Reconocimiento de uniones del mismo sexo en Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Situación del reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo en Sudamérica.      Matrimonio.     Unión civil.     Sin reconocimiento.     Sin reconocimiento y prohibición del matrimonio.     Homosexualidad ilegal.

La legislación en Chile no reconoce oficialmente ningún tipo de relación entre personas del mismo sexo.

Desde 2003, diversas propuestas fueron presentadas por congresistas para reconocer parejas del mismo sexo, ya sea estableciendo la figura de la unión civil como extendiendo el matrimonio civil a este tipo de familias.[1] Sin embargo, la Iglesia católica, los sectores evangélicos y muchos miembros del Congreso manifestaron su oposición a cualquier tipo de reconocimiento.

Aunque los principales candidatos presidenciales en las elecciones de 2006 y 2010 manifestaron su apoyo al reconocimiento de parejas homosexuales, recién en 2011 fue presentado por el gobierno de Sebastián Piñera un proyecto de ley que creaba el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP). Este proyecto de ley finalmente fue aprobado en enero de 2015 creando el Acuerdo de Unión Civil, que podrá ser suscrito por parejas tanto heterosexuales como homosexuales. Este proyecto espera su promulgación y se espera que las primeras uniones civiles puedan realizarse en septiembre de 2015.

El gobierno de Michelle Bachelet, en tanto, ha manifestado su intención de iniciar discusiones para legislar respecto al matrimonio igualitario.[2]

Legislación[editar]

El primer proyecto que intentaba reconocer de alguna forma las parejas formadas por personas del mismo sexo se presentó en 2003. El proyecto de ley para el “fomento de la no discriminación y Contrato de Unión Civil entre personas del mismo sexo” fue presentado por una bancada transversal por diputados de todos los partidos con representación parlamentaria excepto la Unión Demócrata Independiente. La propuesta, sin embargo, no contaría con suficiente apoyo y fue archivada. En 2004, el arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, manifestó estar de acuerdo con algún tipo de reconocimiento a parejas homosexuales pero manifestó su rechazo a la posibilidad de extender el matrimonio civil a este tipo de parejas.[1]

Durante la campaña presidencial de 2006, los cuatro candidatos se manifestaron a favor de algún tipo de reconocimiento; aunque Michelle Bachelet, Sebastián Piñera y Joaquín Lavín propusieron un tipo de unión civil, Tomás Hirsch se pronunció a favor del matrimonio igualitario.[1]

Tras las elecciones, el gobierno de Michelle Bachelet no propuso cambios a favor de las parejas homosexuales. Sí lo hicieron, sin embargo, varios legisladores oficialistas. En 2008, un pryecto para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue presentado por los parlamentarios Marco Enríquez-Ominami, Isabel Allende, Alfonso de Urresti, Ramón Farías, Guido Girardi y Adriana Muñoz. Durante la elección presidencial de 2009, algunos miembros de la campaña de Eduardo Frei Ruiz-Tagle como los diputados Fulvio Rossi (PS), María Antonieta Saa (PPD) y Gabriel Silber (DC) presentaron un proyecto de «Pacto de Unión Civil» (PUC), iniciativa creada por académicos de la Universidad de Chile y Universidad Diego Portales. Por otro lado, los senadores centroderechistas Andrés Allamand (RN) y Andrés Chadwick presentaron un proyecto para crear el «Acuerdo de Vida en Común» (AVC).[1] Este proyecto, si bien contaba con el apoyo de Sebastián Piñera, candidato presidencial de la Coalición por el Cambio y eventual ganador de dichas elecciones, generó mucha resistencia en parlamentarios de RN y la UDI.

Campaña de la Fundación Iguales y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en Chile.

Ya durante el gobierno de Piñera, el senador Fulvio Rossi presentó un nuevo proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual en el país, en agosto de 2010 y que también terminó archivado.[3] La resistencia dentro de la nueva coalición gobernante para reconocer a las parejas homosexuales generó retrasos en la presentación de un proyecto de ley por parte de la administración Piñera. Esto generó manifestaciones de parte de las organizaciones de derechos de las minorías sexuales, que exigieron al presidente cumplir su promesa de campaña. En tanto, miembros de la Unión Demócrata Independiente presentaron una enmienda constitucional el 11 de agosto de 2011, que buscaba definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer como respuesta a la legislación propuesta y la posibilidad de la legalización del matrimonio homosexual por el Tribunal Constitucional, lo que finalmente no ocurriría.[4]

