Emir

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen de un emir mameluco.

Emir es un título nobiliario empleado históricamente en los estados islámicos.

Era un gobernador que dependía directamente del califa de Damasco y que contaba con plenos poderes políticos, económicos y administrativos. También ejercía un poder político y militar

Etimología[editar]

La palabra emir proviene del árabe amir (أمير), el que ordena, palabra a su vez derivada de la raíz ʾĀMR (أمر), mandar. Eran los gobernadores de cada una de las provincias.

Empleo[editar]

El título de emir ha variado de significado a lo largo de la historia. Si bien al principio de la hégira designaba al jefe del mundo islámico, tras crearse los títulos de sultán y rey (malik) el título de emir quedó desplazado para designar a dignidades menores u oficiales.

Con este sentido militar fue utilizado en Siria o Egipto en la época de los ayubíes y de los mamelucos. Los emires mandaban grupos de 100 hombres y los emires de la guardia de la realeza.

Este título es también utilizado para designar a todos los descendientes de Mahoma y actualmente designa a los príncipes de las casas reales.

En al-Ándalus, los jefes de Estado de la dinastía omeya ostentaron el título de emir desde 773. Sería Abderramán I el primero en adoptar este título, independizando política y administrativamente a al-Ándalus del Califato Abasí, pero manteniendo la unidad religiosa que se concreta en el reconocimiento de la autoridad meramente espiritual del Califa. Sólo en el año 929 el emir Abderramán III adopta el título de califa.

Se llama jerifes a los descendientes de Mahoma por su hija Fátima az-Zahra. En el caso de que el jerife ejerza un cargo de alto prestigio, se le llama emir. Por extensión, se llama jerife a cualquier persona de origen noble.

Véase también[editar]

Referencias[editar]