La Cinq

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Cinq
Nombre público La Cinq
Eslogan Cinq you La Cinq ! (1987)
Tipo de canal Analógico
Programación Generalista
Propietario Mediaset
País Flag of France.svg Francia
Fundación 1985
Fundador Mediaset
Inicio de transmisiones 20 de febrero de 1986
Cese de transmisiones 12 de abril de 1992
Personas clave Silvio Berlusconi
Formato de imagen 4:3
Cuota de pantalla 13,0% (1989, Médiamétrie)
Área de transmisión Flag of France.svg Francia
Ubicación 21 rue Jean Goujon

75008 Paris (1986-1987)
241 Boulevard Pereire

75017 Paris (1987-1992)
[editar datos en Wikidata ]

La Cinq fue una cadena de televisión que emitió en Francia desde 1986 hasta 1992. Nació como el primer canal privado de su país que emitía en abierto, y fue el primer intento de Silvio Berlusconi de exportar su modelo de televisión a un país extranjero. A lo largo de su historia contó con tres propietarios: un grupo formado por Fininvest y Jerome Seydoux, el empresario de medios de comunicación Robert Hersant, y el grupo editorial Hachette.

Con unas deudas superiores a los 3.000 millones de francos, La Cinq desapareció el 12 de abril de 1992.

Historia[editar]

Silvio Berlusconi, presidente de Fininvest y fundador de La Cinq.

En 1985 el presidente de la República Francesa, François Mitterrand, consultó al primer ministro Laurent Fabius la posibilidad de crear canales privados gratuitos dentro del espectro analógico francés, como "un espacio más para la libertad". Con la reforma de la Ley Audiovisual francesa en 1986, se estableció la creación de 2 canales nuevos que se financiarían exclusivamente a través de la publicidad, de carácter gratuito (Canal+, el primer canal privado francés, era para abonados) y que estaría gestionado por empresas de medios de comunicación.[1]

Silvio Berlusconi, director de Mediaset, se presentó al concurso para una de las 2 concesiones que otorgaba el gobierno, con la intención de crear una emisora de similares características a su canal privado italiano, Canale 5, y que exportaría su modelo de televisión al país galo (al igual que hizo años más tarde con Telecinco en España). Para ello tuvo que aliarse con el empresario francés Jerome Seydoux, con el que sería máximo accionista con un 40% de los títulos cada uno, para constituir la sociedad "France Cinq", que logró una concesión gubernamental de ámbito nacional.

La nueva cadena La Cinq guardaba muchas similitudes con la italiana Canale 5, que iban desde su imagen corporativa (logotipo casi idéntico al italiano, excepto por una estrella en lugar de la margarita de Mediaset) a una programación generalista basada en el espectáculo y entretenimiento familiar.

La Cinq de Jerome Seydoux (1986)[editar]

La cadena comenzó sus emisiones el 20 de febrero de 1986 con un programa de variedades, Voilà la Cinq, realizado desde los estudios del grupo Mediaset en Milán (Italia), y que daba la bienvenida al nuevo canal. Las primeras semanas se emitieron sólo cinco horas de contenido original, con reposiciones en el resto del día, y la parrilla estaba conformada por concursos y programas de producción propia, a la espera de adquirir los derechos de varias series que no pudieron llevarse a cabo antes del lanzamiento del canal.

A partir de marzo La Cinq logró completar su programación con la emisión de series americanas de los años 1960 y 1970, y que estaban libres de derechos. Así, la cadena pasó a emitir series como Happy Days o Star Trek, y anime procedente de Canale 5 que ya había sido emitido en Italia, como la serie Campeones -conocida allí como Olive et Tom-. Además, la cadena garantizó la emisión de películas dentro de su prime time.