En mayo de 2011, el presidente Piñera dijo que estaba a favor de un proyecto de ley que legalizara una forma de unión civil y que su intención era la de "proteger y salvaguardar [...] la dignidad de las parejas, del sexo opuesto o incluso del mismo sexo".[5] Finalmente, en agosto de ese año fue presentado por el gobierno un proyecto de ley para reconocer a las parejas de hecho, lo cual daría a las parejas del mismo sexo muchos de los derechos disfrutados únicamente por las parejas casadas, como la herencia y el bienestar social y ciertas beneficios de atención médica.[6] [7]

La legislación de Piñera propuso la creación de un «Acuerdo de Vida en Pareja» (AVP), que permitiría a las parejas del mismo sexo registrarse civilmente, obteniendo el reconocimiento por parte del Estado para diversos efectos jurídicos.[8] Su tramitación fue lenta, recién recibiendo urgencia simple a mediados de 2013. El segundo gobierno de Michelle Bachelet, asumido en marzo de 2014, decidió otorgar suma urgencia a la tramitación del proyecto de ley. Durante dicha tramitación, el título del proyecto fue cambiado a «Pacto de Unión Civil» y, posteriormente, a «Acuerdo de Unión Civil». El proyecto de ley fue aprobado en enero de 2015 y quedó listo para su promulgación por la presidenta Bachelet. La ley entrará en plena vigencia en septiembre de 2015, permitiendo de esta manera que parejas tanto homosexuales y heterosexuales puedan formalizar una relación.

Impugnaciones jurídicas[editar]

En septiembre de 2010, tres parejas del mismo sexo se presentaron a una oficina del Registro civil e identificación para inscribir su matrimonio (incluyendo una pareja ya casada en la Argentina). Sin embargo, la oficial negó la solicitud ya que no cumplían con el requisito legal de ser parejas formadas por un hombre y una mujer. Tras dicha situación, fue presentado un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago ya que dicha situación vulneraría, a juicio de los recurrentes, el derecho a la igualdad consagrado por el artículo 19, inciso 2 de la Constitución Política de la República. Ante dicha solicitud, el presidente de la Corte de Apelaciones solicitó un pronunciamiento al respecto al Tribunal Constitucional de Chile.

El 28 de julio de 2011, el Tribunal Constitucional escuchó argumentos sobre la constitucionalidad del artículo 102 del Código Civil, que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo. Finalmente, el Tribunal Constitucional rechazó el requerimiento de inaplicabilidad, confirmando la constitucionalidad de la normativa existente.[9]

Reconocimiento religioso[editar]

La Iglesia católica en Chile, la religión profesada mayoritariamente por los chilenos, se manifiesta en contra de todo tipo de unión entre personas del mismo sexo, como también de la adopción por parte de ellos.[10] Lo mismo sucede con la mayor parte de las Iglesias evangélicas establecidas en el país, quienes rechazan abiertamente todo tipo de práctica de carácter homosexual, por ende a todo tipo de reconocimiento.

Por el contrario, existen algunas excepciones como la Iglesia Evangélica Luterana de Chile, que tiene una postura a favor de las uniones del mismo sexo y define el matrimonio como «el amor y la unión entre dos personas basado en la confianza y la fidelidad mutua»,[11] sin hacer distinción del sexo de los contrayentes. Algunas comunidades judías chilenas están a favor de realizar una «bendición» a parejas gay judías que mantienen una vida en común.[12]

Encuestas[editar]

Campaña de la Fundación Iguales y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en Chile.

Pese a la idea de que Chile es un país fuertemente conservador, la opinión pública ha manifestado un creciente apoyo hacia el reconocimiento de derechos hacia las minorías sexuales.

Respecto a la unión civil, aunque históricamente han existido menos estudios al respecto, la ciudadanía se ha mostrado consistentemente a favor de éstas. Según la encuesta de Cadem realizada en noviembre de 2014, un 65% de los chilenos se muestran a favor del Acuerdo de unión civil aprobado en enero del año siguiente.[13]

Con respecto a la ampliación del matrimonio hacia parejas del mismo sexo, encuestas recientes muestran que la mayoría de la población está a favor. Al año 2004, sólo el 24% se mostraba a favor del matrimonio homosexual,[14] pero en 2009 este apoyo creció al 33,2% sumado a un 26,5% de apoyo a la adopción por parte de parejas homosexuales.[15] La encuesta LAPOP 2010 para Chile mostró un apoyo de un 38% de los encuestados.[16] El apoyo era más fuerte entre las mujeres, donde llega al 42%, mientras en los hombres es de un 34%. También existían notorias diferencias comparando por niveles socioeconómicos (53% en clase alta y 33% en clase baja) y por nivel de escolaridad (48% para egresados de educación superior, mientras 26% en los que sólo obtuvieron educación primaria).[16] En Santiago, el apoyo sería superior al promedio nacional, llegando al 41% de apoyo en 2011.[17]

