Iglesia de la Comunidad Metropolitana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia de la Comunidad Metropolitana
ICM -MCC Logo.png
Fundador(es) Rev. Troy Perry
Reconocimiento Consejo Mundial de Iglesias
Territorio principal Mundial (dividida en 400 congregaciones en 40 países)
Rito Cristianismo, Protestantismo, Ecumenismo

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) también conocida como La Fraternidad Universal de las Iglesias de la Comunidad Metropolitana (FUICM) es una iglesia cristiana, inclusiva, ecumenica e interconfesional, su orientación teológica es liberal.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana es observadora oficial del Consejo Mundial de Iglesias, participa en el Concilio Nacional de Iglesias de EE.UU. en el Consejo Nacional de Iglesias de Dinamarca.

FUICM es una Iglesia Unida, cuenta con más de 400 congregaciones en 40 países. Está formada por la unión de comunidades de diferentes carismas, es una iglesia cristocéntrica, abierta y en diálogo. En su práctica son importantes los acentos misionero, democrático, teológico, social y ecuménico.

Creencias y prácticas[editar]

La Rev. Nancy Wilson presidiendo la Celebración Eucarística en ICM

FUICM fundamenta sus creencias en los Credos históricos, como son el Símbolo de los Apóstoles, y el Símbolo Niceno. Cada una de sus comunidades celebra la Eucaristía o Cena del Señor al menos una vez a la semana y practican la comunión abierta, esto significa que el que la recibe no necesita ser miembro de ICM o ninguna otra iglesia. ICM permite a sus conregaciones autonomía, siendo los Sacramentos y las Escrituras Cristianas el centro de la vida litúrgica.

Cada congregación local es libre de determinar en asuntos de adoración, prácticas y ministerios, proveyendo el cumplimiento de ciertos requerimientos que incluyen el acceso a la comunión y suscripción de los Credos históricos. Los estilos de adoración incluyen liturgias carismáticas, evangelícas, tradicionales y liberales. La diversidad es una parte importante de ICM por eso se proclaman y respetan las diferentes indentidades cristianas

Siguiendo las enseñanzas de Cristo y la práctica de la iglesia primitiva, los Sacramentos son el Bautismo y la Eucaristía, aunque existen otros ritos de la tradición apostólica, que, instituidos por la Iglesia con la autoridad de Cristo, se añaden a los dos primeros.

La FUICM es una fraternidad cristiana con una fuerte vocación ecuménica, comprometida con la unidad de la Iglesia. Esta unidad pasa por cuatro puntos: las Sagradas Escrituras, los Credos históricos, los Sacramentos y el Liderazgo, adaptado a las necesidades propias de cada nación, y de las personas que el Señor ha llamado para tal fin.

La misión espiritual y social de ICM es estar al lado de los derechos de las minorías y colectivos en riesgo de exclusión social, con especial sensibilidad hacia las personas LGTB. ICM ha sido pionera en el desarrollo de la Teología Queer, acorde con la aceptación de la homosexualidad, donde se reconoce plenamente a los hombres y mujeres LGTB. ICM cree que todas las personas somos hijos e hijas de Dios, y trabaja para reducir el sufrimiento y promover la dignidad humana.

Bautismo infantil en ICM

Declaración de Fe[editar]

DOCTRINA, SACRAMENTOS Y RITOS

A. DOCTRINA: El cristianismo es la revelación de Dios en Jesucristo y es la religión establecida en las Escrituras. Jesucristo es profetizado en el Antiguo Testamento, presentado en el Nuevo Testamento y proclamado por la Iglesia Cristiana en cada época y en cada nación.

Fundada con el interés de ofrecer una iglesia como hogar para todos aquellos que confiesen y crean, la Fraternidad Universal de Iglesias de la Comunidad Metropolitana se mueve dentro de la corriente dominante del cristianismo.

Nuestra fe está basada en los principios esbozados en los credos históricos: el de los Apóstoles y el Niceno.

Creemos:

1.- En un Dios Trino y Uno, Omnipotente, Omnipresente y Omnisciente, de una sustancia y de tres personas: Dios, nuestro Padre-Creador, Jesucristo, el hijo Unigénito de Dios, Dios Encarnado, Humano; y el Espíritu Santo, Dios como nuestro Sustentador.

2.- Que la Biblia es la Palabra de Dios divinamente inspirada, que muestra a Dios a cada persona a través de la ley y los profetas, y final, de forma completa y últimamente en el ser de Jesucristo en la Tierra.

3.- Que Jesús… el Cristo… históricamente recordado vivió cerca de 2000 años antes de este escrito, es Dios Encarnado, de nacimiento humano, plenamente Dios y plenamente humano, y que siendo uno con Dios, Jesús ha demostrado de una vez y para siempre que todas las personas son por igual hijos e hijas de Dios, siendo espiritualmente creados a imagen de Dios.

