Boda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una boda o casamiento es una ceremonia religiosa o civil, mediante la cual se celebra el comienzo del matrimonio. Generalmente una boda es un rito que formaliza la unión entre dos personas ante una autoridad externa que regula y reglamenta el procedimiento, el cuál genera compromisos contractuales u obligaciones legales -según las legislaciones- entre las partes o contrayentes.[1]

La ceremonia se compone de varias partes, que varían dependiendo del rito, las más comunes en el mundo occidental son: la presentación ante la autoridad (sacerdote, juez, alcalde, etc), manifestación expresa de los novios por constituir la relación contractual y el intercambio de anillos.[2] Sin perjuicio de ello, existen también ceremonias no convencionales para parejas que no desean o que no se encuentran en condiciones de acceder a una ceremonia tradicional (civil o religiosa).

Tradiciones y supersticiones[editar]

Intercambio de anillos entre los novios.

Muchas son las tradiciones que sugieren lo que se debe hacer en cada etapa de una boda, desde su organización, la vestimenta y el festejo hasta el viaje de novios o luna de miel. Aunque hoy en día en occidente están cambiando muchas de estas costumbres, siguiéndose en muchos casos únicamente algunas de ellas.

Las supersticiones que rodean a la celebración de un matrimonio tienen los más diversos orígenes y fundamentos, estos son algunas de ellas, aunque cada una es seguida únicamente en algunas partes del mundo.

Creencias Populares[editar]

"Algo viejo, algo nuevo, algo prestado o usado y algo azul". En la supersticiosa Edad Media se decía que en la boda era de buena suerte usar:

  • algo viejo, que simbolizara la conexión de la novia con su pasado y representaba la continuidad de su matrimonio (solía ser alguna joya de la familia);
  • algo prestado, que se refería a la creencia de que la felicidad se podía atraer usando algo de una amiga que fuera feliz. Lo prestado simbolizaba la amistad, el obtener la felicidad por préstamo (solía ser una joya o simplemente un pañuelo);
  • algo nuevo, porque producía esperanza por un futuro óptimo;
  • algo azul, ya que ese color representaba la fidelidad de los contrayentes (solía ser la liga en la pierna de la novia; en los Estados Unidos la liga azul de blonda era considerada un símbolo de virginidad).

En pueblos supersticiosos de la Edad Media (y también en la familia real inglesa actual), aunque la pareja ya viviera junta, la noche antes de la boda debían pasarla cada uno en su casa o en casa de sus respectivos padres.

Desde tiempos remotos, para alejar a los malos espíritus es costumbre hacer fuertes ruidos (por ejemplo, en China se hacen explotar bombas de estruendo). El tirar arroz (u otros granos) después de la ceremonia de la iglesia representaba la semilla, la descendencia.[3]

La Simbología Nupcial[editar]

La ropa en la boda[editar]

El novio y la novia deben ponerse una moneda en sus respectivos zapatos para atraer la buena fortuna. Sin embargo, según las creencias hindúes, existe un lugar en el infierno reservado a quien ultraja de esa manera a Lakshmī, la diosa de la fortuna (representada por las monedas).[4]

El novio no debe ver a la novia ni a su vestido antes de la ceremonia. El novio debe llevar la corbata correctamente puesta, ya que si la lleva torcida significa que le sería infiel a la novia.

El color del vestido de novia[editar]

Boda de una pareja en Taiwán, vestidos al estilo occidental.

El color del vestido de novia representa una tradición:

  • El blanco es la asociación popular, pero en su origen el color blanco del vestido de la novia era un símbolo de poder económico y de estatus social, ya que el poder obtener un vestido blanco con las características típicas del vestido de novia, es decir, mucha tela, calidad, adornos y demás, valía mucho y por ende no era fácil de conseguir.
  • El amarillo —que es común en muchos países como Estados Unidos e Inglaterra— se identifica con el dios del amor y la abundancia.
  • El rojo cuando la novia no es virgen.

Realmente puede utilizarse cualquier color excepto el negro (que se utiliza como prenda de luto). Sin embargo si se trata de una boda según los estándares de lo Gótico, englobados en aquella subcultura y el misticismo oscuro, podría ser válida puesto que la pareja tiene intereses en común en dicho estilo.

