Arte y cultura clásica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Literatura clásica»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Hermes de Praxíteles, copia de época romana del original del siglo IV a. C.
Neptuno y Anfítrite, de Mabuse (1516), uno de los "romanistas" flamencos.
Partenón del Parque del Centenario de Nashville (1897), reconstrucción historicista del Partenón ateniense del siglo V a. C.
La carta de amor, de John William Godward (1913), un ejemplo de la vertiente kitsch del uso de la ambientación clásica.

Arte y cultura clásica es un conjunto de conceptos culturales de la civilización occidental que identifican como clásico lo grecorromano. Incluyen, en el ámbito de la literatura, la literatura clásica o grecorromana, las distintas formas de la literatura griega y la literatura latina (como la poesía, el teatro, la historiahistoriografía clásica— y la filosofíafilosofía griega, filosofía helenística—); y en el ámbito del arte, el arte clásico o grecorromano, considerado de forma amplia (no sólo las denominadas bellas artes -escultura clásica, arquitectura clásica-, sino también todas las artes menores, extendiéndose a veces a toda la cultura material).

En cambio, el uso del concepto pintura clásica, ante la escasez de restos de la pintura de la Antigua Grecia o de la pintura de la Antigua Roma, se extiende a las producciones pictóricas del renacimiento clásico, el clasicismo del siglo XVII o el academicismo posterior; lo que en el contexto cronológico del arte contemporáneo se opone estilísticamente al concepto de arte moderno. En música, los conceptos de música clásica (equivalente al de música culta) o clasicismo musical (el estilo de finales del XVIII y comienzos del XIX, que sigue al barroco y precede al romanticismo) no se refieren en ningún caso a la música de la Antigüedad.

Entendida como civilización, también forman parte de la civilización clásica o greco-romana los demás rasgos de su cultura, creencias (mitología clásicamitología griega, mitología romana—) e incluso de su vida cotidiana (Costumbres de la Antigua Grecia, Costumbres de la Antigua Roma), así como su economía, sociedad y organización política, militar y religiosa (religión griega, religión romana), especialmente las instituciones griegas y las instituciones romanas.

Los límites temporales de la Antigüedad clásica son tan imprecisos como los de la edad que le corresponde: del siglo VIII a. C. al siglo V d. C.; o bien terminando en el siglo III d. C. (pues desde el siglo IV d. C. comenzaría la hegemonía cultural del cristianismo); o bien comenzando en el III milenio a. C. (incluyendo así la civilización minoica y la civilización micénica). Personalizando en dos autores, la cultura clásica incluiría desde Homero hasta Apuleyo; en dos obras, desde el palacio de Cnosos hasta la Columna Trajana.

Sus límites espaciales son los del mundo grecorromano.

En Grecia, se reserva el nombre de periodo clásico al que se conoce como siglo de Pericles (de mediados del siglo V a. C. a mediados del siglo IV a. C., mientras que para Roma se hace lo propio desde los últimos siglos de la República Romana (siglo II a. C.) hasta los primeros siglos del Imperio Romano, con los Antoninos (siglo II d. C.).

En la periodización del Arte antiguo, específicamente para el arte occidental, se suele identificar el periodo pre-clásico (civilizaciones del Antiguo Oriente Próximo), el periodo clásico (arte griego y romano) y el periodo post-clásico (arte de la Antigüedad Tardía: tardorromano, paleocristiano y bizantino).

Arte clásico como herencia cultural de Occidente[editar]

El arte y la cultura clásica son la herencia cultural de la civilización occidental, reivindicada conscientemente a partir del Renacimiento (siglo XV y XVI), el Clasicismo (siglo XVII) y el Neoclasicismo (siglo XVIII).

Durante los debates de la redacción del Proyecto de Constitución Europea (Tratado de Roma 2004, que finalmente no entró en vigor), uno de los asuntos que más se discutió fue cuáles son las raíces culturales y de civilización de Europa, y si convenía introducir en el texto del Tratado una cita expresa que pusiera o no al mismo nivel las raíces clásicas y las raíces cristianas del continente.[2]

Formación clásica[editar]

La posesión de una formación intelectual que incluyera a los clásicos griegos y latinos (poseer una cultura clásica) constituía tradicionalmente la prueba de una excelente educación, identificada con lo que se conocía como letras humanas, humanidades o humanística (véase también Humanismo). Sin embargo, la cada vez mayor separación entre la formación humanística y la científica a partir del siglo XIX, ha invalidado tal identificación, lo que ha terminado dando lugar, desde mediados del siglo XX, al denominado problema de las dos culturas.

En el sistema educativo español hay una asignatura denominada Cultura Clásica.

Estudios clásicos[editar]

Los estudios clásicos son un conjunto de disciplinas académicas, habitualmente con rango universitario, en la que se incluyen la arqueología clásica (la especializada en la Antigüedad clásica) y la filología clásica (la filología griega y la filología latina), que a veces también incluyen organizativamente la filología semítica u otras.

Antes muchos de estos estudios de lenguas clásicas eran impropiamente denominados de lenguas muertas: latín, griego clásico (y otras modalidades de la lengua griega), hebreo, otras lenguas bíblicas (arameo y siríaco), y otras lenguas del Antiguo Oriente Próximo o lenguas orientales (sumerio -sumeriología-, acadio, fenicio, persa antiguo, lenguas egipcias, etc.)

Otras lenguas clásicas orientales son el árabe clásico (para la lengua y civilización árabe y la civilización islámica) o el sánscrito (para la civilización india). Los estudios de las lenguas clásicas de Extremo Oriente son más usualmente denominados de forma separada (chino clásico -sinología-, japonés clásico -niponología-, etc.)

Los estudios clásicos incorporan no sólo la lengua sino la cultura de las civilizaciones a las que se refieren; en el uso más extendido de la expresión (la que los identifica con el estudio de la civilización grecorromana), los estudios clásicos son el heredero de los studia humanitatis del humanismo,[3] que también dieron origen al concepto de letras humanas, letras o humanidades.

Notas[editar]

  1. Siegfried Kesselmeier: Ein Westfälischer Römer. Zum dichterischen Werk Ferdinands von Fürstenberg. In: Norbert Börste, Jörg Ernesti (Hrsg.): Ferdinand von Fürstenberg : Fürstbischof von Paderborn und Münster; Friedensfürst und guter Hirte. Schöningh, Paderborn; München; Wien; Zürich 2004, ISBN 978-3-506713193. Fuente citada en de:Monumenta Paderbornensia
  2. Diego B. Poole Derqui, Constitución Europea y raíces cristianas de Europa, Anuario de derecho eclesiástico del Estado, ISSN 0213-8123, Nº 22, 2006, pp. 67–94 (ficha en Dialnet).
  3. Black, Robert. Humanism and Education in Medieval and Renaissance Italy: Tradition and Innovation in Latin Schools from the Twelfth to the Fifteenth Century. Cambridge: Cambridge University Press, 2001. Fuente citada en en:Latin school

Enlaces externos[editar]

Portales culturales y educativos