Retirada de un Estado miembro de la Unión Europea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el Tratado de Lisboa, que entró en vigor el 1 de diciembre de 2009, se refleja por primera vez la posibilidad de que un Estado miembro se retire voluntariamente de la Unión Europea.

Historia[editar]

En los Tratados anteriores al Tratado de Lisboa no había previsto ningún procedimiento jurídico que regulara la retirada de los Estados. Así por ejemplo, en la Convención de Viena no se preveía ni la denuncia ni la retirada de un Estado miembro. El propio Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas reconocía el carácter irrevocable de los compromisos asumidos por los Estados. Sin embargo, la no previsión de un procedimiento jurídico de retirada en los Tratados no es motivo suficiente para impedir que un Estado decida sobre su continuidad en la Unión Europea.

El único precedente de retirada es el de Groenlandia en 1985. Groenlandia al ser territorio de Dinamarca se unió a la Comunidad Económica Europea en 1973, a pesar de estar en contra de unirse. En 1979, en un segundo referéndum, Groenlandia vota para dejar la CEE. Sin embargo, sigue sujeta a los Tratados de la UE a través de la Asociación de los Países y territorios de ultramar. Su retirada fue permitida por el Tratado de Groenlandia de 1984.

Procedimiento de retirada[editar]

El Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea regula el procedimiento de retirada. Todo Estado miembro podrá decidir retirarse de la Unión de conformidad con sus normas constitucionales. La retirada de un Estado miembro puede producirse de dos maneras:

1) Previa celebración de un acuerdo internacional entre la Unión y el Estado miembro de que se trate. El Estado miembro que decida retirarse notificará su intención al Consejo Europeo. La Unión negociará y celebrará con ese Estado un acuerdo que establecerá la forma de retirada, teniendo en cuenta el marco de sus relaciones futuras con la Unión. Este acuerdo se negociará con arreglo al artículo 218.3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. La Comisión o el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, presentará recomendaciones al Consejo, que adoptará una decisión por la que se autorice la apertura de negociaciones y se designe al negociador o al jefe del equipo de negociación de la Unión. El Consejo celebrará el acuerdo en nombre de la Unión por mayoría cualificada, previa aprobación del Parlamento Europeo.

2) Pasados dos años (salvo que el Consejo Europeo ampliara el plazo) desde que el Estado miembro en cuestión notificara su deseo de hacerlo al Consejo.

Los Tratados dejarán de aplicarse al Estado de que se trate a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo de retirada o, en su defecto, a los 2 años de la notificación de retirada al Consejo Europeo. El miembro del Consejo Europeo y del Consejo que represente al Estado miembro que se retire no participará ni en las deliberaciones ni en las decisiones del Consejo Europeo o del Consejo que le afecten.

La mayoría cualificada, se definirá como un mínimo del 72% de los miembros del Consejo que represente a Estados miembros participantes que reúnan como mínimo el 65% de la población de dichos estados.

Si el estado miembro que se ha retirado de la Unión solicita de nuevo la adhesión, su solicitud de someterá al el procedimiento establecido en el Artículo 49 del Tratado de la Unión Europea.

El Tratado de Lisboa configura el derecho de retirada como un "derecho unilateral" de todos los Estados miembros de la Unión. Esto es así, en primer lugar, porque el estado interesado en retirarse de la Unión no solicita, sino que notifica al Consejo Europeo su voluntad de dejar de pertenecer a la Unión como Estado miembro. En segundo lugar, porque la retirada no está sometida a ningún tipo de condición. Y, en tercer lugar, porque la retirada no queda condicionada al cumplimiento de ningún requisito.

El derecho a no seguir tomando parte en la estructura jurídico-política de la Unión Europea es una garantía para los Estados miembros y así evitar quedar implicados por un grado de integración no deseado.

Partidos políticos por la retirada de la Unión Europea[editar]

Francia[editar]

Finlandia[editar]

Grecia[editar]

Italia[editar]

Reino Unido[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • ALCOCEBA GALLEGO, M.A., Tratado de Lisboa:¿menos Europa, más Estado?, Iustel, 2008, ISBN 978-84-96717-96-1 , pags. 87-98.
  • URREA CORRES, M., La efectividad del derecho de retirada, el sistema de reforma y las cooperaciones reforzadas:una incógnita que condiciona el proceso de integración de la Unión, Iustel,2008, ISBN 978-84-96717-96-1 , pags. 687-703.

Enlaces externos[editar]