Pastafarismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Monstruo Espagueti Volador»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Pastafarismo
FSM Logo.svg
Fundador Bobby Henderson
Deidad Monstruo del Espagueti Volador (Flying Spaguetti Monster, en inglés)
Texto sagrado Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador
Monstruo del Espagueti Volador de peluche.

El pastafarismo ―o también religión del Monstruo del Espagueti Volador―, neologismo derivado de pasta (espagueti) y rastafarismo, es una religión paródica,[1] [2] [3] surgida como protesta social en Estados Unidos para denunciar y oponerse a la difusión de la hipótesis del diseño inteligente, impulsada por sectores políticos y religiosos conservadores durante los mandatos del presidente George W. Bush, y a las corrientes de opinión que pretendían su equiparación con teorías aceptadas por la comunidad científica como la de la evolución biológica.

Los principios del pastafarismo fueron ideados por Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón, para protestar por la decisión del Kansas State Board of Education (Consejo de Educación del Estado de Kansas) adoptada a finales de 2005, de permitir la enseñanza del diseño inteligente en las escuelas públicas como alternativa de la teoría de la evolución.[4] Esta decisión fue finalmente revocada en agosto de 2006.[5] Al igual que el movimiento a favor del diseño inteligente, el ideario de Henderson emplea referencias ambiguas a un denominado Diseñador Inteligente no especificado, con el fin de evitar los mandatos judiciales que prohíben la enseñanza de la religión y el creacionismo en las clases de ciencia de los centros educativos públicos estadounidenses.

Henderson remitió una carta abierta al Consejo en la que parodiando el concepto de diseño inteligente, expresaba su fe en una deidad creadora sobrenatural, semejante a una enorme bola de espagueti con albóndigas.[6] En consecuencia, solicitaba que la teoría de diseño inteligente defendida por el pastafarismo fuera también enseñada en las clases de ciencias.[7]

La parodia alcanzó cierta popularidad gracias a su difusión por los medios de comunicación. Grupos de ateos y agnósticos, denominados «espagnósticos» por los pastafarianos, consideran el argumento del Monstruo del Espagueti Volador como una versión adaptada de las teorías de la tetera de Russell[8] o la del unicornio rosa invisible.

En Polonia, debido a una resolución emitida por el tribunal de Varsovia, se ha aceptado a Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador como una religión oficial.[9]

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

En los Estados Unidos, donde existe una separación entre Iglesia y Estado, está prohibido enseñar en las escuelas públicas la creencia teocéntrica del origen del universo tal como se predica en la Biblia.[10]

En 1999, muchos grupos de presión fundamentalistas cristianos empezaron a argumentar que el evolucionismo debía ser considerado como una forma más de religión,[11] por lo que para compensar, debía enseñarse también el creacionismo en los colegios públicos, como punto de vista alternativo. Al mismo tiempo, empezaron a abandonar el uso del término creacionismo en favor del diseño inteligente, en un intento de darle más legitimidad científica a la creación divina, pretendiendo equiparar su validez a la de las pruebas de la evolución, sin aludir a ninguna religión en concreto.

En 2004 el Consejo de Educación del Estado de Kansas, un organismo cuyos miembros son elegidos por votación popular, y que decide las políticas educacionales de aquel Estado, ordenó a las escuelas estatales que en las clases de biología dedicaran la misma cantidad de horas lectivas al diseño inteligente y la teoría de la evolución darwiniana, ya que según su parecer ambas tenían la misma validez científica.

Orígenes[editar]

En junio de 2005, Bobby Henderson mandó una carta abierta[6] protestando por la norma que obligaba a impartir en clase el diseño inteligente y la evolución biológica en igualdad de condiciones, considerando que el primero era tan solo una manera encubierta de enseñar el creacionismo en la clase de biología sin mencionar de manera explícita la palabra «Dios». De esta manera al no mencionarse a una deidad concreta, se respetaba la letra y se burlaba el espíritu de la ley que prohíbe la enseñanza de cualquier religión en los colegios públicos en Estados Unidos. Afirmando hablar tanto en su nombre como en el de otros diez millones de ciudadanos preocupados, pidió formalmente que su sarcástica reducción al absurdo, denominada «pastafarismo», recibiera el mismo trato, y que se enseñara su versión del diseño inteligente, y no sólo la incluida hasta entonces, para que se enseñara también como alternativa a la teoría de la evolución. Así expuso su teoría de que el universo fue creado por una especie de bola gigante de espagueti con albóndigas voladora, a la que llamó Monstruo del Espagueti Volador (Flying Spaghetti Monster), exigiendo que se le dedicara el mismo tiempo lectivo a la enseñanza de las tres teorías:

Creo que todos podemos esperar con entusiasmo el momento en que estas tres teorías reciban el mismo tiempo en nuestras clases de ciencia por todo el país, y finalmente el mundo; un tercio del tiempo para el «diseño inteligente», un tercio para el Monstruo del Espagueti Volador, y un tercio para las conjeturas lógicas basadas en una abrumadora cantidad de pruebas observables.

