Karl Lueger

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Karl Lueger
Karl Lueger

Wien 3 Wappen.svg
Alcalde de Viena
por Viena
08 de abril de 1897-10 de marzo de 1910

Datos personales
Nacimiento 24 de octubre de 1844
Bandera de Austria Austria, Wieden
Fallecimiento 10 de marzo de 1910 (65 años)
Bandera de Austria Austria, Viena
Partido Partido Social Cristiano Austriaco
Profesión Abogado
Religión Católico

Karl Lueger (Wieden, 24 de octubre de 1844 - Viena, 10 de marzo de 1910) fue un político austriaco, fundó el Partido Social Cristiano austriaco, de tendencia antisemita, por el que fue alcalde de la capital del Imperio austrohúngaro. Se le considera como un político populista y demagogo que, con el cultivo de la agitación antisemita[1] y el apoyo de la prensa amarilla de Viena, logró convertirse en alcalde electo de dicha ciudad en 1895, cargo que pudo ejercer de forma efectiva en 1897, tras superar el veto imperial, hasta su muerte en 1910.[2] Fue admirado por Adolf Hitler, quien calificó a Lueger como "el alcalde alemán más grande de todos los tiempos".[3]

Trayectoria[editar]

Karl Lueger era hijo del conserje de la Escuela Técnica, y conoció las tribulaciones de la pequeña burguesía. Se doctoró en Derecho en 1866, y trabajó como abogado liberal hasta 1870; en paralelo desarrollaba su oratoria en las tabernas de la periferia vienesa. Entró en el Consejo Municipal en 1875, y rompió abiertamente con el liberalismo decimonónico, que había avivado y transformado su país, en la década siguiente; en 1885 denunciaba de continuo el capitalismo mundial, mezclando muchos argumentos, entre otros, el racista.[4]

Como político, surgió en un momento de situación debilitada para la clase media y pequeños artesanos, acaso por el empuje del liberalismo económico austriaco de la segunda mitad del siglo XIX que dio lugar a los grandes almacenes o a la fabricación masiva de bienes. Este abogado fundó el partido del "clavel blanco", y con el lema "hay que ayudar al pequeño" logró arrastrar a las clases medias, que temían verse desposeídas. Como dice Stefan Zweig en sus memorias, "era exactamente la misma capa social asustada que más tarde congregó a su lado, como primera gran masa, Adolf Hitler, y K. Lueger le sirvió de modelo también en otro sentido: le enseñó lo manipulable que era el lema antisemita, que ofrecía a los descontentos círculos pequeñoburgueses un adversario palpable y, por otro lado, imperceptiblemente desviaba el odio por los grandes terratenientes y la riqueza feudal".[5]

La primera gaceta del partido, claramente demagógica, el Illustrierte Wiener Volkszeitung, se subtitulaba "Órgano de los antisemitas". Y aunque luego atemperó su antisemitismo, decía siempre que él "establecía quién es judío", prefacio de terribles consecuencias desde 1933.[6] En vano el cardenal de Praga, Schönborn, pidió a León XIII que suspendiera el apoyo vaticano al partido de Lueger (cuya foto figuraba en el escritorio papal).[7]

Fue elegido alcalde en 1895, pero solo pudo acceder en 1897 por el veto imperial, debido a sus odios, y estuvo en ese puesto hasta 1910. Desde entonces, dominó en la vida pública vienesa y se convirtió en una célebre figura, casi tan conocida como el Emperador. Sus acciones fueron desde sostener con fuerza el rearme de la iglesia católica, por ejemplo pidiendo "reconquistar las universidades fundadas por nuestras iglesias" (universidades a las que habían tenido al fin acceso libre los austrojudíos), como acciones renovadoras, parciales pero eficaces: municipalizar el gas, electrificar tranvías, extender la iluminación ciudadana, regular el Danubio. Todo ello fue realizado con apoyo de la banca alemana (Deutsche Bank). Esas tareas sociales, por cierto, fueron desarrolladas con amplitud y con una perspectiva social muy distinta, desde 1920, por los socialdemócratas, que transformaron definitivamente la ciudad en más una década. [8]

La comparación entre los pasos de Lueger y los posteriores del Führer, de origen austriaco, es muy habitual, dada la admiración de Hitler en Mi lucha, y pese a que su actividad como alcalde fuese moderada con los austriacos de origen judío.[9] Pero Lueger abonó una acusación masiva contra parte importante de la población. Ello lo refleja bien la novela de Schnitzler El camino a cielo abierto, de 1908, que muestra a un grupo de escritores y artistas, vieneses o residentes en Viena, de origen judío mayoritariamente, en una situación parcial y provisional en el seno de un mundo desestructurado y lleno de amenazas.[10] Es la Viena que describe Robert Musil, políticamente confusa, en El hombre sin atributos.

Freud se quedó horrorizado ante el nombramiento final de Lueger, pese al doble veto del emperador; y ese fue otro argumento contra una ciudad que le fue hostil. Sorprende, para muchos, que hoy la ciudad vienesa recuerde a ese viejo alcalde varias veces: nombra una plaza importante con su apellido, se mantienen dos estatuas destacadas, e incluso una parte del Ring tuvo su nombre durante décadas, que sólo ha sido cambiada en 2012 como "Ring de la Universidad", pero administrativamente pues aún en 2013 se ven antiguos rótulos de la avenida.[11]

Referencias[editar]

  1. Watson, Peter (2006). Historia intelectual del siglo XX. Barcelona: Crítica. ISBN 8484328058. http://books.google.es/books?id=K4P7VWvhWK0C&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false. «Karl Lueger, un antisemita que había propuesto que se metiese a la población judía en barcos para después hundirlos con dicho cargamento, llegó a obtener la alcaldía de la ciudad.» 
  2. Joan B. Culla (2005) (en español). Breve Historia del Sionismo. Madrid, España: Alianza Editorial. pp. 340. ISBN 978-84-206-8258-7. 
  3. Ian Kershaw (2000) (en español). Hitler, 1889-1936 (7ª edición). Barcelona, España: Ediciones Península. pp. 778. ISBN 84-8307-319-6. 
  4. William M. Johnston, L'esprit viennois, París, PUF, 1985, p.69 (tr. El genio austrohúngaro. Historia social e intelectual, 1848-1938, Oviedo, KRK)
  5. Stefan Zweig, El mundo de ayer. Memorias de un europeo, Acantilado, 2005, p. 93.
  6. J. Riedl, Viena infame y genial, Anaya-Mario Muchnik, 1995, p. 139.
  7. J. Riedl, Viena infame y genial, 1995, p. 140.
  8. W. Johnston, L'esprit viennois, p.69-72
  9. Léon Poliakov, The History of Anti-Semitism, University of Pennsylvania Press, 2003. ISBN 0-8122-1863-9. p. 24.
  10. Carl Emil Schorske, Pensar con la historia, Taurus, 2001 pp. 245-246
  11. "Österreich: Wiens Dr.-Karl-Lueger-Ring heißt künftig Universitätsring", en Tiroler Tageszeitung. 2012-04-19

Enlaces externos[editar]