Idioma puquina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Puquina, Pukina
Distribución geográfica: Alrededores del lago Titicaca.
Países: Flag of Bolivia.svg Bolivia
Flag of Peru.svg Perú
Hablantes: extinta, siglo XVIII
Filiación genética: Lengua aislada
Subdivisiones:
ISO 639-1
ISO 639-2
ISO 639-3
Extensión
Véase también:
Idioma - Familias - Clasificación de lenguas

El puquina o pukina es una lengua prehispánica ya extinta que se habló en lo que hoy conocemos como el altiplano boliviano y sus alrededores del lago Titicaca extendiéndose de esta manera hasta el altiplano chileno y hasta llegar a los departamentos peruanos de Arequipa, Moquegua, Tacna, parte de Cusco, y Aún pueden encontrarse restos de este idioma en los topónimos de toda esta región, y en la lengua usada por los médicos tradicionales kallawaya, que es una combinación o lingua franca proveniente del quechua y puquina).[1] Algunas teorías afirman que era la lengua críptica de la nobleza Inca de Perú, mientras el "runa simi" o quechua, era la lengua del pueblo.

Historia[editar]

El nombre "pukina" (o puquina) se ha usado y se usa para la lengua original de los Uru, Y ha sido estudiada, primero a finales del siglo XIX por Grasserie[2] y más recientemente por el destacado lingüista peruano Alfredo Torero[3] y por Federico Aguiló,[4] sirviéndose como fuente de antiguos catecismos, uno de Luis Jerónimo de Oré[5] y otro anónimo[6] que podría ser obra de Alonso de Barzana. El puquina es una lengua aislada, el kallawaya es una lengua criollizada con una fuerte influencia del quechua.

Descripción lingüística[editar]

Clasificación[editar]

El puquina se considera una lengua aislada ya que no ha podido probarse firmemente parentescos con ninguna otra lengua de la región andina, ni de otras partes de América del Sur. Se ha sugerido una relación con las lenguas arahuacas del sur, sobre la base de algunas marcas posesivas (1ª no-, 2ª pi-, 3ª ču-) similares a las formas de sujeto de las lenguas arahuacas (1ª *nu-, 2ª *pi-, 3ª *tʰu-). Sin embargo, esa evidencia no se considera que prueba el parentesco. Al respecto, Adelaar y van de Kerke (2009:126) señalan que si de hecho el puquina forma parte de las lenguas arahuacas, su separación de esta familia debe haber ocurrido en una fecha relativamente temprana; por ello, como sugieren los autores, es importante que la posición del puquina sea tomada en cuenta en el debate aún abierto del origen geográfico de la familia arahuaca.

Fonología[editar]

Según Adelaar y van de Kerke (2009: 128), hay indicaciones de que el puquina hacía una distinción entre las vocales a, e, i y o/u. A diferencia del quechua y el aimara, la oposición entre las vocales [e] y [i] en el puquina está bien establecida en los documentos. El contraste entre [o] y [u] es menos convincente, según los autores, aunque se encuentran ejemplos que sugieren tal contraste, como <no> ‘mi’ y <nu> ‘quién’. Es probable, además, la existencia de vocales largas, como se observa en los ejemplos <raago> ‘varón’ y <too-> ‘traer’.
En cuanto al sistema de consonantes, Adelaar y van de Kerke (2009: 128) señalan que las oclusivas sordas parecen haber ocupado cinco posiciones articulatorias: bilabial (p), alveolar (t), palatal (ch), velar (k) y postvelar (q). Como señalan los autores, todas las consonantes oclusivas parecen participar en procesos de suavización, que resultan en oclusivas sonoras (g, G) o en resonantes (w, r, ll). Es probable, además, la existencia de un proceso de endurecimiento consonántico, opuesto al anterior, que puede ocasionar una pérdida parcial de la nasalidad en consonantes nasales. Al lado de las oclusivas simples, el puquina presenta una serie de combinaciones consonánticas con s inicial, como p.ej. sper ‘cuatro’, huc.sto ‘uno’. El inventario consonántivo puquina incluye, además, tres nasales (n, m, ñ) con sus respectivas variantes semidesnazalizadas, una lateral o africada sonora palatal (ll), una vibrante (r) y dos semi-vocales (w, y). Torero (2002) distingue, además, tres fricativas (s, sh, h). Según Adelaar y van de Kerke (2009:130), la existencia de una oclusión glotal al interior de la palabra parece obvia, como se observa en <se e ~ sehe> ‘corazón’, donde la oclusión glotal es representada como un vacío o como <h>.