El tocado[editar]

La tradición de que la novia utilice tocado el día de su boda tiene su origen en la antigüedad, época en que se acostumbraba a las mujeres a llevar una guirnalda de flores.

El velo[editar]

Originalmente, la novia usaba el velo como símbolo de juventud. Las novias católicas lo utilizan como símbolo de pureza. Debido a esto, en ocasiones la novia lo elige de dos capas, para llegar al altar velada y que el novio la desvele cuando le es entregada por su padre o algún familiar cercano si éste ha fallecido (como un abuelo).

En la cultura occidental es una costumbre que el velo de la novia y el vestido sean blancos, pero esto no siempre ha sido así. En algunos lugares se han utilizado, para el velo, los colores amarillo, azul y negro en honor a algunas personas o dioses:

El pañuelo de la novia[editar]

Boda católica.

Antiguamente los granjeros europeos creían que las lágrimas en una boda representaban buena suerte y que haría que lloviera en abundancia sobre los campos. Años más tarde se mantenía la creencia de que si la novia lloraba en día de su casamiento no volvería a hacerlo durante toda su vida.

El ramo[editar]

Las flores representan emociones y mérito; conllevan un mensaje de fertilidad, florecimiento y generosidad. La superstición dice que la afortunada que atrapa el ramo de la novia tendrá suerte y será la próxima en casarse.

La Alfombra Roja[editar]

La alfombra roja que se coloca en la iglesia a la entrada del cortejo, representa honor y respeto. Los pétalos que los pajes avientan abriéndole camino a la novia simbolizan un futuro dulce y pleno.

Dama de Honor[editar]

La mayoría de las religiones en el mundo dentro de sus prácticas rituales de la ceremonia nupcial, incluyen la figura de La Dama de honor , una niña generalmente menor de 12 años con un vínculo sanguíneo directo con la novia, quien es la encargada de abrir el sequito y acompañarla hasta el altar. En algunas ocasiones está acompañada de un Paje.[5]

Generalmente cuando no existe una niña en la familia de la novia que cumpla con estas características se recurre a otra niña más alejada en el nivel sanguíneo o simplemente a una infante externa a la familia.

Para algunas comunidades Hindúes es un mal agüero o de mala suerte que la "Dama de honor" no sea un familiar con vínculo sanguíneo directo. Esta creencia es la que dio vida al rito de chamaya pernikahan (Maquillaje de Matrimonio) por medio del cual se transforma un niño varón en Dama de Honor, evitando de esta forma que la mala suerte caiga sobre la pareja de esposos, al tiempo que reciben la bendición de Bhagavathy - la Diosa Hindú de la Feminidad.[6]

Este fenómeno ha sido también identificado en Occidente y es reconocido mediante el término "flower boy" ("Paje") utilizado por primera vez por el antropólogo Erin Malvert el 22 de noviembre de 2003 durante una ponencia en el congreso internacional de Antropología en la ciudad de Atenas - Grecia. En la cultura occidental, éste es un fenómeno cultural espontáneo y no sistemático identificado por diversos estudios antropológicos, el cual consiste en asignar a un niño varón el rol de "Dama de Honor" cuando no existe una niña en la familia de la novia que pueda asumir este menester durante una ceremonia de matrimonio. Si bien este término no ha sido aceptado oficialmente por la comunidad científica se utiliza frecuentemente como denominación de referencia ante la ausencia de un término más preciso.[7]

Presentes y regalos en las bodas[editar]

Cofre de bodas del siglo XV.

Tradicionalmente en las diferentes culturas globales es costumbre regalar a la pareja de novios diversos tipos de presentes como muestra de complacencia social y júbilo.

Los regalos que se entregan a la pareja de novios generalmente son tendientes a facilitar su nueva incorporación a la vida marital, razón por la cual es común que se obsequien utensilios para el hogar.