Bobby Henderson[6]
Representación del Monstruo de Espagueti Volador entregando al capitán Mosey las tablas con los «Realmente preferiría que no» (mandamientos) en el monte Salsa.

Avisó que de no ser así, «se verían forzados a proceder con acciones legales». Poco después, su sarcástica carta recibió dos respuestas[12] de dos simpatizantes de su postura, miembros del Consejo. A mediados de agosto recibió una tercera respuesta. Sin embargo el Consejo como tal solo respondió después de que Henderson publicara la carta en su web,[6] con lo que atrajo una gran cantidad de atención del público.[13] Henderson fue publicando sucesivamente las respuestas recibidas por los distintos miembros del Consejo.[12]

En los dos meses siguientes, a medida que el enfrentamiento entre Henderson y el Consejo fue ganando notoriedad, el tráfico en el sitio web del Monstruo del Espagueti Volador creció de manera constante. La popularidad del sitio se desató en agosto cuando el Monstruo del Espagueti Volador apareció en varios blogs y sitios de noticias y humor de internet (como Boing Boing, Something Awful, Uncyclopedia y Fark.com), atraídos por el tono sarcástico del argumento de Henderson. Pronto le siguieron artículos en los principales medios de comunicación.[14] [15] [16] [17] Y así el Monstruo del Espagueti Volador se convirtió en un símbolo de la lucha contra la enseñanza del diseño inteligente en los colegios públicos.

Motivaciones[editar]

El mismo Henderson se mostró muy sorprendido por el éxito de su argumento, declarando que «escribí la carta principalmente para divertirme».[18]

En otra entrevista, Henderson declaró que «no tengo problemas con la religión. Con lo que tengo problemas es con la religión que pretende hacerse pasar por ciencia. Si existiera un Dios y fuera inteligente, creo que tendría mucho sentido del humor».[19] [20]

Desarrollos posteriores[editar]

En agosto de 2005, en respuesta al reto de una lectora, BoingBoing.net anunció una competición con un premio de 250 000 dólares estadounidenses ―posteriormente ampliado a un millón de dólares, para cualquiera que pudiera presentar pruebas empíricas que demostraran que Jesucristo no es el hijo del Monstruo del Espagueti Volador.[21] El reto era una réplica a uno equivalente, hecho por el creacionista de la Tierra Joven Kent Hovind, en el que este ofrecía un premio de 250.000 dólares a cualquiera que pudiera demostrar que la evolución es la «única manera» por la que surgieron el universo y la vida.

En noviembre de 2005 el Consejo de Educación del Estado de Kansas votó a favor de que pudieran incluirse preguntas acerca de las críticas a la evolución biológica en las pruebas de aptitud del estado, incluyendo algunas acerca del diseño inteligente.[4] En febrero de 2007 el Consejo votó para que se volvieran a excluir ese tipo de preguntas, siendo la quinta vez en ocho años que se modificaron los estándares de calificación estatales referentes a la evolución.[22]

En noviembre de 2007 tuvieron lugar tres conferencias sobre el Monstruo del Espagueti Volador en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Religión, celebrada en San Diego (California). Las charlas incluyeron títulos como «Sagrada Pasta y Auténtica Salsa: las enredadas implicaciones del Monstruo del Espagueti Volador para teorizar sobre la religión».[23] A pesar de que su inclusión en el programa sin duda generó muchas risas, produjo un debate serio sobre la esencia de la religión, explorando cuestiones como: ¿requiere la religión una auténtica creencia teológica, o simplemente un conjunto de rituales y una comunidad que se une como forma de representar sus alianzas culturales? O dicho de otro modo, ¿es una antirreligión como el espaguetimonsterismo realmente una religión?[24]

En diciembre de 2007 el diario The Ledger informó que varios miembros de la web de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador habían mandado correos electrónicos a los miembros del consejo de educación de Polk County (Florida), sobre el tema del diseño inteligente.[25]

En esta web Henderson ha afirmado que «más de 10 millones de personas han sido tocadas por su apéndice tallarinesco».[3] También han surgido otras webs de fans[26] con el objetivo declarado de promover el espaguetimonsterismo.