La Cinq de Robert Hersant (1987-1990)[editar]

En 1986 se produjo un cambio de gobierno y el nuevo primer ministro, Jacques Chirac, derogó la concesión de los dos canales privados existentes (La Cinq y TV6) además de anunciar la privatización de la cadena pública TF1. Para evitar la cancelación total de la concesión, Berlusconi y Seydoux unieron fuerzas con el empresario de medios Robert Hersant. Así, el 10 de febrero de ese mismo año se constituyó la sociedad de explotación de La Cinq, presidida por Hersant y con un reparto accionarial del 25% a partes iguales entre Socpresse y Fininvest. El 23 de febrero, el Consejo Audiovisual francés le otorgó al grupo una concesión por 10 años.

La entrada de Robert Hersant respondía a intereses políticos. Hersant era el propietario de un grupo que incluía el periódico Le Figaro, que apoyaba a Jacques Chirac. También era propietario de TV Magazine, la revista de televisión más vendida en Francia. Se aprovechó la ocasión para usar la revista como máximo anunciante de la cadena, llegando a manipular los propios contenidos de la revista para favorecer al canal.

Durante 1987 se produjeron cambios importantes dentro de la cadena, cuyo cambio más importante fue la introducción de servicios informativos y la emisión de varias ediciones a lo largo del día. La principal apuesta del canal era ser la principal emisora privada, por lo que, aprovechando la privatización de TF1, La Cinq decidió hacerse con el servicio de varios presentadores procedentes del primer canal.[1] También intentó mejorar su señal en aquellos territorios donde no podía verse La Cinq, e inició una fuerte campaña de publicidad.

Durante estos tres años, la cadena corrió una suerte desigual en su programación. Por un lado logró bastante éxito con sus servicios informativos, la cobertura a algunos acontecimientos deportivos o las películas que se emitían cada día de la semana. Por otro lado, muchos de los programas emitidos no lograron el éxito esperado y varios presentadores acabaron marchándose (o en algunos casos, regresando) a la recién privatizada TF1. Las expectativas marcadas no se cumplieron, y la cadena no obtuvo la rentabilidad suficiente. Por otra parte, las tensiones entre Hersant y Berlusconi debilitaron a la televisión.[1]

La Cinq del grupo Hachette (1990-1992)[editar]

El Consejo Audiovisual aceptó el 23 de octubre de 1990 el cambio de capital de la empresa, en el que Socpress y Hersant vendieron toda su participación al grupo Hachette, presidido por Jean Luc Lagardère. El nuevo propietario prometió sacar de la crisis a La Cinq, y poco a poco fue aumentando su presencia accionarial.[1]

Para lograr su objetivo, Lagardère hizo un cambio radical que implicó a toda la programación. El objetivo principal de La Cinq era convertirse en un canal generalista para toda la familia, por lo que invirtió mucho dinero para realizar fichajes y adquisiciones de derechos, tanto deportivos como de series y películas. Un ejemplo de ello fue la compra de los derechos de emisión de la Fórmula 1 y los pases de cine Disney. También se cambió de forma radical la imagen corporativa con un logotipo diseñado por Jean Paul Goude, que consistía en un 5 superpuesto sobre los demás números. En total se estrenaron 22 nuevos programas y se pasó a una emisión continuada de 24 horas.

Sin embargo, el cambio radical en la programación fue un fracaso. Se retiraron seis de los estrenos de temporada y muchos rostros famosos dejaron la cadena, que multiplicó sus pérdidas. A pesar de que existieron algunos éxitos de audiencia como la Fórmula 1, el cine Disney o la serie Twin Peaks, y de ser la tercera cadena de televisión más vista de Francia, La Cinq estaba en quiebra técnica, con una deuda de 1 millón de francos.[2]

El 17 de diciembre de 1991, el debate sobre una posible desaparición de La Cinq trascendió al público, cuando la cadena anunció un expediente de regulación de empleo que implicaría el despido de 576 trabajadores, más del 75% de la plantilla.[1] Ese mismo día se sustituyó el informativo por un programa especial, donde trabajadores y hasta algunos directivos explicaron la complicada situación que atravesaba La Cinq.[3] Los empleados anunciaron una huelga y movilizaciones para salvar tanto sus puestos de empleo como la propia televisión.[4]

Después de que el Consejo Audiovisual francés llamase a declarar a Lagardere, y de que el 31 de diciembre de 1991 La Cinq anunciase suspensión de pagos con una deuda de 3 millones de francos, el 3 de enero de 1992 la cadena pasó a manos de un administrador judicial nombrado por el Tribunal de Comercio de Francia.[1] El mismo día, el presentador de informativos Jean Claude Bourret lanzó la campaña "Vive la cinq", que recogió firmas, apoyos y fondos por parte de los ciudadanos para pedir la continuidad del canal.