Comparación léxica[editar]

Los pronombres presonales del puquina revelan el uso de sufijos de plural procedentes del quechua, así como terminaciones para la primera persona inclusiva y exclusiva tomados también del quechua. Sin embargo, la forma básica de la raíces pronominales no muestra similaridades con ninguna otra lengua andina vecina del puquina:[7] [8]

GLOSA Puquina proto-
Uru-chipaya
proto-
Quechua
proto-
Aymara
proto-
Arawak
1ª persona
singular
nisi
ni
*wir- *nuqa *naya *nu / (*-na)
2ª persona
singular
chuu
pi
*am(t) *qam *huma *pi
3ª persona
singular
chuynin
chu
*ni (masc)
*am (fem)
*pay *hupa *ri (masc)
*thu (fem)
1ª persona
plural (incl.)
nisinchis
señ
*ucum *nuqanchik *jiwasa *wa
1ª persona
plural (excl.)
nisiyku *nuqaniku *na(naka) *wa
2ª persona
plural
chuukuna *amcuk *qamkuna *huma(naka) *hi
3ª persona
plural
chuyninkux *ninaka (masc)
*ninak (fem)
*paykuna *hupa(naka) *na

Las formas breves mencionadas por Adelaar son usadas en contextos restringidos.

Los numerales comparados con las mismas familias anteriores son:[9]

GLOSA Chipaya Uru [10] Puquina [11] Colla proto-aru proto-
quechua
1 tsi ši pesk uksi *maya *suk
2 pišk piske so *paya *iškay
3 čep čep kapak kapi *kimsa
4 paxpix pácpic sper pily *pusi *çusku
5 paanucu takpa čisma *pichqa
6 pacchui čiču taxwa *suqta
7 tohoro stu qaxsi *qançis
8 cohonco kino wasa *pusaq
9 sankau čeka nuki *isqun
10 kalo skata qhoča *çunka

Morfosintaxis[editar]

En cuanto a los rasgos morfosintácticos del puquina, se puede señalar lo siguiente (Adelaar y van de Kerke, 2009: 130-142):

  • Desde el punto de vista morfológico, el puquina puede ser considerado como una lengua híbrida. En la morfología verbal predomina la estructura aglutinativa y sufijadora, así como en las lenguas andinas aimara y quechua; sin embargo, el sustantivo exhibe un sistema de posesores personales parecido en forma y función a aquel de las lenguas arahuacas amazónicas y totalmente distinto de lo que se suele encontrar en el quechua y en el aimara. Estas marcas de posesión personal se comportan como elementos proclíticos, como se observa en (1):


(1) no atot hucha-ø-ø-(a)nch
1.PSR grande pecado-COP-3.S-DCL
‘Es mi gran pecado.’


  • En cuanto a la marcación de relaciones que unen la frase nominal con el verbo en calidad de complemento circunstancial, el puquina hace uso de sufijos y posposiciones de caso, y en ese sentido se acerca más a las lenguas centroandinas. El papel de objeto queda muchas veces sin marca, aunque en algunos ejemplos se encuentra un sufijo -c ~ -x, que parece indicar un objeto o una meta. La función de sujeto no se marca, pero sí el agente ergativo de tercera persona, cuya terminación es -s (~ -sa). Por su carácter ergativo, el puquina figura como un caso único dentro de las lenguas centroandinas.
  • En lo que respecta a la morfología nominal específicamente, además de la marcación de persona poseedora a través de proclíticos, el puquina dispone de un sufijo, -gata, para marcar número en los sustantivos, como en atago-gata [mujer-PL] 'mujeres'. Se observan también procesos de reduplicación para marcar pluralidad, como p.ej. coacoa ‘ídolos’. El puquina presenta, además, diversos marcadores de caso, tales como -s ‘ergativo’, -c ~ -x ‘acusativo', -guta(c) ‘alativo’, -na y -ut ‘locativos’, entre otros. A manera de ejemplo, se presenta la siguiente oración puquina, en la que se observa los casos instrumental coordinativo (INS) y locativo (LOC):


(2) ni-ch baptiza-gue-nch Iqui-m Chuscu-m Spiritu sancto-m men-ut
yo-ERG bautizar-1.S-DCL Padre-INS Hijo-INS Espíritu Santo-INS nombre-LOC
‘‘Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.’’


  • Como señalan Adelaar y van de Kerke (2009: 134), un fenómeno particular del puquina, en lo que respecta a la morfología nominal, es la existencia de marcas del vocativo, como se observa en (3):


(3) apu-re Iesu Cristo
Señor-VOC Jesucristo
‘¡oh gran Señor Jesucristo!’


  • En cuanto a la morfología verbal, el puquina marca la persona de sujeto en el verbo, además presenta distintas combinaciones de sujeto y objeto, conocidas también como 'transiciones'. Se observa también un sufijo -s ‘inverso’ para indicar que la terminación no refiere al actor, sino a un paciente. La pluralidad (de sujeto u objeto) se indica agregando el sufijo -(e)n antes de las terminaciones de persona o de la marca de inverso, como se observa en (4):


(4) pampacha-(e)n-s-que-(a)nch
perdonar-PL-INV-1.S-DCL
‘Él nos perdona.’


