I Still Know What You Did Last Summer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

I Still Know What You Did Last Summer, titulada Aún sé lo que hicisteis el último verano en España, y Todavía sé lo que hicieron el verano pasado en Hispanoamérica, es la continuación de la película I Know What You Did Last Summer y un film de horror del año 1998. Jennifer Love Hewitt, Brandy Norwood, Mekhi Phifer, Freddie Prinze, Jr. y otros cameos encarnan los personajes. La película está referida al terror adolescente (Slasher).

Argumento[editar]

Un año después de los sucesos de I Know What You Did Last Summer, los sobrevivientes de la matanza de Willis (Julie James y Ray Bronson) han logrado, aparentemente, continuar con sus vidas. Julie está en su segundo año en la universidad y Ray lleva ya dos años como pescador. Todo comienza poco antes de las vacaciones del 4 de julio, cuando Julie se duerme durante una de sus clases y tiene un sueño en el cual ella va a una iglesia a confesarse del antiguo crimen del que fue cómplice, admitiendo que ya es tiempo de dejar de temer. Entonces descubre que el cura que la estaba escuchando era Willis, que intenta atacarla, tras lo cual despierta gritando. Luego se revela que ha tenido pesadillas frecuentemente, entre ellas, la de la ducha con la cual acaba la última película; revelando que sólo era una pesadilla de Julie. Sin embargo, tras abandonar la clase aparece sorpresivamente Ray, que trata de convencerla de volver a su pueblo natal para las vacaciones de aquel año, a lo cual Julie responde que no, argumentando que todavía no ha superado lo que les sucedió allí. Por desgracia, Ray parece creer que Julie no quiere volver porque siente cierto rechazo hacia él, de modo que la deja plantada.

Tras eso, Julie entra a la casa en la que vive cerca de la universidad y que comparte con su mejor amiga Carla, y se echa a dormir. Horas después, despierta al escuchar a alguien entrar a la casa, se apresura a tomar un cuchillo que está en su mesa de noche, pero descubre que se trata solo de Carla, que había vuelto a la casa. Esta, al percatarse de que Julie parece muy alterada, decide invitarla al club nocturno al que iría con su novio Tyrrel. Dentro del club se encuentran además con Will, otro compañero de Julie, quien intenta invitarla a bailar junto con Carla y Tyrrel, pero Julie se niega. Poco después, estupefacta, descubre a Willis en un balcón superior del club, pero cuando trata de ir hacia el, descubre que ha desaparecido. Intenta explicar lo ocurrido a sus amigos, pero ninguno le cree.

A la mañana siguiente, Carla y Julie escuchan un concurso por radio, que ofrece como premio un viaje a las Bahamas a cuatro personas, donde se hospedarían en un hotel de lujo durante dos días. Se animan a participar, contestando correctamente (o eso creyeron ellas) a la pregunta realizada por el interlocutor, ganando el viaje. Luego de ganarlo, Julie llama a Ray para invitarlo, pese a que Carla le aconseja lo contrario porque seguramente se negaría. Eso fue precisamente lo que le contestó Ray, pero, debido a lo tentador del viaje y a que, en el fondo, Ray se plantea proponerle matrimonio a Julie, decide ir con su mejor amigo Dave, solo que sin decirle a Julie para sorprenderla.

Pero, de camino a la universidad de Julie, se encuentran con un accidente en la carretera. Ray se baja a investigar, descubriendo, demasiado tarde, que se trataba de una trampa preparada por el pescador (que ha reemplazado su mano derecha por un garfio de verdad), que aparece, asesina a Dave y luego embiste con el auto contra Ray, que se salva de milagro, acabando sólo con un brazo roto. Poco después, es encontrado y llevado a un hospital, donde despierta. Sabiendo que el viaje es una trampa de Willis y Julie está en peligro, se escapa de su habitación y tras no conseguir detener a Julie, que ya se ha ido, se pone en marcha a la isla donde ella se está hospedando.

