Pedro Sainz Rodríguez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Pedro Sainz Rodríguez (Madrid, 189714 de diciembre 1986),[1] escritor, filólogo, bibliógrafo, editor y político español, consejero político de Juan de Borbón y uno de los principales artífices del nombramiento de Juan Carlos I como sucesor de Franco, y de la Segunda Restauración. Sus restos se encuentran en el cementerio de San Justo de Madrid.

Formación[editar]

Provenía de una familia de médicos. Estudió bachillerato como alumno libre (tenía dos profesores particulares en casa, uno para ciencias y otro para letras) y se examinó en los institutos San Isidro y Cardenal Cisneros de Madrid, destacando en Letras. En efecto, estudió Letras por vocación y Derecho por obligación (deseo de su padre) en la Universidad Central. Presidió la Asociación de Estudiantes de Filosofía y Letras y la Federación Nacional de Estudiantes y asistió en representación de España al Congreso de Asociaciones de Estudiantes celebrado en Estrasburgo. En 1920 ganó unas oposiciones a la Cátedra de Lengua y Literatura Españolas de la Universidad de Oviedo, asombrando por su erudición (narra en su autobiografía que tenía la costumbre de asistir a oposiciones para saber cómo prepararlas). Se doctoró luego en Filosofía y Letras por la Universidad Central con premio extraordinario y obtuvo el premio Rivadeneyra. En Oviedo llegó a ser decano de Filosofía y Letras y trabó amistad con el general Francisco Franco y en Madrid, adonde acudía frecuentemente, con el Conde de Romanones, a quien escribió algún discurso. A los veintiún años (1924) ganó la cátedra de Bibliología de la Universidad de Madrid. Cuando Romanones sustituyó a Manuel Azaña como director del Ateneo de Madrid, fue nombrado bibliotecario de esta institución. Logró salir diputado monárquico en las Cortes Constituyentes de 1931, cuya constitución atacó sin embargo en un discurso que se incluye en sus interesantes memorias, tituladas Testimonio y recuerdos (Barcelona, 1978) y, en 1933, obtuvo acta de diputado por Renovación Española.

Guerra Civil[editar]

Fue, junto con Víctor Pradera y José Calvo Sotelo, impulsor del Bloque Nacional, un efímero intento de aglutinar las distintas facciones de derecha, y colaboró activamente en el alzamiento militar de 1936, actuando como enlace con el general José Sanjurjo. Recientemente se ha demostrado que el 1º de julio de 1936 firmó cuatro contratos con la compañía SIAI (Società Idrovolante Alta Italia) para allegar aparatos modernos italianos, de bombardeo, cazas e hidroaviones, para utilizar en la sublevación. Es verosímil que fuese en preparación del posible fracaso de la misma, ya que ello desembocaría en guerra civil. Es literalmente imposible que tales contratos, que debieron negociarse durante meses, fuesen ignorados de Mussolini y de Calvo Sotelo. Fue el único líder del Bloque Nacional que sobrevivió a la Guerra Civil.

Forma parte del Primer Gobierno nacional de España (1938-1939) pasando a desempeñar la cartera de Instrucción Pública, la cual, durante su mandato, pasó a denominarse de Educación Nacional. Fijó como sede la ciudad de Vitoria, comprendiendo su ministerio los siguientes servicios: Enseñanza superior y media, Primera enseñanza, Enseñanza profesional y técnica, Bellas Artes. Auspició la conocida como "Edición nacional" de las Obras completas de Marcelino Menéndez Pelayo (1938), de quien fue un gran estudioso; en 1939 presentó un Proyecto de Ley de Reforma Universitaria.[2] En ese puesto fundó la Orden de Alfonso X el Sabio y la Dirección General de Archivos y Bibliotecas e impulsó la creación de un Plan de Bachillerato de inspiración humanística que estuvo vigente durante largos años. Destituido cuando Franco se enteró de que usaba el coche oficial para ir a los burdeles.[3] Lo cierto es que permanecería toda su vida, como él mismo escribió, "solterón". Desde el Ministerio de Educación Nacional dirigió todo el proceso de purga y depuración del sistema de enseñanza republicano, depuración que abarcó todos los ámbitos de la docencia: universitaria, secundaria y primaria, un proceso que se alargó en el tiempo y que evita mencionar en sus memorias (Orden del Ministerio de Educación Nacional del 11 de marzo de 1938 en que se fijan las pautas de actuación de las comisiones de depuración y se establece el funcionamiento del aparato administrativo que tiene como objetivo controlar y centralizar todo el proceso para dotarlo de carácter más homogéneo; crea una Oficina Técnico-administrativa con carácter de Sección especialmente encargada de tramitar los expedientes, incidencias y recursos a que dé lugar la depuración del personal. Posteriormente por Orden ministerial del 19 de marzo de 1939 se crea la Comisión Especial Dictaminadora; el proceso sólo se dio por concluido en 1944).[4] Sainz Rodríguez creó sin embargo la Biblioteca de Clásicos Olvidados y desarrolló un Plan de Bachillerato de inspiración humanística con el que impulsó la reforma educativa y que estuvo vigente muchos años. Tuvo la dirección literaria de la editorial CIAP o Compañía Ibero Americana de Publicaciones.