En la actualidad se ha vuelto popular la creación de listas de regalos de boda con el fin de facilitar a los invitados y a la pareja la selección de los regalos, la cual permite asegurar en cierta medida que la pareja recibirá regalos que realmente le serán de utilidad. Esta modalidad es utilizada principalmente en países industrializados y es promovida por comercios especializados.[8] De la misma manera, con la llegada generalizada de internet a los hogares, cada vez son más las empresas y webs especializadas que ofrecen un servicio de lista de bodas online.[9] El objetivo es facilitar al máximo a los invitados acertar con el regalo que hacen a los novios gracias a la creación por parte de los novios de una lista de bodas en un perfil privado de la web que está accesible a todos sus invitados en todo momento, algo que evita también la repetición de regalos por parte de los invitados, al saber cada uno de ellos qué regalos de la lista están aún sin comprar. Con la llegada de los teléfonos inteligentes, se han creado aplicaciones para hacer la lista de boda desde el teléfono y se puede hacer desde una foto hasta un regalo que les guste a los novios y subirla a su lista de boda on line hasta comprarlo en diferentes monedas o enviar agradecimientos personalizados tras la boda a todos los invitados. Esta aplicación permite también que los amigos de los novios suban a la web de la pareja todas las fotos que han hecho durante el día de la boda.

Alfileres y Regalos de Boda[editar]

Pero no sólo los novios reciben regalos por parte de los familiares y amigos por su futuro enlace. Después de la ceremonia, durante la celebración, es tradición que la pareja de recién casados pase por las mesas, generalmente acompañados de los padrinos, para agradecer su asistencia a los invitados, haciéndole entrega a cada uno de ellos de un detalle personalizado con la fecha del enlace y el nombre de los novios. En Andalucía, desde hace ya algunas décadas, el novio entregaba un puro a los hombres y la novia un alfiler a las mujeres. Con el paso de los años, esta tradición ha ido cambiando, empezando a sustituirse el puro por otro tipo de regalo más práctico y menos perjudicial para la salud, mientras que la tradición de regalar Alfileres de Novia a las invitadas ha empezado a extenderse a otras comunidades autónomas. Hoy en día podemos encontrar en el mercado una amplia gama de alfileres de novia que comprende desde el clásico y tradicional alfiler de perla hasta alfileres que son auténticas joyas elaboras de manera totalmente artesanal en nuestro país.

Regalos en el aniversario de bodas[editar]

Con una tradición originaria de la Alemania Medieval, en cada aniversario de bodas se acostumbra a obsequiar un regalo de cierto material. Se entiende que esa lista fue creada como un detalle de práctica, ya que así era muy simple comprar un objeto, ya que sólo se debía mirar la lista y contar los aniversarios de matrimonio.

Marcha Nupcial[editar]

La Marcha Nupcial es un himno que tradicionalmente se reproduce al momento de la novia ingresar al altar o lugar de la ceremonia. Su uso está extensamente masificado en países de occidente.

El autor de la Marcha nupcial fue Felix Mendelssohn y la obra forma parte de El sueño de una noche de verano, escrita en 1826 a partir de la obra homónima de William Shakespeare.

La tradición de tocar la marcha nupcial comenzó con la boda de la princesa Victoria de Sajonia-Coburgo-Gotha con el príncipe Federico III de Alemania. Victoria, gran aficionada a la música, eligió ella misma las dos marchas que iban a sonar en su boda: la Marcha nupcial de Mendelssohn y la Marcha nupcial de la ópera Lohengrin de Wagner. Desde entonces, esta tradición se ha convertido en una de las más seguidas.

También puede ser utilizada como marcha nupcial la compuesta por Mozart, que aparece en su ópera Le nozze di Figaro. Aunque es muy poco frecuente, muchos novios la prefieren para su celebración debido al carácter más alegre de su melodía. Por otra parte, el propio hecho de que ésta sea menos frecuente es un aliciente que atrae a no pocas parejas.[10]

Curso prematrimonial[editar]

Para matrimonios católicos y también protestantes/evangélicos, muchas veces es requisito participar en un curso matrimonial.

Estos cursos son guiados por sacerdotes católicos (o pastores protestantes/evangélicos) y parejas de esposos que colaboran como voluntarios orientando a los novios - a través de un encuentro periódico, en algunos casos los fines de semana-, evaluando la relación de los novios frente al matrimonio y a los compromisos y responsabilidades que adquirirán al casarse y formar su nueva vida matrimonial y familiar.[11]

Momentos más propicios para el casamiento[editar]

En la Edad Media las novias trataban de casarse la noche de la luna llena porque creían que serían bendecidas con fertilidad y abundancia económica.