Entretanto, Julie, convencida de que Ray no irá, se decide por invitar a Will, en tanto que Carla invita a su novio Tyrrel, y emprenden el viaje. Allí se encuentran con que la isla en que estaba el hotel que, supuestamente, les había concedido el premio, estaba casi completamente libre de turistas, ya que a partir del día siguiente mismo comenzaría en las Bahamas la usual temporada de tormentas, que duraría los dos días que se hospedarían en el hotel. Algo desalentados por esta noticia, los cuatro deciden aprovechar al máximo el único dia sin lluvia que tendrían. Entretanto, Willis llega a la isla y, ese mismo día, asesina al encargado de los botes en la isla y a una mucama del hotel. Julie, Will, Carla y Tyrrel, en tanto, deciden ir al bar del hotel, en donde preguntan a la mujer que lo atiende si hay alguna forma de divertirse allí. Esta les señala un juego de Karaoke, el cual deciden probar, comenzando por Julie, quien una vez perdida la guía de la letra de la canción que le tocó ("I will survive"), que iba apareciendo en una pantalla, no puede continuar. Entonces, al volverse de nuevo hacia la pantalla, ve escribirse en letras rojas "I Still Know What You Did Last Summer" (Todavía se lo que hicieron el verano pasado). Estupefacta, intenta explicárselo a sus amigos, pero estos, al igual que en el club nocturno, no le creen. Tras eso, Julie se retira a su cuarto, en tanto que Carla y Tyrrel se van al jacuzzi del hotel.

En su habitación, Julie descubre una nota con su nombre. La abre y descubre que solo dice "¡Sorpresa!". Presintiendo lo que quiere decir, se da la vuelta con rapidez y descubre, sobresaltada, que Will estaba detrás de ella, con dos copas y una rosa en la mano, las copas caen al suelo y se rompen. Will, muy avergonzado, intenta disculparse y explicar a Julie que hizo aquello para pasar un buen rato con ella, aunque Julie comprende de inmediato y le agradece, tras lo cual Will decide ir también al jacuzzi. Luego, mientras Julie se prepara para irse a dormir, descubre que su cepillo de dientes no está y presiente que pasa algo extraño, así que decide ir a investigar su habitación. Al principio no descubre nada raro, hasta que abre un armario-ropero casi vacío, dentro del cual hay una pequeña gotera de sangre. Entonces, bruscamente, el techo del armario se abre y cae el cuerpo del encargado de botes, que tiene una soga al cuello, de manera que queda colgando. Julie, horrorizada, empieza a gritar y sus gritos atraen a sus amigos, a la camarera del bar y al dueño del hotel. Una vez que llegan, Julie intenta mostrarles el cadáver que ha descubierto, pero este ha desaparecido. Desesperada, intenta convencerlos de que dice la verdad, pero, nuevamente, nadie le cree y se convencen de que Julie podría estar enloqueciendo.

Ray, entretanto, ya en el pueblo, intenta contactar a Julie por teléfono. Al no lograrlo, decide definitivamente ir por ella, pero primero cambia el anillo con el que le propondría matrimonio a Julie por una pistola, tras lo cual toma un autobús al aeropuerto para dirirgirse a las Bahamas. Willis, entretanto, cobra una nueva víctima, el limpiapiscinas del hotel.

A la mañana siguiente, en el hotel está definitivamente lloviendo. Tras una discusión sobre el paranoico comportamiento de Julie la noche anterior, deciden ir a entretenerse en lo posible, yéndose las chicas al gimnasio (Julie a broncearse en una cama solar y Carla a hacer ejercicio) y los chicos a la piscina y a jugar tenis. Al poco rato, Carla descubre el cadáver de la mucama asesinada dentro de una lavadora, en tanto que Tyrrel y Will descubren el del limpiapiscinas en su cabaña, lo cual convence a los tres de que Julie tenía razón. Entretanto, el pescador aprovecha que los chicos están separados unos de otros, y, sigilosamente, se cuela en la habitación donde estaba Julie tomando sol en la cama e intenta asesinarla, asegurando la puerta de la cama con un brazalete de plástico y subiendo la temperatura de la cama al máximo, de manera que se quemara. Afortunadamente, Julie se da cuenta poco después y sus gritos por escapar atraen a sus amigos, que consiguen sacarla de la cama. Tras eso, se dirigen a la oficina del dueño del hotel, decididos a explicarle lo sucedido y a exigirle salir de allí cuanto antes, pero descubren que este ha sido asesinado en su propia oficina y que la única radio en toda la isla ha sido destruida. Además, en la pared detrás del hay un mensaje escrito con sangre: "I Still Know" (Aún lo sé), que confirma las palabras de Julie, quien, invadida por la culpa de guardarse el secreto, corre hacia los muelles, a donde la persiguen sus amigos. Allí, ella, sin poder contenerse más, les explica la verdadera historia que sucedió entre ellos y Willis. Tyrrel, por su parte, se convence de que el bototnes del hotel, Hestis, es el culpable de los asesinatos. Así pues, van hacia su cabaña, donde descubren que Hestis les había sustraído un objeto personal a cada uno para averiguar (según Julie, por voodoo) sus verdaderos sentimientos. Se van y regresan al hotel, decidiendo combatir al asesino. De camino pasan por el vestibulo, en donde Julie tiene un repentino presentimiento, se acerca a un viejo globo terráqueo, a través del cual comprueba que su respuesta del concurso estaba equivocada. Aparece Hestis, quien, aprisionado por Tyrrel, les explica que el también había descubierto lo que pasaba y había intentado pedir ayuda por radio, pero esta ya estaba destruida. Les dice que sabe dónde hay un bote y que irá por él, a lo cual acceden, a condición de que lo acompañen los cuatro para vigilarlo. De camino al lugar, Hestis les revela que Willis había trabajado en ese mismo hotel hace años y era allí donde había tenido a sus dos hijos, pero se enteró de que su mujer lo engañaba, así que la asesinó, renunció y se fue de la isla, llevándose a sus hijos con él. Además, descubren dos tumbas, una contenía el cadáver de su mujer y la otra, abierta, tenía su nombre, pero él mismo había escrito con sangre el nombre y las fechas de nacimiento y muerte (supuesta) de Julie, ante lo cual ésta pierde el control, exigiéndole (como habría hecho también en la primera parte) que la mate de una vez.

