Once More, with Feeling

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Once More, with Feeling
Episodio de Buffy the Vampire Slayer
Título Otra vez, con más sentimiento (España)
Una vez más, con sentimiento (América Latina)
Identificador 6ABB07
Episodio n.º 07
Temporada 6
Guionista Joss Whedon
Director Joss Whedon
Emisión 6 de noviembre de 2001
Episodios de Buffy the Vampire Slayer
All the Way Once More, with Feeling Tabula rasa
[editar datos en Wikidata]

Once More, with Feeling (Otra vez, con más sentimiento en España y Una vez más, con sentimiento en América Latina) es el séptimo episodio de la sexta temporada de la serie de televisión estadounidense Buffy, la cazavampiros. Se trata de un episodio que junto a Silencio tiene una producción especial ya que se trata en este caso de un episodio musical.

Todos los miembros del equipo cantan sus diálogos, aunque dos de ellos hablaron algo del texto bajo su petición. One More, with Feeling es el episodio más complejo técnicamente hablando, conllevó entrenamiento extra de voz y baile.

La música y letras fueron escritas completamente por Joss Whedon y el episodio fue bien recibido e incluso llegó a estrenarse en los cines.[cita requerida]

Argumento[editar]

Mientras Buffy patrulla de noche empieza a cantar, aparecen dos vampiros y un demonio que se unen a la canción y Buffy lucha sin dejar de cantar. Va revelando cómo se siente y termina diciendo que sólo quiere sentirse viva de nuevo.

En la tienda al día siguiente, Buffy pregunta a los presentes si cantaron por la noche. Empiezan a decir que sí y a discutir lo extraño que es, cuando se ponen a cantar de nuevo. Giles piensa que todo es causado por un demonio bailarín, Willow piensa que están atrapados en una pesadilla de un niño, Xander le echa la culpa a unas brujas pero lo retira rápidamente y Anya, con despliegue de humos y luces en plan concierto de rock, canta una canción que explica que los responsables son conejos. Empiezan a hablar sobre cómo solucionarlo pero Buffy les interrumpe cantando que no hay nada a lo que no puedan enfrentarse si están juntos.

Cuando la música para, se miran confusos y Buffy sale a la calle para comprobar si ellos son los únicos. Encuentra un grupo de una tintorería cantando sobre una mancha. Dawn roba de la tienda un colgante y se marcha al colegio donde está pasando lo mismo.

Willow y Tara se han escapado de la tienda para estar juntas y Tara canta una canción («Under Your Spell») diciendo lo mucho que ha cambiado estando con Willow. De repente aparecen las dos en su habitación, en la cama. Tara flota mientras termina la canción: You make me complete. Se ve a un hombre que no puede dejar de bailar y como algunas personas explotan cuando llegan al clímax de su interpretación.

Xander y Anya están en la cama cuando comienza su canción («I'll Never Tell»), donde exponen sus miedos ante la boda. Más tarde, en la calle con Giles, parecen disgustados. El vigilante les dice que han aparecido varios cuerpos y que Buffy está investigando.

Buffy ha ido a buscar a Spike y éste se enfada porque sólo va a verle cuando necesita información. Aunque asegura que es inmune a esta magia, mientras abre la puerta para que Buffy se vaya empieza a cantar («Let Me Rest in Peace»). Durante la canción, en la que Spike expresa sus sentimientos por ella, terminan en el cementerio. Caen a una fosa uno encima de otro, pero Buffy se levanta y huye.

En la habitación de Dawn, ésta comenta a Tara que está feliz de verla tan bien con Willow tras su pelea. Tara se sorprende y empieza a sospechar algo que le hace volver a la tienda. Dawn se queda sola en su habitación cantando mientras se prueba el colgante que robara, pero no termina porque aparecen un par de demonios-muñeco que se la llevan. Se despierta en el Bronze, empieza a bailar y un demonio, también cantando, le dice que es el responsable de los musicales ya que ha sido invocado y ella es su prometida por que el colgante que lleva es el amuleto con que lo invocaron y que señala a quien debe llevarse con él. Dawn menciona que su hermana es la Cazadora y el demonio ordena que se la traigan.

