Égloga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La égloga es un subgénero de la poesía lírica que se dialoga a veces como una pequeña pieza teatral en un acto. De tema amoroso, uno o varios pastores lo desarrollan contándolo en un ambiente campesino donde la naturaleza es paradisíaca y tiene un gran protagonismo la música. Como subgénero lírico se desarrolla a veces mediante un monólogo pastoril o, más frecuentemente, con un diálogo.

La égloga es una composición en la que el poeta, encarnado en uno o varios pastores, expresa su amor en un marco idealizado, lleno de belleza y amor.

Las primeras églogas fueron los Idilios (en griego, "poemitas" o "pequeños cantos") de Teócrito; luego los escribieron Mosco, Bión de Esmirna y otros autores bajo su influencia. El escritor latino Virgilio (siglo I a. C.) con sus Églogas (en griego, "selecciones") o Bucólicas añadió elementos autobiográficos, haciendo de cada pastor un personaje imaginario que encubría a un personaje real: Cayo Cilnio Mecenas, Augusto, etc. Algunas de ellas llegaron a escenificarse en Roma. Otros autores latinos escribieron también églogas, como Nemesiano, Calpurnio Sículo o Ausonio.

Esta innovación pasó a la bucólica posterior, de forma que algunas veces los personajes de las églogas representaban personajes reales. A través de Giovanni Boccaccio y con el Renacimiento y la Arcadia de Jacopo Sannazaro el género se volvió a recuperar mezclándose las composiciones en verso en un marco narrativo en prosa, y se difundió por todo el mundo occidental, bien en verso, bien como églogas intercaladas en una novela pastoril cualquiera. En la literatura castellana, escribieron églogas Juan del Encina, Lucas Fernández, Garcilaso de la Vega, Juan Boscán, Lope de Vega, Pedro Soto de Rojas, Bernardo de Balbuena y Juan Meléndez Valdés.

Véase también[editar]

Nueva entrada:

            1 “Las obras de este tipo, con música incluida, se asentaron plenamente en España a partir de las obras

de Juan del Encina (1468-1529/30).

              A su vez el término se ha utilizado como título de piezas para piano con un carácter pastoral, por 
              parte de compositores más modernos como Tomasek, Franck, Liszt, Devorák”.

2 De moda durante el s. XIX (ej. Franz Liszt: “Eglogue” de Années de pèlerinage, 1855).

3 En el Cancionero de 1496, fol. XCVI v. El primero es un zéjel en doce estrofas, donde intervienen Pelayo y su zagal (una réplica por estrofa); en cuanto al segundo (seis estrofas de villancico) consta sólo, al parecer, de dos réplicas. El diálogo se acerca más, en ambos, al estilo lírico que al dramático, y no tiene la vivacidad de las Églogas pastoriles, perfectamente teatrales, que ocupan la parte final del Cancionero (Fol. CIII-CXVI) y fueron efectivamente representadas en el palacio de los Duques de Alba. p. 107 n Ver Villancicos pastoriles de Juan del Encina (1468-1529/30)

Ver en www.bne.es y en www.cervantesvirtual.com entradas sobre el Égloga.

1 Diccionario Harvard de Música. Ed. Don Michael Randel. Ed. Alianza Editorial, S.A. Madrid, 2009 Cuarta Edición.
2 Diccionario de la música. Alberto González Lapuente. El libro de bolsillo. Biblioteca de consulta. Alianza Editorial.Madrid, 2007.
3 EL TEATRO MENOR EN ESPAÑA A PARTIR DEL SIGLO XVI  Equipo de investigación sobre el Teatro español Instituto “Miguel de Cervantes” CSIC
 Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid, 1983 ver p. 107 n.