Desaparición de la cadena (1992)[editar]

Con el administrador judicial, Silvio Berlusconi anunció que intentaría salvar a la cadena de su posible desaparición con una oferta de ampliación de capital.[5] Por otro lado, las cadenas privadas del consejo audiovisual, TF1 y M6, acordaron la creación de un canal de información continua dentro de la frecuencia analógica que ocupaba La Cinq.[6]

Finalmente, Berlusconi retiró su plan de salvación de la cadena a finales de marzo,[7] y el 3 de abril el Tribunal de Comercio anunció la desaparición de La Cinq para el día 12 de abril de 1992. El fallo fue anunciado en directo en el informativo de la cadena por Bourret, impulsor de la plataforma por su salvación.[8] [9]

El último programa de la cadena fue un homenaje a La Cinq a lo largo de sus 6 años, que se anunció como un "eclipse final". Lo último que emitió La Cinq fue una luna que representaba el canal, eclipsada por un sol representado por una pantalla negra. Posteriormente apareció un mensaje "La Cinq vous prie de l'excuser pour cette interruption definitive de l'image et du son" (La Cinq pide disculpas por la interrupción definitiva de imagen y sonido) y la despedida concluía con un escueto "C'est fini" (Se acabó)[10] [11]

Después de La Cinq[editar]

En Francia[editar]

En 1994 el estado Francés adquiere la red, tras una auditoría empresarial (1992-1994). El estado gestionó la cadena de forma independiente al ente público France Télévisions.

Durante la primera etapa las frecuencias del canal quedaron libres y fueron ocupadas por varios canales: en primer lugar, el canal cultural Arte (1992-1994), por un breve período la emisora de servicio público Télé emploi (1994) finalmente un canal dedicado a la francofonía (La Cinquième).

En 1999 la Asamblea Nacional Francesa decidió fusionar France 5 al conglomerado de France Télévisions. Esta fusión se hará activa el 2 de agosto de 2000, siendo 2 años más los que France Télévisions tardará en integrarla en el grupo audiovisual púbico.

Su oferta actual es una mezcla entre el canal cultural franco-alemán Arte y el canal minigeneralista France 5.

En Andorra[editar]

Jean-Claude Bourret y su asociación "vive la Cinq!", actualmente llamada "TV Liberté", decide aprovechar la inestabilidad política (tras el referéndum por la constitución) en Andorra para arrancar un canal que desde Andorra emita a Francia por cable y satélite.

Muchos de los pactos que logra Jean-Claude Bourret con el gobierno de Andorra acaban en saco roto unos meses después tras el cambio de gobierno.

La asociación sigue existiendo, pero está inactiva a la espera de que su principal responsable decida si seguir reclamando al Gobierno Andorrano una licencia de emisión o disolver definitivamente la asociación que pretendía revivir el espíritu de La Cinq.

Audiencias[editar]

1986 1987 1988 1989 1990 1991
4,2% 7,3% 10,3% 13%* 11,7% 10,9%

* Máximo histórico.

A pesar de que su propósito desde su creación fue convertirse en el principal canal de televisión privada de Francia, la privatización de TF1 (líder de audiencias) y la fuerza de la televisión pública lastraron el share de La Cinq. En 1989 consiguió su mejor resultado, un acumulado medio del 13%, pero la baja rentabilidad y los cambios de programación con Hachette desinflaron a la emisora, que comenzó a perder espectadores.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]