«Con millones, si no miles [sic] de fieles devotos, la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador es ampliamente considerada una religión legítima incluso por sus opositores ―principalmente fundamentalistas cristianos, quienes han aceptado que nuestro dios tiene las bolas más grandes que el suyo―».

Bobby Henderson, profeta del Monstruo del Espagueti Volador.[27]

Tanto en Austria como en la República Checa existen casos de ciudadanos que lograron obtener documentos oficiales (tales como el permiso de conducir o el carné de identidad) con fotografías en las que se mostraban con un colador de pasta en la cabeza . Ambos países permiten llevar la cabeza cubierta por motivos religiosos e identifican el colador como una prenda religiosa pastafari. En el caso austriaco al solicitante se le exigió contar con la autorización de un médico, para que se le declarara «psicológicamente apto para conducir».[28]

Principios y creencias[editar]

Sátira de la eucaristía cristiana, durante la cual se dice comer el cuerpo de Cristo.

El dios de esta religión paródica es el MEV (Monstruo de Espagueti Volador) o MonEsVol en español ―FSM (Flying Spaghetti Monster) en inglés―. Sus seguidores se llaman a sí mismos «pastafaris» (aludiendo a los rastafaris), y humorísticamente proclaman haber sido «tocados por su apéndice tallarinesco», predicando la palabra de su «Señor Tallarinesco» como la religión verdadera.[cita requerida]

Henderson propuso muchos de los principios básicos del pastafarismo entre los argumentos contra los fundamentos del diseño inteligente de su primera carta abierta.[29] Estas «creencias canónicas» expuestas en la primera carta al consejo de educación de Kansas fueron publicadas y desarrolladas en su web oficial,[6] y en El evangelio del Monstruo del Espagueti Volador, donde Henderson es descrito como profeta.[30] La mayoría se eligieron expresamente con intención de satirizar los argumentos comúnmente usados por los defensores del diseño inteligente e imitando algunas de sus creencias:[18]

  • La creencia central es que el Monstruo del Espagueti Volador, invisible e indetectable, creó el universo después de beber mucho. La borrachera del monstruo explica las imperfecciones del mundo creado.
  • Todas las evidencias que «erróneamente» apoyan la evolución han sido «plantadas» intencionadamente por este ser, para poner a prueba la fe de sus fieles,[18] parodiando la postura de los que creen en la infalibilidad bíblica. Así, el Monstruo del Espagueti Volador hace que todo parezca más viejo de lo que es en realidad. Por ejemplo, cuando un científico realiza un proceso de datación radiométrica de un objeto arqueológico, el Monstruo del Espagueti Volador está ahí para cambiar los resultados con su apéndice tallarinesco sin que el científico se dé cuenta.[6]
  • El monstruo guía continua e invisiblemente la conducta de cada ser humano (creyente o no) por medio de sus «apéndices tallarinescos».
Comitiva pastafari con atuendo de pirata para la cabalgata del solsticio de verano.
Tenedor crucificado, uno de los símbolos del pastafarismo.
  1. Tiene volcanes de cerveza hasta donde alcanza la vista.
  2. Tiene una fábrica de bailarines/as de striptease.
  • En cambio, en el infierno:[31]
  1. Hay también volcanes de cerveza, pero está caliente y sin gas.
  2. Los bailarines/as de striptease sufren enfermedades venéreas.
  • El día sagrado de los pastafaris es el viernes.[18] Los pastafaris devotos deben vestir completamente con atuendo de pirata.
  • Aunque el Monstruo del Espagueti Volador posee un nombre, éste es tan hermoso y difícil de pronunciar que no sólo mata a quienquiera que lo intente, sino también a todo ser dentro de un radio de 6534 kilómetros. Este radio se duplica cuando uno trata de escribir o mecanografiar el nombre. Esto fue hecho a propósito por el Monstruo del Espagueti Volador solo para entretenerse.
  • El Monstruo del Espagueti Volador reveló su mensaje al capitán pirata Mosey y a Bobby Henderson que son profetas de esta Primera Iglesia Unida del Monstruo del Espagueti Volador (First United Church of the Flying Spaghetti Monster).
  • El símbolo principal es una cruz, que en vez de tener un Jesús crucificado, tiene un tenedor para comer espaguetis.
  • Las oraciones a «Él» deben terminar siempre con la palabra «Ramén» en vez de «Amén».[18] Ramen es una versión japonesa de la sopa de fideos china.

