Postciberpunk

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Postcyberpunk»)
Saltar a: navegación, búsqueda

El postciberpunk es un supuesto subgénero de la literatura de ciencia ficción nacido a partir del ciberpunk. Como su género madre, el postciberpunk se centra en desarrollos tecnológicos en sociedades de un futuro cercano, generalmente examinando el impacto y efectos del avance tecnológico. Pero a diferencia del ciberpunk, las obras de esta categoría supuestamente se caracterizan por tener personajes que actúan para mejorar las condiciones sociales, o al menos para proteger el statu quo de la creciente decadencia. Dado su carácter y sus ínfimas "diferencias" respecto al ciberpunk, la amplia mayoría de aficionados y autores de ciberpunk consideran al postciberpunk un falso subgénero calificándolo de "ciberpunk descafeinado" y atribuyendo su existencia a la tendencia de finales de los 90, principios del siglo XX de crear un sugénero hasta para las cosas más intrascendentes.

Historia[editar]

El término "postciberpunk" se usó por primera vez en 1991 describiendo la edición de bolsillo de la novela de Neal Stephenson Snow Crash. Lawrence Person argumentaba que el término debía aplicarse a un género emergente, que él procedía a identificar. En 1998 publicó un artículo titulado Notes Towards a Postcyberpunk Manifesto (Notas dirigidas a un manifiesto postciberpunk) en la revista Nova Express; al año siguiente publicó el artículo en el sitio web sobre tecnología Slashdot. El artículo identificaba el nacimiento del postciberpunk como una evolución del género ciberpunk de la ciencia ficción popular de finales de los 70 y gran parte de los años 1980, caracterizado por películas como Blade Runner y novelas como Neuromante de William Gibson.

Como su predecesor, el postciberpunk nos pinta realistas futuros cercanos más que historias del futuro lejano del estilo de las Space Operas. El interés se centra en los efectos sociales de la tecnología en la propia Tierra más que en el viaje espacial. Se dice que el postciberpunk es distinto del ciberpunk en los siguientes aspectos:

  • El ciberpunk generalmente trata con individualistas solitarios y alienados dentro de una distopía. El postciberpunk por el contrario tiende a tratar con personajes más involucrados en su sociedad, que actúan para defender un orden social establecido o para crear una sociedad mejor.
  • En el ciberpunk, se enfatiza el efecto alienante de las nuevas tecnologías, mientras que en el postciberpunk, "la tecnología es sociedad" (incluyendo más tecnocracia y temas "ciberprep" que el ciberpunk tradicional).

Otras posibles características:

  • Una descripción más realista de los ordenadores, como por ejemplo reemplazar la realidad virtual por algún tipo de red basada en Internet con un sistema de video/voz (o tal vez holográfico) avanzado.
  • Una sustitución del énfasis en los implantes metálicos por la biotecnología.

Es posible que el postciberpunk surgiera del uso generalizado, tanto entre los autores de ciencia ficción como entre el público en general, de ordenadores, Internet, PDA, etc, sin que ocurriera una fragmentación social masiva, tal y como se predijo (y predijo el ciberpunk) en los 70 y 80.

Ejemplos de postciberpunk[editar]

Algunos de los autores a los que se les ha aplicado esta etiqueta la han adoptado. Sin embargo en otros casos la clasificación es complicada: hay demasiadas obras que exploran los temas postciberpunk pero desde un punto de vista distópico. Por ejemplo, Fairyland de Paul McAuley. Otros autores son de difícil clasificación, como es el caso del Greg Egan, demasiado original como para clasificarlo en movimiento o subgénero alguno.

El término postciberpunk podría convertirse en un paraguas de todo tipo de historias interesantes del futuro cercano, tanto en el cine como en la literatura. Hasta el 2004 las novelas y películas postciberpunk no han logrado todavía la popularidad que han alcanzado sus precursoras (La trilogía de películas de Matrix son consideradas ciberpunk). El optimismo tecnológico puede, irónicamente, remontarse hasta las leyes de la robótica de Isaac Asimov, o incluso a los benévolos robots Helen O. Loy y Adam Link de hace medio siglo de los que se alimentó el ciberpunk.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]