Entonces, el plan se cambia: Julie, Carla y Tyrrel volverían al hotel, para conseguir con qué defenderse, en tanto que Will continuaría vigilando a Hestis hasta que le mostrara el bote. Primero, Will Y Hestis encuentran el bote, pero Hestis, repentinamente, ataca a Will. Entretanto Julie, Carla y Tyrrel van a la cocina del hotel, armándose de cuchillos, donde se tropiezan con la camarera del bar, junto con quien encuentran otro cadáver, tras lo cual pide que le expliquen que sucede. Luego de que Tyrrel se negara a hacer esto, se apoya sobre la cocina, de cuyo ducto sale, repentinamente, el brazo derecho del pescador, que con el garfio atraviesa el cuello de Tyrrel y luego lo saca, matándolo. Aterrorizadas, Julie, Carla y la camarera huyen escaleras arriba, hacia el ático, con el pescador persiguiéndolas. El pescador las alcanza e intenta matar a Carla, no lográndolo a la primera, luego Julie y la camarera van a ayudarla y Carla nuevamente casi es asesinada. Tras eso deciden ir al refugio para tormentas, en el que descubren más cuerpos, aparece Will herido, regresan al hotel y mientras Julie trata de curarlo se da cuenta de que no está herido y de que él era el interlocutor del concurso de radio por el cual ganaron el viaje (desde este punto, Will empieza a revelar rasgos asesinos como los de su padre, pero mas brutos). Entonces Will obliga a Julie a seguirlo hasta las tumbas de sus padres y en el camino le hace entender que está muy enfadado con Julie por lo que le habían hecho a su padre, ya que él era hijo de Willis; y por pensar solo en sí misma, al decidir apoyar a sus amigos para tapar lo que habían hecho en vez de decir la verdad y llevar a su padre a donde hubieran podido salvarle la vida. Entretando, Hestis, la camarera del bar y, al parecer, también Carla, son asesinados por el pescador. Llegan a las tumbas y aparece el pescador, que se quita el gorro de su impermeable, luego trata de matar a Julie, y entonces aparece Ray, armado con una pistola, dispuesto a defender a Julie. Él y Will se pelean, decidiendo él y su padre matar a Ray. Will lo sostiene para que su padre ataque pero, en el último segundo, Ray noquea a Will y se zafa de el para evitar el garfio de Willis, de manera que el pescador mata por error a Will. Enfurecido, se abalanza sobre Ray, dispuesto a matarlo, pero entonces Julie comienza a dispararle con la pistola de Ray sin piedad, haciéndolo caer en su propia tumba, muerto. A la mañana siguiente descubren que Carla ha sobrevivido y que han enviado un helicóptero a rescatarlos.

Aproximadamente un año después, Ray y Julie viven juntos, ya casados, aunque según se ve todavía mantienen ciertas precauciones por si el pescador regresara nuevamente. Ya de noche, mientras Ray se prepara para irse a dormir con Julie, el pescador se cuela sigilosamente en la casa y cierra la puerta del baño para que Ray no oiga nada. Julie entretanto, por si las dudas, decide ir a revisar la casa, aunque sólo descubre una ventana abierta, sin percatarse de que en el suelo de esa habitación había huellas de lodo. Tras eso, trata de calmarse y de convencerse de que no pasa nada, sentándose en la cama, pero entonces descubre a Willis, reflejado en un espejo, escondido debajo de la cama. Mientras ella lanza un ininterrumpido grito de terror, el pescador la agarra por los tobillos, la tira al suelo y luego hacia abajo de la cama. Luego la pantalla se pone en negro y termina la película.

Reparto[editar]