Ejemplo:

Oh Tallarines que están en los cielos gourmets
Santificada sea tu harina
Vengan a nosotros tus nutrientes
Hágase su voluntad en la Tierra como en los platos
Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
y perdona nuestras gulas así como nosotros perdonamos a los que no te comen.
No nos dejes caer en la tentación (de no alimentarnos de ti)
y líbranos del hambre...
Ramén.

  • Un colador para espaguetis es el símbolo que cubre la cabeza de los seguidores de esta religión, de hecho en Austria es permitido para fotografías de licencias de conducir e identificaciones. Dicha lucha fue llevada a cabo por Niko Alm, al ver que injustamente no se le permitía usar su peculiar atuendo, mientras que sí a personas de otras religiones, como mujeres musulmanas y monjas.[32]

Los piratas y el calentamiento global[editar]

Diagrama mostrando la correlación entre el aumento de temperaturas del planeta y el descenso de la cantidad de piratas.

La relación inversa entre el número de piratas en el mundo y los efectos del calentamiento global fue uno de los argumentos usados por Bobby Henderson en su carta original al consejo escolar de Kansas.

En un gráfico (con los valores del eje de las X desordenados intencionadamente) exponía como había una perfecta correlación entre el aumento de temperaturas del planeta y la disminución de piratas desde el año 1820,[33] burlándose así de la falacia lógica de que la correlación implica causa, esgrimida por algunos grupos religiosos cuando afirman que las catástrofes y guerras del mundo van en aumento como consecuencia de la disminución de los valores religiosos a nivel mundial. Además indicaba que su teoría debía ser impartida por los enseñantes totalmente disfrazados de pirata, y que lo contrario sería una falta de respeto a sus creencias.

A partir de entonces los piratas se incluyeron humorísticamente de forma recurrente en el sistema de creencias pastafari. Según éste los piratas son «seres absolutamente divinos».[6] Su imagen de ladrones y forajidos es fruto de la desinformación extendida por los teólogos cristianos en la Edad Media y por los hare krishnas. El pastafarismo dice que en realidad son «exploradores amantes de la paz y diseminadores de la buena voluntad» que distribuyen caramelos entre los niños pequeños, e indican que los piratas modernos no tienen nada que ver con «los bucaneros buscadores históricos de diversión».

Además creen que los piratas fantasma son los responsables de todas las desapariciones misteriosas del Triángulo de las Bermudas.

Los pastafaris celebran el Día Internacional de Hablar como los Piratas el 19 de septiembre.

En 2008 Henderson interpretó el incremento de actividades relacionadas con la piratería en el Golfo de Adén como una prueba adicional de su teoría, señalando que Somalia tiene «el mayor número de piratas y las menores emisiones de carbono del mundo».[34]

El Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

La notoriedad que adquirió con la publicación de la primera carta atrajo a editores instando a Henderson a escribir un libro sobre el Monstruo del Espagueti Volador. En diciembre de 2005 Henderson recibió un anticipo de 80.000 dólares de la editorial Villard para escribir El evangelio del Monstruo del Espagueti Volador con el subtítulo «El premio gordo para un ingeniero de máquinas tragaperras en paro, y hereje».[35] El autor declaró que pensaba emplear los beneficios para construir un barco pirata con el que expandir la palabra de la religión pastafari.[36] El libro se publicó el 28 de marzo de 2006.[37]

El Evangelio presenta los principios del pastafarismo, desarrollando las «creencias» expuestas en la carta abierta.[18] [38] Se incluye un mito sobre la creación, una guía propagandística para evangelizar, algunas «pruebas» pseudocientíficas y varias bromas con palabras con la pasta.[18] Henderson emplea la ironía para presentar los supuestos fallos que desvela la evolución, además de algunos dibujos burdos y varias fotografías manipuladas, y discute la historia y el estilo de vida según el punto de vista pastafari.[38] El libro también proporciona una guía de días sagrados pastafaris,[39] y un código de conducta, plasmado en los mandamientos «Realmente preferiría que no».

El Evangelio reta a los lectores a probar el pastafarismo durante 30 días, afirmando que «si no te gustamos, tu vieja religión seguramente te admitirá de nuevo». Henderson afirma en su web que se han vendido más de 100.000 copias.

