Ernesto Giménez Caballero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ernesto Giménez Caballero

16 de marzo de 1943-24 de marzo de 1946

Datos personales
Nacimiento 2 de agosto de 1899
Madrid, España Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg
Fallecimiento 14 de mayo de 1988 (88 años)
Madrid, España
Partido FET y de las JONS Bandera FE JONS.svg
Cónyuge Edith Sironi (1925)
Profesión Escritor y diplomático
Religión Católica

Ernesto Giménez Caballero (Madrid, 2 de agosto de 1899ibídem, 14 de mayo de 1988) fue un escritor y diplomático español.

Biografía[editar]

Hijo de un modesto empleado de imprenta que prosperó en el negocio de las artes gráficas creando su propia empresa, Ernesto Giménez Caballero se licenció y doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid. A los 20 años, recién acabada la Gran Guerra, ejerció de profesor de español en la Universidad de Estrasburgo. Más tarde ganó la cátedra de Literatura del Instituto Cardenal Cisneros de Madrid. Fue también profesor de Literatura en la Escuela Oficial de Periodismo y ejerció durante varios años como diplomático en Iberoamérica.

Animador de la vida intelectual de la década de 1920, fue un impulsor de las vanguardias literarias en España, tales como el surrealismo, el ultraísmo y el futurismo. Su Yo, inspector de alcantarillas es probablemente la primera publicación surrealista española. También se interesó por el cine, realizó varios documentales y cortos y fundó el primer cine-club en España, en el que se estrenó La edad de oro, de Luis Buñuel, causa de altercados a la salida del Cine Callao. Destacó también como cartelista, inventor de los carteles literarios futuristas que firmaba como Gecé.

En 1923 publica Notas marruecas de un soldado, donde ya destaca por su narración de las memorias personales después de haber servido en la guerra de África. El libro, editado por él mismo y que le hizo famoso de la noche a la mañana, le supuso un proceso militar por desacato. Siempre tuvo a gala mencionar que en aquellas páginas, por vez primera en España, se reclamaba la asociación con fines políticos de los ex combatientes de la Guerra de Marruecos. Tras el pronunciamiento de Primo de Rivera, Giménez Caballero fue absuelto por el propio general, que se declaró lector y partidario de las ideas que Giménez Caballero había expresado en el libro.

Poco después de publicar, en 1927, Los toros, las castañuelas y la Virgen, afirmación esteticista de los valores castizos, fundó la más importantes de las revistas de vanguardia españolas, La Gaceta Literaria, en la que colaboraron Federico García Lorca y Salvador Dalí y, en general, lo mejor del 27 español, de derecha y de izquierda.

Giménez Caballero fue también uno de los primeros intelectuales españoles en abrazar abiertamente las ideas fascistas, de las que se sentía el «Precursor hispanida». Participó de forma destacada en la fundación de las JONS y en el nacimiento del movimiento falangista. De su caletre salió la idea de unificar el falangismo con el tradicionalismo. Intelectualmente brillante, fue uno de los más excéntricos ideólogos del fascismo español. Intentó desarrollar un pensamiento anejo al fascismo que se presenta como alternativa del liberalismo o de las experiencias revolucionarias, donde el pueblo latino intenta trascender tanto al materialismo socialista como a las doctrinas individualistas. Aunque renuente a utilizar el término fascismo en la década de los veinte, su pensamiento irá basculando objetivamente hacia un «fascismo panlatino» que sirva las bases para un fuerte nacionalismo español, en obras como Genio de España (1932) o La nueva catolicidad (1933). Un ejemplar de esta obra, con la dedicatoria de su autor, figura entre los libros conservados de la biblioteca de Adolf Hitler con el ex libris del dictador (v. Juan Baráibar López, Libros para el Führer, Barcelona, Inédita 2011, pp. 444–448).

Tras la guerra civil, su acción política se orientó, forzado por las circunstancias, al terreno diplomático. Ocupó la agregaduría cultural en la embajada española en Paraguay, luego en Brasil y en 1958 fue nombrado embajador en Paraguay, cargo en el que se mantuvo durante 14 años hasta su retiro. Era una forma elegante de mantenerle apartado de la política española.

En 1985 obtuvo su último premio literario, el Premio Espejo de España, por su obra Retratos españoles (bastante parecidos).

Murió en Madrid a la edad de 88 años.

Obras[editar]

Libros
  • Notas marruecas de un soldado, Imp. Ernesto Giménez (autoeditado), Madrid 1923.
  • Carteles [por Gecé], Espasa Calpe, Madrid 1927.
  • Los toros, las castañuelas y la Virgen, Caro Raggio, Madrid 1927.
  • Yo, inspector de alcantarillas (epiplasmas), Biblioteca Nueva, Madrid 1928.
  • Hércules jugando a los dados, La Nave, Madrid 1929.
  • En torno al casticismo de Italia, Caro Reggio, Madrid 1929.
  • Julepe de menta, La Lectura, Madrid 1929.
  • Circuito imperial, La Gaceta Literaria 1930.
  • Cataluña ante España (recopilación), La Gaceta Literaria 1930
  • Genio de España, Ediciones de La Gaceta Literaria, Madrid 1932.
  • La nueva catolicidad — Teoría general sobre el Fascismo en Europa: en España, La Gaceta Literaria 1933.
  • Lengua y literatura de la hispanidad (tres volúmenes), Síntesis, Madrid 1953.
  • Memorias de un dictador, Planeta, Barcelona 1979.
  • Retratos españoles (bastante parecidos), Planeta, Barcelona 1985.
  • Cartageneras, Ediciones Isabor, Murcia, 2007.
  • Sprinters, Ediciones Isabor, Murcia, 2008 (en prensa).
Artículos

Enlaces externos[editar]