Paradores de Turismo de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Paradores Nacionales»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Paradores de Turismo de España S.A.
Logotipo Paradores.jpg
Parador de Cardona.jpg
Parador de Cardona
Industria Turismo
Fundación 1928
Sede Bandera de España Madrid, España
Productos Hoteles
Empleados 3.400 (2011)
Sitio web www.parador.es

Los Paradores de Turismo son un conjunto de hoteles de alta categoría distribuidos por toda España, localizados en edificios emblemáticos o emplazamientos destacables que han sido seleccionados por su interés histórico, artístico o cultural.[1]

A la singularidad de sus emplazamientos, se une una propuesta gastronómica, que recupera y pone en valor la cocina tradicional de las regiones en las que se encuentran ubicados.[2]

Historia[editar]

Parador de Cruz de Tejeda, en Gran Canaria (Islas Canarias).
Parador de Santo Estevo, en la provincia de Orense (Galicia).

Origen[editar]

El concepto Paradores se remonta a 1926 cuando el Marqués de la Vega-Inclán impulsó la construcción de un alojamiento en la sierra de Gredos, que se convertiría en el primer Parador de la red. Tras la inauguración de este primer establecimiento, se constituyó la Junta de Paradores y Hosterías del Reino.

En su origen se quería construir una serie de hoteles en lugares donde la iniciativa privada no llegaba y que tenían condiciones para atraer turismo, como los parajes de gran belleza, o poblaciones con variada riqueza cultural, artística, histórica. A partir del Parador de Gredos, se quiso también aprovechar y rehabilitar algunos de los numerosos monumentos históricos y artísticos abandonados situados en los alrededores.[3]

Crecimiento[editar]

El Parador de Gredos, en la provincia de Ávila, fue el primer parador de la red. Los siguientes en abrir sus puertas fueron el de Ciudad Rodrigo (Salamanca) en 1929, los de Oropesa (Toledo) y Úbeda (Jaén) en 1930 y el de Mérida (Badajoz) en 1933.

Paralelamente, el Patronato Nacional de Turismo, a partir de 1928, empezó a construir los Albergues de Carretera para Automovilistas que, dentro de dos tipos de tamaño diferente y en estilo racionalista, se adaptaban a las condiciones del lugar. Proyectados y construidos por los arquitectos Carlos Arniches y Martín Domínguez, no todos eran iguales, según el compromiso que ellos mismos habían adquirido al ganar el concurso, en 1929.[4] Después quedaron integrados en la red de Paradores y casi todos ellos han desaparecido actualmente, y los que quedan han sido muy reformados (como es el caso del de Manzanares en Ciudad Real, modificado para hacerlo más “típico” y ha perdido su carácter racionalista). Fueron doce: Almazán, Aranda del Duero, Benicarló, Medinaceli, Embalse de la Peña, Bailén, Antequera, Puerto Lumbreras, Argamasilla de Alba, La Bañeza, Manzanares y Puebla de Sanabria de los que no queda casi ninguno.

Con la derogación del protectorado sobre Marruecos en 1956, se perdieron algunos paradores emblemáticos, como el de Tetuán y el de Xauen. El mayor proceso expansivo se produjo en la década de 1960, coincidiendo con el importante desarrollo turístico que vivió el país. En esos años, la red de Paradores pasó de 40 a 83 establecimientos.

La época de la transición española supuso el cierre del parador de El Aaiún en 1976 (reabierto a los pocos meses por Marruecos), y el cambio de titularidad de la Dirección General de Paradores, y sobre todo, su dependencia estatal.

En la década de 1980, algunos hoteles de la cadena pública Entursa se incorporaron a la red de Paradores. Entre ellos, establecimientos tan emblemáticos como el Hostal de los Reyes Católicos en Santiago de Compostela (La Coruña) y el Hostal de San Marcos en León.[5]

Cambio[editar]

Con la llegada de la década de 1990, Paradores vivió un cambio fundamental. El 18 de enero de 1991 se constituyó la sociedad anónima, Paradores de Turismo de España, S.A. El objetivo era hacer de la cadena hotelera una empresa rentable que se sirviera exclusivamente de sus propios beneficios para mantenimiento y explotación de la Red.

A principios de 2014 la red de Paradores está formada por 96 establecimientos y está presente en todas las provincias españolas, exceptuando Baleares, que tiene un parador ya proyectado en Ibiza. Buena parte de ellos están situados en edificios de interés histórico-artístico, tales como castillos o monasterios, que han sido debidamente rehabilitados para usos hoteleros.

El Plan de Expansión de Paradores[6] incluye la apertura de nuevos establecimientos y la remodelación de gran parte de sus hoteles en los próximos años. La empresa ha marcado como objetivo superar los 100 Paradores próximamente, a la par que tiene como objetivo expandirse internacionalmente[7] y mejorar la experiencia de sus clientes.[8]

En el año 2012 se hicieron públicas las dificultades económicas de la red Paradores y la necesidad de buscar medidas para garantizar su futuro.[9] En enero del 2013 se decidió el cierre temporal de varios establecimientos para intentar paliar la situación, después de llegar a un acuerdo con los trabajadores.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]