Conspirador monárquico[editar]

A pesar de la amistad que le unía al dictador desde su juventud, Sainz Rodríguez discrepó pronto de su política, cesó del cargo y en 1941 fijó su residencia en Estoril, como consejero de Juan de Borbón. No regresó a España hasta 1969, para ocupar una cátedra en la Universidad de Comillas. Dio como causa o pretexto en sus memorias el difícil traslado de su cuantiosa biblioteca, cuyo peso, según sus memorias, era de doce toneladas. Como había quedado por publicar el Epistolario en la "Edición Nacional" de las obras de Menéndez Pelayo, Sainz Rodríguez emprendió más de cuarenta años después, restaurada por fin la monarquía borbónica, y en su calidad de Patrono-Director de la Fundación Universitaria Española, la definitiva edición integral del epistolario, que fue encargada a Manuel Revuelta Sañudo, director de la Biblioteca de Menéndez Pelayo. Entre 1982 y 1990 se publicaron los 22 volúmenes que completan el Epistolario (todos por la Fundación Universitaria Española, de Madrid), y en 1991 apareció un volumen 23 con los índices, entre ellos de correspondientes y temático; se trata de 15.299 cartas a y de Menéndez Pelayo.

Académico[editar]

Sainz fue miembro de la Real Academia de la Lengua y de la de Historia y acumuló una biblioteca personal de más de veinte mil volúmenes. Por diversas circunstancias se han perdido algunas obras suyas sobre el erudito ilustrado Andrés Burriel.

Obras[editar]

  • Antonio Agustín y sus obras inéditas, 1914.
  • Don Bartolomé José Gallardo y la crítica literaria de su tiempo, 1921.
  • La obra de "Clarín", 1921.
  • La evolución de las ideas sobre la decadencia española, 1924.
  • Documentos para la historia de la crítica literaria en España, 1926.
  • La mística española, 1926.
  • Introducción a la historia de la literatura mística en España, 1927.
  • Ascetismo y humorismo en la literatura española, 1928.
  • Epistolario entre Valera y Menéndez Pelayo, 1930.
  • Histoire de la Révolution Nationale Espagnole. Paris: Société Internationale d'Editions et de Publicité, 1939, dos vols.
  • Con el pseudónimo Tomás Crame, Catalina de Aragón, Madrid: Atlas, 1943.
  • Espiritualidad española, 1961.
  • Biblioteca bibliográfica hispánica dirigida por Pedro Sainz Rodríguez. Madrid. Fundación Universitaria Española, Seminario "M. Pelayo", 1975-1987, 6 vols.
  • Testimonio y recuerdos. Barcelona: Planeta, 1978
  • Semblanzas; prólogo de José María de Areilza; epílogo de Luis María Ansón. Barcelona: Planeta, 1988
  • Estudios sobre Menéndez Pelayo; introducción de José Luis Varela; Madrid: Espasa-Calpe, 1984.
  • Historia de la crítica literaria en España; prólogo de Fernando Lázaro Carreter, Madrid: Taurus, 1989.


Predecesor:
José María Pemán
COA Spain under Franco 1938 1945 bureaucratic version.svg
Ministro de Educación
1938 - 1939
Sucesor:
José Ibáñez Martín


Predecesor:
Julián Zarco Cuevas
Coat of Arms of the Spanish Royal Academy of History.svg
Real Academia de la Historia
Medalla 13

1940 - 1986
Sucesor:
José María Blázquez Martínez

Notas[editar]

  1. 14 de diciambre, su fecha de fallecimiento
  2. que se publicó en el Boletín Oficial del Estado de 27 de abril de 1939
  3. Pedro Sainz Rodríguez recurría también a las prostitutas para conseguir favores políticos del nuncio Tedeschini. Cf. Patricia Sverlo, Un rey golpe a golpe. Biografía no autorizada de Juan Carlos de Borbón, pp. 19-20. Se ha impedido la circulación de esta obra en España, pero está presente en Internet: http://www.unidadcivicaporlarepublica.es/Borbones%202009/Unreygolpeagolpe.pdf
  4. En sus memorias, sin embargo, tituladas Testimonio y recuerdos, Barcelona: Planeta, 1978, p. 335, comparando su actitud con la de Franco al firmar penas de muerte con un carácter que llama "profesional" a causa de su talante militar, escribe: "Yo, cuando he tenido que sancionar a un funcionario por cualquier motivo, me he pasado la noche preocupado, pensando en el perjuicio que podía causarle".

Fuentes[editar]

  • Pedro Sainz Rodríguez, Testimonio y recuerdos, Barcelona: Planeta, 1978.
  • Angel Viñas, "La connivencia fascista con la sublevación y otros éxitos de la trama civil", en Francisco Sánchez Pérez (coord.), Los mitos del 18 de julio, Barcelona, Crítica, 2013.

Enlaces externos[editar]

http://www.larramendi.es/i18n/consulta_aut/registro.cmd?id=3283 Pedro Sáinz Rodríguez en la Biblioteca Virtual de Polígrafos de la Fundación Ignacio Larramendi.