  • El tiempo futuro se indica en el verbo mediante un sufijo -qui ~ ‑que ~ -gui ~ -gue, como se observa en (5). Aparte del futuro, los documentos no proporcionan mayor información sobre los tiempos verbales del puquina. Sí se registran, sin embargo, algunas formas del modo imperativo (IMP), como en (6), y potencial (POT), como en (7):


(5) apa pampacha-qui-en-s-p-anch
no perdonar-FUT-PL-INV-2.S-DCL
‘No les va a perdonar a uds.’


(6) holla-suma
hablar-2.IMP>1.O
‘¡Háblame!’


(7) pacta Dios yqui-s katto pacas-guta paña-gue-s-pi-(i)sca
cuidado Dios padre-ERG interior mundo-AL echar-FUT-INV-2.S-POT
‘¡Cuidado que Dios no te vaya echar al infierno!’


  • Un rasgo importante de la morfosintaxis del puquina es la nominalización, la cual se realiza a través de tres sufijo: -no, -eno y -su. Mediante el sufijo ‑no se forma un infinitivo, que se refiere a la acción en forma abstracta, como p.ej. halla-no [morir-INF] 'morir', 'muerte'. Este nominalizador es usado también para presentar la acción como obligación o necesidad. El sufijo -eno indica un agentivo y refiere a la persona que ejecuta la acción expresada por la base verbal, como p.ej. hall(a)-eno [morir-AG] 'el que muere'. El sufijo -su (o ‑so) marca un participio pasivo, es decir, la persona o el objeto afectados por la acción expresada por la base verbal, como p.ej. casara-so [casar-PTCP] 'casado'
  • El puquina presenta, además, procesos de subordinación, que se parecen mucho a aquellos del quechua. Cuando los sujetos de la cláusula subordinada y la cláusula matriz son idénticos, se utiliza la terminación -tahua ~ -rahua ~ -lahua ~ -pahua, como se observa en (8). Cuando los sujetos de ambas cláusulas son diferentes, se utiliza la forma asu, como en (9).


(8) po sehe sip-sca-tahua a-ta
2.PSR corazón golpear-RFL-SUB decir-2.IMP
‘¡Golpeándote el pecho di …!


(9) apa confessa-sca-pi asu-ga
no confesar-RFL-2.S SUB-TOP
‘cuando no te confiesas …’


  • En puquina, existen distintas maneras para expresar el verbo 'ser', como, por ejemplo, a través del verbo caha-, que indica existencia, como en (10), a través del verbo cuma ‘sentarse’, como en (11), o a través de un verbo auxiliar 'cero', como en (12):


(10) ucsto-nca çapa Dios caha-ø-(a)ñ-ao
uno-ASG único Dios estar-3.S-DCL-ENF
‘Existe sólo un Dios único.’


(11) taga-so cuma-ø-(a)ñ-ao
enterrar-PTCP sentarse-3.S-DCL-ENF
‘Él está enterrado.’


(12) no se e-na-ø-v-añ-ao
1.PSR corazón-LOC-COP-2.S-DCL-ENF
‘Estás en mi corazón.’


  • El puquina presenta, además, varios sufijos o clíticos que funcionan en el nivel del discurso o de la oración, como p.ej. el sufijo -(i)y que aparece en preguntas, como en (13):


(13) quiñ hata-nu-ø-y
qué querer-PL-3.S-INT
‘¿Qué quieren éllos?’


Referencias[editar]

  1. Willem Adelaar. «The Puquina and Leko languages». Symposium: Advances in Native South American Historical Linguistics, July 17-18, 2006, at the 52nd International Congress of Americanists, Seville, Spain. Consultado el 19-09-2007.
  2. Grasserie, Raoul de la (1894) "Langue Puquina. Textes Puquina. Contenus dans le Rituale seu Manuale Peruanum de Geronimo de Oré"; Langues Américaines. Leipzig: Koehler.
  3. Torero, Alfredo (1965) Le puquina, la troisième langue générale du Pérou. Université de Paris, Sorbonne. Tesis de doctorado, mec. (en francés)
    (1987) "Lenguas y pueblos altiplánicos en torno al siglo XVI"; Revista Andina 10 5 (2): 329-372. Cuzco.
    (2002) Idiomas de los Andes. Lima: IFEA - Editorial Horizonte. ISBN 9972-699-27-7
  4. Aguiló, Federico (1997) "La problemática puquina y el catecismo del P. Jerónimo Oré" XI Reunión anual de etnología: 243-334. La Paz: Museo Nacional de Etnografía y Folclore - Banco Central de Bolivia.
  5. Oré, Gerónimo de (1605) Rituale seu Manuale Peruanum.
  6. Anónimo (1584) Doctrina Christiana, y catecismo para instrvccion de los indios. Edición facsimilar: Petroperú, Lima 1984 (Español, Quechua, Aymara, Puquina).
  7. F. Barriga (2005): Los sistemas pronominales indoamericanos, INAH, México, ISBN 968-03-0129-X
  8. W. Adelaar, 2005, pp. 353-360
  9. Numerals in isolate South America Languages in Rosenfelder's Metaverse
  10. De la Grasserie, 1894
  11. Adelaar, 2004, p. 263

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]