Pachyrhizus erosus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Jícama
Pachyrhizus erosus Blanco2.249-cropped.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Fanerógama Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Faboideae
Tribu: Phaseoleae
Subtribu: Glycininae
Género: Pachyrhizus
Especie: Pachyrhizus erosus
(L. Urb. 1905
Detalle de la flor
Jícama con chile, muy utilizada por niños y adolescentes como golosina.
Jícama.

La jícama, pelenga, yacón* o nabo mexicano es una planta leguminosa originaria de México, Centroamérica, Perú y Ecuador, cultivada especialmente por sus raíces tuberosas, las cuales son comestibles. El origen de la palabra jícama es del náhuatl xīcama o xīcamatl.[1]

Descripción[editar]

Fue introducida con buen éxito por los españoles en Filipinas, donde se le conoce como singkamas. Desde allí se extendió a Indonesia, a las islas del Pacífico, al sudeste de Asia y a China.

La planta es una enredadera que crece 4 a 5 m. Prospera en zonas tropicales o subtropicales no inundables con precipitación pluvial anual de 1000 a 1500 mm, a menos de 1400 metros sobre el nivel del mar (msnm).

El diámetro del tubérculo puede ser de hasta treinta centímetros (3 dm). En su exterior es amarillo, y en su interior es blanco cremoso, de textura quebradiza semejante a la de una papa cruda o de una pera.

El sabor es dulce y almidonado. Generalmente se consume crudo, con sal, limón y chile o en ensaladas. También se come cocinado, en sopas, asada o frita. Es común la preparación de jugo (zumo) de jícama.

En contraste con el tubérculo, el resto de la planta se considera tóxico. La semilla contiene alto contenido del insecticida natural rotenona. En efecto, molida se puede usar para combatir plagas. Una vez retirada la rotenona, el aceite de las semillas se puede emplear para consumo humano.

El tubérculo contiene de 86 a 90% de agua, vitamina C, calcio, fósforo, potasio, hierro, así como trazas de proteína y de lípidos. Su sabor dulce proviene de la oligofructosa inulina (carbohidrato que por cocción se convierte en fructo-oligosacarina), que no lo metaboliza el organismo humano y resulta ideal para consumo de los diabéticos.

Conservado en lugares secos, a temperaturas entre 12 y 16 °C , el tubérculo puede conservarse uno a dos meses.

Propiedades[editar]

A la jícama se le atribuyen los siguientes usos medicinales: como anticonceptivo en Morelos; contra el dolor de riñón o gota, ictericia, inflamación muscular, sarna y calentura en Sonora, donde se usa la raíz y la semilla para tratarlas.

Química

Las semillas contienen una resina, taninos, material colorante y una grasa líquida.

Farmacología

Se describe en la literatura que varios médicos probaron con éxito la tintura de las semillas para curar la sarna, aplicando la tintura sola o mezclada con aceite de ricino.[2]

Taxonomía[editar]

Pachyrhizus erosus fue descrita por (L. Urb. y publicado en Symbolae Antillanae seu Fundamenta Florae Indiae Occidentalis 4(2): 311. 1905.[3]

Sinonimia
  • Cacara bulbosa Thouars
  • Cacara erosa (L.) Kuntze
  • Cacara palmatiloba (DC.) Kuntze
  • Dolichos articulatus Lam.
  • Dolichos bulbosus L.
  • Dolichos erosus L.
  • Dolichos palmatilobus DC.
  • Pachyrhizus angulatus DC.
  • Pachyrhizus articulatus Walp.
  • Pachyrhizus bulbosus (L.) Kurz
  • Pachyrhizus erosus var. palmatilobus (DC.) R. T. Clausen
  • Pachyrhizus erosus var. typicus R. T. Clausen
  • Pachyrhizus jicamas Blanco
  • Pachyrhizus palmatilobus (DC.) Benth. & Hook.f
  • Pachyrhizus strigosus R. T. Clausen
  • Robynsia lobata M.Martens & Galeotti
  • Robynsia macrophylla M.Martens & Galeotti
  • Stizolobium bulbosum (L.) Spreng.
  • Stizolobium domingense Spreng.
  • Taeniocarpum articulatum (Lam.) Desv.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Luis Cabrera, Diccionario de aztequismos, Editorial Oasis, S. A., México, 1980.
  2. Pachyrhizus erosus en Medicina tradicional mexicana
  3. «Pachyrhizus erosus». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 8 de febrero de 2014.
  4. en Eon

Bibliografía[editar]

  1. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Capital Nat. México. CONABIO, Mexico City.
  2. Cowan, C. P. 1983. Flora de Tabasco. Listados Floríst. México 1: 1–123.
  3. Forzza, R. C. 2010. Lista de espécies Flora do Brasil http://floradobrasil.jbrj.gov.br/2010. Jardim Botânico do Rio de Janeiro, Rio de Janeiro.
  4. Funk, V. A., P. E. Berry, S. Alexander, T. H. Hollowell & C. L. Kelloff. 2007. Checklist of the Plants of the Guiana Shield (Venezuela: Amazonas, Bolivar, Delta Amacuro; Guyana, Surinam, French Guiana). Contr. U.S. Natl. Herb. 55: 1–584. View in Biodiversity Heritage Library
  5. Hokche, O., P. E. Berry & O. Huber. (eds.) 2008. Nuevo Cat. Fl. Vasc. Venezuela 1–860. Fundación Instituto Botánico de Venezuela, Caracas.
  6. Howard, R. A. 1988. Leguminosae. Fl. Lesser Antilles (Dicotyledoneae–Part 1) 4: 334–538.
  7. Isely, D. 1990. Leguminosae (Fabaceae). 3(2): xix, 1–258. In Vasc. Fl. S.E. U. S.. The University of North Carolina Press, Chapel Hill.
  8. Janzen, D. H. & R. Liesner. 1980. Annotated Check-list of Plants of Lowland Guanacaste Province, Costa Rica, Exclusive of Grasses and Non-Vascular Cryptogams. Brenesia 18: 15–90.
  9. Jørgensen, P. M. & S. León-Yánez. (eds.) 1999. Cat. Vasc. Pl. Ecuador, Monogr. Syst. Bot. Miss. Bot. Gard. 75: i–viii, 1–1181. Missouri Botanical Garden, St. Louis.
  10. Liogier, H. A. 1988. Spermatophyta: Leguminosae to Anacardiaceae. Descr. Fl. Puerto Rico & Adj. Isl. 2: 1–481.

Enlaces externos[editar]