Inerrancia bíblica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la teología cristiana, la inerrancia de la Biblia es una doctrina que consiste básicamente en la falta de error o de fallas en las Sagradas Escrituras, las que, al ser inspiradas por Dios mismo, siempre dicen la verdad, y no se equivocan.

Por lo anterior, la Biblia es la máxima autoridad, tanto en temas doctrinales, como en temas morales.

Algunos consideran inerrancia e infalibilidad como lo mismo, otros no.[1]

Inerrancia bíblica e inspiración divina[editar]

El apóstol Pablo declaró a su discípulo Timoteo: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Esta declaración de que las Sagradas Escrituras habían sido inspiradas por Dios mismo, dio pie a los primeros discípulos para desarrollar esta doctrina basada en simple lógica: si Dios es perfecto, y toda la Biblia fue inspirada por él, por tanto, toda la Biblia es perfecta.

Notas y referencias[editar]

  1. McKim, DK, Westminster dictionary of theological terms, Westminster John Knox Press, 1996.