Otro ejemplo de la sátira de Monesvol

Demostraciones filosóficas de la existencia del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Según Brian D. Rabern, profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de California en Santa Bárbara, se pueden presentar varios argumentos ontológicos y cosmológicos acerca de la existencia del Monstruo del Espagueti Volador, al igual que se ha hecho con los dioses de las religiones mayoritarias:[40]

Adorno de celebración del solsticio de invierno representando al Monstruo del Espagueti Volador.

El argumento cosmológico del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Imitando el estilo de la teología kalam:

  • Premisa 1: la existencia de todo lo que comienza a existir tiene una causa.
  • Premisa 2: el universo comenzó a existir.
  • Conclusión 1: por lo tanto la existencia del universo tiene una causa.
  • Premisa 3: como no hay una explicación científica que pueda elucidar la causa del origen del universo, esta causa debe ser sobrenatural, o sea el universo fue creado por un dios.
  • Conclusión 2: por lo tanto, un dios existe.
  • Premisa 4: los dioses siempre han creado a los humanos a su propia imagen y semejanza.
  • Premisa 5: el cerebro de los humanos parece una fuente de espaguetis.
  • Conclusión 3: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador es el único Dios verdadero.

Argumento ontológico del Monstruo del Espagueti Volador[editar]

Parafraseando las premisas ontológicas de Anselmo de Canterbury:

  • Premisa 1: se puede imaginar el ser más grande (del que no se pueda imaginar uno más grande).
  • Premisa 2: si no existe un ser a partir del cual no se puede imaginar uno más grande, de todos modos yo podría imaginar uno más grande que ese ser del cual no se podía imaginar uno más grande (o sea, un ser a partir del cual realmente ya no se pueda imaginar uno más grande).
  • Premisa 3: no es posible imaginar un ser más grande que un ser del cual ya no es posible imaginar uno más grande.
  • Conclusión 1: por lo tanto, existe un ser del que no se puede imaginar uno más grande.
  • Premisa 4: si ese ser no tiene un Apéndice Tallarinesco, entonces yo podría imaginar un ser más grande que ese ser: uno que tuviera un Apéndice Tallarinesco.
  • Conclusión 2: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco.
  • Conclusión 3: por lo tanto, el ser del que no se puede imaginar uno más grande tiene un Apéndice Tallarinesco y existe
  • Conclusión 4: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador existe.
  • Conclusión 5: por lo tanto, el Monstruo del Espagueti Volador es todo poderoso.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «The dangers of creationism in education. Council of Europe Parliamentary Assembly» (en inglés).
  2. Dan Vergano (26 de marzo de 2006) (en Inglés). "Spaghetti Monster" is noodling around with faith. USA Today. http://www.usatoday.com/life/books/2006-03-26-spaghetti-monster_x.htm. 
  3. a b «But is there intelligent spaghetti out there?». New York Times Arts article. Consultado el 05-02-2007.
  4. a b «Kansas Education Board first to back “Intelligent Design”», artículo en el diario The Washington Post, 9 de noviembre de 2005 (en inglés).
    En Kansas se enseñará la teoría creacionista», artículo en el diario La Nación (Buenos Aires), del 10 de noviembre de 2005.
  5. «Evolution trumps intelligent design in Kansas vote», artículo en la revista Science, del 11 de agosto de 2006 (en inglés).
  6. a b c d e f g Henderson, Bobby (2005). «Open Letter To Kansas School Board» (en inglés) (HTML). Consultado el 09-01-2007.
  7. Verbatim: Noodle This, Kansas. Washington Post. 28 de agosto de 2005. http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2005/08/27/AR2005082700019.html?nav=most_emailed. 
  8. Wolf, Gary (14 de noviembre de 2006) (en Inglés). The Church of the Non-Believers. Wired News. http://www.wired.com/wired/archive/14.11/atheism.html. 
  9. «Polonia acepta el Pastafarismo como una religión oficial» (en español).
  10. «Congress shall make no law respecting an establishment of religion, or prohibiting the free exercise thereof» (‘El Congreso no hará ninguna ley respecto al establecimiento de la religión, o prohibiendo su libre ejercicio’), primera enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.
  11. Ken Ham. Master Books Inc. (ed.): «Evolution is Religion» (en inglés).
  12. a b «Kansas School Board Responses to the Open Letter» (en inglés). Henderson, Bobby (June 25 de 2005). Consultado el 09-01-2006.
  13. «Discussion of the Open Letter» (en inglés). Henderson, Bobby. Consultado el 07-04-2007.
  14. «A Tangled Tale of a Pasta-based Prophet» (en inglés). Der Spiegel (2005-08-24). Consultado el 08-09-2007. «[FSM] has certainly caught the imagination of the online community [...] Henderson receives over 150 emails from supporters every day.».
  15. (en Inglés) The Flying Spaghetti Monster. New Scientist. 6 de agosto de 2005. http://www.newscientist.com/backpage.ns?id=mg18725112.800. 
  16. Rothschild, Scott (24 de agosto de 2005) (en Inglés). Evolution debate creates monster. Lawrence Journal-World. http://www2.ljworld.com/news/2005/aug/24/evolution_debate_creates_monster/?education. 
  17. Boxer, Sarah (29 de agosto de 2005) (en Inglés). But Is There Intelligent Spaghetti Out There?. New York Times. http://www.nytimes.com/2005/08/29/arts/design/29mons.html?ex=1282968000&en=ee37c2cf9d5884e7&ei=5090&partner=rssuserland&emc=rss. 
  18. a b c d e f g «"Spaghetti Monster" is noodling around with faith» (en inglés). USA Today Science & Space article. Consultado el 05-02-2007.
  19. «Church of the Flying Spaghetti Monster» (en inglés). James Randi Educational Foundation article September 16, 2005. Consultado el 05-02-2007.
  20. In His Name We Pray, Ramen por Russ Pitts, Escapist magazine
  21. «Boing Boing's $250,000 Intelligent Design challenge». BoingBoing.net (August 19 de 2005). Consultado el 11-06-2006.
  22. (en inglés) Kansas board boosts evolution education. MSNBC. 14 de febrero de 2007. http://www.msnbc.msn.com/id/17132925/. 
  23. «Religious scholars mull Flying Spaghetti Monster» (en inglés). AP (2007-11-16). Consultado el 16-11-2007.
  24. «Pasta monster gets academic attention» (‘el monstruo de past obtiene atención de los académicos’), artículo en el sitio web Associated Press, 17 de noviembre de 2007 (en inglés).
  25. John Chambliss (11-12-2007). Satirical Monsters More Competition for Darwin. The Ledger. http://www.theledger.com/article/20071211/NEWS/712110392/0/FRONTPAGE. Consultado el 13-12-2007. 
  26. Sitio de fans FSM Awareness.com (Concienciación del Monstruo del Espagueti Volador), en inglés.
  27. Henderson, Bobby. «About». The Church of the Flying Spaghetti Monster. Consultado el 20-09-2009.
  28. «Austria reconoce los coladores de pasta como prenda religiosa “pastafari”». BBC Mundo. 11 de julio de 2011.  «'I'm a Pastafarian': Man who claims his religion forces him to wear a sieve on his head given permission to wear one on his official identity card picture», Daily Mail, 1 de agosto de 2013.
  29. Thierman, Jessica (18 de septiembre de 2005). Touched by his Noodly Appendage. Gelf Magazine. http://www.gelfmagazine.com/mt/archives/touched_by_his_noodly_appendage.html. 
  30. a b DuBay, Tim (2005). «Guide to pastafarianism» (Shockwave Flash). Consultado el 26-08-2006.
  31. The Gospel of the Flying Spaghetti Monster, p.83
  32. «Austria reconoce los coladores de pasta como símbolo religioso 'pastafari'». El Mundo. EFE. 13 de julio de 2011. 
  33. Grafico original de Henderson
  34. www.venganza.org (ed.): «Somalia - Lots of pirates, low carbon emissions» (en inglés) (14 de abril de 2008). Consultado el 19 de marzo de 2010.
  35. Wolff, Eric (16 de noviembre de 2005). The case for intelligent design: spaghetti as the Creator. New York Magazine. http://nymag.com/nymetro/news/people/columns/intelligencer/15011/. 
  36. Katleen Craig (22 de diciembre de 2005). «Passion of the Spaghetti Monster» (en inglés).
  37. Random House (ed.): «The Gospel of the Flying Spaghetti Monster» (en inglés) (2009).
  38. a b Brenner, Wayne (14-04-2006). «The Gospel of the Flying Spaghetti Monster». The Austin Chronicle. Austin Chronicle Corp. Consultado el 18-10-2009.
  39. El Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador, pág. 123.
  40. Carta abierta a la mesa directiva de la escuela de Kansas.

Bibliografía[editar]

  • Bobby Henderson. The Gospel of the Flying Spaghetti Monster (El evangelio del Monstruo del espaqueti volador). (2006). ISBN 0-00-723160-1

Enlaces externos[editar]