4.- Que el Espíritu Santo es Dios, mostrando el amor de Dios y su interés por todas las personas. El Espíritu Santo es Dios, es accesible y trabaja a través de toda persona dispuesta a poner su bienestar al cuidado de Dios.

5.- Que cada persona es justificada por la gracia de Dios a través de la fe en Jesucristo.

6.- Que somos salvados de la soledad, desesperación y degradación por el don de la gracia de Dios, que fue declarado como nuestro Salvador. Tal no se gana, sino que es pura gratuidad del Dios puro amor. Encomendamos a la comunidad de fieles a vivir una vida de oración; a buscar el perdón genuino por actos poco amables, sin pensar y al margen del amor; y a una vida comprometida de servicio cristiano.

7.- La iglesia sirve para atraer a toda la gente a Dios a través de Cristo. Para este fin, deberá organizar servicios regulares de adoración, oración, interpretación de las Escrituras y edificación mediante la enseñanza y la predicación de la Palabra.

B. SACRAMENTOS: Esta iglesia acepta dos santos sacramentos:

1.- BAUTISMO con agua y el Espíritu, como aparece en las Escrituras, será el signo de cada vida dedicada a Dios y a su servicio. A través de las palabras y los actos de este sacramento, quien lo recibe es identificado como hijo o hija de Dios.

2.- EUCARISTÍA es la participación del pan bendito y del fruto de la vid de acuerdo con las palabras de Jesús, nuestro Soberano: “este es mi cuerpo… esta es mi sangre” (Mateo 26:26-28) Toda persona que crea, confiese y se arrepienta y busque el amor de Dios a través de Cristo, después de examinar sus conciencias, puede participar en la comida comunitaria, significando su deseo de ser recibido en la comunidad con Jesucristo, ser salvado por el sacrificio de Jesucristo, participar en la resurrección de Jesucristo y comprometer sus vidas renovadas al servicio de Jesucristo.

C. RITOS: Los Ritos de la iglesia realizados por sus ministros debidamente autorizados, consistirán de los siguientes:

1.- ORDENACIÓN es la consagración de personas debidamente cualificadas para el ministerio pastoral en la iglesia. Se evidencia por la imposición de manos por parte de los Obispos/as y/o de clérigos ordenados y autorizados por el Consejo Episcopal de la FUICM, según estos Reglamentos.

2.- MEMBRESÍA será conducido por el/la Pastor/a o Líder Pastoral Interino/a de una congregación local en cualquier servicio de culto regular. De acuerdo con los criterios establecidos por la iglesia local, un cristiano bautizado puede llegar a ser miembro en buen estatus del grupo de una iglesia local a través de una carta de transferencia de un cuerpo cristiano reconocido o a través de la afirmación de fe.

3.- MATRIMONIO es la unión espiritual de dos personas en una manera adecuada y propia por un clérigo debidamente autorizado, Líder Pastoral Interino de una iglesia local o por un/a Obispo/a de la FUICM. Después de que ambas personas han sido aconsejadas e informadas de sus responsabilidades recíprocas, puede llevarse a cabo el rito que confiere la bendición de Dios.

4.- FUNERAL/SERVICIO MEMORIAL es debidamente celebrado por los ministros de la iglesia por los difuntos.

5.- IMPOSICIÓN DE MANOS u oración por la salud de los enfermos de la mente, del cuerpo o del espíritu es dirigido por los ministros de la iglesia, a discreción, cuando se solicite.

6.- BENDICIÓN puede ser dirigido por los ministros de la iglesia para personas, cosas y relaciones, cuando lo juzgue apropiado el ministro. Esto incluye la dedicación del edificio de la iglesia para la gloria de Dios.

Breve Historia y Localización[editar]

La primera congregación fue fundada en 1968 en Los Ángeles por el Rev. Troy Perry activista de derechos humanos reconocido internacionalmente, en un momento en que las actitudes cristianas eran abrumadoramente contrarias a la homosexualidad. Perry actuó como Moderador hasta 2005, cuando la Rev. Obispa Nancy Wilson fue elegida por el Sínodo General para que ejerciera como Moderadora.

ICM tiene un fuerte compromiso con el matrimonio igualitario. Su fundador, realizó el primero en los Estados Unidos en Huntington Park California en 1969. En 1970, el presentó la primera demanda en EE.UU. buscando el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo. El Rev. Perry perdió la demanda pero lanzo un debate sobre el Matrimonio igualitario en los Estados Unidos. Actualmente las congregaciones de ICM alrededor del mundo realizan cerca de 6.000 ceremonias de matrimonio anualmente.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Toronto fue clave en las acciones legales que llevaron a la legalización del matrimonio igualitario en Canadá.

