp. 207-208, documento CCCXL). En 1045 Menendo Folienz con su mujer Gontrodo Ordóñez menciona una heredad que Ordoño Ramírez había donado a su yerno Fernando Gundemáriz y a su mujer Muniadona Ordóñez. Por consiguiente, la mujer de Fernando Gundemáriz se llamó Muniadona Ordóñez, fue hija de Ordoño Ramírez que fue bisnieto del conde Hermenegildo González y su esposa la condesa Muniadona Díaz, miembros de la más alta nobleza galaicoportuguesa.[10]

Hermanos[editar]

El padre de doña Jimena probablemente casó dos veces.[11] Las hijas documentadas del primer matrimonio con Elvira Ovéquiz, hija del conde Oveco Sánchez y la condesa Elo fueron:

  • Onneca Mayor Díaz, casada con Gundemaro Iohannes (Ibáñez); [12]
  • Aurovita Díaz, casada con Munio Godestéiz.[13] [d] En el Cantar de mio Cid y en otras historias se menciona que Munio Godestéiz (que probablemente se identifique con el Muño Gustioz del Cantar),[15] quien sería cuñado de Jimena, combatió junto al Cid y que acompañó a Jimena en su viudedad.

De su segundo matrimonio con una hija de Fernando Gundemáriz, hijo del conde Gundemaro Pinióliz, posiblemente llamada Cristina,[8] nacieron, aparte de Jimena Díaz:[16]

  • Rodrigo Díaz, conde en Asturias. Según el registro del Monasterio de Corias en Asturias, pudo haber casado con una Gontroda, padres de Sancha y de Mayor Rodríguez.[17]
  • Fernando Díaz,[18] conde en Asturias al fallecimiento de su hermano. Casó en primeras nupcias con Godo González Salvadórez,[e] hija de Gonzalo Salvadórez y Elvira Díaz, sin sucesión de dicho matrimonio. Contrajo segundo matrimonio con Enderquina Muñoz, hija del conde Munio González y la condesa Mayor Muñoz,[f] con dilatada sucesión.

Matrimonio e hijos[editar]

Casó entre julio de 1074 y el 12 de mayo de 1076 con Rodrigo Díaz el Campeador[5] como política de acercamiento entre los nobles de Alfonso VI, teniendo la siguiente sucesión:

Sepulcro[editar]

Fue enterrada junto al Cid en el monasterio de San Pedro de Cardeña. En 1921 se trasladaron sus restos a la catedral de Burgos, donde permanecen.

Notas[editar]

  1. El 24 de julio de 1046, en un documento en la Catedral de Oviedo figuran Onneca Díaz y su marido Gundemaro Iohannes como testamentarios del conde Diego Fernández y su mujer Elvira, haciendo una donación a dicha iglesia de la villa de Arabe junto al mar y una heredad en Opias. Dicen que dichas propiedades habían sido del conde Oveco y la condesa Elo.[2] [3]
  2. La fecha de la muerte de Jimena Díaz transmitida por el Breviario de Cardeña de 1327 es MCXLII de la Era y los Anales Toledanos Terceros consignan MCXLIIII, donde debe leerse MCXLII, es decir, 1106. Estos testimonios concuerdan con la fecha recogida en la Primera Crónica General; todo ello llevó a Antonio Ubieto Arteta a postular esta fecha como la de su muerte. Pero dado que el diploma cardeñense de 29 de agosto de 1113 es testimonio irrefutable de que ese día aún vivía Jimena Díaz, seguramente se añadió por error una X a la fuente original, con lo que la lección correcta sería en lugar de MCXLII, el año de la Era de MCLII, que corresponde a 1116.[4]
  3. En un documento de la sede ovetense, los tres hermanos, Rodrigo, Fernando, y Jimena Díaz sostienen un pleito con el obispo por los derechos sobr el monasterio de Tol, perteneciente a la sede desde la donación hecha por Gontrodo Gundemáriz.[6]
  4. El 4 de diciembre de 1083, el conde Rodrigo Díaz y su hermano Fernando Díaz donan al Monasterio de San Vicente en Oviedo sus raciones hereditarias en la villa llamada Logicum Sancti Petri para la redención de sus almas. Una de las partes que donan dicen lo había adquirido su hermana Aurovita Díaz por carta de dote de su marido Munio Godestéiz.[14]
  5. Monasterio de San Salvador de Oña en Burgos el 21 de julio de 1087, Fernando Díaz, cumplimentando el testamento de su esposa la condesa doña Godo, entrega al monasterio cuanto había heredado de su padre y de su tío Álvaro Salvadórez en Hermosilla.[14]
  6. Monasterio de San Pelayo (Oviedo), 17 de abril de 1097, carta de dote del conde Fernando Díaz a favor de su esposa la condesa Enderquina, hija del noble Munio González.[13]

Referencias[editar]

  1. Véase Menéndez Pidal, «Autógrafos inéditos del Cid y de Jimena en dos diplomas de 1098 y 1101», Revista de Filología Española, t. 5, 1918. Madrid, Sucesores de Hernando, 1918. Copia digital: Valladolid, Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo. Dirección General de Promociones e Instituciones Culturales, 2009-2010. Original en Archivo de la Catedral de Salamanca, caja 43, leg. 2, n.º 71.
  2. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 196.
  3. Torres Sevilla-Quiñones de León, 2000, p. 19 PDF.
  4. Montaner Frutos, 2011, p. 700.
  5. a b Montaner Frutos, 2006, p. 335 y n. 21.
  6. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 193.
  7. Montaner Frutos, 2011.
  8. a b c Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 199.
  9. Carriedo Tejedo, 1984, pp. 1010-1011.
  10. García Álvarez, 1960, p. 220.
  11. Torres Sevilla-Quiñones de León, 2000, p. 196.
  12. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, pp. 194-195.
  13. a b Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 194.
  14. a b Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 203.
  15. Montaner Frutos, 2011, p. 757.
  16. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 204.
  17. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 200.
  18. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, pp. 203-204.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]