El apoyo entre la población más joven es mayor: de acuerdo con el Instituto Nacional de la Juventud, en el 2009 el 56% de los jóvenes entre 15 y 29 años apoyaba el matrimonio homosexual y el 51,3% la adopción por parte de parejas homosexuales. [18] Cinco años después, en un estudio realizado hacia el mismo grupo etario que abarcó diferentes aspectos sobre la diversidad sexual y su relación con la juventud, el 70% de los jóvenes se mostraba de acuerdo con el matrimonio igualitario, mientras que el 29% se manifestaba en desacuerdo.[19] El apoyo es mayor entre las mujeres (75%) que entre los hombres (65%), en la gente de clase alta (75%), versus los jóvenes de clase media (73%) y de clase baja (64%), entre quienes viven en Santiago (72%), que entre la gente del resto del país (68%) y entre quienes son poco o nada religiosos (77%) versus quienes son algo (73%), mucho y bastante religiosos (50%). Respecto a la unión civil (llamada Acuerdo de vida en pareja en el momento de la encuesta) un 79% se mostró de acuerdo mientras sólo un 19% dijo estar en desacuerdo con la iniciativa.[20]

La encuesta que hasta el momento ha demostrado un mayor apoyo hacia el matrimonio entre personas del mismo sexo fue realizada por Cadem en noviembre de 2014 y muestra que un 55% de los chilenos está a favor, mientras que sólo un 39% se manifiesta en contra.[21]

Referencias[editar]

  1. a b c d Álvarez, Rosario; Cádiz, Pablo (28 de enero de 2015). «El largo camino del proyecto de Unión Civil para convertirse en ley». La Tercera. Consultado el 28 de enero de 2015. 
  2. Cádiz, Pablo; Mascareño, Carolina (20 de marzo de 2014). «Ministro de Justicia y matrimonio igualitario: "He dicho lo que haremos, pero es un proceso, hay que debatir"». La Tercera. Consultado el 28 de enero de 2015. 
  3. Chile Senator Fulvio Rossi Introduces Gay Marriage Bill
  4. Chile Introduces Constitutional Gay Marriage Ban Amendment
  5. Johnny Payne (29 de mayo de 2011). «Chile set to allow gay civil unions». PinkPaper.com. Archivado desde el original el 31 de mayo de 2011. 
  6. Chile leader proposes civil unions, including gays
  7. Chile President Sebastian Pinera proposes civil unions
  8. "Acuerdo de vida en común": Conoce de qué se trata este proyecto de ley El Vacanudo. 12-08-2011.
  9. Tribunal Constitucional de Chile (3 de noviembre de 2011). «Rol N° 1881-10-INA». Consultado el 28 de enero de 2015. 
  10. «Iglesia Católica chilena se pronuncia contra el matrimonio homosexual y también es contraria de la adopción de niños por personas del mismo sexo». Cambio21.cl. 6 de junio de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2015. 
  11. Iglesia Evangélica Luterana de Chile. «Lo que quieres saber sobre la Iglesia Luterana». Nuestra Iglesia. Iluterana.cl. Consultado el 23 de marzo de 2015. 
  12. Semanario La Palabra Israelita (3 de agosto de 2012). «Uniones gay: jupá no, bendición sí» (PDF). Comunitarias. Lapalabraisraelita.cl. Consultado el 23 de marzo de 2015. 
  13. http://plazapublica.cl/wp-content/uploads/Track-PP-Noviembre-S1-N%C2%B043-VF.pdf
  14. Aguirre, Sandra (30 de julio de 2004). «Encuesta refleja amplia aceptación a derechos de homosexuales en Chile» (HTML). www.opusgay.cl. Consultado el 16 de marzo de 2009. 
  15. Ipsos (abril de 2009). «Estudio de opinión pública» (PDF). www.ipsos.cl. Consultado el 16 de marzo de 2009. 
  16. a b Corvalán, Alejandro, y Claudia Sanhueza (14 de junio de 2011). «Matrimonio homosexual: Ciudadanos versus Parlamento». ciperchile.cl. Consultado el 15 de junio de 2010. 
  17. Radio Cooperativa (8 de febrero de 2011). «Cuatro de cada 10 santiaguinos está a favor del matrimonio homosexual» (HTML). www.cooperativa.cl. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  18. Instituto Nacional de la Juventud (junio de 2009). «Posicionamiento de la juventud chilena frente a temas de contingencia nacional» (PDF). www.injuv.gob.cl. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  19. http://static.latercera.com/20140905/2001091.pdf
  20. http://static.latercera.com/20140905/2001091.pdf
  21. http://plazapublica.cl/wp-content/uploads/Track-PP-Noviembre-S1-N%C2%B043-VF.pdf