Los lunes eran considerados días buenos para casarse, porque desde la Europa prerromana el lunes era el día de la Luna, la diosa madre. Esa tradición luego la tomarían los romanos.

El refrán "en martes no te cases ni te embarques" (en algunos lugares "en martes ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes") proviene de la Antigua Roma. Marte era el dios de la guerra, por lo que los romanos pensaban que el martes (el día dedicado a ese dios) era un día propicio para desgracias, catástrofes y sangre. Entonces, para tener una convivencia pacífica se prohibió viajar y casarse un día martes.

El viernes era el día consagrado a Venus, la diosa de la belleza y el amor. Ella se encargaría de que el cariño de los novios fuera duradero.

El domingo era un día bendito en la Europa prerromana, pues era el día consagrado al dios Sol. Los romanos lo llamaron domínicum, por dómine, señor, 'dominador', dios). Se suponía que el dios Sol derramaría salud, alegría y abundancia sobre los esposos.

No había que casarse en enero (época de muchísimo frío y carestía en Europa), ya que tendrían escasez económica todo el resto de su vida. Esta superstición se basa en la creencia de que la época en que se genera un proyecto influye en su desarrollo.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. The Wedding - Autor Nicholas Sparks - Edición reimpresa - Editor Grand Central Publishing, 2004 - ISBN 0-446-69333-2, 9780446693332 - N.º de páginas 304 páginas
  2. The Wedding Ceremony Planner: The Essential Guide to the Most Important Part of Your Wedding Day - Autor Judith Johnson - Edición ilustrada - Editor Sourcebooks, Inc., 2005 - ISBN 1-4022-0343-8, 9781402203435 - N.º de páginas 362 páginas
  3. a b Medieval celebrations: how to plan holidays, weddings, and reenactments with recipes, customs, costumes, decorations, songs, dances, and games - Autores Daniel Diehl, Mark Donnelly - Edición ilustrada - Editor Stackpole Books, 2001 - ISBN 0-8117-2866-8, 9780811728669 - N.º de páginas 149 páginas
  4. La antigua India: historia y cultura del subcontinente indio, Heinrich Gerhard Franz, Peter Gaeffke - Editor Plaza y Janés, 1990 ISBN 84-01-60497-4, 9788401604973 N.º de páginas 460 páginas
  5. Llevarse la novia: estudio comparativo de matrimonios consuetudinarios Volumen 14 de Publicacions d'antropología cultural - Autor Joan Frigolé Reixach - Edición 3, ilustrada - Editor Servei de Publicacions de la Universitat Autònoma de Barcelona, 1999 N.º de páginas 90 páginas
  6. Ritual Art of India - Autor Ajit Msookerjee - Edición ilustrada - Editor Inner Traditions, 1998 - ISBN 0-89281-721-6, 9780892817214 - N.º de páginas 176 páginas
  7. Human Evolution - Springer Netherlands - ISSN 0393-9375 (Print) 1824-310X (Online) - Fascículo/ejemplar/número Volume 19, Number 2 / abril de 2004 - DOI 10.1007/BF02437501 - Páginas 157-159 - Subject Collection Humanidades, Derecho y Ciencias Sociales Fecha de SpringerLink viernes, 28 de julio de 2006
  8. The wedding - Autor Danielle Steel - Editor Delacorte Press, 2000 - ISBN 0-385-31437-X, 9780385314374 - N.º de páginas 401 páginas
  9. Web especializada en la elaboración de listas de bodas online
  10. The Musical times, Volumen 48 - Autor JSTOR (Organization) - Editor Novello, 1907 -Procedencia del original la Universidad de Michigan - Digitalizado 17 Ago 2005
  11. Curso prematrimonial- Colección familia - Autor Antonio Carlos Hualde - Editor Editorial San Pablo, 1993 - ISBN 958-607-656-3, 9789586076562 - N.º de páginas 219 páginas

Enlaces externos[editar]