Mientras Giles entrena a Buffy rompe a cantar («Standing in the Way»), expresando así el amor paternal que siente por ella y su temor de que esta se vuelva dependiente de él por lo que cree que debe irse y dejar a Buffy. Mientras, Tara descubre el hechizo que le ha hecho Willow y también canta («Wish I Could Stay») decepcionada de esta traición. Giles se une a la canción, pero dirigiéndose a Buffy: ambos desean estar con ellas pero saben que deben dejarlas.

Spike entra en la tienda con uno de los demonios-muñeco, quien informa que su jefe tiene a Dawn y quiere a la Cazadora. Spike desea ayudarlos, pero Buffy lo desprecia resentida por lo que sucedido en el cementerio así que Spike se marcha, después intenta organizar al grupo para ir al rescate pero Giles le ordena ir sola en un intento de evitar que dependa de otros. Buffy camina sola cantando («Through the Fire»). Giles se da cuenta de que ha cometido un error diciéndole que fuera sola y salen a ayudarla cantando con ella la misma canción, de la misma forma Spike va por su cuenta a pesar de que Buffy rechazó su ayuda.

Todos llegan al Bronze, donde el demonio le explica que la invocación fue una petición para saber la verdad y que estos musicales hacen que la gente se desahogue, pero cuando las emociones son muy intensas y se dejan llevar explotan al no poder contener tanto poder. Buffy le propone al demonio ocupar el lugar de su hermana. En la lucha contra los demonio-muñeco canta otra vez («Life's a Show»). Mientras baila Anya y Tara se le unen. Cuando acaba con los demonios sube unas escaleras y cambia el ritmo de la canción revelando que su vida es un infierno porque sus amigos la han expulsado del cielo. Luego empieza a bailar como loca dejando que su cuerpo se sobrecargue, pero Spike la detiene cantando que solamente sobrevivirá al dolor que siente viviendo.

El demonio insiste en llevarse a Dawn porque le invocó, pero ella insiste en que solo encontró el medallón tirado ocultando que se lo robó; Xander reconoce que es él quien lo invocó ya que desconocía las consecuencias del hechizo y se sentía inseguro del matrimonio por lo que deseaba conocer los verdaderos sentimientos de Anya.

Antes de marcharse el malo canta su canción explicando que ésa era la última verdad por lo que se había cumplido el propósito de la invocación y ya podía marcharse. Dawn empieza con la canción («Where Do We Go from Here») sobre qué va a pasar con ellos a partir de ese momento. Spike sale, Buffy le sigue y empiezan a cantar parte de sus respectivas canciones para terminar besándose.

Reparto[editar]

Personajes principales[editar]

Apariciones especiales[editar]

Producción[editar]

Continuidad[editar]

Aquí se presentan los hechos que o bien influyen en la sexta temporada exclusivamente, o bien que viniendo de episodios anteriores influyen en este. Y por último, acontecimientos que ocurren en este episodio que influyen en las demás temporadas o en alguna otra temporada.

Para la sexta temporada[editar]

  • Es la primera vez que Buffy y Spike se besan en la realidad, revelando así los sentimientos de Buffy hacie el vampiro.
  • Los miedos de Xander Harris y Anya Jenkins son presentados en forma de canción.
  • Se produce el conflicto entre Tara y Willow después de que Dawn mencione la «pelea que tuvieron» posteriormente olvidada por Tara por un hechizo - como material Willow utiliza una flor que es encontrada por Tara y es así que se da cuenta del engaño.

Para todas o las demás temporadas[editar]

Para los cómics u otra de las series del buffyverso[editar]

Enlaces externos[editar]