En octubre de 2010, el periódico El Mundo informó que la primera congregación de ICM en España se estableció en Madrid. Sería la primera iglesia en reconocer y celebrar matrimonios religiosos entre personas del mismo sexo en el país, ya que la Iglesia católica y otras Iglesias Evangelícas y Protestantes se niega a llevar a cabo ceremonias matrimoniales entre personas LGTB.

  • ICM ha mantenido un ritmo constante de crecimiento desde su fundación.
  • Más del cincuenta por ciento (50.5%) de los clérigos de ICM son mujeres, el mayor porcentaje que cualquier otra iglesia cristiana.
  • Como participante del Concilio Nacional de Iglesias de EE.UU, tiene membresía completa en cuatro concilios estatales.
  • Las congregaciones de ICM están localizados en: África: Kenia, Nigeria, Sudáfrica y Zimbabue. Asia y Oceanía: Australia, Nueva Zelanda y Filipinas. Norteamérica: Canadá, EE.UU y México. Europa: Rumanía, España, Francia, Alemania y Reino Unido. Suramérica y Centroamérica: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Haiti, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Organización Eclesial[editar]

Liderazgo[editar]

La Fraternidad Universal de las Iglesias de la Comunidad Metropolitana (FUICM) es liderada por un Consejo Episcopal y por una Junta de Gobierno. El Consejo Episcopal lo compone un/una obispo Moderador y obispos regionales, uno de los cuales es designado Vice-Moderador. El Consejo Episcopal tiene la responsabilidad de liderar en los asuntos espirituales, del desarrollo de la misión y la presencia cristiana. La Junta de Gobierno es el consejo legal de la Fraternidad, manteniendo la responsabilidad para los asuntos financieros y fiduciarios. Los dos consejos son asistidos por un pequeño personal permanente.

Ordenación del clero en ICM

A partir de 2013, el Consejo Episcopal está compuesto por los Reverendos/as Obispos: Nancy Wilson (Moderadora), Darlene Garner (Vice-Moderadora), Ken Martin, Mona West y Héctor Gutiérrez. La Junta de Gobierno está compuesta por: Obispa Nancy Wilson, Raquel Benítez Rojas, Onetta Brooks, Robert Griffin, Kareem Murphy, Carol Trissell, Gail Rissler, Sarah-Jane Ramage y Clinton Crawshaw.

FUICM divide al mundo en regiones, cada una administrada por un/una obispo regional quien tiene autoridad de afiliar o desafiliar iglesias, designar personal regional y administrar los fondos del presupuesto regional. Los/las obispos regionales no tienen control directo sobre la elección de clerigos o de la gestión del día a día de las congregaciones, puesto que cada iglesia es autónoma y es dirigida por un Consejo Local, por lo que el trabajo de los/las obispos es apoyar a los clerigos y a las congregaciones locales.

Sínodo General[editar]

Internacionalmente, el gobierno de la FUICM corresponde al Sínodo General, el cual está compuesto por una representación de delegados/as elegidos democráticamente en todas las congregaciones de la Fraternidad, en el están representados el laicado y el clero. El Sínodo General está sujeto a las disposiciones de sus estatutos y documentos de organización legal. El Sínodo General está autorizado para recibir los informes de las diversas oficinas, consejos, comités y comisiones de la Fraternidad.

Congregaciones Locales[editar]

Cada congregación miembro de la FUICM se autogobierna. Un Consejo Local, compuestos por personas elegidas democráticamente, asume las funciones administrativas, y un clérigo ordenado provee del liderazgo espiritual. Las congregaciónes se financian con las aportaciones de los fieles, no reciben ninguna ayuda publica. Cada congregación local tiene que enviar una parte de sus ingresos a la FUICM, actualmente el 13%, aunque muchas congregaciones dependiendo de su situación, retrasan o son eximidas de esta aportación.

Muchas iglesias locales están comprometidas con proyectos de ONGs nacionales e internacionales.

Una innovación reciente para algunas congregaciones de ICM es explorar las afiliaciones interconfesionales. Por ejemplo, ICM New Spirit Community Church en Berkeley, California, se unió con la Iglesia Unida de Cristo y esta al cuidado de la Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo.

Región Latinoamericana y Península Ibérica[editar]

ICM tiene presencia en: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Haiti, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

El Obispo de estos territorios y Director Asociado de la Oficina de Ministerios Emergentes es el Rev. Héctor Gutiérrez de México.

Al tratarse de un territorio tan extenso y en constante crecimiento el Obispo es asistido por la Rev. Margarita Sánchez De León de Puerto Rico, Coordinadora de la Oficina para la Formación y Desarrollo del Liderazgo en Iberoamérica.

Cultura Popular[editar]

ICM fue incluida en la película Plegarias para Bobby de Lifetime TV.

Enlaces Externos[editar]

Referencias[editar]