República Soviética de Baviera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bayerische Räterepublik
República Soviética de Baviera

Flag of Germany (3-2 aspect ratio).svg

1919

Flag of Bavaria (lozengy).svg

Bandera de Baviera

Bandera

Ubicación de Baviera
Capital Múnich
48°8′N 11°34′E / 48.133, 11.567
Idioma oficial Alemán
Gobierno República de consejos obreros
Líderes
 • 1919 Kurt Eisner
 • 1919 Eugen Leviné
Período histórico Entre guerras
 • Proclamación de la República en Múnich 6 de abril de 1919
 • Victoria del Freikorps 3 de mayo de 1919

La República de los Consejos de Baviera o República Soviética de Baviera (en alemán: Bayrische Räterepublik, también llamada Münchner Räterepublik), o algunas veces recordada como el "Consejo de Baviera" o "Soviet de Baviera", fue una breve administración revolucionaria que consistía en una serie de consejos obreros, campesinos y soldados federados y un gobierno coordinador que fue formada en el estado alemán de Baviera entre finales de 1918 y principios de 1919, durante los primeros días de la República de Weimar, tras la derrota del país en la Primera Guerra Mundial. Se trata de la segunda fase de la Revolución de Noviembre, que provocó la caída de todos los monarcas de Alemania en el año anterior.

En abril de 1919 ocurrió el intento de transformar la República de Baviera, proclamada en noviembre de 1918, en una administración socialista, bajo la forma de una "democracia de consejos" al estilo soviético, después del asesinato del presidente Kurt Eisner, ocurrido a manos de un ultranacionalista de derechas el 21 de febrero de 1919. Durará desde el 7 de abril al 3 de mayo.

Historia[editar]

Marienplatz de Múnich: tropas del Reichswehr desfilando el 4 de mayo de 1919 al día siguiente de disolver la "República Soviética de Baviera"

El 7 de noviembre de 1918, en el aniversario de la Revolución Rusa de Octubre, el Consejo de Obreros y Soldados de Múnich forzó al último rey de Baviera Luis III a su abdicación, tras conocerse las noticias de lo ocurrido en el resto de Alemania después de la revuelta naval de Kiel y la Revolución de Noviembre. Acto seguido, Kurt Eisner, líder bávaro del Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (USPD), declaró Baviera un "estado libre", dentro del contexto de la Revolución de Noviembre en curso en Alemania.[1] Como resultado, la dinastía de los Wittelsbach fue destronada y la monarquía bávara quedó abolida; si bien Eisner postulaba la creación paulatina de un Estado socialista, se distanció de los comunistas alemanes y admitió el respeto al derecho de propiedad, evitando también una revolución violenta como la sucedida en Rusia.

No obstante, en las posteriores elecciones de enero de 1919, el USPD obtuvo una votación bastante menor a la esperada, en tanto el partido ahora competía con grupos comunista y anarquistas por la influencia entre las masas, mientras que los núcleos derechistas de Baviera (católicos y antiguos monárquicos) seguían activos. Ante ello, Kurt Eisner planeó renunciar a su cargo pero el 21 de febrero de 1919 murió asesinado en Múnich por un joven oficial de extrema derecha. La muerte de Eisner disparó la tensión política en Baviera y así un grupo de jefes más radicales del USPD estableció el lunes 6 de abril de 1919, la "República Soviética de Baviera", formalmente proclamada en Múnich y presidida por Ernst Toller.

Inicialmente, la "República Soviética" fue sostenida por miembros de las facciones más próximas al anarquismo del USPD. Destacó la participación del anarquista Gustav Landauer como ministro de cultura junto al economista liberal Silvio Gesell como ministro de economía y otros socialistas libertarios como el poeta y dramaturgo Erich Mühsam, Ernst Toller y Ret Marut (el novelista Bruno Traven), los cuales dieron al Soviet una fuerte dirección anarquista.

Tras apenas 6 días, se advirtió que Toller y su facción del USPD carecía de fuerza entre las masas para sostener su régimen, por lo cual los líderes comunistas de Baviera liderados por Eugen Leviné, tomaron el poder el domingo 12 de abril mediante un golpe de estado incruento. Pronto Levine y sus seguidores ejecutaron un plan de reformas políticas y económicas copiadas de la Rusia bolchevique: expropiación de dinero y valores, expropiación de fábricas y entrega de éstas a los obreros organizados en sindicatos, trabas a la manipulación mediática, por parte de los medios de prensa burgueses, dirección gubernamental de la economía local, sustitución de las instituciones políticas (municipios, gobernaciones), por soviéts, etc. Del mismo modo, se ordenó que los particulares entregaran todas sus armas de fuego al gobierno, constituyendo con ello una milicia que Leviné denominó "Ejército Rojo de Baviera" (Bayerische Rot Armee) formado por soldados la guarnición local afectos al gobierno y por militantes comunistas, socialistas, y anarquistas

Las medidas de Leviné y sus seguidores causaron alarma en Berlín, para lo cual el gobierno de Gustav Noske envió de inmediato 9000 soldados del Reichswehr destinados a reprimir la "sublevación de Baviera". A esta fuerza se unieron unos 3000 hombres del Freikorps ultranacionalista y anticomunista, llegando a formarse con el paso de los días una tropas de 35000 hombres, entre soldados regulares y Freikorps. Temiendo sabotajes y atentados, Leviné ordenó arrestar a un alto número de peronajes de la aristocracia o la alta burguesía para emplearlos como rehenes, pero tras pocos días de proclamar la "República Soviética" empezó la contraofensiva militar del gobierno.

El gobierno de la "República Soviética" trató de oponer resistencia armada en diversas localidades pero fue en vano, ante la superioridad en número y calidad de las tropas con que contaba el gobierno, las cuales pronto entraron en todas las ciudades bávaras a excepción de Múnich. El 29 de abril, en una medida desesperada, Leviné ordenó fusilar a diez rehenes para desmoralizar al enemigo, siendo casi todos los ejecutados militantes ultraderechistas de importancia. Poco después las tropas del Reichswehr se acercaban a los suburbios de Múnich y el 3 de mayo de 1919 las fuerzas gubernamentales tomaban la capital bávara tras días de batalla callejera que dejó un millar de muertos en las calles de la ciudad. Tras esto, unos 700 militantes comunistas fueron arrestados en toda Baviera, siendo varios de ellos condenados a penas de cárcel o a muerte. Eugen Leviné fue condenado a muerte por fusilamiento y ejecutado en junio de 1919.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «La Revolución de noviembre de 1918» (en español). Deutsche Welle 08.02.2007 (2007). Consultado el 02/11/2007.

Enlaces externos[editar]